¡La Guillermocracia te convoca a filas para OPINAR SOBRE EL CINE DE 2.018! Para más detalles y dejar tus comentarios, pincha aquí.

miércoles, 14 de febrero de 2018

Otras 12 canciones románticas para agarrar a patadas al amor.


Es ya una venerable tradición acá en la Guillermocracia, que en las cercanías del Día de los Enamorados le dedicamos algún posteo a... la falta general de amor en el mundo. De cómo el amor apesta. El año pasado, repasamos doce canciones románticas que están ahí para agarrar a patadas al amor, y con ellas, dejábamos caer lo que cualquiera sabe: que las canciones románticas que en realidad son canciones antirrománticas, llamémoslas así, están a llevárselas de a pocos centavos la docena. Así de tanto abundan. Por supuesto, quedaron muchas en el camino, y como tener y mantener un blog es como faenar un cerdo, hay que aprovecharlo todo... pues ahora vamos con una segunda versión de este ahora casi mítico posteo de la Guillermocracia, construido casi en su totalidad a partir de descartes de la entrega anterior, y aún así, puñetazo en la barriga por todo lo alto, para que vean la fértil e inagotable mina de dolor y sufrimiento que es ponerse a compendiar canciones de éstas.

Así es que a continuación repasaremos doce canciones románticas que en realidad son acerca de lo mucho que apesta el amor. Con especial cariño para los sospechosos de siempre, o sea, los que no tienen pareja para este Día de los Enamorados, o que la tienen pero dadas las circunstancias casi sería preferible no tenerla, o que casi la tienen pero por alguna razón, ese casi se niega porfiadamente a concretarse. Porque todas esas penitas pasan mejor cuando hay alguien allá afuera sufriendo más que uno, y estas canciones siempre generan esa ilusión. Por la evidente y depresiva verdad de que estas canciones se componen porque, en efecto, son cosas que le pasan a la gente. Dicho lo cual, vamos con esta nueva docena que, lo ya dicho, está a pocos centavos.

1.- Enrique Santos Discépolo y Mariano Mores - Uno (1.943).



¿Cómo es posible que en el otro posteo sobre doce canciones románticas para agarrar a patadas al amor, se me pasara incluir algún ejemplo de ese incontenible manantial de canciones antirrománticas que es el tango? Este en concreto, la música es de Mariano Mores y la letra del inevitable Enrique Santos Discépolo. Inicialmente se llamaba Si yo tuviera un corazón, que es de hecho un verso de la canción, pero luego toda la gente pedía, en las presentaciones en vivo, que tocaran "el Uno", que aparece dicho por aquí y por allá ("Uno busca lleno de esperanzas"... "Uno va arrastrándose entre espinas"... "Uno está tan solo en su dolor"... pobre Uno, todo le pasa a él), y quedó con su nombre actual. En cuanto a lo que va el asunto... el tango trata acerca de cómo la vida te golpea, te hace sufrir, te doblega, y al final se te apaga el corazón, tanto que cuando por fin llega el verdadero amor... "Si yo tuviera el corazón / el mismo que perdí; / si olvidara a la que ayer / lo destrozó y pudiera amarte...". Esencialmente, quien canta se encuentra tan destrozado, que ya es incapaz de responder al amor puro y bueno que le den. Dejen que se asiente un poco en ustedes, y sientan ese escalofrío en el corazón. Los que tengan un corazón, claro. En cuanto a los cantantes de tango... ellos sí que sabían.

2.- Los Prisioneros - Paramar (1.984).



No cabe duda de que Los Prisioneros es la más importante banda chilena de la década de 1.980. Con una actitud muy desenfadada, usaron una mezcla de Rock Latino, Punk, Post Punk, New Wave, Rockabilly y Reggae, lo que se les antojara tocar en el minuto, para servir letras contestatarias en donde no dejaban chincol con cabeza. Son famosos por sus letras contra la sociedad chilena bajo la dictadura, pero lo suyo no se agotaba ahí: la discografía de Los Prisioneros es una completísima radiografía de todo lo que anda mal en nuestra sociedad moderna, capitalista, consumista e industrial. Incluyendo el amor, por supuesto. El estribillo de Paramar, contracción de "para amar", por supuesto, lo dice todo y no necesita más comentarios: "Paramar, Paramar, debes tratar de poco entregar / Paramar, Paramar, tu identidad debes falsear / Paramar, Paramar, siendo estúpido serás feliz / Paramar, Paramar, debes evitar soñar, debes olvidar soñar". Canción que en lo personal siempre recuerdo cuando veo allá afuera una de esas parejas fotogénicas de Facebook de las cuales vemos esa bonita carcasa exterior, pero el interior, el corazón, vaya uno a saber, supuesto de que haya un corazón ahí en primer lugar. Y se me ocurren pocos finales de canción más amargos que éste: "Nunca pensé que justo este invierno / sería el más frío que he visto pasar / Yo no sirvo para amar". Simple, claro, directo y a la vena: amor en la era del consumismo. Tres décadas después, y con vigencia plena y total.

3.- Falco - Jeanny (1.985).



Usualmente Falco es considerado un one hit wonder por su tema Rock me Amadeus, o a lo sumo un two hit wonder si sumamos Der Komissar. Lo que probablemente sea cierto, a nivel de masas por lo menos, injusto como es porque Falco es uno de los grandes representantes de la escuadra germánica de la música pop en la década de 1.980... aunque Falco no era alemán sino austríaco. Bueno, ya le dedicamos el posteo Falco: Desde Austria con amor, acá en la Guillermocracia, así es que no insistiremos. Jeanny es una sentida balada incluida en el disco Falco 3 de 1.985, el mismo de Rock me Amadeus, y en la superficie parece una melosa canción romántica: el cantante le canta, o rapea mejor dicho porque es Falco, a una chica que se siente sola, triste y abandonada en este mundo, diciéndole que "Jeanny, deja de vivir en los sueños / Jeanny, la vida no es lo que parece / Estás perdida en la noche, no quieres pelear y luchar / ¡Hay alguien que te necesita!". Bonito, ¿no? ¿A quién no le gustaría que le cantaran algo así, cuando se siente solitario en este mundo miserable? Eso, hasta que viene la parte hablada: "En los últimos meses, el número de personas desaparecidas se ha incrementado dramáticamente / La reciente publicación del departamento local de policía informó de otro caso trágico / Se trata de una chica de diecinueve años, vista por última vez hace quince días / La policía no descarta la posibilidad de que se trate de un delito". Y entonces descubrimos que este romántico tema en donde él asegura amarla y cuidarla, en realidad es la narración en primera persona de la obsesión de un asesino serial por sus víctimas. ¿O por qué razón ustedes creen que Falco aparece con camisa de fuerza en una habitación de paredes acolchadas, en el videoclip? O de cómo una vez más, como Padmé y Anakin, vemos que la línea entre el amor y la obsesión es muy fina, y muy pronto ese amor que da vida puede acabar transformándose en amor que mata. Felices sueños, la próxima vez que oigan esta canción...

4.- Kylie Minogue - Better the Devil You Know (1.990).



No cabe duda de que Kylie Minogue es una de las pocas artistas que consiguió capitalizar su éxito temprano con los SAW, los productores Stock Aitken Waterman, la gente tras Rick Astley, Bananarama, Samantha Fox, etcétera, y siguió después una carrera más sólida de lo que cabría esperar para otra chica bubblegum puesta en la cadena de montaje musical. Pero entre cancioncillas livianas como un paquete de papas fritas, a veces aparecen gemas como ésta. Una canción cuya melodía pegadiza y bailable esconde algunas concomitancias bastante tétricas. La canción se refiere en general a un clásico del género: la chica que ha reñido con su enamorado y le pide que vuelvan a lo suyo otra vez, porque "nuestro amor no fue perfecto", pero "cuando dices que me amas, chico, no puedo pedir más" ("Our love wasn't perfect I know, / (...) / When you say you love me, oh boy, / I can't ask for more"). El estribillo es el verdadero puñetazo en la barriga: "Perdonaré y olvidaré si dices que nunca te irás, porque es verdad lo que dicen, que es mejor diablo conocido que diablo por conocer" ("I'll forgive / And forget / If you say you'll never go, / 'Cause it's true / What they say / It's better the devil you know"). Resulta depresivo pensar en que una chica como Kylie Minogue en sus años de florecimiento juvenil, acabe quedándose con un bastardo miserable sólo porque es mejor un bastardo miserable al que conoces, que uno al que podrías eventualmente conocer, y resulta más depresivo todavía pensar en toda la gente allá afuera, enclaustradas en relaciones asfixiantes y abusivas porque le hacen más caso al dicho ése de "peor es nada", que al más sabio y sensato "mejor solo que mal acompañado"...

5.- Shirley Bassey - Goldfinger (1.964).



Vale, éste es un ejemplo un tanto limítrofe, que lo mismo podría estar o no en el presente listado, ya que en estricto rigor, hablamos de lo que podemos llamar canción del villano aquí. Pero es una canción Bond, y eso le da puntos de viajero en cualquier parte, claro. El tema se refiere a Auric Goldfinger, el villano de la película Goldfinger, y uno de los más memorables contra los cuales se ha enfrentado James Bond. El que tiene fetiche por matar chicas pintándolas de oro para que fallezcan por... asfixia cutánea, o algo así. Bueno, ese personaje. La canción parte describiendo que Goldfinger "es el hombre con el toque de Midas / Un toque de araña" ("the man with the Midas touch / A spider's touch"). Lo que viene después, es una deconstrucción brutal de la clásica fantasía de la Cenicienta estilo teleserie de Thalía, o de los riesgos de dejarse llevar por lo afrodisíaco del poder: "Palabras doradas vertirá en tu oído, pero sus mentiras no pueden disfrazar lo que temes, una chica dorada sabe que cuando él la ha besado, es el beso de la muerte..." ("Golden words he will pour in your ear / But his lies can't disguise what you fear / For a golden girl knows when he's kissed her / It's the kiss of death..."). El estribillo insiste en lo mismo, en que el famoso príncipe azul que va a rescatar a la pobrecita doncella, muy en el fondo las tiene para usar y tirar: "Chica linda, cúidate de este corazón de oro / Este corazón es frío" ("Pretty girl beware of this heart of gold / This heart is cold"). Me pregunto por qué nadie ha creado un video de esta canción, usando imágenes de Christian Grey y Anastasia Steele; somos varios los que nos partiríamos de risa viendo eso.

6.- ABBA - Mamma Mia (1.975).



Es un hecho de la vida tan inevitable como la muerte, los impuestos o los "piense positivo", que los escandinavos hacen música depresiva hasta cuando están alegres. Cosas de vivir en territorios tan al norte que se la pasan a la sombra un tercio del año, o más. Aunque tienen fama de banda pop livianita, ABBA a veces pueden hacerle bastante miserable la existencia al personal. Con canciones como Mamma Mia, por ejemplo. El estribillo tan feliz parece casi de sainete: "Madre mía, aquí voy de nuevo / ¡Caramba! ¿Cómo puedo resistirme a ti? / Madre mía, ¿aparece otra vez? / ¡Caramba! Cuánto te he extrañado". Podría ser la escena cómico romántica de los clásicos secundarios graciosos de teleserie brasileña. Pero si le añadimos el cuerpo mismo de la canción, la cosa pinta más oscuro. Porque ella le canta la canción de marras a una pareja que la tiene con una cornamenta que ni Bambi adulto. Y que además, cuando estallan las peleas, en vez de buscársela a lo suave, pues el lindo además arma una escena y se manda a cambiar. Hasta que regresa, y ella canta lo del estribillo, o sea, que ahí va la tonta de nuevo, y lo perdona, y "mírame ahora, ¿acaso alguna vez aprenderé?" ("Look at me now, will I ever learn?"). Lo que decía más arriba. ¿Canciones románticas depresivas incluso aunque suenen felices? Escandinavos al rescate.

7.- Dolly Parton - Jolene (1.974).



Cuando Miley Cyrus hizo un cover de esta canción, lo encontré creíble, pero en su versión original de Dolly Parton, pues ya no tanto, si es de Dolly Parton y su bastante bien armada anatomía de quien hablamos. Porque la canción se la canta la chica fea, o al menos corrientita, a la chica bonita, que es la famosa Jolene de marras. Dicho muy en breve: la canción nos refiere cómo Jolene es la clásica chica guapa que usa sus encantos para levantarse el ego columpiándose hombres a diestra y siniestra, únicamente porque puede. Y la cantante no considera demasiado humillante ir hasta la famosa Jolene y rogarle por favor que no le quite a su hombre, o al menos, que no lo haga sólo por un capricho, por pasar un ratito: "Puedes elegir al hombre que quieras / Pero yo no podría amar de nuevo / El es el único para mí, Jolene / Tenía que conversar esto contigo / Mi felicidad depende de ti / Y de lo que sea que decidas hacer, Jolene" ("You could have your choice of men / But I could never love again / He's the only one for me, Jolene / I had to have this talk with you / My happiness depends on you / And whatever you decide to do, Jolene"). La canción ha sido objeto de varios covers, pero resalta en particular el cantado por The White Stripes por una razón: no se tomaron la molestia de cambiar la letra ni el género. De manera que, cantada por un hombre, se transformó en el ruego desesperado de un gay, o al menos de un gay en el closet, a una chica para que no le quite su... ¿chico bisexual? ¿Bicurioso? ¿Amigo íntimo con el cual quiere que pase algo? Premio a conseguir que una canción de tintes ya retorcidos desde la partida, se volviera todavía más sórdida si es que cabe...

8.- Alanis Morissette - You Oughta Know (1.995).



Y por recordatorio de murinus2009, que la mencionaba en un comentario dentro de la docena de canciones del anterior posteo, llegamos hasta uno de los himnos fundamentales de la llamada Tercera Ola del Feminismo, aquella que se rebeló contra los postulados filomarxistas estilo Beauvoir y promovió un empoderamiento femenino más amistoso con el capitalismo, cuyo epígono en su día fueron las Spice Girls. Este himno se dejó caer sobre el mundo desde Canadá, por parte de una cantante bubblegum que venía a ser algo así ya no como una clon de Madonna, sino la copia de las clones de Madonna, llamada Alanis Morissette, que para el tercer disco decidió desmelenarse un poco y pasarse al Rock Alternativo. La letra, todo el mundo sabe de qué va: es un vaciamiento de cloaca en toda regla sobre el chico que ha dejado botada a la cantante para irse con otra, y la enorme, grandiosa, épica, majestuosa y cosmológica rabieta que se pega la chica porque ha sido abandonada. Por supuesto, en la canción se nos deja claro que él fue el traidor, el que actuó con duplicidad, etcétera, así es que ella tiene todo el derecho del mundo a estar enojada... según la palabra de ella, claro. ¿Alguien dijo linchamiento público? Felizmente, Alanis Morissette nunca ha confesado realmente la identidad de la persona a la que le cantó versitos tan simpáticos como "y cada vez que clave mis uñas en la espalda de alguien más / Espero que lo sientas" ("And every time I scratch my nails down someone else's back / I hope you feel it"). Era 1.995. Hoy en día, la chica en esa situación no compondría una canción. Más bien iniciaría la quema pública en Twitter. Los tiempos han cambiado, qué duda cabe.

9.- Nightwish - Bye Bye Beautiful (2.007).



Trataré de ser breve, porque ya Televisa está tardando en sacarse un culebrón de aquí. Hubo una época en que cierta banda de Finlandia llamada Nightwish eran básicamente nadie. Ellos no inventaron realmente el híbrido de Power Metal Sinfónico Gótico por el que son conocidos; el mérito le pertenece a Therion. Pero sí le sumaron una cantante operática, Tarja Turunen, e inventaron una fórmula explotada después hasta la saciedad por cincuenta millones de otras bandas. ¿Qué pasó después? Nadie lo sabe con certeza. Según la banda, a Tarja se le fueron los humos a la cabeza y entró en modo diva, en particular desde que contrajo matrimonio con un argentino, y los chistes, háganlos ustedes. Según Tarja, la banda misma no intentó hablar con ella ni resolver nada. Como sea, el caso es que grabaron un concierto, que salió en el DVD titulado End of an Era, y luego, terminada la tocata... van y la despiden, sin más ceremonias. El siguiente disco de Nightwish, Dark Passion Play, ya con Anette Olzon de vocalista, incluye la canción Bye Bye Beautiful, que, pues bien, veamos la letra... "¿Acaso escuchaste lo que te dije? / ¿Acaso leíste lo que te escribí? / ¿Acaso escuchaste lo que tocábamos? / (...) / ¿Acaso jugamos para volvernos sólo peones en el juego? / ¿Cuán ciega puedes ser, acaso no ves? / Elegiste el camino largo pero estaremos esperando / Adios bonita" ("Did you ever hear what I told you / Did you ever read what I wrote you / Did you ever listen to what we played / (...) / Did we play to become only pawns in the game / How blind can you be, don't you see / You chose the long road but we'll be waiting / Bye bye beautiful"). Viniendo de una banda que lo que decía, lo que escribía y lo que tocaban, eran canciones sobre amor, mundos feéricos, dolor, pérdida, magia, sueños, ilusión... Por supuesto, Tarja no se quedó callada. El mismo 2.007 salió su disco My Winter Storm, ¿y cómo se llamó su primer sencillo? I Walk Alone. Lo ya dicho, Televisa se está perdiendo una mina de oro aquí, por no comprar los derechos para montarse un culebrón...

10.- Christopher Tin - Caoineadh (2.009).



Christopher Tin es famoso por haber compuesto Baba Yetu, tema oficial del videojuego Civilization IV de Sid Meier, y que en la actualidad es casi el himno oficial de la franquicia. Pero el resto del disco del señor Tin en que se incluye Baba Yetu, titulado Calling All Dawns, es simplemente una joya. Caoineadh es un tema en irlandés, cantado con un grupo a capella femenino llamado Anonymous 4, que es muy solemne y contenido. La letra no parece relacionarse con ruptura amorosa. Es una invocación de una esposa o una amante a su hombre guerrero: "Mi amigo y amor de mi corazón (...), levántate, ponte tus prendas, tu hermosa ropa noble", etcétera. La última línea: "Porque hombres y mujeres se prosternarán delante tuyo" ("mar a n-umhlóidh romhat mná is fir"). Aquí, el puñetazo no está en la letra, sino que parte por el título: traducido al castellano, significa "Llorar" o "Lamento". Eso, sumado al tono fúnebre de la melodía y la interpretación de Anonymous 4, nos revela el verdadero contexto: el personaje al que le cantan que se levante, se vista, porque todos se van a prosternar ante él, etcétera... nunca más se levantará, se vestirá, ni nadie se volverá a prosternar porque... bueno, está muerto. Así, esta canción es una de las más perfectas representaciones artísticas que conozco, de una de las heridas de amor más infernales de todas: la negación que sobreviene cuando fallece una persona amada, con el doliente incapaz de aceptar la realidad y refugiándose en una fantasía de que todo es pasajero, una mala broma, y pronto volverán a estar juntos porque no está muerto... ya saben de qué hablo. Porque al final, bonito es eso de que el amor vence a la muerte, pero en los hechos, siendo bastante cínicos, tiende a ser más que un poquito al revés...

11.- Laibach - Under the Iron Sky (2.012).



Le dedicábamos en su día un doblete de posteos a Laibach, la banda electrónica industrial de troles eslovenos con gusto por grabar covers totalitarios de grandes hits pop, porque soy rebelde porque el mundo me ha hecho así. Por supuesto, cuando en Finlandia rodaron Iron Sky, la película en que un montón de bombásticos y graciosos nazis de la Luna invaden la Tierra, llamaron a Laibach para la banda sonora. Laibach la compuso, y además, se dejó caer con el brutal Under the Iron Sky. En la fachada, es otra canción más acerca de cómo alguien lamenta la partida de su amorcito que lo ha abandonado, y de cómo le es muy difícil abandonar los tristes y dolorosos recuerdos de la ruptura. Hasta ahí, lo normal. Es la línea que viene de inmediato antes del estribillo, la que resulta tétrica: "Estoy esperando por otra oportunidad / para decirte que tú me perteneces" ("I'm waiting for another chance / To tell you belong to me"). Conociendo lo troles que pueden ser la gente de Laibach, uno puede preguntarse si no será intencional, la cuestión es si hemos simpatizado con un enamorado doliente, o con un bastardo posesivo y manipulador. En la película, los cielos de hierro ("iron sky") se refieren por supuesto a los nazis que invaden la Tierra desde la Luna, pero dentro de la canción, en el estribillo, en este contexto, adquiere una concomitancia bastante más siniestra: "Un día, sé que nos encontramos de nuevo bajo el cielo de hierro" ("One day / I know we'll meet again / Under the Iron Sky"). Y uno escucha esto, y ya no sabe si debería alegrarse porque los amados puedan llegar a reconciliarse, o si por el contrario, van a terminar en la crónica roja, o algo peor. Arbait macht Frei...!!!

12.- Hugh Grant - Love Autopsy (2.007).



Y para no salir tan aplastados que puedan pasarnos por debajo de la puerta sin abrirla, terminemos con una nota algo más humorística. De humor negro, por supuesto, porque el amor es así. En la década del 2.000 tuvimos los primeros atisbos de la resurrección ochentera que hoy en día, una década después, ya resulta cansina; en medio de todo eso llegó la película Letra y música, en donde Hugh Grant interpretaba a un personaje obviamente basado en el rubio de Wham!, que hacía equipo creativo con Drew Barrymore mientras debía componer una canción para una entonces desconocida Hayley Bennett como clon de Britney Spears. En medio del bloqueo creativo de Hugh Grant teníamos esa pequeña joya de humor negrísimo que es Love Autopsy: "Figurárnoslo tú y yo / Es como hacer una autopsia de amor / Ellos podrían operar todo el día / Y nunca figurarse que salió mal". Quien dijo que el amor está podrido, seguro que nunca pensó en las dimensiones clínicas de la frase. Pero bueno, seamos optimistas. En la película, el personaje de Hugh Grant acaba con Drew Barrymore... sí, spoiler, pero es una comedia romántica, no es que no se lo esperen, ¿cierto? Mientras que en la vida real, el rubio de Wham! acabó felizmente casado con Keren Woodward, una de las chicas de Bananarama. Para que no todo sea desesperanza universal en este posteo, digo yo.

Y conociendo las costumbres de esa curiosa especie terrícola que son los novios esperando la fecha de la boda, comienzo a preguntarme cuántos de ellos, sin saber lo que dice la letra, encontrarán bonita alguna de estas canciones, y la incluirán en el repertorio. A ver si me cursan invitación, si fuere el caso, para ir y reirme un rato, sotto voce, de la ignorancia de la gente eligiendo canciones para bodas...

2 comentarios:

murinus2009 dijo...

Gracias por la mencion en You Oughta Now de Alanis Morrissete, esta cancion me gusto cuando la estrenaron en los 90s. incluso despues de que algo escuche, que es sobre despecho.
Debo decir que esta cancion y Mamma Mia son las unicas que conocia de esta lista ...bueno creo que tambien se escucha, Jolene, en la pelicula Baby Driver.
El resto:

Uno.
No la conocia
Creo que tangos solo conozco, Por una Cabeza, o algo asi
Buena observacion esa de la gente que queda incapaz de amar.

Paramar.
No conocia a Los Prisioneros hasta esta cancion grupo chileno solo conocia, La Ley.
Si, letra vigente tras 3 decadas.

Jeanny.
En México se dice, son asesinadas cada dia 7 mujeres en promedio, muchas de ellas (yo supongo el 80%) por sus propios: novios, esposos, pretendientes,padres, hermanos y hasta hijos.
Si, en relacion a lo que dices Guillermo, el poeta mexicano, Octavio Paz, dijo alguna vez:
El Amor es Fuente de Vida, pero tambien es Fuente de Muerte.

Better the Devil You Know.
Esta relacionado con el anterior creo que muchas chicas se buscan ellas mismas finales terribles o vidas miserables por fijarse en escorias, parece ser algo biologico, aquello de que a las chicas les gustan los chicos malos, ya que, en teoria, estos son aptos para sobrevivir, obtener recursos y eliminar la competencia.
En la realidad muchos son solo lo ya dicho, escoria.

Goldfinger.
Me pregunto cuanto es cierto que en realidad una chica puede ser seducida o ellas mismas buscan al chico malo, el Rey Midas, la Araña que les de el beso de la muerte.
Por supuesto muchas no hacen caso de la s advertencias, si, el amor es estupefaciente.

Mamma mia.
Si, conozco muchas mujeres asi cada dia dejan a su hombre o este las deja y siempre vuelven.
Por cierto la chica rubia del video no se ve muy feliz.

Jolene.
En la cinta, El Profesor Marston y la Mujer Maravilla, aparece una escena asi: la esposa le pide a la chica hermosa que no le quite a su marido, aunque en tono... no muy amable como en la canción.
Nunca he sabido de algo asi en la vida real, ocurre mas bien un catfight.

You Oughta Know.
De esta la parte que mas me gusta-da risa, es aquella en que la chica dice:
Juraste amarme hasta tu muerte... pero estas vivo.

Bye Bye Beautiful.
Primera vez que escucho a Nightwish, me gusta su musica buena recomendacion Guillermo, s,i ya habia escuchado de canciones asi creo que Lennon escribio una asi de reclamo a McArtney.

Caoineadh.
Gran Tema dedicado a la perdida, no se me ocurre otro parecido.
Si, debe ser terrible perder y negar la perdida aquello a lo que se tuvo mucho amor.

Under The Iron Sky.
Pues si, es intrigante, el amado dejo a la chica y luego planea volver con ella... de manera ambigua: o para ser felices... o a como de lugar.

Love Autopsy.
Desconocía esta pelicula y que Hugh Grant cantara.

Buena Entrada Guillermo esperemos se haga una tradicion en la guillermocracia para esperar el siguiente.

De sugerencias para 2018 se me ocurre:

-Vete con Ella
Cantada por Mayte Gaos.
Yo la escuchaba desde los tempranos 80s. es de los 60s al menos y por lo que se es cover de una en ingles que no se si diga lo mismo.
la cancion la chica dice a su amado que se vaya con la otra...





Guillermo Ríos dijo...

Me alegra haber mostrado un poquito de Música y una película adicional. Que nada le falte a los amigos.

Para la versión 2.019 del Día del Desamor, estoy ultimando un posteo que... va a ser meterse en las patas de los caballos. Una especialidad, acá en la Guillermocracia, ¿no?