martes, 12 de diciembre de 2017

40 actrices en peligro de no comerse al mundo antes de sus 40 (4 de 5).


En la entrega anterior ya iniciábamos el listado de actrices en capilla, que habían nacido a inicios de la década de 1.980. Ya sabemos quiénes: aquellas cuya ascensión en su minuto parecía irresistible, existía un montón de hype alrededor suyo, y... no pasó nada. O pareciera que no va a pasar nada, en definitiva. Así como Saturno devora a sus hijos, Hollywood devora a sus hijas. Y por las mismas razones. El tiempo. La edad. Ahora abrimos con la chica que parecía querer despegar de una de las mejores series televisivas de todos los tiempos... sólo para estrellarse incluso antes de que esa serie terminara su recorrido original en pantalla. Eso sí que es rapidez.


25.- Elisha Cuthbert (30 de Noviembre de 1.982).

Con 24 hemos topado. Aunque la canadiense Elisha Cuthbert dio de que hablar por primera vez como actriz infantil, en particular en ¿Le temes a la oscuridad? Pero luego la chica se desarrolló muy bien desarrollada, lo suficiente como para que la contrataran como la hijita secuestrable de Jack Bauer en 24. Catapulta instantánea a la fama, ayudada por la consabida sesión de fotos para Maxim, acompañada por otra todavía medio desconocida actriz de televisión llamada... Mila Kunis. Con estos antecedentes estaba lista para el salto a las ligas mayores del cine, lo que hizo con el protagónico de La chica de al lado en 2.004, una comedia barata sin mayores pretensiones, y en donde, admitámoslo, la Cuthbert mostró tener madera para cargar una película sobre sus hombros; de hecho, la actuación de ella, por no hablar de alguna escena en lencería, era de lejos lo más rescatable de la película. Logro desbloqueado, hora de la siguiente quest...

Por regla general, ir de scream queen suele ser un callejón sin salida para las actrices, que acaban encasilladas en el cine barato de terror, y la Cuthbert no fue una excepción. En la entrega anterior de esta serie de posteos hablábamos de El museo de cera a propósito de Paris Hilton, pero la verdadera protagonista era la Cuthbert, y ella también se comió su dosis de metralla por el reventón en taquilla. Podía haber sido un bache, pero luego vino El sótano, la película que es responsable por haber hundido el breve florecimiento del torture porn como infragénero fílmico. Así, a los veinticuatro años, el breve floruit de Elisha Cuthbert se había terminado. Desde entonces, lo habitual: roles ocasionales en televisión, y aparición en películas de bajo perfil. Hubo como un intento de resurrección para su carrera ya girando sobre la treintenta, cuando le dieron uno de los protagónicos en la serie televisiva Happy Endings. La misma recibió buenas críticas y aguantó tres temporadas en pantalla, pero casi no hizo ruido allá afuera, y cuando finalmente vino a extinguirse, no mucha gente parece haberla echado de menos. Luego de lo cual, Elisha Cuthbert volvió a la relativa zona de penumbra en la cual se ha desenvuelto su carrera en los últimos años.


26.- Kate Bosworth (2 de Enero de 1.983).

¿Alguien recuerda que hubo una época en que Kate Bosworth era tan cotizada, que incluso le cayó el mítico rol de Lois Lane, tomando el manto de la legendaria Margot Kidder en el proceso? Hagamos un poco de memoria. Inicios del siglo XXI. Kate Bosworth era una ilustre desconocida que venía de un rol secundario en El señor de los caballos de 1.998, conseguido gracias en lo principal a que ella... sabía montar a caballo. Cuando uno tiene un martillo, todo parece un clavo, y cuando uno sabe montar, todo es una silla de montar... Apenas había alcanzado la mayoría de edad, cuando su rostro, y bien tonificado cuerpo embutido en un bikini, invadió las marquesinas del mundo en el afiche de Olas salvajes, en donde compartía cartel con una entonces ascendente Michelle Rodríguez, además de con Sanoe Lake, actriz que en realidad tampoco llegó a despegar después. La película en sí seguía la fórmula entonces mágica de mezclar romance, empoderamiento femenino, y deportes extremos, en este caso el surf, que... es más término medio que extremo, pero ya me entienden.

La gran oportunidad vino en 2.006, cuando le dieron el rol de Lois Lane en Superman regresa. Un casting no demasiado afortunado, porque la Bosworth era demasiado joven para el rol de una periodista que, se suponía, llevaba años de trayectoria, como que dentro del argumento, habían pasado cinco años desde Superman II, y en esa película, ya el personaje interpretado por Margot Kidder tenía su trayectoria por detrás. Tampoco ayudó mucho que la propia Bosworth... mal no lo hizo, pero también le faltó carisma; nadie la criticó en realidad, salvo por una nominación a los Premios Razzie que de todas maneras se vio contrapesada con una a los Saturn Awards, pero tampoco nadie cantó loores y alabanzas para ella. Hoy en día, Superman regresa no es una película criticada en exceso, pero el manto del olvido ha caído sobre ella, y de los actores involucrados, sólo Kevin Spacey sigue dando guerra en la primera línea, en particular gracias a House of Cards. O seguía, antes de que la actual marejada de denuncias de alto calibre sexual que está barriendo a Hollywood en 2.017, se lo llevara también por delante. En cuanto a la Bosworth, su nombre ha resurgido de tarde en tarde para otros proyectos que, tratan de dejar caer sin decirlo para no quemar la oportunidad con el hype, los promocionan como algún potencial comeback, pero eso no ha sucedido hasta la fecha. A partir de 2.015, de hecho, ha encontrado nuevo refugio en la televisión. Cosa que probablemente ella se tome con filosofía; es una practicante de Budismo Mahayana, después de todo.


27.- Adrianne Palicki (6 de Mayo de 1.983).

De tarde en tarde sucede. Ya se conocen la historia. Es la chica que tratan por todos los medios de venderla, de que suceda, de que explote entre las audiencias, le dan oportunidades una y otra vez, y... no. No funciona. No termina de cuajar. Ni siquiera que el público la rechace. Simplemente la ignoran. De hecho, incluso me pregunto si ustedes saben de quién hablo. Como sea, hasta 2.017 por lo menos, el apogeo de su carrera artística fue haber tenido un rol estable en el drama deportivo Friday Night Lights, aunque ahí eran una tonelada de personajes, y además apareció en apenas tres de las cinco temporadas. En el cine fue una muy sexy Lady Jaye en la segunda película de G.I.Joe en 2.013... a tiempo de aparecer en la franquicia, porque después de casi media década, empezó a correr como rumor la palabra mágica que lo arregla todo: reboot.

En cuanto al resto, es casi humorístico: pilotos. Pilotos. Y más pilotos. Un piloto que intentó ser el reboot televisivo de Perdidos en el espacio, que ni siquiera fue comprado por la cadena. El piloto de Aquaman, que tampoco fue comprado. El piloto de Wonder Woman, con ella como Wonder Woman, que... ya lo adivinan. Lo mismo. El piloto de Supernatural, que sí lo compraron y además lo han estirado como chicle, pero... el personaje de ella muere antes de terminarse el piloto. Y ya que no funcionó como Wonder Woman de DC Comics, al menos podría funcionar como Mockingbird de la Marvel, que en los cómics fue la señora de Hawkeye, aunque en la continuidad del Universo Cinemático Marvel, y de la serie televisiva Agentes de SHIELD en donde aparece dos temporadas, las cosas son diferentes. De hecho, Mockingbird era la primera superheroína que pasaba a integrar el equipo de la serie, integrado hasta entonces completamente por humanos opacos y normales, por lo que el asunto despertó atención entre los fanáticos. Incluso trataron de darle a Mockingbird y la Palicki todavía otro piloto más, en forma de un spin-off llamado Marvel's Most Wanted, y... ¿necesito decirlo? No sucedió. La nueva apuesta de la Palicki es The Orville, la parodia de Star Trek que estrenó en Septiembre de 2.017 el señor Seth McFarlane, el tipo de Padre de familia y American Dad, supongo que porque no la llamaron para Star Trek: Discovery, que sí es una Star Trek legítima... Como sea, al momento de corregir este mamotreto, The Orville parecía estar funcionando bien, lo suficiente como para que Fox le diera una segunda temporada en Noviembre de 2.017, así es que, a lo mejor esta vez sí que sí...


28.- Leelee Sobieski (10 de Junio de 1.983).

Lo de esta chica fue rápido. Increíblemente rápido. Comenzó a llamar la atención de Hollywood cuando era una menor de edad; como adolescente, apareció en lencería en una escena que no era de sexo, ni menos la famosa orgía con desnudos, pero que tampoco era para nada santa, en la película Ojos bien cerrados, el testamento fílmico de Stanley Kubrick. Y ya sabemos que Kubrick no solía contratar perdedores para actuar en sus películas. Poco después, llamó la atención por su rol en Impacto profundo. En ese mismo 1.999 interpretó a Juana de Arco en un telefilme que le ganó nominaciones al Emmy y a los Globos de Oro; no ganó, pero ser postulado a los premios más importantes de la industria televisiva con apenas dieciséis años no es mérito menor. Los reflectores estaban fijos sobre la chica, y los productores barajaron si es que acaso tenían a una potencial nueva estrella en ciernes. De manera que le dieron su primer protagónico, y...

Nos referimos a un thriller de 2.001 llamado La casa de cristal. ¿Cuál thriller de 2.001, preguntan ustedes? Exacto. La película hizo apenas 23 millones de dólares de caja, contra un presupuesto de 30. La industria se convenció de que la chica no era material para protagónicos, y la relegó a los clásicos roles secundarios de lujo. Aunque hay algo de sadismo en ofrecerle cosas como un secundario en El culto siniestro de 2.006, el remake del clásico del horror de 1.973 en el cual Nicolas Cage se disfraza de oso y se las tiene que haber con abejas. O verse obligada a aceptar un rol dentro de En el nombre del rey de Uwe Boll, haciéndole compañía a Kristanna Loken de quien ya hablamos antes. Desde esas fechas, la pobre ha estado condenada a esa clase de películas y papeles en las cuales uno la ve y se dice a sí mismo: "¡Hey! Conozco a esta chica. ¿No actuó en... en... en...? ¿En dónde actuó...?". Les refresco la memoria: en Ojos bien cerrados. A las órdenes de Stanley Kubrick. Piensen en lo que eso significa. Sería humorístico incluirlo como pregunta del Trivial Pursuit: ¿qué actriz actuó a las órdenes de Stanley Kubrick y de Uwe Boll? No creo que mucha gente acertaría a ésa. Salvo por los lectores de la Guillermocracia, que luego de leer estas líneas, ya están un poco más enterados de estas cosas...


29.- Olivia Wilde (10 de Marzo de 1.984).

Hay como un aura de que Olivia Wilde siempre estuvo ahí, y nunca ha desaparecido del todo... pero en realidad, su período de gloria fue bastante breve; ya para inicios de la presente década, estaba pasando a segunda fila. Esta chica descendiente de ingleses, irlandeses, alemanes, manx, escoceses y sefardíes... sí, todo eso... Esta chica comenzó con los clásicos roles secundarios antes de tener una inesperada oportunidad cuando al final de la tercera temporada de House, el médico de marras despidió a prácticamente todo el elenco, y entre los nuevos personajes apareció Remy "Trece" Hadley, interpretado por ella. El personaje era bisexual y con escenas lésbicas, algo que en 2.007 todavía podía llamar la atención, y le aseguró un cartel. Incluso puede decirse que salió prácticamente indemne de su paso por Año uno, la comedia de 2.009 que estrelló la carrera de Jack Black y la de Michael Cera. Su gran oportunidad, empero, llegó cuando la llamaron para ser la chica de Tron: El legado, la secuela de 2.010 de la película Tron. La película sí hizo caja, 400 millones, pero eso no era suficiente para compensar los 170 millones de presupuesto más gastos de publicidad, así es que los planes para una nueva secuela fueron cancelados. Pero la Wilde salió más o menos indemne: fue uno de los aspectos más alabados de la película, incluso por su actuación, más allá del trajecito de látex ajustado...

Poco después apareció en Cowboys y Aliens de 2.011. Tron: El legado lo había hecho regular, y aunque no rentó mucho en taquilla, se habló de una tercera parte durante un par de años; Cowboys y Aliens en cambio se estrelló a lo grande, y liquidó casi todo el impulso que la Wilde venía ganando, relegándola de una a las ligas menores. Podía haber sido un bache, pero luego en 2.012 vino el fiasco de taquilla de John Carter. Ahí no actuó la Wilde, claro, pero también la onda expansiva de esa detonación se la llevó por delante, porque la Disney se replanteó su esquema completo, y... adiós a una potencial tercera parte de Tron, que hubiera podido mantenerla a flote. Añitos después, la vida pareció volver a sonreirle cuando le llegó la posibilidad de un jugoso (y nudista) rol en Vinyl, serie de HBO estrenada en 2.016, sobre un concepto bastante jugoso: un productor de música en la década de 1.970. Pero la serie no prendió, fue cancelada luego de una temporada, y la Wilde se quedó una vez más flotando en el aire. Aún así, esto demuestra que ella todavía tiene tirón, así es que, quién sabe. A lo mejor todavía suena la flauta. Después de todo, cumplirá 40 recién en 2.024, así es que...


30.- Mandy Moore (10 de Abril de 1.984).

Este caso... no está tan mal. Mandy Moore empezó a dar de qué hablar justito con el cambio de siglo. Dejó en esa época un videoclip con alguna carga erótica, toda la posible para un producto que pueden llegar a verlo los niños, en donde se entregaba a sones arábigos cantando Hand in my Pocket, como una de las más tardías clones rubias estilo Bubblegum Pop de Britney Spears. Además, ataviada con un bikini que dejaba mostrar sus formas esmirriadas pero atléticas, fue la antagonista de la película El diario de la princesa, la película que lanzó al estrellato a una entonces todavía desconocida Anne Hathaway. A partir de entonces, Mandy Moore intentó combinar su carrera cinematográfica con la musical, con resultados dispares. No es que sus películas resultaran éxitos arrasadores ni mucho menos, pero tampoco eran producciones de alto presupuesto, sino que tendían a ser comedias con una dosis de dolores de crecimiento, más o menos bien recibidas por los espectadores que las vieron, y por la crítica. Durante algunos años por lo menos.

Hasta que llegó el para ella nefasto 2.007, en que debió habérselas con los fracasos consecutivos y merecidos de Licencia para casarse, y Porque yo lo digo. En la primera era la chica a punto de casarse que era mangoneada por un cura interpretado por Robin Williams, en la otra era la chica sin prisa por casarse que era mangoneada por su madre interpretada por Diane Keaton, y esto debería bastar para explicar el fracaso. Sin embargo, no puede decirse que la Moore haya quedado realmente damnificada, gracias a la Música. En el intertanto, ella se cansó del Bubblegum Pop y de ser otra clon de Britney, y se reinventó como cantante indie. Su material puede ser un tanto hipster, por supuesto, pero en general es mejor que su época de Bubblegum Pop, y eso se agradece. O de cómo al final Mandy Moore encontró lejos de las cámaras su verdadero nicho para sentirse cómoda y feliz. Además, ha sumado algunos éxitos cinematográficos discretos después. En 2.010 le dio voz a la protagonista de Enredados. Y en 2.017 estrenó A 47 metros, una película de tiburones de bajo presupuesto en la cual Mandy Moore se encarga a los manes de Blake Lively, que ya había hecho lo propio con Miedo profundo. Quizás no califique para una carrera cinematográfica con éxitos resonantes, pero quizás también sería mucho llamarla un fracaso.


31.- Amanda Seyfried (3 de Diciembre de 1.985).

Dudé su resto en incluir a Amanda Seyfried en la lista porque si bien ella es muy guapa, también se ha ganado su lugar a punta de talento, muy en particular para la comedia. Pero, ¡ay!, en la década de 2.010 la hemos visto bastante al borde del precipicio, y en la actualidad, sólo apostadores adictos a la adrenalina pondrían sus fichas en ella. Hagamos memoria. Esta antigua modelo infantil obtuvo un poquito de visibilidad gracias a roles televisivos aquí y allá, incluyendo un secundario en Veronica Mars, que apareció más veces de lo previsto porque su actuación gustó a los productores. Hasta que su gran oportunidad llegó con un papel secundario en Chicas pesadas de 2.004, la misma película que también ubicó en primera línea a Lindsay Lohan y Rachel McAdams; y no fue mérito menor hacerse notar al lado y un poquito por detrás de ambas. Luego de algunos papeles aquí y allá, la hizo en grande luego de ganarse el protagónico de Mamma Mia, el musical romántico con canciones de ABBA, en donde se las arregló para brillar sin ser opacada por la mismísima Meryl Streep, que interpretaba a su madre.

Después de eso, todo parecía presagiar que Amanda Seyfried iba a instalarse de manera definitiva en el Olimpo de Hollywood. Pero luego vinieron algunas opciones bastante pobres. Primero, en un rol de tintes lésbicos en Diabólica tentación en 2.009, y por completo lésbicos junto a Juliane Moore en Chloe. Luego, dos comedias románticas de 2.010, Querido John y Cartas a Juliet, con las cuales no pasó nada. Luego, los relativos fiascos de Caperucita Roja y El precio del mañana en 2.011. Podría haberse resarcido con su bastante notable interpretación de Cosette en Los miserables, el musical de 2.012, pero partiendo porque dicho rol en el musical mismo es bastante escuálido desde la casilla uno, y siguiendo porque la adelantaron Anne Hathaway y una desconocida Samantha Barks por los palos, al final la Seyfried casi no brilló. Interpretó a Linda Lovelace en Lovelace de 2.013 precisamente, un biopic condenado a ser maldito debido a sus problemas de producción; entre otros, Lindsay Lohan, su antigua colega de Chicas pesadas se había caído del rol. O comedias sin futuro como Un millón de maneras de morir en el Oeste, o Ted 2. O Pan de 2.015, el abortado intento de construir una nueva franquicia fantástica alrededor de Peter Pan. Ahora para 2.018 está proyectado el estreno de la secuela de Mamma Mia, el proverbial clavo ardiendo al que aferrarse porque, admitámoslo, aunque talento le sobra, Amanda Seyfried simplemente ya no es garantía de multitudes apuñalándose en la entrada del cine para conseguir una entrada. Lo que decíamos: el talento ayuda, pero al final, no es garantía de nada.


32.- Gemma Arterton (2 de Febrero de 1.986).

Quizás algún día nos dé la gran sorpresa a todos, pero por el minuto, lo de Gemma Arterton parece haber sido más un hype breve, aunque estentóreo, que otra cosa. Aunque esto no debería ser raro, considerando que ella fue chica Bond, y tales roles suelen ser la tumba en vida para las actrices que las interpretan, con razón o sin ella. La chica empezó a llamar la atención gracias a un rol secundario en Supercañeras de 2.007, pero fue recién en 2.008 cuando su nombre se disparó a nivel mundial, gracias a su rol como Strawberry Fields, una chica Bond de la por otra parte horrorosa Quantum of Solace; ayudó mucho por supuesto que su papel era la muy necesitada ráfaga de liviandad dentro de una película Bond por otra parte sombría, plúmbea y deprimente. Había llegado el momento de ponerla a prueba en las grandes ligas... y sucedió lo que sucedió. En 2.010 interpretó a Io, de entre todas las posibilidades, en Furia de titanes, el remake del clásico de 1.981 que en realidad no dejó contento a nadie; cuando se estrenó la secuela en 2.013, ni la llamaron para ella, ni nadie la echó mucho de menos en realidad. Podía haber sido un bache, pero...

...ese mismo año fue la chica del héroe en El príncipe de Persia: Las arenas del tiempo. Ya sabemos cómo acabó eso: en la actualidad, las arenas del tiempo se han engullido la memoria de esa película. Y con eso, su tirón ya quedó por completo en duda. Por ese tiempo, tuvo un protagónico bastante jugoso en Tamara Drewe, en donde se habría lucido, si alguien hubiera visto esa película. La última gran oportunidad para arañar en las grandes ligas fue interpretar a Gretel en Hansel y Gretel: Cazadores de brujas de 2.013, pero aunque la película hizo caja, siguió sin ser suficiente. De hecho, ese mismo año fue defenestrada de Bajo la piel, la película sobre la alienígena que se pasea desnuda y que no es Mathilda May o Natasha Henstridge; ese rol acabó en las manos (y el cuerpo) de Scarlett Johansson. Explicación oficial: Johansson vende más boletos que Arterton. Aunque también puede tener que ver con el hecho de que esa película incluye una cuota de desnudos, algo que Arterton suele negarse a hacer... lo que le ha costado lo suyo, por supuesto. Como sea, mal no le ha ido: lo que el cine niega, el teatro a veces da, y ella se ha mantenido vigente sobre las tablas, así es que no creo que debiéramos considerar lo suyo como un fracaso, sino más bien como falta de conexión con el espíritu de los blockbusters. O con... posibilidad más siniestra aquí... ¿recuerdan lo que mencionaba más arriba, la oleada de denuncias de corte sexual que ha sacudido a Hollywood en 2.017, respecto a ciertas prácticas de casting couch que...?


Y ya estamos a punto de cerrar esta serie de posteos, con una entrega más. La cual partiremos de manera bastante oscura, con una de esas historias de tragedia en Hollywood. Una actriz que lo tenía todo para triunfar, pero que le sucedió lo que le sucedió. Porque a veces nos gusta hacer mofa de la hoguera de vanidades que es Hollywood, pero en otros casos, simplemente es mal gusto e insensibilidad.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails