martes, 5 de diciembre de 2017

1.977 en los cines: 50 películas de hace 40 años (7 de 10).


Ya estamos marchando por el segundo semestre de 1.977 en esta serie de la Guillermocracia, en donde nos hemos propuesto repasar la cinematografía de ese año porque... no todo fue Star Wars. Casi. Fue el éxito más apabullante. El que cambió el cine. Pero también, el que con semejante éxito, dejó en la sombra varios otros eventos de interés, así como a películas... más del montón. Pero entre los eventos de interés, ya vimos el estreno en sociedad de las películas de David Lynch, y ahora, toca otro cineasta que, cuarenta años después, sigue dando guerra. Así es que empezamos esta andanada con la primera película de...


31.- Los duelistas (The Duellists / 31 de Agosto, en Francia).

¡Sorpresa! Colada en medio de este listado aparece esta película, que más allá de su calidad, que la tiene, por cierto, es también histórica por ser el debut en la dirección de Ridley Scott. Sí, el mismo tipo que dos años después estrenó Alien, y cuarenta después perpetró Alien: Covenant. El argumento de Los duelistas está basado en un relato de Joseph Conrad, a su vez ligeramente inspirado en un suceso de la vida real, la historia de dos oficiales del ejército napoleónico que por un quítame allá esas pajas, se batieron a duelo durante un par de décadas con odio febril. En la película, los dos duelistas que se baten una y otra vez a lo largo de todo el metraje son Keith Carradine y Harvey Keitel. ¿Sorprendidos ustedes por el homoeroticismo latente entre los dos androides de Alien: Covenant? Eso no es nada al lado de estos dos. Muy en serio, en la película los dos duelistas están más obsesionados entre sí que con sus respectivos intereses románticos femeninos. Y subliman este interés chocando espadas una y otra vez, para que quede claro. Y no voy a soltar algún chascarillo porque... vamos, con este material, los chistes se escriben solos.



En el apartado formal, la película es también un poco atípica en la filmografía de Scott, porque mete un montón de filtros en la fotografía, que le da un aire setentero muy alejado de su estética más de publicidad para MTV que desarrolló con los años. Que nadie diría que la rodó Scott, para que nos entendamos. Para la trivia, debuta en los cines, en un rol pequeño, el bueno de Pete Postlethwaite, otro de esos actores que ustedes puede que no ubiquen por nombre, pero se meten a Google Image y se dan una palmada en la frente diciéndose: "¡Ah, sí, él!". La película se estrenó en Cannes, antes de su paso comercial por los cines, y fue recompensada con el Premio al Mejor Debut. Claro, después el señor Scott nos ha dado unas cuantas alegrías. Y también unos cuantos deseos de enviarlo de un puñetazo al fango. Filmografía irregular, que lo llaman.


32.- Sendero infernal (Damnation Alley / 10 de Septiembre, en Japón).

¿Por qué razón una película que es estadounidense por los cuatro costados, elenco estadounidense, director estadounidense, capitales estadounidenses, basado en la novela de un novelista estadounidense, se estrenó en Japón un mes antes que en Estados Unidos? Misterio. Pero así aparece en IMDb, así es que a eso me atengo. Como sea, Sendero infernal es la cuota de futuro postapocalíptico que no podía faltar en los cines entonces ni ahora. La película se basa, aunque "basarse" es un decir en este caso, en una novela de Roger Zelazny, autor de Ciencia Ficción no exactamente de primera fila, pero sí con cierta solera en el género. La historia va del estallido de la Tercera Guerra Mundial, cuyos bombazos nucleares desvían el eje terrestre, hacen surgir mutantes... lo habitual. Un destacamento militar decide abandonar su base y marchar hasta el último lugar habitable de Estados Unidos, teniendo para eso que atravesar una zona infernal plagada de mutantes, bichos gigantes, peligros, lo habitual en estos casos, me repito aquí. Pero aunque el mundo es un infierno sobre la Tierra, aún así queda una cuota de consuelo: ya no hay Gobierno, así es que al menos los liberales descorcharán champaña porque "el Estado es ineficiente"...



El elenco de esta película no tiene desperdicio. Los dos protagonistas son bien conocidos para quienes crecieron en la década siguiente, la de 1.980, por sendas series de acción: Jan-Michael Vincent (Lobo del Aire) y George Peppard (Los magníficos). Entre los secundarios actúa... Jackie Earle Haley. Sí, Roscharch en Watchmen de 2.009 y el Freddy Krueger del remake de Pesadilla en la Calle Elm de 2.010; este tipo parece que nunca tuvo infancia y siempre estuvo ahí. En la película invirtieron 17 millones de dólares, un presupuesto bastante alto para la época, aunque se quedó corto por el tema de los efectos especiales, lo que solucionó con el clásico recurso de eliminar escenas. En la dirección se ubicó un tal Jack Smight, muy conocido en su propia casa, que ya contaba con una adaptación de Ciencia Ficción en el cuerpo (El hombre ilustrado, de 1.969), y venía de dos sendos taquillazos: Aeropuerto '75, y La batalla de Midway. Los estudios esperaban que fuera a ser el gran exitazo de Ciencia Ficción del año. ¿Qué estudios? La 20th Century Fox, los mismos que unos meses antes le daban salida a La guerra de las galaxias casi por compasión. Lo que resultó fue una película que no calentó a nadie, y de hecho, hoy en día yace en el más profundo de los olvidos. Ni siquiera en el sub(infra)género postapocalíptico descolló, porque apenas algunos añitos después el mismo fue revolucionado por Mad Max y Mad Max II, que presentan muchas menos cucarachas radioactivas y acción más realista, y que se transformó en el estándar del mismo para lo sucesivo.


33.- Hombre Araña (Spider-Man / 14 de Septiembre, en televisión).

Cuando ustedes piensan en el estreno absoluto y mundial de Spiderman como personaje en los cines, seguro se acuerdan de Tobey Maguire dirigido por Sam Raimi, en el clásico de 2.002, ¿verdad? Error. Porque antes existió... esto. Una película estrenada en los cines en 1.978, el mismo año que arribó también el Spiderman japonés a los cines... Voy a intentar aclarar el enredo. En la década de 1.970 se produjeron dos, a falta de una, series con su Amistoso Vecino el Hombre Araña como protagonista, una en Estados Unidos y otra en Japón; hablamos de la versión estadounidense aquí, en la cual Peter Parker era interpretado por Nicholas Hammond, y J. Jonah Jameson, el único otro personaje regular de los cómics, no consideraba que el arácnido fuera una amenaza. ¡Ah! Y sin Gwen Stacy, Betty Brandt u otra chica que fuera personaje de los cómics adaptados, sino una tal Julie Masters, porque... a saber. Hablamos de una era en que las adaptaciones de Marvel eran más bien cuestión de echarse risas, recordemos.



El caso es que el episodio piloto fue exhibido por el canal CBS en el 1.977 que nos ocupa, pero la productora Columbia Pictures quedó lo suficientemente impresionada como para darle salida al año siguiente, en forma de película para los cines, llegando a estrenarse en España, y parece que en algunos países de Latinoamérica. Cuáles, ni idea; si alguno tiene noticias de este hecho que reviste caracteres de delito, se agradece la denuncia en los comentarios. Uno puede colegir que estamos ante audiencias que eran más impresionables, dado lo precario de los efectos especiales en que a los hampones les lanzaban una red desde fuera de cámara, a ritmo de la música funk más dolorosa del repertorio. Para que luego se quejen de Spiderman 3 y su baile emo, montón de malagradecidos; en Spiderman 3 los efectos especiales no eran tan horrorosos, a lo menos.


34.- Los comandos de la reina (Soldaat van Oranje / 22 de Septiembre, en Holanda).

Después de La cruz de hierro, Un puente demasiado lejos y MacArthur, todavía otra película más sobre la Segunda Guerra Mundial, pero ahora desde Holanda. Ustedes conocen a su director: Paul Verhoeven, el hombre que después dirigiría Robocop, El vengador del futuro, y Starship Troopers. Ustedes conocen también a su protagonista: Rutger Hauer, el famoso replicante de Blade Runner, y el Presidente de la Tierra en un glorificado cameo de un minuto en Valerian y la ciudad de los mil planetas. O de cómo la Segunda Guerra Mundial y la Ciencia Ficción están más próximos de lo que parece. Los comandos de la reina es lo que pasa cuando el director de un país ocupado pero al final en el bando ganador de la Segunda Guerra Mundial, desea rodar un epic al estilo de Hollywood, pero incluyendo ciertos toques y manías de autor, más un cierto feeling europeo a todo el asunto. O sea, una historia clásica de guerra en donde la Resistencia son los buenos y los invasores son los malos ¿Alguien dijo Star Wars aquí? Por supuesto, hablamos de los nazis, así es que...



¿El argumento? Lo ya dicho. Esos loquitos nazis invaden Holanda, la ocupan, la población se divide en colaboradores y la resistencia, y estos últimos emprenden la lucha armada contra... sí, esta película fue estrenada siete años antes que Amanecer rojo, qué pasa con eso. Pero todo el mundo ha visto Amanecer rojo porque es de Estados Unidos y los invadidos son los estadounidenses, mientras que ésta... No importa qué tan bestias puedan ser los holandeses, que a puntapala le ganaron tierra al mar, le dieron guerra ochenta años a los españoles, crearon un imperio comercial en los mares, generaron una de las más asombrosas constelaciones de genio artístico y científico conocido en la Historia Universal, y además con el asunto de los tulipanes inventaron nada menos que las burbujas especulativas financieras modernas: son holandeses, no tienen la maquinaria propagandística de Hollywood, así es que ustedes no los conocen ni los consideran héroes. Lo que es una lástima por esta película, una de las más exitosas producciones holandesas de todos los tiempos, más o menos inspirada en hechos reales para colmo, y rodada con tanto mimo que para las explosiones contrataron a especialistas del Ejército de Holanda, porque si quieres experticia, llamas a los expertos, claro. Por supuesto, casi treinta años después, en 2.006, Verhoeven estrenó El libro negro, en donde reincide en el mismo tema, Holanda y la resistencia holandesa en la Segunda Guerra Mundial, pero ésta vez lo hará en un tono mucho menos amable y con bastante más mala leche. Pero con desnudos de una Carice van Houten anterior a Game of Thrones, para compensar. Así, sí.


35.- Julia (Julia / 2 de Octubre).

Hemos llegado hasta la inevitable película condenatoria del Nazismo. Había al menos una todos los años desde el final de la Segunda Guerra Mundial, aunque no parece que se hagan tantas hoy en día, por suerte. Porque uno se acuerda del viejo chiste de Mark Twain, del tipo que se le acercó en la calle para pedirle una colaboración para los menesterosos, Twain iba a dejar caer una moneda, luego el tipo siguió hablando sobre los menesterosos, Twain mentalmente dijo que mejor un billete, después el tipo siguió dando la lata con los menesterosos, Twain decidió que mejor una moneda, y al final el tipo tanto fastidió con los menesterosos, que cuando acabó de hablar, Twain retiró dos centavos de la colecta... En fin, volviendo al cine, se estrenó esta película basada en eventos de la década de 1.930, o sea, de cuarenta años antes... lo mismo que ahora repasamos el cine de hace cuarenta años.



La tal Julia, interpretada por Vanessa Redgrave, es una activista contra los nazis, y a resultas de esto o aquello, mete a su amiga Lillian, interpretada por Jane Fonda, en medio de una misión contra los nazis. Amiga que, por cierto, es judía. La película, por cierto dirigida por el legendario Fred Zinnemann, se basa en un capítulo de las memorias de Lillian Hellman, aunque luego surgieron controversias sobre su veracidad, hasta el punto que el asunto se transformó en un engorroso problema ante tribunales. ¿La verdad? Quién diablos lo sabe. Como sea, la película hizo unos buenos 20 millones de dólares en taquilla sobre un presupuesto de siete, una ganancia modesta pero sólida, además de ser alabada por la crítica. Jason Robards se llevó un Premio Oscar al Mejor Actor de Reparto, Vanessa Redgrave a la Mejor Actriz de Reparto, y Alvin Sargent por el Mejor Guión Adaptado, con otras ocho nominaciones que no tuvieron tanta fortuna. Pero, cuenten... once nominaciones en total, no es una mala cosecha aunque los premios hayan sido finalmente tres.


Dentro de nuestra serie de posteos, ya hemos entrado en el último trimestre de 1.977. E iniciaremos la siguiente entrega con una película que... no es tan predecible su inclusión aquí, creo yo. No mucha gente se acuerda de ella. Pero para cierta generación, apenas la mencione, seguro que voy a desempolvar algún recuerdo, habiéndola visto por televisión en la infancia. Una a la que, de hecho, no han rodado un remake que yo sepa, pero sí que cierta película de Morgan Freeman pareciera tomar más que un poquito de inspiración... Y ahora, lo que todo el mundo está esperando:

¡Galería de afiches!






No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails