martes, 28 de noviembre de 2017

"Genesis Climber MOSPEADA": Repaso episodio a episodio (5 de 5).


Y... sucedió finalmente. Después de unos cuantos meses. Hemos llegado al final de este recuento de los episodios de Genesis Climber MOSPEADA. La serie que, ya saben, fue adaptada cortada-y-pegada como la Nueva Generación de Robotech. ¿Bien, más o menos, mal...? Ustedes a estas alturas del partido ya disponen de elementos de juicio para formular su opinión, gracias a esta serie de posteos de la Guillermocracia que estamos rematando en este punto. Y sin más preámbulos, antes de que se nos acabe el 2.017... lo que estaban esperando: la última parte de esta mayestática serie de posteos, aquí en la Guillermocracia.

21. Arpegio de un asesinato (殺しのアルペジオ, Koroshi no Arupejio / El pistolero, en Robotech).

El capítulo se abre con un grupo de soldados que se topa de pronto con un tipo que los extermina como ratas. Lo llaman el Chico de la Lluvia porque sólo ataca cuando llueve. Supongo que eso lo convierte en alguien más peligroso que, digamos, el Chico Bisiesto, quien ataca sólo una vez cada cuatro años, pero en fin. Como de costumbre, Ray y Houquet son atacados por los inbit, pero aparece un misterioso pistolero que los defiende. Houquet se hace amigo de este misterioso pistolero, sin preguntarle su nombre. Por alguna razón, ni Ray ni Houquet suman dos y dos, hasta que ven una fotografía del asesino de soldados: es, adivinaron, el famoso y misterioso Chico de la Lluvia. Decepcionada porque el tipo a quien no le preguntó su nombre o currículum es en realidad un asesino de humanos a sangre fría, Houquet lo busca para lo que debió hacer desde el inicio: preguntarle sus motivos. La respuesta: el tipo es un cyborg que ha sido objeto de experimentos por parte de los inbit. De alguna manera que no se dice, porque los únicos inbit que hemos visto hablando el idioma humano son Solzie y Battlar, y ellos han tomado de manera muy reciente la apariencia humana, el caso es que los inbit y el pistolero han llegado a un trato. El pistolero cyborg matará a cien soldados, y a cambio, los inbit le restituirán su cuerpo humano.

Por supuesto, al final será el indomable espíritu de Houquet, porque no sabemos si el centro de la calentura sexual del cyborg quedó en su lado humano o máquina, lo que hará que el mencionado cyborg descubra la luz, se arrepienta, y acabe sufriendo el destino habitual de los personajes que clasifican como secundarios interesantes en Genesis Climber MOSPEADA: sacrifica su vida por los heroicos luchadores de la libertad. Por cierto. En Robotech le introdujeron un cambio un poco sin objeto a las motivaciones del pistolero, ya que en el original mata soldados a sangre fría y por cumplir un trato con los inbit, mientras que en la adaptación se supone que es un soldado que persigue a sus antiguos camaradas en venganza por no haberlo rescatado. Cuál versión es la mejor, lo dejo entregado a la inteligencia del espectador.

22. Nueva York Bebop (ニューヨーク・ビーバップ, Nyū Yōku Bībappu / La Gran Manzana, en Robotech).

El grupo llega finalmente a Nueva York. Vemos lo que en tantos otros capítulos: a pesar de padecer la ocupación inbit, los alienígenas en general dejan bastante en paz a los humanos que no se meten con ellos. Pero ahí está el grupo de Stick, que dan un pequeño golpe, apoderándose de las células HBT de rigor. De alguna manera, los alienígenas se enteran de que el grupo guerrillero humano anda dando vueltas en la manzana. Solzie quiere limitarse a una política de contención de daños, pero Battlar está tan indignado con los humanos que se le han escapado ya varias veces, incluyendo una con fuegos artificiales, que se monta un genocidio en toda regla. El grupo guerrillero en masa entonces enfrenta a las tropas de Battlar, que no son el ejército imponente que esperaríamos de la fuerza de ocupación de Nueva York sino apenas cuatro cangrejos malnutridos que, como de costumbre, oponen más bien poca resistencia y se dejan exterminar fácil.

En un minuto, Solzie encuentra a Aisha, y otra vez, ya de manera un tanto cansina, empiezan a conversar sobre la herencia inbit de la chica, que ella se niega a aceptar. Todo mientras Yellow se monta un concierto en mitad del ataque para mejorar la moral en vez de, digamos, ayudarlos a evacuar en caso de que su grupo de amigos fracase y Battlar haga buena su amenaza de barrer del mapa a todos los humanos de Nueva York. En Robotech hay apenas un par de cambios significativos. En el original, el director estilo Broadway no conoce a Yellow, lo que hace sentido porque Yellow venía desde Marte, ya lo decíamos más atrás, mientras que en Robotech se esboza que han sido amigos en el pasado. Y segundo, en Robotech vemos cómo Sera le reprocha a Marlene el no haber entregado su reporte como espía, diálogo que está ausente en Genesis Climber MOSPEADA, con muy buen sentido, porque a saber cómo iba a contactar la espía a los inbit, arrojada a bulto en medio de los humanos y sin memoria de su pasado. Lo que sí se mantiene en ambas versiones del episodio: el increíble horterismo ochentero de los números musicales con pelo lacado, cintillos, ropas spandex, etcétera, más digno de Jem y las Holograms que de una historia de Ciencia Ficción de fuste.

23. Partita de cabello negro (黒髪のパルティータ, Kokuhatsu no Parutīta / El Punto Reflex, en Robotech).

El grupo casi está llegando al Punto Réflex, y está listo para sumarse a fuerzas expedicionarias que están tomando posiciones para acabar de una buena vez con el dominio planetario de los inbit. Y una vez más, el grupo de Stick llega a tiempo para ver un montón de chatarra humeante: la única superviviente del ejército atacante es una militar cuyo trabajo es captar imágenes de los inbit para su posterior análisis en las oficinas de inteligencia. Stick se lleva un disgusto mayúsculo y trata a la fulana como lo peor de lo peor, por ponerse a filmar la batalla mientras sus compañeros caían aniquilados en masa, y el resto del grupo la sigue. Y la chica en cuestión es una antipática de tomo y lomo, es cierto, pero en este caso, resulta que ella tiene razón: le dieron órdenes de obtener cuanta imagen o video fuera posible de los inbit, y esas órdenes tienen mucho sentido porque de lo contrario, cómo se supone que los humanos van a estudiarlos. Ya saben: debes conocer a tu enemigo para combatirlo mejor. Pero el episodio insiste en que ella es la mala. Por cierto, el Stick que le critica apegarse a las órdenes, es el mismo Stick que critica a sus compañeros de grupo cuando no siguen sus propias órdenes, aunque la mitad de ellos sean técnicamente civiles. Un poco de congruencia, Stick, un poco de congruencia.

Al final, todo acaba de la manera predecible en que acaban todos los secundarios que corren el riesgo de hacerse demasiado interesantes: la chica se redime a sí misma ayudando al grupo a derrotar a una partida inbit, muriéndose de paso, y entonces Stick se arrepiente y a manera de homenaje le hace un saludo militar póstumo, alabándola como ejemplo supremo de militar hasta las últimas circunstancias. Lo repito: un poco de congruencia, Stick, un poco de congruencia. El episodio podría ser prescindible, pero su cierre sienta las bases para el gran final: los humanos finalmente terminan descubriendo que sí, los pilotos enemigos de apariencia humana son en realidad inbit... y que Aisha es una de ellos. Ups. Y un detalle adicional: en el episodio se revela que los humanos por fin han desarrollado tecnología para hacer sus células HBT invisibles a los inbit.

24. La obscuridad final (闇のフィナーレ, Yami no Fināre / Un oscuro final, en Robotech).

Para aumentar la épica, el asalto final contra el Punto Réflex se lleva dos episodios completos, y éste es el primero de ellos. Vemos preparativos a lo bestia. En la Luna, las naves de la expedición humana están apilándose para el asalto frontal definitivo. En la superficie, los soldados que han descendido en distintas misiones luego de sobrevivir a las sucesivas masacres de sus tropas, se han congregado para formar el cuerpo expedicionario de tierra. En paralelo, dándose cuenta de la magnitud de lo que se viene encima, Refless ordena a los inbit de todo el planeta regresar al Punto Réflex; a estas alturas, ni hablar de poseer a Mint para exterminar al grupo de Stick y los suyos, que existen problemas más urgentes por atender primero. En cuanto a Stick y su grupo... tanto él como Yellow y Long son asignados a las tropas, mientras que Ray, Houquet y Mint, como civiles, son despedidos de manera breve y sumaria. No que eso los vaya a detener, por supuesto, de manera que al final, igual se suman al ataque. Y en el caso de Ray y Houquet, finalmente se declaran su amorcito. Ayuda por supuesto que Ray lo hace mientras le salva el estupendo pellejo de bombón a Houquet de un oponente inbit, porque nada enamora tanto a una chica que sentirse protegida; debemos recordar que la primera vez en que se vieron, ella pasaba de él porque él era quien había tenido que ser salvado por ella.

En el lado de los inbit, por su parte, Aisha trata de apelar al lado humano de Battlar y Soizie para que la ayuden a alcanzar un acuerdo negociado, pero en vano. Por lo que se juega una última carta: se transforma en... una especie... de... ser energético o algo por el estilo, y se las arregla para contactar a sus amigos y llevarlos hasta la presencia misma de Refless. Sin que ella se percate, porque poseer a Mint a estas alturas, lo repetimos, ya no es una opción. Todo, mientras Battlar siembra el caos y terror entre los atacantes humanos. Hasta el minuto, la serie ha tenido sus capítulos mejores y peores, pero no puede negarse que éste en particular resulta muy épico, y resulta un digno principio del fin para la serie. En Robotech tuvieron el buen juicio de no meterle demasiados cambios, aunque los hay, para pulir un par de detalles de continuidad. El principal de ellos es, por supuesto, insertar una referencia más o menos casual al Almirante Hunter, en alusión claro está a Rick Hunter, personaje que desde luego no existe en la serie original, pero que en Robotech sirve para amarrar esta historia con la de la Primera Generación, la de Macross.

25. Sinfonía de Luz (光のシンフォニー, Hikari no Shinfonī / Sinfonía de luz, en Robotech).

La batalla se vuelve todavía más violenta cuando aparece por fin la expedición desde la Luna, combates espaciales incluidos, y los inbit, no pudiendo detectar a las naves enemigas, llevan las de perder. Battlar es empujado a un último duelo con Stick, y por supuesto, no necesito decir cómo termina, que para algo es el último episodio de la serie. Soizie, por su parte, finalmente ve la luz, en los preciosos ojos de Yellow, y decide que la vida humana no se sufre tanto si se la comparte con un bishounen que se viste de mujer para cantar como idol ante las masas, y que entre tocata y tocata se da lánguidos baños desnudo en la naturaleza, por aquí y por allá. Al final, cuando la batalla está perdida para el lado de los inbit, Refless decide que es mejor largarse de la Tierra, de manera que convoca a todos los inbit y se los lleva en un rayo de luz que, venganza final aquí, se carga de paso a la expedición militar de la Luna. Triunfo final de los humanos, gran festival, el mundo descubre el secreto de que Yellow en realidad es hombre, etcétera. Y todos los espectadores soltando lagrimita, por supuesto.

En Robotech introdujeron algunos cambios bastante interesantes, tanto para mejor como para peor. Para empalmar la serie con la Segunda Generación, le ponen a Regis, el equivalente de Refless, un discurso acerca de que deben abandonar la Tierra porque está sometida a la sombra de los Maestros de la Robotecnia, lo que pasa por una manera poética de decir que los seres humanos son unos bastardos que se matan y se seguirán matando a santo de nada. En el original, en donde por supuesto no existen los Maestros de la Robotecnia, el discurso en cuestión alude a la mitología interna de los inbit, de la sombra y la luz, y por lo tanto, no suena tan pragmático sino mucho más fundamentalista y xenófobo, por lo que podemos afirmar que con este pequeño cambio, Refless se transformó en un personaje mucho más interesante y complejo, en vez de la villana más unidimensional del original. Asimismo, en Robotech el plan de los expedicionarios humanos es erradicar toda la vida en la Tierra, mientras que en el original sólo se trata de aniquilar el Punto Réflex, por lo que en la adaptación, los humanos son mucho más villanos que en el original, en particular si se considera que en Robotech había mucho menos en la estacada que en el original, como detallamos aquí. Y por último, en Robotech vemos que Stick abandona a Ariel para ir a la búsqueda del Almirante Hunter, que se ha extraviado, por lo que sus motivos para dejar a su amada son complejos e interesantes, se compartan o no, mientras que en el original, simplemente es un desgraciado sin corazón que la deja atrás porque ella es una inbit, y regresa al espacio porque es un soldado que ha cumplido su misión y regresa a casa sin más. Claro, después vino Robotech: Crónica de las sombras, pero eso es aparte. Por lo pronto, aprecien ustedes cómo no todos los cambios que le metieron a Genesis Climber MOSPEADA en Robotech fueron para peor.

Y es así como hemos terminado este mayúsculo repaso de una serie de anime que hoy en día yacería en el más profundo de los olvidos, de no ser porque compraron los derechos de la misma para empalmarla con el resto de Robotech. ¿Por la profundidad de su historia, por lo carismático de sus personajes, por la carga filosófica de su propuesta? Nones. Por lo parecido que eran los muñequitos transformables de Genesis Climber MOSPEADA con los de Super Dimension Fortress Macross...

2 comentarios:

hectorlp dijo...

Muy entretenido el repaso, y creo sin lugar a dudas, que la elección de Southern Cross para el empalme fué la misma (los muñequitos transformables). Y después copiaron esa idea para crear la serie-propaganda-de-juguetes Gobots y Transformers

Domingo dijo...

Hace poco vi los 85 capítulos completos con el doblaje clásico. Nunca los había visto, los he visto ahora sabiendo perfectamente que en Japón eran series distintas, y sigo siendo admirador de corazón (lo que no hace más que alimentar el rencor que le tengo a los fans del animé, sobre todo a los latinos); y al final de la saga de los Invid me dije, en broma, "seguro que en la versión japonesa Scott se va de la Tierra en plan 'no quiero seguir viviendo en este planeta'".

¡Y resulta que sí es así! Y es que Scott/Stig es un amargado de primera categoría. El capítulo de la reportera de guerra es para matarlo.

Related Posts with Thumbnails