martes, 5 de septiembre de 2017

"Genesis Climber MOSPEADA": Repaso episodio a episodio (3 de 5).


Nos hemos abocado, acá en la Guillermocracia, al repaso de un pequeño clásico de la animación japonesa. ¿Genesis Climber MOSPEADA, qué es eso? ¿Cómo se puede ser un clásico, sin que nadie realmente lo conozca? La respuesta es: en su forma original, el nombre no le dice mucho a casi nadie, pero acá en Latinoamérica, dicha serie sí que pasó por nuestras pantallas, pero adaptada como la tercera parte o la Nueva Generación de Robotech, el clásico de la animación de la década de 1.980. Ahora ya vamos entrando en la parte media de la serie, comienzan a develarse los secretos detrás de los inbit, y... ustedes quieren que pase a la materia y deje de fastidiar con este prólogo, ¿verdad? Porque en ese caso, vamos con la tercera parte de esta épica serie de posteos para repasar Genesis Climber MOSPEADA.

Me repito con algunas advertencias. Esta serie de posteos es sobre Genesis Climber MOSPEADA, no sobre la tercera generación de Robotech, en un sentido estricto por lo menos, así es que si ustedes están familiarizados con el material por su adaptación, puede que encuentren algunos detalles fuera de lugar. Y en segundo término... spoilers a mansalva y sin previo aviso. Y ahora sí que entramos en vereda.

11. Canción de cuna de la esperanza distante (遠い希望のララバイTōi Kibō no Rarabai / La ruta secreta, en Robotech).

El grupo de valientes guerrilleros de la libertad arriba a un pueblo antes de una cordillera, y la cuestión es pasarlo sin terminar fritos por la infección inbit que anda dando vueltas ahí. Pronto, los protagonistas se enteran de que el millonario del pueblo vende mapas con rutas para pasar las montañas. ¿El truco? Los mapas son falsos, pero como nadie ha vuelto para reclamar porque los inbit los hacen pedazos, pues les siguen comprando. Lo que hacen todas las religiones vendiendo salvación después de la muerte, para que nos entendamos, muy metafórico todo. Pero resulta que la chica del millonario, que no hace otra cosa sino calentarle la bragueta al tipo, ha tenido algo que ver con Yellow. Eso desata una serie de incidentes, porque por supuesto, los intentos del grupo por pasar la montaña ponen en riesgo la nigocia, quiridi. Como bonus del capítulo, vemos que la chica recién incorporada al grupo es bautizada como Aisha. En Robotech se mandaron una metida de pata épica cuando le pusieron como nombre Marlene; es cierto que en los capítulos posteriores, la relación entre Stick y Aisha adquirirá un tono algo morboso, pero en el original, esto no llegará ni de lejos a la sugestión casi necrofílica de llamar a tu interés romántico con el mismo nombre de tu novia muerta, en plan Vértigo de Hitchcock.

El episodio también sirve para revelarnos el trasfondo de Yellow: él era un soldado de la expedición de 2.080, la misma con la que hemos dado la lata antes en esta serie de posteos, y la chica del capítulo, para esconderlo de los humanos colaboracionistas, todavía otra ración de humanos colaboracionistas con los inbit por si los de otros capítulos no fueran suficientes, lo disfrazó por primera vez de mujer. De todas maneras, nunca me ha convencido el tono del episodio. Trata de sacar drama del triángulo amoroso entre Yellow, la chica y el millonario, pero resulta que estos dos últimos son insufribles. El millonario es millonario gracias a un negocio en el cual vende humo para enviar a la gente a una muerte segura, lo que lo ubica en una categoría moral similar a la de un narcotraficante, un comerciante de armas, o un economista neoliberal. La chica por su parte es egoísta desde el inicio hasta el fin: se queda calentándole la bragueta al millonario por egoísmo, después lo abandona y se fuga con Yellow por egoísmo, y al último vuelve con el millonario también por egoísmo. Y todo porque el millonario que tiene montones de sangre inocente en las manos, hace un pequeño sacrificio material que para su fortuna no significa demasiado, por salvarla a ella, que lo ha abandonado. Pero que los habitantes de la Tierra son todo gente de mala entraña, es algo que debería quedar claro a estas alturas de Genesis Climber MOSPEADA.

12. A través de la Fortaleza Boogie (要塞突破ブギYōsai Toppa Bugi / La fortaleza, en Robotech).

En las montañas a través de las cuales se internaron en el episodio anterior, el grupo de guerrilleros da por fin con la fortaleza inbit que les obstaculiza el paso. No pueden rodearla porque la geografía no da de sí, y no pueden enfrentarla directamente porque no tienen fuerza militar suficiente. Su mejor posibilidad es acabar con el sistema de detección HBT, lo que significa infiltrarla. Tipo siempre práctico, Ray se busca un par de troncos, y a punta de cuchillo fabrica unos esquíes con los cuales se acerca a la fortaleza junto con Mint, sin ser detectado, porque como ya sabemos, de hacerlo con las motocicletas habrían acabado como colador por los disparos inbit.

Lo que viene a continuación es el primer episodio en el cual vemos el interior del mundo inbit; descubrimos de qué están rellenos los mechas inbit y cuál es su verdadera forma, vemos algo de su funcionamiento interno, así como su... computadora, llamémosla así. Y Refless, la muy bruta, todavía sin ocurrírsele proteger su fortaleza poseyendo a Mint y saboteando a los saboteadores; treinta y tres años dominando el planeta, y todavía no sabe tratar con los bípedos que pueblan la Tierra. Pequeño momento para la gloria: en un minuto en que Mint se pone pesada, para variar un poco, Ray se desquita hundiéndole la cabeza en todo lo que se llama nieve. Segundo momento para la gloria: al final del episodio, vemos un fugaz desnudo integral de Aisha. Si conocen este episodio por haber visto Robotech, posiblemente no saben de qué hablo: el par de segundos en cuestión, fueron obviamente censurados por las largas tijeras del productor Carl Macek, que en paz descanse. Y es que una fugaz escena de dos segundos de desnudo femenino, deben ser mucho más tóxicos para la mente que una historia con guerras, explosiones, heridos y muertos, con toda seguridad.

13. Reproducción de tormenta (砂嵐プレイバックSuna-arashi Pureibakku / Tormenta de arena, en Robotech).

En otra muestra de que la Geografía en Genesis Climber MOSPEADA funciona según la tirada de un dado de seis caras que haga el guionista, tenemos al grupo moviéndose otra vez por un desierto. En Sudamérica. Y un desierto con cactus al mejor estilo Arizona. Como sea, el caso es que los inbit se han divertido haciendo prácticas de tiro al blanco con el grupo, y entre batallita y batallita, los valientes guerreros de la libertad no han podido aprovisionarse de agua. Resultado: peleas dentro del grupo, mosqueo de Stick por la falta de disciplina militar de sus hombres (la mitad de ellos civiles, recordemos), y Ray saliendo del refugio en donde están, a buscar agua en medio de la tormenta de arena. Sucede lo obvio: acaba cayéndose, perdiendo la conciencia, y el larguísimo resto del episodio es un sueño en el cual le toca rescatar a Aisha, la chica a la cual él ha visto en glorioso desnudo integral en el final del episodio anterior. Pero tú no, si es que viste ese capítulo por Robotech, en donde, decíamos, censuraron la escena. Ahora bien, por rescate, queremos decir, rescatarla de un dragón, porque los guionistas japoneses también se divierten a costillas de su público. Al final de su sueño, tiene una epifanía en la cual suma dos y dos respecto de lo que ha visto en los episodios anteriores, y cae en la cuenta de cuál es el verdadero plan inbit. Ya era hora.

El episodio sirve por supuesto para meter un poco de material de archivo de los episodios anteriores, lo que siempre viene bien para abaratar costos de producción. También redondea lo expuesto en episodios anteriores, subrayando el plan inbit por si no hubiera quedado claro, algo probable considerando que Genesis Climber MOSPEADA es mucho menos explicativo que Robotech. En Genesis Climber MOSPEADA, para empezar, no tenemos la eterna voz en off de Robotech explicándonos lo obvio una y otra vez. Y hablando de, en su adaptación a Robotech, este episodio le introdujeron una modificación absurda e innecesaria: la voz en off refiere que el sueño de Ray se debe a la presencia de protocultura en el ambiente. Protocultura que, huelga decir, no existe en Genesis Climber MOSPEADA. ¿Por qué había protocultura en medio de una tormenta de arena? ¿Cómo es que esa protocultura no atrajo a los inbit? Misterio de los misterios en la adaptación, que se ahorraron lindamente en el original.

14. Marcha nupcial de Mint (ミントの結婚行進曲Minto no Kekkonkōshinkyoku / La boda de Annie, en Robotech).

Acosados como de costumbre por los inbit, el grupo se mete bajo una especie de cúpula... el episodio no explica en lo absoluto por qué un enorme trecho de jungla en apariencia amazónica, está cubierta por una especie de domo. ¿Lo construyeron los humanos? ¿O los inbit cuando llegaron ahí? El caso es que el grupo aprovecha de descansar un rato... lo suficiente como para ser capturados por una tribu selvática. Como manda el cliché, los habitantes de la jungla son tipos primitivos que los van a sacrificar a los dioses porque la represa está perdiendo agua, por lo que toca a los inteligentes hombres blancos salvar a los nativos de su propia estupidez, meterse a la represa, y literalmente cerrar el grifo. En medio de todo esto, Yellow como de costumbre no desperdicia río o lago alguno para darse un baño bishounen, y es capturado por el hijo del jefe de la tribu... que se lleva un chasco enorme cuando descubre que el bishounen de marras es hombre. Mint decide entonces que el hijo de un jefe de una tribu es un buen partido, y marcha hacia él, en plan de seducción. Todo acabará en la enésima pelea en contra de la siguiente patrulla inbit.

Podría no ser de los mejores episodios, pero tiene sus puntos de redención. El hijo del jefe de la tribu es un poco cabezota, pero muy en el fondo da penita cuando los otros se ríen en su cara de él, por su fallido esfuerzo en conseguirse una novia. La manera en que Ray se queda fuera de la acción, es también hilarante. Y la cosa se cierra con dos buenos cliffhangers: Mint finalmente se queda con el hijo del líder de la tribu y por lo tanto el grupo la debe dejar atrás... y además los inbit han creado un nuevo modelo de mecha que, suponemos, va a ser mucho más duro de pelar que los miserables cangrejos a los cuales el grupo se ha ido cargando por base regular episodio tras episodio. En su adaptación a Robotech, el episodio está casi igual, pero cortaron una escena: Annie, o sea Mint, muestra un pezón. Tal cual. Y como es una niña pequeña, el hijo del jefe de la tribu reacciona de una manera hilarante: la desprecia porque es plana. Los japoneses y su liberación sexual. Por cierto: la idea de que ésta podría ser la jungla amazónica, apoya la tesis de que la historia se ambienta en Latinoamérica, que el grupo guerrillero va de sur a norte, y en mi opinión, que el punto de descenso de Stick fue Argentina, porque desde Chile, no tiene mucho sentido que los guerrilleros crucen los Andes y pongan rumbo al Amazonas, cuando en los siguientes episodios los veremos tratando de cruzar el Caribe, y por tanto, meterse al Amazonas significaría una desviación significativa e innecesaria hacia el este.

15. La balada de la ruptura (仲間割れのバラードNakamaware no Barādo / Formas separadas, en Robotech).

El grupo, una vez más y sólo para no romper la costumbre, está siendo acosado a lo bestia por los inbit. Ahora quien los persigue, es el nuevo y poderoso mecha presentado en el episodio anterior, y que aquí tiene su primera escena de acción. El grupo está en las ruinas de una antigua ciudad humana, y se refugia en el metro. En una serie televisiva normal y corriente, los antagonistas abandonarían la persecución por inútil y le darían un respiro a los héroes, pero esto es Genesis Climber MOSPEADA: el mecha grande primero bombardea a lo bestia el suelo y provoca el derrumbe de buena parte del metro, y no conforme con dejar al grupo enterrado vivo, antes de retirarse manda a tres cangrejos a meterse a los túneles, sólo para asegurarse de que estén bien muertos. Atrapados como ratas, desmoralizados, tensos hasta el límite, es finalmente Lunk quien estalla. El grupo resuelve entonces separarse: Stick seguirá adelante seguido por Yellow y quizás por Aisha, Ray y Houquet irán por su cuenta hacia donde los lleve el destino, y Lunk se debate sobre qué hará a continuación.

Al final, Ray diseña un plan que les permitirá salir, no creo que sea un enorme spoiler esto, y caerles encima a los cangrejos y reventarlos sin que éstos lleguen a saber siquiera qué se los cargó. Yo no sé ustedes, pero a mí, a estas alturas los pobres cangrejos hasta me dan pena, los muy tontos. El episodio se cierra entonces con un largo epílogo en donde descubrimos que Mint regresó para unirse al grupo. ¿Por qué? El capítulo no lo explica en lo absoluto, pero considerando que el hijo del jefe de la tribu daba penita en el capítulo anterior, es como para cobrarle tirria a Mint de nuevo. O a lo mejor Refless se avispó, poseyó a Mint en el Amazonas, y le dijo que regresara con el grupo para infiltrarlo al estilo del Caballo de Troya. Por supuesto, ni qué decirlo, el grupo vuelve a reunirse, y siguen camino adelante, tan amigos como siempre. En Robotech, este episodio está más o menos igual, hasta donde me llega la memoria. Por cierto, y entramos en el territorio de las teorías personales aquí. Si seguimos la tesis de que el grupo está subiendo por Sudamérica, entonces la ciudad en donde transcurre la acción de este capítulo debería ser alguna de Colombia o Venezuela, quizás Bogotá, Medellín o Caracas. Hay tienen material para un fanfic, fanescritores colombianos o venezolanos.

Y por fin, transcurridos tres quintos de la serie, el grupo se ha recorrido casi toda Latinoamérica. Queda el cruce del Caribe, y luego, toda Norteamérica, porque como hemos visto en imágenes aquí y allá, el Punto Reflex parece estar instalado cerca de los Grandes Lagos, en Canadá. Y en el próximo episodio, las cosas se pondrán más interesantes cuando el proyecto Génesis siga adelante, ahora con la incorporación de cierto par de personajes humanoides que... por desgracia, se acabó el espacio, así es que, estimados lectores, tendrán que esperar hasta el siguiente posteo acá en la Guillermocracia.

2 comentarios:

Cidroq dijo...

Va muy bien el recuento de la serie.

Yo, tengo los recuerdos frescos de la animación porque más o menos al tiempo que comenzaste a escribir la primera parte, yo terminaba de ver la tercera guerra Robotech, ya que la serie está en Netflix, aunque solo con diálogos en inglés.

Lo que se me hizo raro, es que el desnudo que comentas no está censurado en robotech, al menos no en la versión que yo vi, no se si Netflix haya conseguido una versión sin censura.

Va muy bien el repaso por esta serie, saludis.

Guillermo Ríos dijo...

A saber, habrá que ver la versión de Netflix y comparar.

Y gracias por las felicitaciones.

Related Posts with Thumbnails