martes, 27 de junio de 2017

"Genesis Climber MOSPEADA": Repaso episodio a episodio (1 de 5).


Ya lo hicimos antaño con Erase una vez... el hombre, y reincidiremos. Una épica serie de posteos, repasando de manera íntegra y episodio a episodio, un clásico de la animación. En este caso le toca a Genesis Climber MOSPEADA, que cumple la friolera de 35 años en 2.018, porque su primer episodio fue emitido en Octubre de 1.983. Genesis Climber MOSPEADA vendría significando Armadura Génesis MOSPEADA, si es que la frase tiene algún sentido por supuesto. Sin embargo, ni por ésas va a sonarles el título, salvo que sean muy fanáticos del anime de la década de 1.980. Sin embargo, si les digo que ésta fue adaptada con posterioridad como la Tercera Generación de Robotech, entonces ya comenzamos a entrar en aguas. Eso sí, en esta serie de cinco posteos nos referiremos a Genesis Climber MOSPEADA y no a la Tercera Generación de Robotech. Eso significa que, aunque la adaptación hecha por Macek y compañía fue bastante respetuosa con el material original, tratándose de Genesis Climber MOSPEADA por lo menos, de todas maneras habrá detalles cambiados. Partiendo por el nombre de los personajes, claro está. En lo que me sea posible, porque para Robotech voy a tener que tirar de la memoria, trataré de comentar las diferencias entre el original y la adaptación, pero en realidad, lo ya dicho, más allá de cambiarle los nombres a los personajes, los guiones son muy parecidos. Por cierto, si les interesa, vi Genesis Climber MOSPEADA gracias a otro anónimo benefactor que subió un bestial video en japonés y subtitulado al español, de ocho horas y media de duración con todos los capítulos a YouTube. Y por subtitulado, me refiero a que viene incluso con las letras que canta Yellow Lanc... perdón, Yellow Belmont. Y sin más preámbulos...

Bien, un preámbulo más. La siguiente serie de posteos está trufadísima de spoilers. Si han visto Robotech, saben que la Tercera Generación se reserva unos cuantos giros de argumento, algunos bien ejecutados y otros un tanto estrafalarios. Sí, todos nos reimos con lo absurdo del personaje de Lancer. Así es, si no han visto Robotech, ni la original Genesis Climber MOSPEADA, y no quieren reventones de argumento... no sigan leyendo ninguna palabra a partir de aquí. En cuanto al resto, ¡el que sea valiente, que me siga!

1.- Preludio a la Ofensiva (襲撃のプレリュードShūgeki no Pureryūdo / La invasión Invid, en Robotech).

El capítulo parte con una escena en donde vemos a los inbit comenzar su migración a la Tierra, y sigue con una voz en off describiéndonos cómo la Tierra en 2.050 libró una cruenta guerra con ellos que, al final, acabaron perdiendo. Desde la base humana en Marte, en 2.080, se lanzó una nueva ofensiva, que culminó en fracaso; tengamos en cuenta este dato, porque esa ofensiva traerá algo de cola en ciertos episodios posteriores de la serie. En 2.083 se lanza todavía otra ofensiva más, en la que viajan Stick Bernard y su prometida Marin. Después de presentarnos a los personajes que van a ser protagonistas de las aventuras... los inbit se cepillan a casi todos los personajes que iban a ser protagonistas de las aventuras, en la primera batalla. Sólo Stick Bernard sobrevive, amargado porque su novia es otra de las bajas en la batalla. Eso, porque aparentemente porque los inbit le han hecho algo a la atmósfera terrestre, que aniquila a las naves en su entrada, etcétera; era un interesante punto argumental, pero la serie no volverá a tomarlo, y de hecho, su adaptación lo ignora por completo. El caso es que, una vez en la Tierra, Stick une fuerzas con Ray, un joven despreocupado que vive de saquear restos militares, como... Rey al inicio de El despertar de la fuerza, ¿será coincidencia, acaso, ahora que lo pienso...? Luego viene una pequeña batallita que sirve para presentarnos a las fuerzas inbit de Tierra, y también a los famosos MOSPEADA del título. Los que vieron Robotech, saben de lo que hablo: los MOSPEADA son las famosas motos que se transforman en armadura de combate. Así, en apenas un episodio tenemos la situación presentada, los personajes, los villanos, y la aventura iniciada. Los guionistas de Dragon Ball Super algo deberían haber aprendido de acá.

En Robotech le cambiaron el trasfondo entero al episodio, ya que la fuerza expedicionaria humana no viene de Marte, sino que es la División Marte de la Fuerza Expedicionaria Robotech que abandonó la Tierra luego de la invasión zentraedi. Eso originó por supuesto un pequeñísimo problema de continuidad que apuntamos en su día, acá en la Guillermocracia. Debemos mencionar los cambios de nombre en los personajes, por supuesto: Stick Bernard se transformó en Scott Bernard, Ray en Rand, y Marin en Marlene. Y los inbit pasaron a ser los invid, con D final, claro está. Los MOSPEADA por su parte fueron rebautizadas como cyclones, lo que le da nombre al tema musical respectivo del soundtrack, que pueden encontrar en Robotech Perfect Soundtrack Album de 1.996. Y es el momento de referirnos a una clásica leyenda urbana; según algunos, el lugar de descenso de Stick Bernard sería el centro o sur de Chile. Lo que convertiría a Ray en chileno, si se lo piensan bien, y si consideran el carácter distraído y su eterna vocación de arreglar las cosas por el camino y sin verdadera preparación previa, es uno de los más ajustados retratos que se ha hecho de un chileno en el anime japonés, más aún que el caballero ése de Saint Seiya. Esta tesis vendría apoyada por evidencia circunstancial de episodios posteriores, pero en lo personal, creo más factible que el lugar de descenso sea el sur de Argentina, por motivos que comentaré después.

2. La marcha de la chica del corazón roto (失恋少女のマーチShitsuren Shōjo no Māchi / La ciudad perdida, en Robotech).

Una niña llamada Mint Laboulaye sufre porque su prometido está abandonándola, junto con otras personas. En medio de todo esto aparecen Stick y Ray. Nadie quiere advertirles acerca de la ciudad, a pesar de que resulta claro para el espectador que algo turbio se cocina ahí. Por tanto, Stick y Ray avanzan confiadamente. En el episodio, Stick descubre por primera vez el verdadero grado de destrucción ocasionado por los inbit. Mientras, el prometido de Mint toma a los dos soldados, y le pide a Mint que los acompañe a una parte de la ciudad que está a orillas de un lago. Es una emboscada, claro está: el sitio está repleto de inbit. El trío sale vivo a duras penas del trance, en buena medida gracias a la ayuda de una misteriosa chica de armadura roja que aparece en la hora undécima. Los que vieron Robotech, ya saben de quién hablo, pero en ese minuto, todavía es un gran misterio: ¿quién es esa chica ruda y buena para disparar, y además tan rubia y guapa...? Sigan viendo los siguientes episodios para enterarse. Sucio truco de guionista, empleado a porfía por todos los escritores mediocres de novelas de aventuras hasta el día de hoy.

Aunque por su estética rabiosamente ochentera pareciera que Genesis Climber MOSPEADA es una serie más o menos luminosa, ya en este episodio comienzan a sentarse las bases acerca de qué clase de mundo de porquería es la Tierra bajo el dominio inbit, uno en donde la miseria material de gente viviendo en ciudades en ruinas, se suma la miseria moral de una Humanidad cuyo espíritu quebrado los lleva a hacerse cómplices de sus propios dominadores para salvar lo poco que ahora sus pellejos puedan valer. Es una moraleja increíblemente oscura, por supuesto, y más viniendo desde Japón, un país que debido al trauma de la Segunda Guerra Mundial y posterior ocupación militar estadounidense, las invasiones alienígenas suelen tener un incómodo valor como metáforas nacionales (y nacionalistas). Este episodio, por cierto, pasó casi íntegro a Robotech, con un único cambio apreciable: Mint Laboulaye pasó a llamarse Annie, aunque conservó el Mint (Menta) como sobrenombre.

3. Concierto de enfrentamiento al peligro (真昼の決闘コンサートMahiru no Kettou Konsāto / El soldado solitario, en Robotech).

En otro pueblo miserable de los que abundan en la Tierra, una cantante llamada Yellow Belmont está dando un pequeño recital en un cabaret. Allí, unos rufianes atacan a la chica. Siendo una producción de 1.983, estos malhechores son punkies con pintas de extras de Mad Max. Yellow Belmont se defiende de manera egregia, ayudada por la chica misteriosa del episodio anterior, que justo está tomando un trago o algo así, porque de alguna manera hay que arreglárselas para que los personajes terminen coincidiendo y formando equipo. El caso es que, como las cosas se ponen feas, ahí aparecen justo Stick y Ray para salvar el día. Poco después, llega Jim Warstone, un veterano de la expedición de 2.080 que se las ha arreglado para sobrevivir; en esta ocasión, lo que ha hecho es dejar atrás de manera cobarde a un amigo, en manos de los punkies. Luego de enrostrarle su cobardía al soldado, Stick y Ray, ayudados ahora por la chica misteriosa que se presenta como Houquet, parten a rescatar al tipo. Aunque las cosas se complican por la llegada de la infaltable patrulla inbit, Stick recibe una ayuda inesperada: Jim ha guardado un Legioss, un avión capaz de transformarse en mecha, lo que equilibra la batalla. Y la sorpresa final: Yellow Belmont es hombre, por supuesto.

En este episodio por fin se termina de armar la banda que protagonizará el resto de la serie. Lo que significa que habrá más cambios de nombres en los personajes, tratándose de la adaptación. Así, en Robotech, Yellow Belmont pasa a ser Yellow Lancer, Jim Warstone pasa a ser Lunk, y Houquet pasa a ser Rook Bartley. Los Legioss pasan a ser por su parte los varitech, para empalmarlo con Macross, aunque el diseño es claramente diferente, porque los Legioss son unas pedazo de fortalezas volantes, mientras que los varitech de Rick Hunter son unos robotitos anoréxicos dignos de desfile de Victoria's Secret; para disimular esto, es que lo llamaron los alfas, en Robotech. Por su parte, en el original japonés Yellow Belmont tiene dos actores de voz, uno femenino y uno masculino, lo que ayuda a mantener el misterio aunque no sea muy realista, y es algo tramposillo, bien mirado, mientras que en Robotech tiene sólo uno; decidan ustedes cuál opción es mejor. Por cierto, en este episodio no vemos nada que sugiera Chile o Argentina, así es que la tesis que mencionábamos, no tenemos cómo corroborarla aquí.

4. Sentirse como canción de supervivencia (気分はサバイバル・ソングKibun wa Sabaibaru Songu / Supervivencia, en Robotech).

Mientras Yellow Lancer cuida el Legioss, que está escondido, el resto del grupo ha ido por provisiones y suministros. El lugar está infestado de inbits, y el grupo debe recurrir a sus mejores habilidades para sobrevivir, en plan guerra de guerrillas. En medio de todo esto, Ray hace un descubrimiento crucial: los inbit son capaces de detectarlos gracias a las células HBT que usan. Y... eso es todo, más o menos. El episodio trata de mostrar la dura realidad de un grupo guerrillero combatiendo contra una fuerza militar vastamente superior, pero la verdad, en términos argumentales no aporta mucho; es uno de los capítulos prescindibles de la serie. El único adelanto es el asunto de las células HBT, pero como después ese punto argumental será mencionado en episodios posteriores, tampoco es que perderse este episodio sea el final del mundo. También esta serie inicia un gag recurrente en que vemos como Yellow, muy en el fondo, es un loquillo, que aprovecha el asueto para tomarse una cómoda duchita, quizás porque las ropas de chica cabaretera deben apretar lo suyo.

Por supuesto, en Robotech las células HBT no se mencionan ni por casualidad. En su intento por empalmar a esta serie con las otras dos, desde arriba los guionistas decretaron que las máquinas iban a funcionar con protocultura, y fin del asunto. Lo que explica por qué la protocultura en la Tercera Generación funciona de una manera tan diferente a como lo hace en las otras dos. En este episodio, además, vemos que los protagonistas se encuentran en un bosque, y que el desierto de Atacama o la pampa argentina, lo que proceda, ha quedado atrás, si aceptamos la tesis de que todo esto transcurre en la Sudamérica del futuro. Aunque por otra parte, no parece que los guionistas hayan tomado la precaución elemental de trabajar con un mapa a la mano.

5. Operación Saqueo de la Posada (ライブ・イン・強奪作戦Raibu In Gōdatsu Sakusen / A escena, en Robotech).

Nuestros aprendices de ISIS siguen pasando miserias; ahora están cortos de células HBT. El uso y tráfico de las mismas son controlados con extraordinaria dureza por los inbit, a través de sus agentes humanos. En un pueblo con un castillo, hay una bodega de ésas células, y el grupo planifica un golpe para apoderárselas. Sí, escribí pueblo con un castillo, como en Europa. Suponemos que es un castillo de la época de los españoles o algo así, porque de otra manera no podemos explicarlo, aunque la ambientación de este episodio parece más centroeuropea que sudamericana, si me preguntan. El resto del episodio va acerca de cómo Yellow monta un concierto en el pueblo, como distracción para que el resto de la banda pueda hacerse de unas cuantas de esas preciosas células HBT.

En este episodio, el argumento no avanza demasiado, más allá de seguir viendo al grupo guerrillero pasar pellejerías en su misión. De todas maneras, se deja ver de lo más bien porque representa un pequeño cambio de género, desde la aventura de Ciencia Ficción desértica a ese siempre agradecido género audiovisual que es el golpe perfecto, con una fortaleza bien custodiada y el grupo de simpáticos ladrones llevando a cabo un plan perfecto para dar el gran golpe. O de cómo meter un episodio estilo La gran estafa en una serie de Ciencia Ficción, y que quede bien. Por cierto, en el original, Stick es un poco más inteligente que en el doblaje de Robotech, ya que en Genesis Climber MOSPEADA, la trampa de agua es una completa sorpresa que no podía ser razonablemente prevista, mientras que en la versión adaptada, Stick  conocía la existencia de la trampa, pero pensaba que ya no estaba operativa, no la tomó en cuenta... y eso casi le cuesta la vida a él y dos miembros de su equipo. Así se hace, chico, así se hace.

Y así es como hemos recorrido la quinta parte de Genesis Climber MOSPEADA, la serie original en que se basó la Tercera Generación de Robotech. Seguiremos el repaso en el siguiente posteo, aunque tratándose de la primera mitad de la serie, el arco argumental todavía no acaba de despegar. Pero no se preocupen. En la siguiente tanda de cinco episodios viene también el capítulo en el cual empieza a develarse el plan de los inbit, y también, la entrada en escena del último miembro que falta para completar el batallón de lo que Robotech llamaba valientes luchadores por la libertad, episodio sí y episodio también.

5 comentarios:

Sayabros dijo...

Guau que recuerdos...

Víctor Herbonniere dijo...

Hola Guillermo. No he visto esta serie, pero ahora me da curiosidad, así que pasaré luego a leer esta entrada por los spoilers. Me agrada la idea de estos comentarios episodio a episodio (vengo aquí a menudo cada vez que hablas de animación en general), y espero que no sea la última que comentes al respecto :)
¿Aceptarías propuestas en el futuro?

Un saludo.

murinus2009 dijo...

Sera una buena serie de Entradas.

Esta parte de la "Maceckre" nunca pude verla completa cuando la pasaron en su momento en Cd. de Mexico.

Divertido eso de los aprendices de ISIS, del episodio 5.

Cidroq dijo...

Vaya, curiosidades de la vida, recién hace poco termine de ver la tercera guerra robotech, aprovechando que la serie está en Netflix y era la etapa que menos recordaba en su momento, eso si, tuve que chutarmela con audio en inglés, no esta el audio en español.

Tienes toda la razón con eso de ánime ochentero, donde básicamente todo puede pasar para que los buenos salgan adelante, pero dentro de lo que cabe, es entretenido y si tiene algunos aspectos interesantes en la trama como comentas. Cuando llegué su momento comentaré algo acerca de un detalle que dejaron pasar sin censuraren la conversión a Robotech que se me hizo extraño.

Saludos.

Martín dijo...

De lo único que me acuerdo que me llamó la atención es que en un primer momento pensé que Rook era Dana con el pelo largo, ya que en su primera aparición, cuando se saca el casco y queda con el cabello "tomado" (antes de que se le suelte) encontré que se veían igual. Podría haber sido un giro interesante, pero no creo que se hubiera podido justificar el irse con Rand al final...

Related Posts with Thumbnails