domingo, 21 de mayo de 2017

"Sky Girls": Adolescentes guapas contra bichos marinos.


Siempre por cortesía de esos anónimos héroes que arriesgan sus cuentas de YouTube subiendo material que cualquiera puede pedir que lo bajen, aunque no sea el titular de los derechos, es que he podido ver Sky Girls. Partí llegando a él por la razón más peregrina del mundo: el opening es interpretado por Mell, cantante J-Pop que tiene un par de discos (Mellscope y Mirage) que mezclan J-Pop con música industrial, con resultados bastante buenos si es que a uno le gustan esa clase de mezclas raras. El opening de Sky Girls de hecho forma parte de Mellscope, que es a la vez un primer disco y un compilado de material anterior, y dicho opening se llama Virgin's High! Si no lo han escuchado, prueben a poner ese tema en un día que necesiten una recarga de energía, y van a acordarse con gratitud de mí. Se los dejo:



De manera que me senté a ver el capítulo uno. Lo vi entero. Y fruncí el ceño. ¿A dónde va todo esto? Es una historia de Ciencia Ficción, pero que no se siente muy de Ciencia Ficción. Se ambienta a finales del siglo XXI, pero los protagonistas usan tecnología electrónica que ya en 2.017 está obsoleta. Viven en un mundo postapocalíptico y por tanto se justifica, vale por eso, pero es un mundo postapocalíptico lleno de suaves colinas, verdes praderas, y mares de cristalino azul. Además, aunque la historia va de chicas peleando contra bichos marinos, en el primer episodio no hay ninguna batalla. De hecho, el primer episodio termina apenas cuando las chicas están llegando a la base militar en donde se van a pasar la tanda de episodios entrenando para la guerra. Un comienzo difícilmente estimulante.

Pero inasequible al desaliento, investigué un poco sobre la serie. Por investigar, quiero decir leerme el artículo de la Wikipedia en inglés, porque la Wikipedia en castellano es un desastre. Y decidí darle una nueva oportunidad. Y no me arrepentí. Porque Sky Girls es una estupenda serie... si uno tiene una idea más o menos clara de hacia lo que va.

Un poco de recapitulación. Sky Girls partió como un OVA de unos treinta minutos de duración, cuyo objetivo parece haber sido presentar la historia en rasgos fundamentales. No es la adaptación de un manga; es cierto que hay un manga, pero éste apareció cuando ya la serie estaba emitiéndose. Por tanto, es una adaptación de anime a manga, y no de manga a anime. Aunque se supone que el OVA sirve como introducción para la serie, en mi opinión personal es mejor verlo después de acabada la misma. En primer lugar, no comparten la misma continuidad, más allá de la premisa básica; no hay nada substancialmente contradictorio entre el OVA y la serie, pero tampoco hay una idea clara de dónde encajar el OVA dentro de ésta. Además, el OVA está mucho más cargado al fanservice que la serie, que tiene su cuota, no digo que no, pero es más comedida al respecto. El OVA data de 2.006, y luego de éste, le dieron luz verde a una serie de 26 episodios, que se emitió en 2.007.

Los WORMs a la conquista de la Tierra.
La historia es bastante sencilla. A finales del siglo XXI, aparecieron los WORMs, que son criaturas marinas gigantescas capaces de arrasar con toda la Tierra. La Humanidad pudo defenderse de ellas, al precio de detonar unas cuantas cargas atómicas que no convirtieron al mundo en un infierno radioactivo, pero que sí le causaron unos cuantos estragos a la economía y sociedad. Piensen en algo así como Inglaterra o Japón después de la Segunda Guerra Mundial, más que en Mad Max o El Puño de la Estrella del Norte, y se harán un concepto más claro. Algunos años después, la sociedad entera se ha infantilizado porque, obviamente, la mayor parte de los adultos fueron masacrados en la guerra contra los WORMs, y los que quedan son unos cuantos soldados y civiles, y muchos adolescentes. Lo que justifica que las protagonistas de Sky Girls sean todas adolescentes. Alguna explicación debían darle, considerando los uniformes apretaditos que usan las adolescentes para pilotar los Sonic Divers. La serie no se pasa demasiado con el fanservice, pero también tiene su cuota; hay que venderla, después de todo. Y yo no me quejo. En lo absoluto.

Algunos años después de todo lo anterior, un grupo de tres chicas adolescentes son reclutadas para pilotar la nueva tecnología de los Sonic Divers, que ya mencionábamos más arriba. Estos son unos exoesqueletos con un cierto aire al traje usado por Ellen Ripley en Aliens: El regreso, pero que pueden volar. Estos trajes funcionan por sincronización de éstos con la mente de las chicas, un poco en plan Neon Genesis Evangelion, aunque sin las concomitancias tétricas de esa otra serie. A lo largo de una tanda de episodios, las chicas aprenderán a usar los trajes y a reforzar su camaradería y amistad; si están esperando batallas de trajes contra bichos al estilo Pacific Rim, van a tener que armarse de paciencia porque la primera viene recién a la altura del episodio nueve, o sea, ya pasado un tercio de la serie. Por supuesto, no todo es como aparece en la superficie. En los subterráneos de la política se mueven planes dentro de planes para apoyar el programa de los Sonic Divers por un lado, y para cancelarlo por el otro. Todo eso, mientras el Gobierno quiere mantener más o menos en reserva un inquietante secreto: los WORMs, que se creían derrotados y aniquilados, pueden estar resurgiendo. Y como hay que hacer interesantes las cosas, resulta que algunos personajes albergan secretos del pasado que le dan el clásico esperado giro inesperado a la trama.

Hecha toda la reseña anterior, debo advertir que a pesar de la premisa, Sky Girls no es una historia de combate propiamente tal. Quien espere que cada episodio remate en una batalla, como Mazinger Z por ejemplo, se va a decepcionar profundamente. No sólo la guerra es empujada al trasfondo de la narrativa, sino que además, las batallas son resueltas de manera esquemática y casi sin suspenso. Las chicas tienen un ataque llamado el Delta Lock, que aparentemente es infalible contra los WORMs, y cada vez que lo ejecutan, game over. Esto no es The Super Dimension Fortress Macross y su retrato increíblemente cínico y pesimista sobre la guerra, para que nos entendamos.

Otoha Sakurano, la más o menos protagonista, que... ¿No es tierna...?
En realidad, los tiros van por otro lado. Todo este tinglado es un pretexto para montar una bonita historia de amistad adolescente entre chicas. Un Bildungsroman, o historia de crecimiento y maduración personal, en clave de Ciencia Ficción, para decirlo más claro. Y en esto, la serie resulta muy exitosa. Más allá del fanservice, las chicas protagonistas, que parten siendo tres y luego crece un poquito el número, terminan conmoviendo con sus pequeñas preocupaciones, penas y dramas diarios. Un punto favorable de la serie, es que evita esa malsana tendencia japonesa al drama por el amor al drama. Hay conflicto entre personajes, sí, pero también hay una oda sencilla y bonita al poder de la amistad como medio para superar esas pequeñas miserias y penas de la vida cotidiana. Es una serie que los angloparlantes definirían como feeling fine, una historia para ver y sentirse un poquito mejor con la vida. Pero tampoco se pasa para el otro lado: su tono es decididamente optimista, pero no diabético, idealista o ingenuo.

La historia tampoco pretende ser original. Hay ecos de Neon Genesis Evangelion, ya lo decíamos, y de hecho podría interpretarse como una deconstrucción en clave optimista de todo el discurso nihilista de esa otra serie, porque nadie dice que las deconstrucciones tengan que ser todas pesimistas. También hay ecos más lejanos de Mobile Suit Gundam, ya que cierto punto argumental que viene promediando el final, recuerda un poquito de lejos la subtrama de los newtipe de la franquicia Gundam. La misma idea de pilotos en sus máquinas voladoras luchando contra monstruos, ha sido explotada hasta la saciedad, tanto en el manga y anime como fuera de éstos, pero tampoco la serie pretende pasarse de lista en esto. Su objetivo está en otra parte, ya lo dijimos.

¿Es por lo tanto Sky Girls recomendable? Depende de las expectativas. Si lo que se espera es una historia de guerra con robots, monstruos, grandes explosiones, devastación a escala industrial y mucho drama de por medio, Sky Girls será una profunda decepción. Pero si las expectativas están en una sencilla y optimista historia de amistad en un mundo de Ciencia Ficción, Sky Girls cumplirá las expectativas, y por mucho. No todas las historias tienen que ser el colmo de la originalidad, o el no va más del drama. Debe haber también espacio para estar otras historias más simples y minimalistas, de ésas que a lo mejor no van a hacer historia, pero que al verlas, alegran y enternecen el corazón.

El inevitable mercadishing.

2 comentarios:

murinus2009 dijo...

Por lo que comentas esta historia es mas como del estilo de: Sandy Belle, Remi o Belle y Sebastian (¿alguien mas aparte de mi recordará esas series y en Chile las habrán conocido así?), historias sencillas que narran el desarrollo de los personajes muy jovenes siempre, aunque aquí, en un marco de batallas contra monstruos, suena muy entretenida y una bienvenida variación para el militarismo de siempre.
Al ver la ultima imagen pensé que Sky Girls era del llamado estilo Moe (algo asi como puro fetichismo) como Kantai Collection, por suerte es algo diferente.

Es cosa de ver la serie y disfrutar la buena recomendación, gracias Guillermo y hasta pronto.

Guillermo Ríos dijo...

La comparación es un poco forzada, creo yo, pero algo de eso hay.

En lo personal, la serie me gustó mucho, pero estoy consciente de que no es para todo público. En particular, no para quienes esperan batallas épicas de mechas contra monstruos o algo así. Mejor advierto de estos detalles, o de lo contrario sale la gente diciendo que "cómo recomiendas esa cosa que...".

Related Posts with Thumbnails