¡¡¡Blogoserie a la carta en la Guillermocracia!!!

No lo olvides. Durante Abril y Mayo está abierta la votación para que ayudes a decidir sobre el argumento y características de la blogoserie a la carta que estamos planeando publicar acá en la Guillermocracia. Vota en la parte inferior de esta página, o bien, pincha el enlace para mayores detalles.
- POR ORDEN DEL DIRECTOR SUPREMO DE LA GUILLERMOCRACIA.

martes, 9 de mayo de 2017

2.016: El año de las Summer Bomb Busters (5 de 9).


En los últimos años, Marzo y Abril han ido cobrando una importancia creciente a la hora de programar estrenos por parte de Hollywood. Sin embargo, siguen siendo meses minoritarios, destinados más que nada a las películas que tienen posibilidades, pero que no califican para productos vendidos de antemano, por lo que lo mismo podrían funcionar bien en taquilla, que morder el polvo de manera ignominiosa. Es en Mayo cuando la verdadera temporada de blockbusters, las películas de alto perfil con la cual las productoras y distribuidoras echan toda la carne a la parrilla para copar las salas y saquear los bolsillos de los espectadores con furia vikinga. Por lo que aquí comienza el crescendo de películas que irán a desembocar en la fecha más grandiosa de todas, el 4 de Julio, el día de la independencia de cierto país cuya mascota es el águila calva, y en donde coincide todo: verano boreal, feriado patriótico, escolares y universitarios de vacaciones. Por eso es que ahora, en nuestro recuento de los fracasos sonados de taquilla en 2.016, cuando comenzamos con la temporada de verdaderos fiascos cinematográficos. Las películas que iban a por todo, y que se quedaron, no diremos en nada, pero sí en ropa interior. Y cuando usamos la expresión ropa interior, no pensamos en una vistosa supermodelo de Victoria's Secret cuya lencería realza sus gráciles y quizás algo anoréxicas formas femeninas, sino en ese vecino obeso mórbido que se pasea en calzoncillos rascándose el vientre, roguemos porque sea el vientre, mientras va al refrigerador para buscar otra cerveza. Y partimos los tiros para esta entrega con, cómo no... Con una secuela.

Y hacemos la misma prevención que ya es un poco cansina, pero no falta el que llega de afuera sin haber leído ninguna entrega previa de esta serie de posteos, o peor aún, sin saber siquiera que existe algo llamado la Guillermocracia, y por lo tanto, hay que actualizarlos. Considerando la forma de repartir las utilidades brutas que genera una película, se calcula que la mitad va a parar a los bolsillos de los productores. O sea, una película debe ganar aproximadamente el doble para considerar que ha generado ingresos para quienes ponen el dinero, o sea, los productores, por lo que si gana menos, suele contar como fracaso de taquilla. Y... allá vamos.

13.- El Cazador y la Reina del Hielo (The Hunstman: Winter's War).
  • Estreno en Estados Unidos: 22 de Abril de 2.016.
  • Presupuesto estimado sin publicidad: 115 millones de dólares.
  • Recaudación total: 165 millones de dólares.
En su minuto, en nuestra serie Block40busters en la Guillermocracia, señalamos que Alicia en el País de las Maravillas en 2.010 había creado un breve subgénero de adaptaciones cinematográficas de cuentos clásicos, pero un poco más oscuras, y en el caso de las chicas, con algo más de pierna y escote. Entre esas películas estuvo Blancanieves y la leyenda del Cazador de 2.012, que más o menos funcionó en taquilla: casi 400 millones de dólares de recaudación, sobre un presupuesto de 170. No para tirar fuegos artificiales, pero otras sagas insignes del cine han partido más o menos igual, así es que, quién sabe. Y eso, a pesar de lo hilarante que resulta ver a Charlize Theron sintiendo envidia de la belleza de Kristen Stewart, en uno de los más grotescos errores de casting que ha visto Hollywood en los últimos años. Digo yo. Como sea, le dieron luz verde a la secuela, pero se aseguraron rebajando el presupuesto en cerca de un tercio, por si las dudas. Como Kristen Stewart se negó a regresar por... algún motivo, dejémoslo así, la película se centró en el Cazador interpretado por Chris Hemsworth; sabia decisión, porque la Stewart después de Crepúsculo no ha tenido el mismo tirón mediático, mientras que Hemsworth está en todo lo alto como Thor. Y como no deben faltar guapas, engatusaron vilmente convencieron a Emily Blunt y Jessica Chastain para subirse al carro. La película amplió el mapa épico, siendo una precuela y secuela de la otra película, quizás porque eso había funcionado con 300: El nacimiento de un Imperio en 2.014. Y entonces... no funcionó. Simplemente se desinfló. De la crítica no hablemos, estas películas no se hacen para los críticos. En la taquilla de Estados Unidos, en su primer fin de semana, hizo miserables 19 millones de dólares, contra 56 de la película anterior. Fuera de Estados Unidos se estrenó en China, lo que ayudó a salvar algo los muebles; aparte de China, los otros dos mercados rentables para esta película fueron Inglaterra y... México. O sea, en el muy dudoso evento de que lleguen a darle una tercera entrega a esta saga, ya pueden ir barajando conceptos para congraciarse con esos mercados. El Cazador en China, luchando contra los demonios de La Gran Muralla. El Cazador en Inglaterra, como una especie de James Bond medieval. O el Cazador en México, con mariachis, rancheras, tequila y nopales. Con los guionistas de Hollywood, la imaginación es el límite.

14.- Ratchet y Clank (Ratchet & Clank).
  • Estreno en Estados Unidos: 29 de Abril de 2.016.
  • Presupuesto estimado sin publicidad: 20 millones de dólares.
  • Recaudación total: 15 millones de dólares.
Uno de los síntomas de la vejez, es que al comentar una película determinada, le informan a uno que está basada en un videojuego, que anda dando vueltas allá afuera de 2.002 más o menos, y uno se queda con cara de buey ante un piano, soltando un suave y formulaico "¿ah, sí...?". Es lo que me pasó a mí cuando vi el trailer de Ratchet y Clank. Y fue todo lo que vi de la película. No porque el concepto de una historia de Ciencia Ficción sobre unos perdedores que van a salvar al planeta o la galaxia, esté manido. Lo está, pero lo importante no es el concepto sino qué hacen con él: ahí está la película dedicada al Denarian Saal incorrectamente titulada Guardianes de la Galaxia para probarlo. Y luego... el humor, ay, Carl Sagan bendito, el humor... No me apeteció verla y no la vi, a pesar de que incluso llegaron críticas tibiamente favorables desde los más inesperados lugares de la red. No es que pagar el precio de mi entrada hubiera significado alguna diferencia: no es como que yo fuera a cerrar la brecha de los cerca de cinco millones de dólares que hubieran llevado a esta película a recaudar siquiera lo que costó. Y de ganancias no digamos, por lo que ya sabemos: la torta hay que repartirla entre cines, distribuidores y productores. Pero la película debía pelear contra dos monstruos gigantescos, El Libro de la Selva por un lado, y Zootopía por el otro, ambos de los cuales acaparaban el mercado infantil por esas semanas. Hablamos de una competencia conformada por una película que, meses después, obtuvo el Oscar a la Mejor Película Animada, y otra que obtuvo el ídem a los Mejores Efectos Especiales. Y no dejemos fuera a Capitán América: Civil War, que no es una película animada, pero que apunta más o menos al mismo público infantil que les gusta las historias de héroes y acción para todo espectador. Desde el minuto uno, Ratchet y Clank no tuvo posibilidad alguna. Por supuesto, aunque nadie esperaba que fracasaran en la taquilla, tampoco nadie podía prever que El Libro de la Selva y Zootopía iban a ser las brutales aplanadoras en la taquilla que resultaron ser. El fracaso fue tan horroroso, que Gramercy Pictures, la filial de Universal que produjo la película, quedó a un paso de la clausura, y por el minuto nadie tiene idea de lo que sucederá con esa rama corporativa. Nota mental: dedicarle algún día, un posteo a esas películas cuyos fracasos fueron tan gargantuescos, que se cargaron a sus propias productoras en el maelstrom resultante.

15.- Dos tipos peligrosos (The Nice Guys).
  • Estreno en Estados Unidos: 20 de Mayo de 2.016.
  • Presupuesto estimado sin publicidad: 50 millones de dólares.
  • Recaudación total: 57 millones de dólares.
Para los que su idea de cine va más allá de la enésima entrega de Transformers, la Marvel, o los rápidos y furiosos, Dos tipos peligrosos era una película ciertamente esperada. El gran Shane Black, guionista histórico de acción en la década de 1.980, regresaba con su primera película escrita y dirigida por él mismo después de Iron Man 3. Puede que esta última tenga sus fallas, y gordas, pero en el apartado positivo tenía un espíritu festivo que acabó por convertirla en una de las buenas entregas del Universo Cinemático Marvel. Para su regreso contó con una dupleta de oro como protagonistas: Russell Crowe en esos roles de duro sin tres días de ducha que tan bien se le dan, y Ryan Gosling un poco parodiando su eterno paso como chico guapo en las pantallas. Y todo, al servicio de una película ambientada en la década de 1.970, pero visitada desde el presente con una estética kitsch, y con mucha sorna. No sé si de las mejores películas de 2.016, pero sí de las más divertidas. Así es como se rueda una buddy movie, y no, digamos Zoolander 2, por mencionar un fiasco grandísimo de 2.016, del que ya hablamos en su minuto. Y... no pasó nada con Dos tipos peligrosos. Que no resultó ningún peligro en la taquilla, por soltar otro chiste fácil. Por qué, quién sabe. La gente simplemente no respondió. No es que tuviera una competencia demasiado seria. Se estrenó la misma semana que Buenos vecinos 2, cuya única cualidad positiva parece ser que actúa la siempre bienvenida Chloë Grace Moretz en un rol de niña pija, recién salida ella del fiasco de La quinta ola, y que se salvó de la quema porque recaudó algo más de 100 millones de dólares sobre un presupuesto de 25. Y también en la misma semana de Angry Birds: La película, que se forró con casi 350 millones de dólares, pero su público era claramente distinto al de Dos tipos peligrosos. La única competencia realmente seria en los cines por esos días era Capitán América: Civil War, y Dos tipos peligrosos debería haber llamado la atención de los fanáticos de la acción a quienes ya empieza a fatigar el tema de los superhéroes, que probablemente no sean pocos. En fin, de injusticias está hecho el mundo.

16.- Alicia a través del espejo (Alice Through the Looking Glass).
  • Estreno en Estados Unidos: 27 de Mayo de 2.016.
  • Presupuesto estimado sin publicidad: 170 millones de dólares.
  • Recaudación total: 299,5 millones de dólares.
Una de las grandes sorpresas para todo el mundo, se produjo en 2.010 cuando la mediocre Alicia en el País de las Maravillas de Tim Burton cruzó la barrera de los 1.000 millones de dólares de recaudación, todo un taquillazo en una época en la cual menos de una decena de películas habían conseguido la hazaña. Ayudada porque su estética, propia de Tim Burton, encajaba de maravillas con el 3D, que en esa época posterior a Avatar vivía días dulces. Por alguna razón, los Estudios Disney se demoraron seis años en lanzar una secuela, tiempo en el cual el pastel se enfrió demasiado: la moda del 3D pasó, la propia Alicia en el País de las Maravillas abrió las puertas a más películas de actores reales basadas en clásicos animados de la Disney... y la propia Disney había agotado la ronda 2.016 de ese subgénero con el éxito apoteósico de El Libro de la Selva. Resultados: un cataclismo. No es que la Disney se haya preocupado mucho por eso: las cinco películas más taquilleras de 2.016, todas Disney, y entre todas (Capitán América: Civil War, Rogue One, Buscando a Dory, Zootopía y El Libro de la Jungla) suman casi 5.230 millones de dólares de recaudación. Es una suma de dinero suficiente como para no llorar demasiado por este estrellón, que no fue amado ni odiado por las audiencias, sólo ignorado de manera ignominiosa. La nota triste aquí: fue el último rol en el cine del prematuramente fallecido Alan Rickman, el famoso Severus Snape de la franquicia de cierto niño brujito, y que aquí interpretaba a la Oruga, aunque en un rol solamente de voz. Pero es una despedida digna. No como Orson Welles, que se fue interpretando a Unicron en la película Transformers de 1.986, así es que, a no quejarse. Además, en esta película vemos a la Oruga convertida en mariposa, escena que seguro no fue planificada a título de tal, pero considerando que Alan Rickman falleció después del rol, funciona casi como un bonito y poético homenaje póstumo. Ya pueden ir secándose esa lagrimita limpiándose esa mugrecita que se les salió del ojo.

17.- Tortugas Ninja 2: Fuera de las Sombras (Teenage Mutant Ninja Turtles: Out of the Shadows).
  • Estreno en Estados Unidos: 3 de Junio de 2.016.
  • Presupuesto estimado sin publicidad: 135 millones de dólares.
  • Recaudación total: 245,6 millones de dólares.
Me pregunto qué hubieran pensado tipos como los hermanos Lumière, o Georges Méliès, o el venerable Griffith, si alguien les hubieran dicho que algún día iban a rodarse películas de alto presupuesto cuyos protagonistas iban a ser tortugas antropomórficas pegando patadas. Si yo fuera alguno de ellos, me habría partido la caja de risa, y me habrían hecho el día, porque eso es broma, ¿verdad? Bueno, a lo mejor el loco lunático y genial de Méliès hubiera tomado nota, por el reto que hubiera supuesto eso para los efectos especiales nivel 1.910. Pero andando el tiempo... sucedió. Tres veces en la década de 1.990. Una vez más en 2.007. Y después, en 2.014, el mundo se vio azotado por todavía otra versión de las Tortugas Ninjas, porque es de ellas de quienes hablamos, claro está. Lo que partió como un comic underground que parodiaba al Daredevil de Frank Miller y anticipaba en algunos respectos la edad hipermusculada de dientes apretados y armas tamaño XS que se vivió en la década de 1.990, ahora obtuvo una adaptación producida bajo el padrinazgo de Michael Bay, nada menos. Porque cuando ves que unos dibujantes buscan parodiar un comic famoso usando la premisa más absurda posible, y toman a la tortuga, que es uno de los animales menos conocidos por su versatilidad gimnástica, y la convierten en picadoras de carne humanoides que ni Bruce Lee, y le dan nombres de artistas del Renacimiento para meterle sal a la herida, y luego ves que la gente alrededor se lo toma face value, absolutamente en serio, y las encumbra a modernos íconos pop con varias películas y series de televisión en el cuerpo, es que sabes que el mundo se ha vuelto loco y que te quieres bajar, y que te devuelvan el dinero de boleto. El hipsterismo al revés: tomarse de manera literal lo que se suponía que era irónico en primer lugar. Pero algo de sensatez debe quedarle al mundo, por lo que pasó con esta encarnación de la franquicia. Porque la primera película del reboot de 2.014 hizo caja, no de manera explosiva pero sí a niveles que autorizaron una secuela... que mordió el polvo. Ni Megan Fox poniendo caras de estrella porno en el trailer consiguió salvar a esta película de la relativa catástrofe. Hablamos de una producción de costo relativamente medio, no un blockbuster de 200 millones de dólares, después de todo, así es que el bombazo pudo haber sido incluso peor. Pero me pondré a un lado en esto, porque Honest Trailers lo sintetizó mejor que yo, cuando rebautizó a esta película como: Tortugas Ninjas: Por favor, regresen a las sombras. Y que se queden ahí, añadiría yo. Porque de lo contrario, puestos a hacer remakes absurdos del paso de las décadas de 1.980 a 1.990, si hubiera tenido éxito ya tendríamos en camino una película de Denver el último dinosaurio, y eso ya hubiera significado la implosión del cine sobre sus mismos cimientos.

18.- El valiente (Free State of Jones).
  • Estreno en Estados Unidos: 24 de Junio de 2.016.
  • Presupuesto estimado sin publicidad: 50 millones de dólares.
  • Recaudación total: 85 millones de dólares.
La filmografía entera del director Gary Ross me cabe en cerca de una línea: Pleasantville, Alma de héroes, Los juegos del hambre, y ésta. La primera estaba muy bien, la segunda no la he visto, y la tercera, sin ser una maravilla, tiene una dignidad increíble para lo que fue vendido apenas como un producto palomitero para consumo de adolescentes descerebrados. Este personaje fue quien decidió adaptar la historia real de un soldado de la Guerra Civil de Estados Unidos que se fundó su propio Estado, defendió la libertad de los negros, y se volvió contra las algodoneras para proclamar una especie de régimen socialista, o comunista, o algo por el estilo. El mismo año en el cual un montón de votantes en Estados Unidos decidieron en las urnas que los negros a fregarse, y al demonio con las políticas socialistas del negro Obama. Ya saben: Donald Trump, Presidente de Estados Unidos. El fracaso estaba asegurado, aunque eso en realidad lo colegimos con la sabiduría que da la visión retrospectiva de las cosas. Tengo la impresión de que esta película hubiera podido tener mejor suerte en 2.008, en vísperas de la elección de Barack Obama. O quizás no. Porque es soporífera y aburrida a más no poder. La vi en el cine porque es cine histórico, y puedo decir que vi unas ocho o nueve décimas partes de la misma: el resto, unos diez a veinte minutos de metraje, fueron algunos de los más confortables minutitos de sueño que tuve en todo el 2.016. Y hablamos de un año en que no tuve que trasnochar para Navidad, para que establezcamos un patrón con el cual comparar. Lo chistoso del caso es que su estreno masivo en los cines de Estados Unidos, fue un día que parecía suicida: iba contra la secuela de El día de la independencia. Ustedes ya adivinan cómo acaba la historia. Exacto: es la siguiente entrada en nuestra lista.

Así a lo tonto, ya hemos llegado hasta mediados de 2.016. Quedan todavía cuatro entregas más, un rosario entero de películas que se estrellaron en la taquilla, o se escaparon del incendio con lo puesto. Y la próxima semana partimos con... por supuesto. Está anunciado. Otra secuela. Ya saben cuál. Y es que la realidad ya ni siquiera se esfuerza para sorprendernos...

1 comentario:

murinus2009 dijo...

De esta tanda de películas:

El Cazador y la Reina de Hielo.
Me pareció algo irregular pero entretenida, no he visto la anterior así que no puedo compararlas.

Ratchet y Clank.
No recuerdo verla ni anunciada.

Dos Tipos Peligrosos.
Esta me quede con ganas de verla, por alguna razón (dilación) la deje pasar y al buscarla ya la habían quitado.

Alicia a través del Espejo.
No la vi, vi la anterior y me pareció bien elaborada, aunque de ritmo irregular, supongo que por eso no vi esta, aunque muchas criticas aseguran que es mejor que la anterior.

Tortugas Ninja 2:Fuera de las Sombras.
No he visto ni la 1, al ser producto de Bay quien sabe que esperar, o entretiene, o aburre con batallas de 45 minutos, personalmente me quedo con la serie de Nickelodeon creo, incluso las películas de los 90s. algo entretenían.

El valiente (Free State of Jones).
La vi anunciada, parecía bien hecha, pero me pareció de ritmo lento y una trama que ya he visto sin saber donde, quizá para un día en tv. o DVD.

Related Posts with Thumbnails

¡Blogoserie a la carta!: ¿De qué género quieres que sea el o la protagonista?

¡Blogoserie a la carta!: ¿Cuántos protagonistas quieres que sean?

¡Blogoserie a la carta!: ¿Cuál será la ambientación?

¡Blogoserie a la carta!: ¿Contra quién se enfrentan el o los héroes?

¡Blogoserie a la carta!: ¿Cuál es la motivación del protagonista?