martes, 11 de abril de 2017

2.016: El año de las Summer Bomb Busters (3 de 9).


En las dos entregas anteriores de esta serie de posteos (uno y dos), hacíamos un repaso a las películas de 2.016 que no fueron fracasos de taquilla, estrictamente hablando, pero que estuvieron lejos de ser los éxitos que se esperaba. O que siéndolo, aún así costaron tanto, que se transformaron en un caso de mandarse una maratón encima de una cinta corredora, o sea, de gastarse las piernas para acabar en el mismo sitio, sin avanzar un solo milímetro. Pero es en esta entrega, en la cual comienza lo realmente bueno. Lo sabroso. Es decir, las películas que se estrellaron a lo pequeño o a lo grande. Las Summer Bomb Busters, por supuesto, las que no consiguieron reventar la taquilla y se saldaron con pérdidas monetarias, algunas de ellas bastante cuantiosas. Varias de estas películas son blockbusters, si por algo hablamos de Summer Bomb Busters aquí, pero las hay también menores de presupuesto, pero que incluso así, se las arreglaron para perder dinero, y las incluimos porque mientras más amplio sea el pitorreo, tanto mejor.

Por supuesto, traemos a colación una nota que dejábamos caer con anterioridad. No basta que una película recaude más de lo que costó para ser rentable. Los productores, que son quienes se ponen con el dinero, sólo se llevan una parte de la taquilla; el resto debe repartirse con los distribuidores y las cadenas de cine. Los contratos al respecto suelen estar bien guardados en cajas fuertes y bajo siete llaves, de manera que los detalles de esas repartijas no suelen ser conocidos, pero se asume de manera genérica que los productores se llevan cerca de la mitad de lo recaudado en taquilla; esto significa que una película debe recaudar el doble de lo que costó, para que no arroje pérdidas para los productores que la financiaron en primer término. Por eso, ustedes verán en el listado películas con recaudaciones mayores a sus costos... y que aún así, cuentan como fracasos, o a lo sumo, como éxitos muy discretos de taquilla.

Y ahora sí. Así es que, vayan aprestando sus vesículas biliares, porque esto vendrá con mucha hiel. Y como lo prometíamos en la entrega anterior: es Michael Bay quien abre los fuegos.

1.- 13 horas: Los soldados secretos de Bengazi (13 Hours: The Secret Soldiers of Benghazi).
  • Estreno en Estados Unidos: 15 de Enero de 2.016.
  • Presupuesto estimado sin publicidad: 50 millones de dólares.
  • Recaudación total: 69,4 millones de dólares.
Hace diez años atrás, parecía que Michael Bay era el nuevo niño bonito de Hollywood. Para bien o para mal, películas como La roca o Armagedón suelen ser considerados clásicos del cine de acción moderno. Y de pronto se metió a rodar películas de robotitos liándose a mamporros entre sí, e incendió las taquillas del mundo entero, por no hablar del suponemos más o menos generoso product placement por parte de la industria automotriz... pero cuando se ha dedicado a otras cosas, las cosas no han funcionado del todo bien. Primero fue Dolor y dinero en 2.013, que no llegó a recaudar 100 millones de dólares, aunque como costó apenas 26, está todo bien, suponemos. Y luego decidió rodar otro loor a las glorias inmortales de los roperos de tres cuerpos que luchan por la libertad y la democracia a punta de ametralladora en esos países demasiado musulmanes para su propio bien. Porque en las películas de Michael Bay, ya lo sabemos, los soldaditos de Estados Unidos suelen quedar como reyes, lo que ayuda a que el Pentágono se ponga con hombres y juguetitos militares para que esas películas queden incluso más publicitarias si es que cabe. 13 horas se basó en hechos reales, en concreto la defensa de un puesto de avanzada de la CIA por parte de un puñado de tipos duros, en contra de hordas y hordas de musulmanes sin rostro. Y los hechos reales es que la película fue un fracaso de taquilla en toda regla. Imaginamos que porque resulta un poco difícil vender a los mercados de los países extranjeros, una película en la cual los héroes defienden a la CIA, agencia cuyo trabajo oficial y reconocido es... intervenir en esos mismos países extranjeros para sabotear cualquier soberanía nacional que pueda ir quedándoles en este mundo de ocaso de Estados Nacionales dieciochescos. Casi como vender en Chile una película en que los héroes sean los agentes de la CIA que orquestaron el derrocamiento de Salvador Allende. Por no caer en gracia, parece que no le gustó ni siquiera a la gente que le gustan las películas bélicas, o éstos acaso son un mercado menor del que se pensaba, lo que es otra posibilidad. Pero poco importa esto: ya Michael Bay estaba metido de lleno en la quinta parte de los Transformers. Que suponemos, se ambientará íntegramente en China, porque si la cuarta parte ya cortejaba a los chinos para salir avante en la taquilla...

2.- Norm y los Invencibles (Norm of the North).
  • Estreno en Estados Unidos: 15 de Enero de 2.016.
  • Presupuesto estimado sin publicidad: 18 millones de dólares.
  • Recaudación total: 27 millones de dólares.
¿Recuerdan ustedes una época en la cual Rob Schneider era lo más de lo más, en materia de comedia? ¿Películas como ésa en la que era un animal en forma humana o algo así, o ésa en que era un gigoló? ¿Ya se olvidaron que fue el patiño de Sylvester Stallone en la película del Juez Dredd...?En cuanto a la del gigoló, ésa sacó secuela, acuérdense. O... no. Mejor no se acuerden. Como sea, alguien tuvo la genial idea de ponerlo a cargo de este proyecto. Una película cuyo argumento gira en torno a un oso polar que viaja a la civilización para impedir que los malvados hombres blancos destruyan el Artico, o algo así. Una premisa que hubiera estado buena para la corrección política de los tiempos del Capitán Planeta o algo así, que por supuesto, fueron hace como un cuarto de siglo atrás. Pensar que estuve a punto de verla en el cine, un día en el cual no tenía nada que hacer y andaba con ganas de ver algo ligerito para pasar el rato. Por algún motivo no lo hice... y luego voy enterándome. Rob Schneider pone la voz original en inglés. Eso ya es mala señal. Luego, desastre de taquilla. En fin, eso puede explicarse. Si eres un productor de Hollywood y quieres que tu película infantil fracase, la estrenas dos semanas después de Navidad para que todos los chicos en el Hemisferio Norte estén de regreso en clases después de las vacaciones de las fiestas, y así nadie la vea, en particular en los días de mal clima en los cuales necesitas de una barredora de nieve para ir al cine. Y luego... 9% de aprobación en Rotten Tomatoes. Lo voy a escribir en letras para que vean que no es error al tipear. Nueve. Por. Ciento. NUEVE. Esa es la puntuación que uno se espera de cosas como Sharknado, o las películas de The Asylum, o los clones baratos de Cars rodados en Brasil. No de una película con ambiciones de hacerse con una parte de la recaudación en la taquilla. Ya 18 millones de dólares de costos es una mugre en términos de inversión cinematográfica, pero... ¿recaudar 27 millones? O a lo mejor era lo que se esperaba. Quizás alguien en la producción de la película trabaja secretamente para Donald Trump, y estrenaron algo para que todo el mundo odie a los osos polares, y así la opinión pública acepte que las petroleras dejen el Artico hecho un asquito. Después de todo, conspiraciones más raras se han visto en el mundo...

3.- Horas contadas (The Finest Hours).
  • Estreno en Estados Unidos: 29 de Enero de 2.016.
  • Presupuesto estimado sin publicidad: 80 millones de dólares.
  • Recaudación total: 52 millones de dólares.
Anécdota personal. No tenía idea de que se venía esta película, hasta que vi el trailer en el cine. Me dije a mí mismo: "Meh". Luego, en otra función distinta, vi el trailer de nuevo, y me dije a mí mismo: "Pues no se ve tan mal, quizás algo pastelosa, pero en una de ésas, con tiempo y si no hay nada mejor que ver, podría darle una oportunidad". Y luego, en como media docena de otras funciones, seguí viendo el trailer, y me dije a mí mismo: "Ya me tienen reventado con la maldita película. No la voy a ver". Y no la vi. Lo que no me va a impedir comentarla, por supuesto, porque esto es Internet. A lo mejor incluso hasta es buena y por lo tanto una joyita que pasó inadvertida, pero... eso lo saben sólo los cuatro gatos que la hayan visto. Quizás a más gente le pasó lo mismo, el pequeño hype publicitario acabó por matarla en la taquilla. Ser estrenada en el mortífero mes de Enero tampoco ayudó, claro. La película es una del siempre agradecido subgénero de "basada en hechos reales", en este caso sobre la heroica misión de un grupo de guardacostas que se lanza al rescate de la tripulación de un petrolero que se ve atrapado en medio de una tempestad. Los guardacostas pueden irse glugluglú hasta el fondo porque es una tempestad, por supuesto, ante lo cual el trailer nos informa que el chico pone su pecho palomo al servicio de sus ideales porque es un guardacostas, un héroe y viva Estados Unidos, mientras que su chica lo insta por todos los medios a que sea un poco más egoísta y un poco menos héroe, que no vaya, y se quede bien acomodadito aprovechando la leña y el fuego de la chimenea, porque es una misión suicida de todos modos. Porque 2.016 estaba empezando y el sexismo alrededor de Donald Trump todavía no había alcanzado sus más altas cumbres. La película se estrenó en Enero, repetimos, que es invierno con nieve en el Hemisferio Norte, la mejor temporada para que el público quiera ver una película de catástrofes con tormenta de por medio, seguramente. Y el fracaso de Horas contadas no fue único. Andando este recuento de películas que se pegaron un bombazo en la taquilla durante 2.016, nos espera todavía otra más que involucra petróleo y alta mar. Ya lo saben: si alguna vez deciden rodar una película, huyan de la ecuación petróleo más alta mar. Por cierto, ese día en Estados Unidos se estrenaron tres películas. Dos de ellas sucumbieron, ésta y la que tristemente sigue en el listado. ¿Cuál resultó triunfadora y se quedó con todos los ases en la mano? Cincuenta sombras de Grey. Horas contadas son las que le quedan al mundo entero, si sigue a este paso.

4.- La venganza de Jane (Jane Got a Gun).
  • Estreno en Estados Unidos: 29 de Enero de 2.016.
  • Presupuesto estimado sin publicidad: 25 millones de dólares.
  • Recaudación total: 3 millones de dólares.
Cuando pasa más de un año entre el rodaje de una película y su estreno, eso nada bueno augura. Es síntoma seguro de que la productora tiene algo invendible entre las manos, y está buscando la primera oportunidad para deshacerse de eso. Sobre el papel, el concepto era bueno. Western con chica buena para los tiros. Yo hubiera pagado por ver eso... si se hubiera llegado a estrenar. Además, hablamos de un trabajo que estuvo incluido en su minuto dentro de la Lista Negra, la famosa lista de guiones de qualité que por algún motivo permanecen sin producir. El elenco también tenía cierto cartel. Protagonizaba Natalie Portman acompañada por Ewan McGregor, con Joel Edgerton y Rodrigo Santoro en roles secundarios. Pero... se trata de un Western, género cinematográfico que si no lo rueda Quentin Tarantino en plan payasada postmoderna como Django sin cadenas, pues que tiende a funcionar mal en la taquilla. Y si el pistolero protagonista es mujer, tanto peor, por muy Natalie Portman que sea. ¿Sexista yo? Sexistas las manadas de gentes que crucificaron al reboot de Cazafantasmas porque son cuatro actrices mujeres. La película y sus responsables se merecen un par de bofetadas por un par de razones, eso seguro, pero masacrarla porque venga protagonizada por mujeres interpretando a personajes originales en vez de los antiguos caracteres cambiados de sexo, ésa no es una buena razón. Pero volviendo a La venganza de Jane. La película fue rodada en 2.013, lo que quiere decir que estuvo dos años guardada en la bodega. Para darle salida finalmente en el fatídico mes de Enero. Resultado: uno de los peores cuerpo a tierra sobre cama con clavos que se ha pegado la distribuidora The Weinstein Company en toda su historia. Y en algunos meses más, la The Weinstein Company se tuvo que bancar otro estrellarse de dientes en el suelo; ya llegaremos a eso. La película fue estrenada en Portugal y Brasil, pero en el mundo hispanoparlante, apenas en España. Además de no estrenarse en Latinoamérica, por no tener, la película ni siquiera ha tenido un título diferente al de España, como es la venerable tradición de los traductores de títulos de películas. Por cierto, no se sientan demasiado mal por el director Gavin O'Connor: algo después, el mismo 2.016, tuvo oportunidad de resarcirse con El contador, que resultó un éxito discreto para él y para Ben Affleck.

5.- Orgullo y prejuicio y zombis (Pride and Prejudice and Zombis).
  • Estreno en Estados Unidos: 5 de Febrero de 2.016.
  • Presupuesto estimado sin publicidad: 28 millones de dólares.
  • Recaudación total: 16 millones de dólares.
Si la marrullera de Jane Austen levantara la cabeza. Alguien decidió que era una buena idea agarrar su novela Orgullo y prejuicio, y reescribirla para intercalar escenas en donde los personajes se ponen a masacrar zombis. Total, Jane Austen no se va a defender porque está muerta, y los derechos de autor sobre su obra hace rato que vencieron. Y como el mundo es así de raro, la novela Orgullo y prejuicio y zombis se vendió bien, compraron los derechos para el cine, y estrenaron la película, para todos los patanes como yo que no se tomaron la molestia de coger el palimpsesto. Bueno, tampoco he visto esta película, pero cuándo eso ha detenido a un comentarista en Internet. A los leones arrojaron al consabido elenco de estrellitas que deben actuar en estas cosas para pagar la cuenta del supermercado mientras les llega su gran oportunidad: Lily James que se hizo un buen cartel por Cenicienta en 2.015, Jack Huston que actuó aquí a la espera de su gran oportunidad en, insertar risilla malévola aquí, el remake de Ben Hur al que ya llegaremos, y una Bella Heathcote que intentó rozar el firmamento con Sombras tenebrosas antes de reptar hacia culturetadas como El demonio de neón o cazabobos como Cincuenta sombras más oscuras. Más Lena Headey en un rol secundario, sacrificando su buen nombre de Game of Thrones por alguna razón que sólo ella conoce. Que el asunto olía, ya lo anunciaba la fecha de estreno: Febrero es, como sabemos, el mes en el cual las productoras cinematográficas estrenan todas las cosas que sólo pueden tener una oportunidad de no hundirse como un plomo si es que se estrenan al mismo tiempo que todas las otras cosas que sólo pueden tener una oportunidad de no hundirse como un plomo si se estrenan al mismo tiempo que cosas como ésta. O de cómo Febrero es casi el mes de bandera blanca en donde las cinematográficas renuncian a darse guerra por un mes para poder descansar un ratito. Curiosamente, la película recibió críticas... mediocres. Ni malas ni buenas. 42% en Rotten Tomatoes, nada mal para un producto que esencialmente es un saqueo de la venerable Jane Austen con el ya a estas alturas del partido más que quemado tema de los zombis. Si a eso le sumamos que quizás alguna despistada la fue a ver al cine esperando encontrarse con una nueva versión del abominable Señor Darcy, y le puede haber dado un soponcio viendo algo de casquería zombi, pues eso ya es una ganancia. Ya saben de qué despistadas hablo: las tipejas que les gusta el petulante y desagradable Señor Darcy porque será lo ya dicho, petulante y desagradable, pero es un petulante y desagradable con dinero, y el dinero es el aceite que disminuye la fricción de todas las relaciones sociales.

6.- Mala conducta (Misconduct).
  • Estreno en Estados Unidos: 5 de Febrero de 2.016.
  • Presupuesto estimado sin publicidad: 11 millones de dólares.
  • Recaudación total: 2 millones de dólares.
Misterio para las edades: como lo hicieron para estirar 11 millones de dólares hasta contratar el elenco que se consiguieron. Vale, el protagonista es Josh Duhamel, un tipo que nunca ha brillado mucho en ninguna parte, y que seguro vio esta película como su oportunidad de saltar a las ligas mayores con un trabajo serio. Pero a su lado tenemos a Al Pacino, Anthony Hopkins, Alice Eve, Malin Akerman, Byung-hun Lee y Julia Stiles. Seguro, la mitad de ellos no son actores de lista A, pero aún así, siguen teniendo un cierto calado a la hora de que sus nombres figuren en el afiche promocional. La película es un thriller acerca de abogados, farmacéuticas y secuestros, que marcó el debut directorial de un tan Shintaro Shimozawa, de quien posiblemente no volvamos a saber en la vida, considerando la taquilla de ésta. Probablemente no ayudó que Lionsgate, la productora, además de darle un estreno limitado en cines, la ofreció como video on demand... a partir del mismo día en que estaba disponible en los cines... Exacto, a partir del 5 de Febrero de 2.016, usted podía tomarse la molestia de viajar al cine y hacer cola para comprar la entrada, o comprar la entrada por Internet e ir al cine, y luego sentarse en una butaca rogando que no le toque al lado algún miembro de las siete clases de espectadores insufribles en el cine, y todo para ver una película sin ningún cartel más allá de su elenco, o bien podía quedarse viéndola cómodamente en su casita, en compañía de su querida pareja, su adorada madre, su respetado padre, o su regalona mascota. O de manera absolutamente solitaria, por qué no. Una nota aquí, por si no han caído en la cuenta: sucede de tarde en tarde, y si una productora toma la decisión de estrenar una película al mismo tiempo en cines y en canales como el cable o en servicios de streaming, es que tienen entre las manos algo que huele a compost, y quieren sacarle todo el (escaso) provecho que puedan antes de enterrarla en lo profundo de los abismos del olvido fílmico. Por lo que;ya saben exactamente cómo termina esta historia. Exacto, como una entrada más de la deshonrosa serie de posteos 2.016: El año de las Summer Bomb Busters, aquí en la Guillermocracia.

Y así es como alcanzamos otra estación en este lento peregrinaje por las películas que colapsaron en los cines durante 2.016. La próxima entrega, el primer intercambio de disparos corresponde a una secuela que nadie había pedido, y que por lo tanto, nadie fue a ver.

3 comentarios:

murinus2009 dijo...

De este listado solo vi:

13 Horas: Los soldados secretos de Bengazi.
Me gustó, me parece entretenida, definitivamente mejor que Transformers de la 2 en adelante, (Transformers 1, también me gustó), al verla, pensé que Bay quizá debería hacer versiones de grandes Batallas Belicas, Historicas, donde abunde la maquinaría de guerra, como Kursk, la mayor batalla de tanques de la historia, o las Batallas Navales de la Segunda Guerra Mundial, ¿quien sabe?, si "Dunkirk" de Nolan tiene éxito, eso podría pasar.

Las demás que mencionas las identifico, con excepción de:
La Venganza de Jane "Jane got a gunn" (me gusta el Western, así que le daría una oportunidad... si llega desde Brasil o España) ni...
Norm y los Invencibles.

Ya que la mencionaste recordé esa del barco, "Horas Contadas", aunque no me habia dado cuenta de que era un petrolero, lo recordaba como barco de contenedores, me quede con ganas de verla, aunque basicamente el "trailer" cuenta toda la historia creo yo.

del resto:
Orgullo prejuicio y zombis y...
Mala conducta.
Tal vez vería la primera si la pasan un día en tv. abierta y no hay nada mas que ver sobretodo por que los infomerciales casi no pasan ya chicas hermosas en bikini.

Mala Conducta y Norm...definitivamente las notó muy anodinas, no me dan ganas de verlas, muchos pensaron lo que yo, supongo.

Hasta pronto.




CESAR_55 dijo...

¿De dónde jetas están saliendo éstas pelis? ¿O en qué mundo vivo yo?
En la primera parte conocía todas y vi al menos la mitad, en la segunda conocía la mitad y vi una o dos... pero de aquí nada.
O mi conocimiento de blockbusters se límita a una cuantas películas de superhéroes y de acción, o la publicidad del cine de Sacrobosco no llega igual a nuestros países, o estás ampliando mucho las fronteras del concepto “Blockbuster".
Como diría Condorito: Exijo una explicación.

PD: No leí más que la intro y las primeras líneas de cada párrafo de comentario que incluyes en este post, pero es sólo para no espoilearme, qué como lista de sugerencias me vino bien.

Martín dijo...

Saludos.
Tenía referencia de todas estas películas, pero con Orgullo, prejuicio y zombies me pasó algo que nunca que había ocurrido... La misma noche en que supe de su existencia - sí, la MISMA NOCHE - tuve una pesadilla con esa cosa. Creo que mi subconsciente me avisó de lo que me esperaría si la veo...

Related Posts with Thumbnails

¿Cuál miniblogoserie debería recibir primero una continuación en la Guillermocracia?