miércoles, 8 de marzo de 2017

Para saludar en el Día Internacional de la Mujer.


Una vez más estamos a 8 de Marzo, y con ello, en el famoso Día Internacional de la Mujer... y para ser sinceros, no me apetece entregar saludos a ninguna mujer en particular. Por regla general, tengo poco aprecio por la clase de fechas especiales que implican festejar a alguien sólo porque ese alguien está adscrito a un colectivo al que no eligió pertenecer en primer lugar. ¿El día de la secretaria, de la asistente social, de los derechos humanos, del puré de manzana con miel de palma? Por mí bien, porque esas cosas se son, se viven o se engullen por opción. Pero ser mujer no es una opción, salvo que hablemos de una operación de cambio de sexo. Y lo que hace el mérito de una persona no es ser hombre o mujer, sino el ser alguien decente: tratar a los demás con respeto, apoyar a tu familia y a tu gente, mantenerse económicamente con medios honestos, etcétera. De manera que empezaré a buscar pretextos para no dar saludos en el Día Internacional de la Mujer.

Así, voy a saludar a las mujeres en su Día Internacional, pero no a todas. Primero voy a descartar a todo ese grueso linaje de feminazis odiahombres que anda allá afuera, para quienes yo soy el enemigo a batir por el solo hecho de ser hombres (no a las feministas, porque como discutía en otro posteo, no es lo mismo ser feminista que ser feminazi). Eso implica también dejar a un lado las partidarias de la doctrina pseudohistórica del heteropatriarcado, creada no por el afán de entender mejor la Historia, sino como simplificación interesada para que los hombres pasemos a ser los villanos de la función únicamente por ser hombres, y someternos al chantaje de tener que conceder a las mujeres la última palabra siempre y en todo, so pretexto de que si no lo hacemos así, entonces somos unos heteropatriarcales, y por lo tanto, gente muy mala.

Luego voy a dejar a un lado las mujeres de sesgo contrario, es decir, a las machistas. Lo que parece un oxímoron, por supuesto, pero a poco que uno escarbe, se las encuentra. ¿O alguien piensa que el machismo no se hubiera extinguido hace tiempo si no fuera por la complicidad de la mitad de la Humanidad que constituye el género femenino? Para las mujeres, el machismo puede ser algo muy duro, pero también hay ventajas, en particular de tipo económico, y las mujeres que han aceptado el machismo en sus vidas, no lo hacen por bolitas de dulce ni porque sean pobres víctimas indefensas. No lo sabré yo cada vez que una chica se queja de que el tipo que le interesa no la invita a salir, a lo cual le respondo que por qué no la invita ella a salir a él, frente a lo cual la respuesta suele ser algo así como: "¡Oh, no, por supuesto que no! ¿Y qué pasa si me rechaza? ¡Me dolería mucho!", como si a los hombres no les doliera asimismo un rechazo en las mismas condiciones.

Asimismo, para seguir recortando la lista de mujeres a las cuales felicitaré, dejaré de lado también a las mujeres hipergámicas. Por si no conocen la palabra: hipergamia es la tendencia a contraer matrimonio o al menos emparejarse con una persona de un poder adquisitivo notablemente superior al propio. O sea, hablando en castellano clásico, dejaré de lado a las mujeres para las cuales es requisito indispensable que su pareja tenga un título profesional mejor que el suyo, o rentas significativamente mejores que las suyas, o una más aprovechable red de contactos sociales para prosperar en el mundo. No digo que el amor no pueda existir en estas relaciones, por supuesto, pero cada vez que veo a una mujer hipergámica, me entra la duda acerca de la sinceridad de sus motivos. Y en términos estadísticos, no conozco muchas parejas en las cuales ella gane más que él; me consta que existen y sí he visto algunas, pero no las suficientes como para rellenar la casa de un reality show.

Dejaré de lado también a las mujeres abusivas y prepotentes, cuya filosofía de vida es ir por la misma con actitud de "porque yo lo valgo". Me refiero a esas mujeres que allí donde llegan, arrasan con quien sea, con frecuencia con la complicidad de los varones tarados que dejan hacer a esas mujeres con la esperanza idiota de que ellas, algún día, les concederán alguna clase de pasada, o que simplemente encuentran más fácil vivir sin un espinazo y no hacerse problemas por las cosas. Hay varias de ésas: madres que lo hacen "todo por su bebé", esposas maltratadoras psicológicas, compañeras de oficina que lucen escote para pedir favores y luego se quejan de que los hombres se propasan con ellas...

Dejaré también a un lado a las mujeres histéricas que se la viven sonriéndole a todo el mundo para reforzarse la autoestima, en una búsqueda eterna porque las alaben y les suban el ego, transformando de manera inapropiada todas las situaciones de la vida en un cortejo, incluyendo las relaciones entre estudiantes, las de oficina, e incluso, volvemos a lo mismo otra vez, mostrando escote para ser mejor atendidas en un mesón. Las mencionadas mujeres histéricas, al ser dejadas así de lado, se sentirán tentadas a estallar en lágrimas y llanto de rabia porque alguien tiene el atrevimiento de no hacerles caso ni hacerles la corte, pero lo disimularán con una máscara de falsa dignidad, y se irán a vampirizar a alguna otra pobre ave por ahí. Que las hay. Porque toda persona persona imposible necesita tener pobres aves a su alrededor para profitar.

Por supuesto que tampoco voy a saludar a las mujeres que, habiéndome conocido en distintos contextos de la vida, jamás hayan movido un dedo por mí, ni siquiera en mis horas de mayor desgracia. A ellas, que las saluden las personas por las cuales sí hayan movido algún dedo. Reciprocidad es reciprocidad, y lo justo es justo. Y si se han portado bien con alguien, entonces no es que las esté dejando solas, porque esos álguienes se moverán por ellas, se me ocurre.

Pasado el colador, ha quedado afuera la mayor parte de las mujeres, pero queda todavía una proporción significativa de ellas, a las cuales probablemente tendré que saludar en su Día Internacional. De manera que tendré que buscar otra manera de excusarme para saludarlas.

Lo tengo. Ya descubrí cómo descartarlas a todas de un solo plumazo.

Voy a dejar de lado a todas las mujeres que nunca me han saludado en el Día Internacional del Hombre.

Y muy en particular, voy a dejar de lado a las mujeres que digan "¿ah, sí? Salúdame tú primero para mi día, y de ahí hablamos si yo te saludo o no para el tuyo", considerando que a todas las mujeres que conozco, he visto que sí les llegan saludos en su día, de manera que el mío propio no pareciera sumar mucho más a la lista. Es cuestión de aritmética: si a ella la saludan veinte personas, mi propio saludo sería un 5% del total de los que ella recibe, mientras que si a mí me saluda una persona, ese saludo es el 100% de los que recibo... porque no he recibido ninguno. Nunca. Jamás.

De manera que no saludaré a las mujeres que no me han saludado nunca en el Día Internacional del Hombre.

Perfecto. No queda ninguna mujer para saludar en la lista. De manera que... Feliz Día Internacional de la Mujer, para ninguna mujer en particular.

Por cierto, si alguna mujer medita un poco sobre el particular, o simplemente le caigo simpático por alguna razón, y decide saludarme... el Día Internacional del Hombre es el 19 de Noviembre.

¿Hipócrita, no saludar a las mujeres sólo por ser mujeres y esperar que me saluden por ser hombre? Creo que no: si me saludan, yo saludo. Se llama ser educado, y también reciprocidad, y todos los días del año deberían ser el Día de Ser Bien Educado.

5 comentarios:

CESAR_55 dijo...

Te pasaste un poquito con la hiel, pero de todos modos ya mandé el link de tu post a varios grupos de señoritas que, yo quiero creer, tienen la capacidad de leerlo objetivamente.

Cidroq dijo...

Jeje, ya somos dos los que compartimos esas ideas, me hiciste recordar a las "luchonas" que como desde hace un tiempo aca se les dice a las "todo por su bebé".

Yo también sigo esperando la igualdad de generos.

Gaby Fonseca dijo...

Huuyyyyy nisiquiera un saludito a las mujeres que leen el blog xDD cuanta frialdad!

Y bueno, aunque ya paso, lo mismo que se estuvo diciendo ese dia y ya: no es dia para festejar, sino para conmemorar una lucha social.

Saluditos ^^

Zeukrob dijo...

Yo le enenvío un afectuoso saludo a todas las personas bien educadas y respetuosas. Lástima que el total de los saludados sean tan pocos.

murinus2009 dijo...

De entrada ya conocí una palabra mas "Hipergamia", yo a ese comportamiento lo conocía como: "Trepamiento Social", "Saber Aprovechar", "Interes", o "No ser nada P...(se refiere a ciertos vellos del cuerpo humano)".

Yo dejaría fuera tambien a las "Activistas Sociales" que lo unico que buscan es un puesto Politico y ya despues se olvidan de su "lucha social", o lo que sea que "defendieran".

Tampoco sabia que el 19 de Noviembre era el Dia Internacional del Hombre, que curioso, seguro las "feminazis han de querer abolirlo.

Saludos a Cidroq y Gaby Fonseca (ya no cuentan como el "Dia..."por ser 11 de marzo eso si).

Hasta pronto.

Correo electrónico oficial de la Guillermocracia

Correo electrónico oficial de la Guillermocracia

Twitter oficial de la Guillermocracia

Twitter oficial de la Guillermocracia
Related Posts with Thumbnails

@Guillermocracia en Twitter

¡De pie! ¡El Himno de la Guillermocracia! (letra en trámite):