¡Vota por lo mejor de los primeros siete años de la Guillermocracia!

¡La Guillermocracia te llama a las filas! ¡Vota, expresa tu opinión, cuáles son los mejores artículos que se han publicado en estos (casi) siete años de vida en línea! La encuesta se encuentra en la parte inferior de esta columna. ¿Más detalles? Pincha aquí. ¡Haz oir tu voz!

domingo, 5 de febrero de 2017

"Arpeggio of Blue Steel": Una de guerra naval con chicas.


Lo que voy a decir cuenta como uno de esos momentos en los cuales se escapa desde mi interior el carcamal reaccionario que tengo bien alimentado en mi corazón. Pero lo voy a decir de todos modos: ya no se hace anime como antaño. Afirmar que el anime siempre ha sido creativo, diferente y original es una muestra de crasa ignorancia, considerando que los buenos animes tienden a generar hordas de clones, pero mirando el panorama actual, no siento que haya animes tan revolucionarios o que marquen tanto una época como Mazinger Z, Macross, Dragon Ball Z, Sailor Moon o Death Note, por mencionar casos más o menos al azar y con independencia de calidad o gustos. Mi teoría personal es que por un lado la industria del anime se ha ido encasillando cada vez más en fórmulas probadas, lo que lleva a la proliferación de los shonen de pelea o de los animes de instituto. Por el otro, gracias a Internet, ya no existen audiencias cautivas para el anime así como ya no lo existe para nada en realidad, y por lo tanto, cualquier impacto potencial que pueda tener un anime, termina diluido en el enorme ruido de fondo de películas, canciones, etcétera. Parece ser que la condición de ciertas obras, de ser referentes generacionales masivos, actualmente es Historia.

En medio de este panorama, me da un poco de pena que Arpeggio of Blue Steel haya pasado sin pena ni gloria, y no haya desatado ningún ruido mediático por ninguna parte. Porque Arpeggio of Blue Steel no es una joya ni una maravilla, y peca de no explotar bien a fondo una premisa maravillosa, pero por lo menos cumple con lo que esperamos de cualquier obra, cuando la abordamos por vez primera: tener rasgos originales, sorprendernos, incluso emocionarnos si es que cabe. Si hubiera sido diez o quince años anterior, quizás no se hubiera transformado en un referente generacional, pero con toda probabilidad hubiera dejado una huella más profunda. Incluso, quizás, hubiera podido generar imitadores. Lo que no ocurrió porque el anime fue emitido en 2.013.

Tuve oportunidad de ver Arpeggio of Blue Steel así como tantas otras cosas, gracias a la existencia de la consabida alma caricativa que se tomó la molestia de agarrar sus doce capítulos, fansubtitularlos, y subirlos a YouTube. Por lo mismo, ignoro si tiene título o traducción oficial al castellano; el título original en japonés es 蒼き鋼のアルペジオ, que viene siendo Aoki Hagane no Arupejio para los que se sientan tirados para atrás por la escritura kanji. Por eso me voy a referir al anime como Arpeggio of Blue Steel, título que en realidad tiene... algo de sentido. De partida, el argumento no tiene nada que ver con música, por si se preguntan acerca de la inclusión de la palabra arpegio en el título. En cuanto a Blue Steel, Acero Azul sería en castellano, no se refiere a la clásica mirada de Zoolander, sino que es el nombre del grupo de rigor, compuesto de adolescentes renegados que se lanzan a salvar al mundo. A bordo de un submarino. Que al mismo tiempo es una chica con algunas, no demasiadas, características de lolicon. No se preocupen, esto no es ecchi ni hentai, y si bien hay algo del fanservice inevitable tratándose de esta clase de productos, el mismo es mantenido en dosis justas, en beneficio de la historia y los personajes.


Repasemos el argumento. Estamos a mediados del siglo XXI, y el calentamiento global ha elevado el nivel de los mares, y se ha llevado por delante a numerosas ciudades costeras. Pero eso es lo de menos. La parte realmente cruda es que ha surgido desde la nada un grupo de naves, llamada la Flota de la Niebla, que se ha dedicado a la tarea de cortar y destruir absolutamente todo el comercio marítimo mundial, objetivo que han cumplido de manera exitosa e implacable gracias a una tecnología superior, que utiliza incluso cañones de gravedad para destruir a sus blancos. Si es por jorobar a los habitantes de la Tierra, la Flota de la Niebla incluso cortó las comunicaciones a larga distancia, disparando y derribando desde la superficie marítima a los satélites en órbita. Como resultado, algo más de una década después del surgimiento de la Flota de la Niebla, el mundo entero ha quedado paralizado, y los países insulares como Japón, que dependen del comercio marítimo para sobrevivir, son lisa y llanamente un desastre económico.

Entra en escena entonces el consabido joven y entusiasta que va a ser, sorpresa, el protagonista. El mismo se está entrenando para combatir como soldado, cuando de pronto aparece una chica misteriosa que lo busca porque la han programado para que el joven en cuestión sea su amo. Efectivamente: la chica no es una chica sino una especie de proyección de la inteligencia artificial de un submarino de la Flota de la Niebla. Porque, se revela, las naves y submarinos de la Flota de la Niebla no tienen tripulaciones humanas, sino que en realidad son inteligencias artificiales. Piensen en algo así como la chica que era la nave espacial en la serie televisiva Andrómeda, si la recuerdan, pero con una presencia corporéa en vez de ser un holograma, porque en este futuro se disponen de nanomateriales con los cuales se pueden crear y transformar objetos, incluyendo las proyecciones femeninas de las naves y submarinos. ¿Por qué este submarino ha sido enviado para servir a los humanos en contra de la Flota de la Niebla, quién lo ha enviado, y por qué a este chico en particular? Misterio. Pero como sea, este joven y sus amigos aprovechan la oportunidad, desertan del Ejército, y se lanzan a su propia cruzada particular para, sea combatir a la Flota de la Niebla, sea alcanzar alguna clase de acuerdo con el enemigo.

Eso es más o menos el trasfondo de la serie, cuya exposición ocupa todo el primer capítulo. Es a partir de este punto que comienza la verdadera historia. Porque el grupo Blue Steel a bordo del submarino en cuestión, recibe un encargo por parte de las altas autoridades de Japón. Los japoneses han desarrollado un arma que podría acabar potencialmente con la Flota de la Niebla, pero debido al estado de la economía, carecen de la capacidad industrial para manufacturarla en masa. La única posibilidad por lo tanto es enviarla a Estados Unidos, país que ha salido mejor librado de todos estos avatares, para que allá puedan por fin montar un frente de ataque contra la Flota de la Niebla. Por supuesto, la misma no se quedará tranquila. Un grupo de naves, cada una de las cuales también tiene su propia chica como proyección de sus respectivas inteligencias artificiales, se aboca a la labor de cazar y ojalá hundir al submarino, para así mantener su predominio en los mares. El resto de la historia será más o menos el periplo en cuestión, que se verá complicado porque las relaciones entre los humanos y la Flota de la Niebla son mucho más complicadas de lo que parece a primera vista.


Ahora bien, describiendo de manera muy sucinta a Arpeggio of Blue Steel, me atrevería a asegurar que se trata de una historia de Ciencia Ficción militarista, aunque no tan cruda como otros ejemplos del género, y combinada con elementos de anime de harén, de entre todas las posibles cosas que podían haber arrojado a la mezcla. La trama recuerda mucho a esa Space Opera deudora de clásicos seminales como Space Battleship Yamato o Super Dimension Fortress Macross, en donde una tripulación a bordo de una nave debe cruzar el espacio para alcanzar un punto de destino, con el enemigo acosando por todas partes, sólo que ahora la ambientación es el mar y no el espacio profundo. Por supuesto, esto encierra una ironía sutil, porque obras como Yamato o Macross partieron justamente como adaptaciones en el espacio de las clásicas historias de acorazados marítimos tiroteándose con alegría unos con otros en el mar, hasta el punto que el protagonista de Space Battleship Yamato era justamente el acorazado japonés Yamato, hundido en el Mar del Japón durante la guerra en el frente del Pacífico en la Segunda Guerra Mundial, pero reacondicionado para volar hacia el espacio. O de cómo Arpeggio of Blue Steel cierra el círculo y vuelve a los orígenes marítimos de la Space Opera, pero ahora en clave de Ciencia Ficción futurista y decididamente Post Cyberpunk, elemento este último a cargo de las proyecciones de las inteligencias artificiales de las naves, y de la posibilidad de éstas de interactuar en un espacio virtual.

Parte importante del encanto de la serie radica en la devoción extrema mostrada por su tema. Los barcos se ven y se sienten muy reales, y las batallas marítimas lo mismo. Muy en el fondo, lo que estamos viendo aquí es una adaptación muy trabajada de lo que eran las batallas marítimas entre acorazados durante la mencionada Batalla del Pacífico en la Segunda Guerra Mundial, pero con armas tipo supercañones como... Space Battleship Yamato una vez más. En ese sentido, los fanáticos de la Ciencia Ficción bélica no saldrán decepcionados en lo absoluto con la parte militarista del argumento. El resto, todo el cuento de las inteligencias artificiales... esa parte por desgracia está un poco menos trabajada y resulta un tanto más cansina y cliché. En particular porque, y supongo que cuenta como spoiler pero es mi deber advertir... al final de los doce capítulos que componen este anime, seguimos sin tener respuestas acerca de qué es la Flota de la Niebla, quién la creó o cuál es su propósito. El argumento del viaje, eso sí, se resuelve de manera adecuada. Pero esto no debería ser una sorpresa. El anime de doce capítulos es la adaptación de un manga que ha seguido su ruta más allá en Japón. De hecho, después del anime se han lanzado un par de OVAs siguiendo la historia, pero como no los he visto, no opino de ellos.

En definitiva, Arpeggio of Blue Steel es un anime de ideas interesantes, aunque podía haber sido un poco mejor en ciertos respectos. Ignoro si los tópicos que aborda, el manga los trata en mayor profundidad. Con todo, la parte militarista del asunto, que se supone es la gran baza de una historia de barquitos cañoneándose a gusto, funciona muy bien. En cuanto a los personajes, al final resulta que los miembros de Blue Steel resultan ser un tanto planos y poco interesantes, pero a cambio, las naves y sus inteligencias artificiales son un espectáculo muy agradable de ver... por no hablar del inevitable episodio de playa en donde las mentadas inteligencias artificiales se toman un descanso de manejar brutales armas de destrucción masiva para disfrutar de un día de relajo en traje de baño. Sé lo que acabo de escribir, y créanme, en el anime esto sí tiene sentido. Algo, por lo menos. Lo que dije, es esa clase de anime. Si les gusta la Ciencia Ficción militarista, dénle una oportunidad. No es lo mejor del género, no es quizás una historia que los mantendrá mordiéndose los nudillos de suspenso entre capítulo y capítulo, pero estoy seguro de que nunca han visto una historia que se parezca a ésta.


8 comentarios:

Adam Feigeles dijo...

Realmente faltaba a mi esposa cuando me dejó para otra persona. Yo estaba débil para cuidar de algunas situaciones y la dejé resbalar mis brazos. Tuve que hablar con mi compañero en la oficina que recientemente consiguió su marido. Ella me dijo que entrara en contacto con John Patience quien la ayudó a recuperar a su esposo con un hechizo de amor. Yo estaba muy seguro de esto porque John ha ayudado a mi pareja a recuperar su marido. Así que llamé a John Patience y le dije que perdí a mi amante y la quería de vuelta. Hde me animó y me dijo que fuera feliz. Él hizo lo suyo y me dijo que mi esposa estará de vuelta en 45 horas. Esperé por ese tiempo y mi esposa me llamó y me dijo que me había perdonado y listo para llevarme de vuelta en su vida. Desde entonces, mi esposa y yo hemos estado disfrutando de nuestro matrimonio con nuestros encantadores 4 niños. Estoy muy agradecido a John por lo que ha hecho por mí. Le aconsejo que le pida ayuda si tiene algún problema en su relación y algunos otros aspectos de la vida. Su correo electrónico es bendings434@gmail.com :)

Martín dijo...

Voy a obviar el comentario de arriba, para concentrarme en el contenido de la entrada.
Me parece que a esta serie le faltó algo más de tiempo, más capítulos, ya que se ve muy apresurado el final, y sin explicación lo que pudo hacer la enemiga principal durante esa traca final.
Por otro lado, intentaron "reanimarla" de su estado catatónico haciendo referencias a otra serie/juego de la misma temática, llamada Kantai Collection, donde sí hay abundante fanservice (al menos en la versión que yo vi, en el corte comercial aparecen las niñas barcos de Arpeggio con sus equivalentes de Kantai). En mi opinión, Arpeggio es superior, sobre todo porque no se ciñeron al "guión" de la 2GM que sí hicieron en Kantai, donde las batallas principales son meras reproducciones de Mar del Coral y Midway (aunque ahora ganaron los, digo las, japonesas)

Martín dijo...

Quise decir que en la versión de Arpeggio que vi, aparecían las chicas de la flota de la niebla con las del Kantai...

Martín dijo...

Realmente me descolocó el primer comentario, se me olvidó casi todo lo que quería escribir...
Es que quería comentar si es que conocías otra serie de animé llamada Zipang, que trata de un barco japonés moderno, un "destructor" de la clase Kongo (ya que en realidad tienen el tamaño de un crucero) denominado Mirai, que por esas razones que sólo conocen los guionistas, se ve trasladado al escenario de la Segunda Guerra Mundial, muy al estilo de "La cuenta regresiva", la película con el Kirk Douglas sobre un portaaviones yanqui al que le pasa lo mismo. El asunto es que en un primer momento los tripulantes del Mirai intentan mantenerse al margen de la historia, pero primero por accidente, y después aceptando lo inevitable, deciden intervenir, aunque no con toda la potencia de su buque. El animé termina, lamentablemente, abierto, ya que tengo entendido que el manga - y por extensión, el animé - tuvo problemas con su continuidad por hablar de crímenes de guerra japoneses, algo que no cayó nada bien en algunas autoridades niponas...

murinus2009 dijo...

He visto algunos capitulos (unos 7) apenas, me gusta la serie es entretenida y la historia hasta donde he visto esta bien construida, los combates de lo mejor.

Personalmente recuerdo otra historia donde un solo Submarino, le hace frente a una invasion extraterrestre se llama: "Capitan Nemo" o algo asi, es una pelicula de animación japonesa de los 80s. yo la vi en el ya lejano 1988 cuando mucho, por tv. abierta, no recuerdo mucho de la trama es algo asi:
Una civilizacion extraterrestre invade la Tierra y conquista todo el Mundo Terrestre, en los Oceanos, la unica Resistencia que queda es "El Nautilus", al mando del Capitán Nemo, aqui el "Nautilus" es un Submarino Gigante Artillado que constantemente se enfrenta a sus enemigos en batallas navales, solo me queda el recuerdo de una batalla en que el capitan Nemo da una orden: "Disparen el Cañon Nuclear".

¿Tu Guillermo o alguien en los comentarios sabrá algo de esa pelicula?. Por momentos creo que es un falso recuerdo.

Busque informacion de lo que dice @Martin sobre las series "Kantai Collection" y Zipang.
De la primera dice que originalmente es un juego online de cartas, disponible solo en Japón y también que se planea un a serie para 2015, o sea que quizá ya esta en exhibición, no hay muchas imagenes, tal vez se haga un crossover con Arpeggio... ¿quien sabe?, de Zipang encontre en el blog:

cgnauta.blogspot.mx

En fecha 18 de enero de 2015.
Un articulo que dice que Zipang es abiertamente un plagio de "Final Countdown", incluso tambien menciona como termina el manga, final que no diré aqui.

Lo del primer comentario que descolocó a @Martin, tenia tiempo que no veía esos comentarios, chistoso que alguien se tome el tiempo de pasar el filtro puesto por Guillermo para evitar anónimos, he visto ese comentario como 3 veces, espero que traiga el efecto positivo de acercar buenos lectores a este gran Blog.

Hasta pronto.

Gaby Fonseca dijo...

Creo que simplemente el anime ya paso de moda. Obvio en Japon no, pero si en Occidente. Me considero fan (aunque ahora dudo) del anime pero ya no veo nada con calidad o mas bien con trasdendencia, como bien dices tu en el principio del post, no me gusta que las series medianamente buenas duren tan poco, pero hay que entender tambien que son muy pocas personas que trabajan en un solo proyecto de animacion. No se, siento que el mercado se volvio vicioso y solo estan generando contenido basura. Y no estoy hablando solo de los hentai y demas cosas pervertidas xD

Intentare ver esta que recomiendas, y no siento que ese spoiler sea importante xD

Saluditos

Gaby Fonseca dijo...

@murinus2009

Ese anime que dices, segun lo que cuentas no puede ser otro mas que Nadia: the secret of blue water o algo asi, una vez la dieron en animax en la madrugada y me gusto tambien. Aunque no es de los 80s, sino de los 90s xD

Saluditos !

murinus2009 dijo...

Gracias por la recomendacion @Gaby Fonseca, por lo que investigue en la Wikipedia "Nadia the secret of blue water" suena muy entretenida.

Hay algunas diferencias "Nadia..." tiene al parecer 2 versiones: una serie de 39 capítulos y una pelicula llamada "El Secreto de Fuzzy", la que yo recuerdo era una sola pelicula (OVA creo que se le llama en el lenguaje Otaku), la que tu mencionas Gaby, suena a una combinacion de aventuras, comedia y drama, la que yo recuerdo era mas sombría "Darkier and Edger" le dirían hoy, las coincidencias son que en ambas aparece el Nautilus y el Capitán Nemo.

Aun asi "Nadia the secret of blue water", me interesó y la buscaré para verla, Gaby, eres una persona de notable inteligencia, así que debe valer mucho la pena tu recomendación, gracias de nuevo y hasta pronto.

¡Vota por lo mejor de los primeros siete años de la Guillermocracia!

Related Posts with Thumbnails