¡Vota por lo mejor de los primeros siete años de la Guillermocracia!

¡La Guillermocracia te llama a las filas! ¡Vota, expresa tu opinión, cuáles son los mejores artículos que se han publicado en estos (casi) siete años de vida en línea! La encuesta se encuentra en la parte inferior de esta columna. ¿Más detalles? Pincha aquí. ¡Haz oir tu voz!

martes, 27 de diciembre de 2016

Navidad de 2.016: La realidad supera a la Guillermocracia.


Sólo acá en la Guillermocracia pasan estas cosas. Siempre fieles a un cierto espíritu chusco que nos lleva a tomarnos muchas cosas a broma para bajarlas de su pedestal de solemnidad, tuvimos la genial idea de reirnos un poco de ese fanatismo ayatólico que ponen las gentes en la felicidad navideña. Por supuesto, nada de malo con la felicidad navideña en sí. Lo que haga feliz a las personas, que sea hecho de común acuerdo y no haga daño a nadie, está bien y nadie tiene por qué meterse o criticar. Pero una cosa es que la gente quiera o aspire a ser feliz en Navidad, lo que está bien, y otra muy distinta que debamos tolerar esa enorme presión social para elegir entre seguir la corriente y ser felices en Navidad, aunque sea con una sonrisa de esposa de Stepford, o bien que le graben a fuego la letra G de "Grinch" en la frente, para que todo el mundo pueda sindicarlo a uno como el hereje, apóstata o relapso que reniega de la Navidad. Lo que no es el caso. Es más bien renegar de los pesados que lo etiquetan a uno como hereje, apóstata y relapso que reniega de la Navidad. Es muy distinto.

¿Y qué fue lo que hicimos? Publicamos un posteo llamado Diez Navidades de espanto en la Historia, en donde hicimos un pequeño recuento de mutilaciones, naufragios, asesinatos, terremotos, latrocinios, masacres y chapucerías en la exploración espacial, todas acontecidas en alguno de los algo más de dos mil 25 de Diciembres que han pasado desde que, se supone, nació un tal Jesús de Nazaret en un pesebre, o en un portal, en una familia de Belén, o de Nazaret venida a Belén, o quién sabe. Los cálculos de Dionisio el Exiguo al respecto no fueron todo lo precisos que se gustaría.

Lo publicamos el 25 de Diciembre de 2.016, y... el mundo se encargó de regalarlos no una, no dos, no tres, sino cuatro desgracias más, cuéntenlas porque son cuatro, para sumar al listado, todas ellas el mismísimo 25. Eso es rapidez para quedar desactualizado, y no los posteos sobre cómo van marchando los cómics de la Marvel o de DC Comics.

La primera desgracia, fue otro terremoto. Que golpeó en la costa sur de la isla de Chiloé, en el sur de Chile. Poco antes del mediodía, o sea, ni siquiera un par de horas después de que hubiéramos publicado nuestro propio posteo en la Guillermocracia. Lo dicho, desactualización express. Por suerte, las cosas no pasaron a mayores. Hubo una alerta de tsunami, pero la sangre no llegó al río, ni las olas a las costas. Hubo desgracias patrimoniales que reparar, pero moderadas, y no hubo pérdida de vidas humanas que lamentar. Nada mal para un terremoto magnitud 7,6, lo que en otras partes del mundo calificaría para genocidio por parte de la Madre Tierra, pero que en Chile hace soltar algunos "meh" de indiferencia, porque si hay tres cosas que un chileno de buen corazón sabe desafiar y derrotar con éxito como un campeón, esas tres cosas son los terremotos, las ganas de hacer las cosas con responsabilidad, y la tentación de hablar bien del prójimo.


La segunda desgracia fue una muerte en el ámbito cinematográfico. Me refiero al director Eliseo Subiela, uno de los más destacados de la primera época de la democracia argentina. El hombre saltó al panorama internacional con la muy aclamada Hombre mirando al sudeste, de 1.985. Para ser sincero, en su minuto dicha película no me llamó demasiado la atención, aunque mirando en retrospectiva, es probable que sea una cuestión de expectativas. La historia de un lunático que quizás, sólo quizás, sea un extraterrestre, tiene un tratamiento más propio del Realismo Mágico que de una ficción de corte asimoviano, lo que en esos años me hubiera dejado más satisfecho. No es culpa de la película, por supuesto, pero ahora que estoy más maduro, no he podido verla de nuevo para formarme un juicio más justo. Por su parte, nunca vi K-Pax, y eso que actuaba Kevin Spacey, pero los que la han visto y saben, me han comentado que es un fusilamiento en toda regla de la película de Subiela.

Luego vino El lado oscuro del corazón, a la que le tengo un cariño especial porque vine a verla en la edad impresionable en la cual estas historias de romanticismo perdido calan muy hondo en el miocardio. Otra vez, no he vuelto a verla, y no sé qué tan bien habrá envejecido; que muchos culturetas allá afuera se las den de sensibles recitando la poesía cursi de Mario Benedetti tampoco le hace mucho favor, así es que miedo me da repasarla y decepcionarme. El que sí envejeció fue Subiela, a quien el corazón le falló el pasado 25 de Diciembre, con 71 años. Descanse en paz, señor Subiela.


La tercera desgracia, fue todavía otra muerte más, ahora en la farándula musical, como si ya no hubiera pocas en el 2.016. El año, recordemos, partió con el funeral de David Bowie y poquito después con el de Black, el tipo que cantaba Wonderful Life y Everything's Coming Up Roses, y ahora se cierra con la muerte de George Michael. Lo que nadie se lo veía venir. Después de todo, tenía apenas 53. Bueno, Pete Burns el cantante de Dead Or Alive tenía 57, los mismos que Prince cuando se despachó en Abril, y a ambos terminamos enterrándolos también en 2.016.

En lo personal, George Michael en Wham! o en solitario me dejaba más bien frío; nunca me motivó demasiado ese estilo musical que los anglosajones llaman Blue Eyed Soul, que viene a ser como el Soul de toda la vida, pero alivianado un resto e interpretado por chicos guapos en vez de Ray Charles o Steve Wonder. En materia de Blue Eyed Soul le doy un pase a Paul Young porque el hombre se lo toma con un relajo digno del personaje que interpretaba Hugh Grant en la película Letra y música, pero no mucho más allá. No digo que el Blue Eyed Soul esté mal; sólo que mis gustos van por otros lados, eso es todo. Pero por otra parte, sería una injusticia tremenda el desconocer lo muy grande que fue George Michael en sus mejores días. George Michael fue el rostro del Blue Eyed Soul en la década de 1.980, y aunque no tan señero como el Synth Pop, el Hi NRG, el Italo Disco, la New Wave o el AOR de la época, el Blue Eyed Soul tiene esa característica de infiltrarse invisible en todos los eventos del recuerdo, de darle sabor y enjundia al resto de la música de la década. Prueben a fingir ser DJ de una fiesta ochentera por un día y construirse una lista de reproducción, y no meter ningún tema de Blue Eyed Soul; seguirá siendo una lista de reproducción ochentera, pero algo faltará. Así es que, en homenaje, vayan buscando en YouTube los clásicos temas Careless Whisper, I Want Your Sex, Faith, Wake Me Up Before You Go-Go o Freedom! '90, y empiecen a armar su fiesta ochentera. Descanse en paz, señor Michael.


Y por Faith, quiero decir el original de George Michael. No... esa cosa... que fue el cover grabado por Limp Bizkit.

David Bowie, Pete Burns y George Michael. Mirándolo bien, fue un pésimo año para los músicos del arco iris...

Y nos queda la cuarta. Mencionábamos un avionazo en 2.012, ¿no? Cuatro años después, tenemos otro avionazo de los bestias. Que hizo noticia porque en el interior del mismo iba un granado grupo de cantantes pertenecientes al mítico Coro del Ejército Rojo. El avión era un Tupolev Tu-154 de la Fuerza Aérea Rusa, que iba en ruta desde Rusia a Siria, en donde iban a dar un concierto de beneficiencia. Pero no llegaron a Siria sino al fondo del Mar Negro, luego de que el avión se viniera abajo por las consabidas causas que se investigan. ¿Accidente? ¿Fallo humano? ¿Terrorismo? Por el minuto, misterio. En cualquier caso... descansen en paz, 92 señores del Tupolev Tu-154.


Todo lo anterior, a propósito del reciente posteo Diez Navidades de espanto en la Historia, ¿no? Bueno, ya tienen con qué añadir la Navidad de espanto número once.

Estaba planificando la posibilidad de escribir un posteo para 2.017, ahora con catástrofes y desdichas del día 24, no del 25. Pero después de esto, me lo voy a pensar bien. Yo que ustedes, si me daba por redactar otro posteo de éstos, ya iba poniendo los pies en polvorosa, y sobre todo, me mantendría lejos de los aviones. En realidad, yo que yo mismo, si me da por redactar otro posteo de éstos, voy a poner los pies en polvorosa antes que ustedes, y sobre todo, me mantendré lejos de los aviones. Por si acaso.



7 comentarios:

Cidroq dijo...

Vaya que a veces la vida tiende a mostrar un irónico cinismo.

Por cierto, por allí leí que cuando muere gente del mundo del espectáculo, se van en grupos de 3, con la reciente muerte de Carrie Fisher, se cumplió la tercia junto al cineasta y George Michael.

Gaby Fonseca dijo...

Cthulhu detecto que alguien en Chile veia con ironia las muertes y la destruccion en 25 de Diciembre y envio un terremoto para acabarlo, pero no tuvo tanta suerte xD suerte que no paso nada horrible!

Saluditos

Guillermo Ríos dijo...

@Cidroq, si el caso era la regla de 3, entonces aquí si que a alguien en las esferas celestiales se le pasó la mano, porque entre artistas suman 67: Eliseo Subiela, George Michael, Carrie Fisher, y los 64 miembros del Coro del Ejército Ruso que terminaron en el fondo del Mar Negro (el resto de las 92 víctimas eran personal anexo al Coro, y tripulación del avión).

En el posteo estuve a punto de incluir una mención a Carrie Fisher, aunque se había enfermado el día 23. Pero luego me dije a mí mismo: "No, qué va. Ella tiene apenas sesenta años, y la atendieron y hospitalizaron a tiempo, va a salir con vida de ésta". Famosas últimas palabras, por supuesto. No va a ser para este fin de semana, pero ya estoy preparando un posteo acerca de ella, que creo se merece mucho más reconocimiento que por haber llevado un bikini de metal. No es que me queje por el bikini de metal, por supuesto, pero en su caso, es un reduccionismo inaceptable. En el posteo explicaré por qué.

@Gaby_Fonseca, por mucha suerte. Se cayó parte de un puente, pero no andaba nadie transitándolo. Se vinieron abajo algunas casas, pero... eso es porfía, porque todas ésas, fue porque las construyeron en sitios prohibidos como peligrosos por la autoridad. Ocurre un terremoto 7,6 en alguna otra parte del mundo, y los muertos a contarlos por decenas e incluso cientos, por no hablar de las pérdidas materiales.

Saluditos igualmente.

murinus2009 dijo...

Curioso lo que dice Gaby Fonseca (saludos Gaby) de que Ctulhu desde las profundidades haya querido eliminar a "alguien" mediante un terremoto, aunque siendo un Dios capaz de eliminar la Civilizacion si despierta, ¿quien sabe?.

Menos mal que no paso de desastres materiales el terremoto en Chile.

Aquí en Ciudad de México se les ocurrió poner un sistema de "Alerta Sismica" se supone que avisa con 60 segundos de anticipación de un sismo, antes de que lo pusieran no habia desgracias humanas (que yo supiera), desde el sismo de septiembre 19 de 1985, cuando temblaba, desde que lo pusieron a veces el dichoso sistema causa, cuando se activa, que a alguien: le de un infarto, salga corriendo a la calle sin fijarse y lo aplaste un auto, o le den crisis nerviosas, esperemos que en Chile no se les ucurra una genialidad igual.

De la indiferencia a los terremotos se dice que los campeones son los portugueses, cuando tiembla y hay un portugues en la zona del sismo, este dice:"¡No tembles Terra, que no te voy a hacer nada!.

Que mal lo de Carrie Fisher, yo también supe de su infarto en el avión, pero al igual que Guillermo pense que se salvaría, Cidroq (saludos por cierto) es al primero que escuche decir la noticia, me pregunto ¿que cambios ira a haber en el "Episodio VIII" tras su muerte?, morirá su personaje, o seguirá actuando por CGI.

Mal también lo del avión ruso, de George Michael identifico "Carless Whisper" me parece agradable, quizá otras de el las conozca sin saberlo, aun asi no creo que nunca compre discografía suya, de Eliseo Subiela no se gran cosa, creo que nunca he visto nada de el, este trabajo sera la primera referencia.



Guillermo Ríos dijo...

Esa clase de sistemas sirven sólo si la población está entrenada. Después de 2.010 en Chile se instalaron las alertas de posible tsunami. Las primeras veces fue un desastre, la gente protestaba porque tenían que salir de las casas, y en general un caos. Después se fueron acostumbrando, y ahora cuando hay una de esas alertas, todo el mundo se mueve de lo más bien. Al final viene siendo cuestión de costumbre.

Lo de los portugueses está muy grande. Si en todo son así, va a ser mi nuevo país favorito del mundo. O mi segundo favorito, después de la Guillermocracia. O el tercero, porque también está Finlandia.

No creo que el Episodio VIII cambie de manera significativa porque todas sus escenas ya estaban grabadas. Si su personaje muere por cualquier circunstancia, yo creo que siguen adelante con eso porque se ajusta al plan, y si sobrevive, no creo que vayan a cambiarlo porque sería de mal gusto. Mi impresión estrictamente personal, es que va a sobrevivir al Episodio VIII, pero en el Episodio IX va a aparecer en un cameo vía CGI, para darle un cierre a su personaje. Pero tendremos que esperar hasta finales de 2.017 para enterarnos.

Lo de conocer canciones sin saber el título o de quién son, es un clásico. Hay una canción de la década de 1.980 que la canta una chica, de voz grave, parecida a Annie Lennox, que es New Wave suave, que estoy verde por saber cuál es... y no la consigo encontrar por ninguna parte. Y por lo que he escuchado, parece que no es Annie Lennox, ni ella como solista ni en Eurythmics. Cuando encuentre la canción, voy a publicar un posteo completo sólo para vengarme...

Pensándolo bien, era la década de 1.980. El cantante lo mismo podía ser hombre. Eran tiempos raros, sin duda...

Por esas dos películas, Eliseo Subiela era un inevitable a comienzos de la década de 1.990. Todo el mundo cultureta había visto alguna de las dos, o ambas. Después, un poco se perdió en el limbo. Supongo que con ocasión del fallecimiento, se acordarán de pasar alguna de sus películas en el cable, o algo así.

Martín dijo...

Lo peor del avión ruso fue el ¿chiste? que quisieron hacer los de la revista francesa Charlie Hebdo:
http://estaticos.elperiodico.com/resources/jpg/1/2/ministerio-defensa-charlie-hebdo-tu-154-985411967-119473585-667x815-1483005519021.jpg
"El repertorio del coro del ejército ruso se ensancha".
Sin palabras.

Guillermo Ríos dijo...

Llega a ser hasta gracioso por lo increíblemente macabro.

¡Vota por lo mejor de los primeros siete años de la Guillermocracia!

Related Posts with Thumbnails