¡Vota por lo mejor de los primeros siete años de la Guillermocracia!

¡La Guillermocracia te llama a las filas! ¡Vota, expresa tu opinión, cuáles son los mejores artículos que se han publicado en estos (casi) siete años de vida en línea! La encuesta se encuentra en la parte inferior de esta columna. ¿Más detalles? Pincha aquí. ¡Haz oir tu voz!

miércoles, 28 de diciembre de 2016

La Guillermocracia en 2.016: Discurso a la Nación.


Damas, caballeros, alternativos que no encajan en los anteriores constructos sociales... ¡¡¡GUILLERMÓCRATAS TODOS!!!

Henos aquí congregados un año más, para hacer balance y evaluación del año que se va marchando. Un año particularmente sembrado de catástrofes y desdichas, tanto que cuando publicamos un posteo acerca de Navidades catastróficas, y dos días después estábamos añadiéndole un addendum con cuatro desdichas más, todas del 25 de Diciembre de 2.016. Y no incluimos el fallecimiento de Vera Rubin, el mismísimo 25, simplemente porque no alcanzamos a enterarnos. ¿De quién? De la astrónoma que probó con datos empíricos la existencia de la materia oscura, nada menos, pero que en medio de una sociedad que desprecia tanto la ciencia a pesar de respetarla de boquilla, la noticia quedó enterrada debajo de las otras muertes del día. Y nos quedamos todavía más cortos: el mismo día de la publicación del posteo addendum, añadimos otra desgracia más, cual fue el prematuro fallecimiento de Carrie Fisher, la mítica Princesa Leia. Fue también un año en que lamentamos la muerte de varios insignes músicos, casi como El Año En Que La Música Murió: David Bowie, Black, Pierre Boulez, Glenn Frey, Prince, Isao Tomita, Juan Gabriel, Peter Burns y Leonard Cohen. Además, se fue al demonio el plan de paz para Colombia, vivimos el terremoto del Brexit, y ¡sorpresa!, Donald Trump ganó la elección presidencial en Estados Unidos. En el apartado positivo... veamos... a lo menos tuvimos una ración adicional de Macross, con el estreno de Macross Delta, sobre la cual ya comentaremos acá en la Guillermocracia. Algo es algo.

Primero que nada, menester es señalar que la Guillermocracia ha alcanzado máximos históricos, en términos de cantidad de visitas. Según las estadísticas que con tanta amabilidad proporciona Google, la Guillermocracia despegó bruscamente este año, cuando desde Julio de 2.016, y de manera ininterrumpida, ha sumado más de 10.000 visitas cada mes. Esas cifras, habían sido alcanzadas en algunos meses de 2.015, en Abril de 2.014, y en una racha entre finales de 2.012 e inicios de 2.013. El máximo absoluto estaba fijado en Diciembre de 2.012, con 15.079 visitas en dicho mes; este año, tal cifra fue pulverizada por las 16.216 visitas de Octubre de 2.016. Toda una sorpresa, en una era en que se insiste cada vez más en que la blogósfera está muerta. Quizás el flujo de información a través de los blogs sea mínimo por estos días, pero parece ser que los blogueros todavía tenemos algo que decir.

Esto se ha visto reflejado también en el índice de los diez posteos más leídos cada semana en la Guillermocracia. A diferencia de otros años, en los cuales los posteos más recientes subían por la novedad, para luego salir rápidamente a un costado y caer en las tinieblas del olvido, y en donde siempre se mantenían incólumnes y eternos algunos clásicos indiscutibles de la Guillermocracia como 10 historias románticas que terminan muy mal, 12 horripilantes mitos románticos y sexuales griegos, o 10 razones por la que "Los Simpsons" ya no tienen gracia, ahora los posteos nuevos de 2.016 han subido y se han mantenido porfiadamente arriba. Que en Diciembre de 2.016 haya alcanzado y se haya mantenido en el lugar número 1, un posteo tan complejo y exigente como la primera parte de Aristóteles: 2400 años, es motivo de orgullo supremo, porque quiere decir que la gente de visita en la Guillermocracia valora la cultura y a los clásicos. Lo que siempre hemos dicho: la Guillermocracia no es para tontos. Se puede ser inteligente y no gustar de la Guillermocracia por muchos motivos, algunos de ellos incluso razonables, pero es imposible ser tonto y disfrutarla. Que varios posteos de 2.016 se hayan mantenido en el tope de los diez más visitados, augura que varios de ellos pasarán con el tiempo a ser clásicos de la Guillermocracia, lo cual por supuesto habla muy bien de los niveles de calidad que hemos alcanzado por aquí.

También la Guillermocracia en 2.016 ha batido un nuevo récord en materia de cantidad de comentarios. El posteo Batman y Iron Man: ¿Panegíricos del liberalismo o crítica en su contra?, publicado por allá en 2.013 y que había caído en un relativo semiolvido, resucitó de las cenizas. Por alguna razón, un grupo de lectores confluyó en él, y lo que se entabló es el más divertido y endiablado debate político que ha visto la Guillermocracia, y que elevó la cantidad de comentarios a cerca de sesenta. No puedo decir que haya sido fácil. El debate a ratos ha sido bastante técnico y bizantino, y no ayuda mucho que algunos de esos lectores son algo desmañados en la redacción, lo que convierte en aún más difíciles de seguir, argumentos que ya de por sí son bastante densos. Pero el debate despertó el interés suficiente para que fuera citado como enlace, no por el posteo sino el debate en sí, en otra parte de la red. Todo lo cual es positivo, por supuesto. Falta debate la sociedad en que vivimos, y por debate quiero decir intercambio de ideas racionales, no ese eterno gritar de gallináceas en que todos los tertulianos quieren hablar y nadie escucha a nadie. Las redes sociales comunes y corrientes pecan un poco de eso, pero hasta el minuto la Guillermocracia se ha escapado; argumento de más para no redesocializar la Guillermocracia.

Lo interesante del caso, es que todo lo anterior es a pesar del triste hecho de que este año la Guillermocracia batirá un nuevo récord, pero hacia abajo: es el año con menor cantidad de promedio de posteos mensuales publicado. El presente mensaje que os dirijo, caros míos, el último de 2.016, es el posteo número 675 de la Guillermocracia en total; considerando que la Guillermocracia partió en Julio de 2.010, eso suma 78 meses en total, por lo que el promedio viene estando en 8,65 posteos al mes. O lo que es lo mismo, un posteo más o menos cada 3,47 días; o sea, cualquier año con un ritmo de posteos más breve que eso es de abundancia, y al revés, es de escasez. Pero el ritmo de publicación no ha sido constante, por supuesto. El año con más posteos fue 2.015, con 139, lo que hace un promedio de 11,58 posteos al mes, o lo que es lo mismo, un posteo cada 2,59 días. El año con menos posteos sigue siendo 2.010, con apenas 48, pero debemos tener presente que al comenzar en Julio en vez de Enero de 2.010, el promedio de posteos mensuales está clavado en 8, o lo que es lo mismo, un posteo cada 3,75 días; en realidad debería ser un poco más porque estamos contando todo Julio, cuando en realidad sólo el 30 de Julio hubo posteo, el primero de la Guillermocracia, por lo que deberíamos redondear a cinco meses. Así, el año con menor promedio mensual de posteos venía siendo 2.013 con un promedio de 7,17 posteos al mes, o lo que es lo mismo, un posteo cada 4,18 días. Pero ahora en 2.016, con el presente mensaje, sumamos 84 posteos, lo que significa 7 posteos clavados al mes, o lo que es lo mismo, un posteo cada 4,28 días. Esa es la tasa más floja de posteos en toda la historia de la Guillermocracia.

Parte de la crisis tiene que ver, por supuesto, con factores personales. Así como para el mundo, acá en la Guillermocracia pasamos un 2.016 bastante complicado. Proyectos personales que se caen, iniciativas que no prenden, asuntos que no funcionan... ya conocen el guión. Hay años en los cuales parece que el calendario lo ha meado un perro, y 2.016 fue uno de ésos. Y por supuesto, el hilo se corta por lo más delgado, o sea por lo que cuesta más tiempo y da menos dinero, y eso es... la Guillermocracia, para desgracia de sus cuatro cinco seis lectores. Esperemos que este 2.017 venga mejor aspectado, y eso redunde, por supuesto, en que la tasa de posteos vuelva a elevarse.

Eso no quiere decir, por supuesto, que hayamos descuidado el activo más importante de la Guillermocracia: su calidad. Ya lo hemos dicho, varios posteos del 2.016 tienen aspecto de ir pasando a convertirse en clásicos de la Guillermocracia. En el Ministerio de Manga y Anime, las cosas anduvieron algo flojitas, pero aún así, le dimos la partida al año con World Masterpiece Theatre: Occidente nunca se vio tan japonés, en donde le dimos un brevísimo repaso a una significativa serie de clásicos indiscutibles del anime old school. Nos pusimos un poco iconoclastas con Candy Candy: Siete razones no tradicionales para ver la serie. Y nos pusimos todavía más iconoclastas con Bola de Caballeros del Dragón del Zodíaco Z. Pero no sólo de antiguallas vive el otaku, así es que nos modernizamos un poquito, sólo un poquito, y publicamos Tengen Toppa Gurren Lagann: El universo no basta, sobre este clásico de 2.007. Para el año que viene, publicaremos sobre series más recientes, incluyendo sobre Macross Delta, eso prometido queda.

El Cine siempre ha tenido presencia importante en la Guillermocracia, y 2.016 no podía ser la excepción. De manera que abrimos los fuegos con Premios Oscar: Veinte a treinta años tarde, en donde nos referíamos al extraordinario conservadurismo de la Academia a la hora de otorgar las famosas estatuillas doradas; meses después, reflexionamos acerca de Las películas más malas de todas. Había quedado una cola de 2.015, cual era la serie de posteos Block40busters, en la cual hacíamos un repaso a los blockbusters más influyentes desde la mítica Tiburón de 1.975. Le prestamos por supuesto atención a los superhéroes, preguntándonos si acaso está saturado el tema con ¿La burbuja de los superhéroes?, y luego metiéndonos de lleno y sin paracaídas con el nuevo universo que tratan de hacer nacer, con Por qué no me gusta el Universo Extendido DC. Tratándose de películas en particular, hemos seguido la política tradicional de no hacer crítica cinematográfica propiamente tal en la Guillermocracia, pero sí que hemos dedicado posteos a películas particulares a propósito de tales o cuales circunstancias. Así es como publicamos "Rambo" y "Blade Runner": Parecidos razonables, La (falta de) ciencia tras "El día de la independencia", y "La llegada: De tiempo y lenguaje". Y, en fin, también hicimos un poco de crítica destructiva constructiva respecto de la experiencia de ir al cine, en el posteo Siete clases de espectadores insufribles en el cine.

En materia musical también estuvimos activos. Así, despedimos al insigne músico fallecido con David Bowie: La rareza espacial caminó entre nosotros; eso sí, quedó por el camino, postergado hasta nuevo aviso, un repaso de la Música del maestro. La siguiente despedida fue al maestro Isao Tomita, en どうもありがとう, 冨田様 (Dōmo arigatō, Tomita-sama). Las bandas sonoras también tuvieron su lugar, con Siete grandes bandas sonoras del cine bíblico primero, y con Tributo a Basil Poledouris después, en homenaje a los diez años del fallecimiento del maestro. Batimos también otro récord, siendo la primera vez que dedicamos posteos enteros a canciones en particular, en vez de una banda o asunto general; lo hicimos primero con "Iron Man" versus "Iron Man", en donde establecíamos un paralelo entre las canciones de ese nombre, de Black Sabbath y de Die Krupps, y reincidimos después con Yo mío de mí, acerca de la mítica canción I Me Mine de George Harrison.

En materia de cómics sí que anduvimos algo flojos. Alguna polémica levantamos con Por qué no leo comics de superhéroes del siglo XXI... para luego comentar un cómic de superhéroes del siglo XXI, en Tom Strong: Un pulp para el siglo XXI. A veces la consecuencia falla incluso en la Guillermocracia. Por su parte, estuvimos también muy poco apegados a la televisión este año, por un motivo u otro. Quizás porque los seriéfilos a estas alturas ya han pasado a ser una verdadera peste, como lo dejamos caer en "Tengo pendiente...": La esclavitud de ser un seriéfilo. Pero aún así, dejamos caer algunos comentarios. Ahí está "Los Goldbergs": Tenía que llegarle el turno a los ochentas, o La versión chilena de "Los años dorados": Bullying desde la tercera edad. También, importado desde Tribu de Plutón, republicamos Finales de temporada: La tercera de "Héroes" y la séptima de "24". Y en atención a los diez años de su fallecimiento, publicamos también Aaron Spelling: El Emperador de la televisión, en dos partes porque el hombre se lo merecía,
y otros dos a repasar completa y capítulo a capítulo, la mítica serie animada "Erase una vez el hombre": Repaso de la serie episodio a episodio, también en dos partes porque así de grande era la serie en cuestión.

La Historia ha sido siempre cliente agradecida acá en la Guillermocracia, y en 2.016 no podía ser menos. Incluso, cuando de manera extraordinaria sometimos a votación el contenido de la minimaratón de posteos de Julio, la gente se decantó mayoritaria y sorpresivamente por... posteos de Historia. La primera sangre en 2.016 fue con William Orpen: El pintor de la guerra. En materias más políticas, publicamos Despotismo Ilustrado: Todo para el pueblo pero sin el pueblo. También cumplimos un viejo y sentido anhelo, el hablar del Imperio Hitita, lo que hicimos en Hititas: La superpotencia olvidada. También le dimos espacio a la cuestión de por qué los españoles conquistaron a los amerindios y no al revés, en ¿1.492: Los amerindios a la conquista de Europa? Y nos preguntamos acerca de si en verdad la Historia Universal marcha más rápido, en La aceleración de la Historia Universal. No desatendimos la Edad Media, y ahí es en donde encajamos Los cátaros: El camino de los perfectos, sobre la secta de marras. Y tema tan ciclópeo como el de 10 intentos por ser más grandes que Jesucristo, no podía menos que ser publicado en dos partes. Pero no sólo de antiguallas vive el historiador, y también cuenta como Historia algo sucedido hace veinte años atrás, en concreto lo que era ser un internauta en esos años, en el posteo Cómo se navegaba en la edad heroica de Internet en doce viñetas. Aún así, la joya de la corona es probablemente la primera parte del posteo Aristóteles: 2400 años, cuya segunda parte será publicada ahora en Enero de 2.017. Y por frivolizar un poco, publicamos ¿Te habías dado cuenta de los breves que fueron?, y Arte e injuria: Seis movimientos artísticos bautizados por quienes los insultaron... y ese intento de frivolidad que fue Diez Navidades de espanto en la Historia, y que acabó en la tragedia de publicar la secuela de posteo más rápida en toda la Historia de la Guillermocracia.

También por alguna razón, nos pusimos un poquito más políticos este año. Lo que dio paso a varios posteos acerca del acontecer internacional. Así, le dedicamos dos posteos al proceso de paz entre las FARC y el Gobierno de Colombia, que son La Guillermocracia felicita a la hermana nación de Colombia, y Los días decisivos de Colombia. Por supuesto que el otro gran terremoto de 2.016 fue la elección presidencial en Estados Unidos, y al asunto le dedicamos dos posteos: 10 viñetas sobre la elección presidencial de 2.016 en Estados Unidos, seguido de ...y Donald Trump es el nuevo Presidente de Estados Unidos. En la otra trinchera, reflexionamos un poco acerca de la muerte del líder cubano más importante de todos los tiempos, para bien o para mal, en Fidel Castro: El legado color verde olivo. Y también, en lo que de política pueda caber, mencionemos De vivas y vivos, en donde reflexionamos un poco sobre el movimiento de protesta feminista actual, y sus alcances. Y por qué no, hablamos de Política y Ciencia Ficción en Los políticos del futuro: La frontera final.

En ese ámbito más vago e impreciso que es el análisis social, partimos con Blogoselfies, una reflexión acerca de qué significa ser bloguero. Y para seguir la tradición de los posteos antirrománticos del Día de los Enamorados, he ahí 12 señales de que deberías estar arrancando de tu pareja, posteo sobre el cual nos preguntamos cuántas relaciones ayudó a romper, y cuántas víctimas desesperadas ayudó a salvar. Le dimos algo de caña a la Astrología con El horóscopo misántropo: Tu parte negra que tu astrólogo no quiere revelarte. También le dimos un par de varapalos a la gente con actitud de Speak English or die!, en el posteo Snobbish, y seguimos hablando acerca de Castellano e Inglés en Por qué aprender castellano es un infierno. Argumentamos también acerca de por qué la Guillermocracia no se integraba más a las redes sociales, en (No) redesocializando la Guillermocracia. Nos cuestionamos una vez acerca del rol de la Ciencia Ficción, en Las venas ilustradas de la Ciencia Ficción. Hablé un poco de los fanfics en Yo me negué a ser escritor de fanfics. Celebramos por supuesto con Los 50 años de Star Trek... para a continuación dar un poco de caña con Si el universo de Star Trek estuviera poblado por chilenos. Y que por parodias no nos quedemos, ahí publicamos Una entrevista para el censo 2.017 en Chile, breve relato de ficción satírica que, por algún motivo ignoto, rompiendo la tradición de que el material de ficción es el pariente pobre de la Guillermocracia, llegó al Top Ten, salió de él, y volvió a reingresar después para mantenerse una buena cantidad de tiempo.

Pero aparte de todo eso, en la Guillermocracia dimos otro paso en el vacío. Desde siempre, la producción de ficción ha sido el pariente pobre de esta nación. Por regla general, suelen tener una acogida menor que los posteos de no ficción. Pero puestos a experimentar, en 2.015 le dimos luz verde a la blogoserie Bastión Esperanza, que fue recibida de manera cálida por los lectores. Aunque Bastión Esperanza quedó interrumpida, de todas maneras regresará ahora en 2.017. Por el minuto, los esfuerzos fueron dirigidos a una empresa más ambiciosa: traer de regreso a las clásicas blogoseries Corona de Amenofis, Infra Terra y Marbod el Bárbaro, que en su día pasaron sin pena ni gloria, pero tenían la suficiente substancia como para merecer un regreso en forma.

De esta manera, a partir de Diciembre de 2.016 iniciamos la publicación de sendas miniblogoseries, cuyo propósito es reinstalar estos universos narrativos en el ojito de los lectores. Corona de Amenofis: Arquitectura Oculta es un reboot en toda forma de Corona de Amenofis, mientras que Infra Terra: Entronización es una precuela de Infra Terra, y Marbod el Bárbaro: Imago Dei es una secuela de Marbod el Bárbaro: Roma prevalecerá. En los tres casos, las miniblogoseries fueron escritas para funcionar de manera más o menos autónoma, sin que los lectores tengan necesidad de recurrir al material anterior para entender el argumento. Y en los tres casos, la recepción ha sido positiva por parte de los lectores, lo que abre las puertas para que, más temprano que tarde, estos universos narrativos sigan presentes en la Guillermocracia. Y un pequeño anuncio al respecto: el éxito de las mismas también abre la posibilidad de reflotar High Fantasy Manga, así como de darle una posible blogoserie a Los Masacroides, que fueron protagonistas de un relato de Ciencia Ficción satírica por allá por 2.011.

Por su parte, esto ya lo decíamos, salvo caso de accidente realmente extraordinario... es definitivo que Bastión Esperanza regresa con nuevos episodios en 2.017. La historia quedó en suspenso, en un punto muy importante del argumento, y será retomada desde ese mismo lugar en que quedó interrumpida. De manera que, aunque tuvieron que esperar un año completo, los lectores de Bastión Esperanza son más afortunados que los de las novelas de Canción de Fuego y Hielo, o de Canción de Hielo y Fuego, nunca recuerdo el título con exactitud, cuya historia la disparó George R.R. Martin en 1.996, y dos décadas después, no da mayores visos acerca de cuándo terminará.

Y con esto damos por cerrado el año 2.016. Uno difícil y de catástrofes a diestra y siniestra, pero ya saben para qué sirven las catástrofes. Para perseverar y fortalecerse. Tenemos toda la intención de seguir adelante con la Guillermocracia, y que 2.017 sea un año sólido para la misma. Nuevas series de posteos, más blogoseries, y la misma acostumbrada calidad en los artículos, todas esas cosas están esperando la llegada de su tiempo. El próximo Domingo 01 de Enero abriremos los fuegos con un posteo acerca de un pequeño y quizás medio olvidado clásico de la televisión animada, y el 04 de Enero viene el segundo episodio de Corona de Amenofis: Arquitectura Oculta. ¡Quieran los espíritus de nuestros ancestros, los defensores del humanismo y la racionalidad, seguir iluminando nuestro camino! Y quieran los espíritus de nuestros ancestros, los defensores del humanismo y la racionalidad, acompañaros en vuestro camino, lectores de la Guillermocracia, a lo largo de este 2.017 que está a punto de principiar. Saludos, y sed bien recibidos.



9 comentarios:

Cidroq dijo...

Que tal Guillermo, espero tengas un buen fin de año y que el que venga sea mejor para todos, que vaya que 2016 estuvo pesado.

Nada más hay algo que me queda duda, tal vez anda un duende raro en tu blog, o se te trasroscaron los borradores, ya que el post se publico el dia 28, no el 31, en un párrafo dices que habrá posteo el dia 1, y en el que sigue dices que no, ¿cual párrafo tiene la razón?

Ya siendo serios, mis mejores deseos para el 2017. Saludos.

murinus2009 dijo...

Saludos desde Ciudad de México.

Por estas fechas se cumple un año y medio de que conocí la Guillermocracia, es la primera vez que comento en un Discurso a la Nación.

Es bueno saber que habrá mucho material nuevo para el 2017 que ya comienza, que bien que regresara entre otros "High fantasy Manga" me parece raro que no haya tenido buena acogida en su primera publicación, pues esta bien realizado, ¿La inspiracion habrá sido "Ruy el pequeño Cid" una antigua caricatura japonesa que quiza solo yo recuerdo?.

"Los Masacroides" no los recordaba, parecen inspirados en las antiguas series transmitidas por Radio y en la primera Televisión de los 60s. con anuncios de entrada-salida estilo el Batman de Adam West, sera divertido ver sus aventuras.

He dado un vistazo a la Entrada de "Batman y Iron Man: ¿Panegíricos del liberalismo o crítica en su contra?", ¡impresionante!, 65 comentarios hasta el 27 de diciembre de 2016, inquietante Debate el que se ha hecho ahí, definitivamente como dice Guillermo, muy Técnico por lo que lei de pasada, y tambien "bizantino" (incluso alguien habla de Clark Kent y Spider Man), creo que si la Guillermocracia estuviera en Redes Sociales el numero seria 10 o 20 veces mayor pero de una calidad infima tipo:
-"LA ARMADURA DE IRON MAN COOOOOOL".
-BATMAN RULES.
-Iron Man es mas real porque vive en el mundo real, en cambio Batman... ¿donde esta ciudad gotica?.
"-Yo Team Batman"
"-yo team Iron Man"

Y cosas así por el estilo, espero que la Guillermocracia se mantenga alejada de las redes sociales de forma permanente, o se sacrificaría calidad por cantidad, sin hablar del vandalismo, trolls y "emojis" horrendos.

Aunque fue un año de pocas Entradas según las estadisticas, me parecieron de una Gran Calidad y muchas son de mis favoritas:
-Los 2 de Erase una vez el Hombre.
-Porque aprender castellano es un infierno
-"La Llegada": de tiempo y lenguaje
-Marbod el barbaro: Imago Dei
-Corona de amenofis: Arquitectura Oculta
-Infra Terra: Entronizacion.
-Aristóteles: los 2400 años.

En realidad hay muchos más, y aún me falta explorar archivos de la Guillermocracia, como sea creo que fue un año de buenas Entradas con todo y que, reitero, según las estadisticas, fueron pocas.

Parece que el entrante sera un año... intenso por decirle de alguna manera, pero es seguro que La Guillermocracia nos va a ofrecer un montón de material de Calidad Genial, del que seguro estaremos disfrutando y comentando todo el año.

De entrada ya esta la segunda parte de Aristoteles... y ya hay uno de la nueva serie de Macross, según adelantas, asi como lo nuevo de: Corona de amenofis, Infra Terra y Marbod el Bárbaro.

Por cierto coincido con Cidroq (saludos por cierto) el último párrafo es confuso, supongo que la duda se aclarará el sabado 31, o no, o quien sabe.

Feliz Año Nuevo 2017 Guillermo, Gracias por todo el trabajo dedicado este año.

Hasta Pronto.



Guillermo Ríos dijo...

@Cidroq, que tengas un feliz año también por allá, para ti y los tuyos.

Lo de la parrafada, gracias por la corrección. Lo que pasa es que el plan inicial era publicar una cuarta blogoserie, la que iba a partir el Miércoles 28, y como no quería dejar el Discurso para Domingo 01 porque ya iba a ser Enero, fijé como fecha el Sábado 31. Después, la cuarta blogoserie fue temporalmente aplazada (no voy a decir cuál o qué es, de momento), el Miércoles 28 quedó libre, corregí el Discurso... y la corrección quedó mal hecha. Por eso quedó ese galimatías que, gracias al oportuno aviso, ya lo corregí, ahora sí espero que bien.

Saludos, y seguimos durante el 2.017.

@murinus2009, el anime sobre el Cid en cuestión, la verdad que ni lo recuerdo ni tengo noticias. En realidad fue escrito más bien como una parodia de los shonen de pelea tipo Caballeros del Zodíaco, pero tomando como referencia la historia del Cid.

Los masacroides fue un cuento corto que parodiaba la Ciencia Ficción de exploración tipo Star Trek, y también la militarista tipo Battlestar Galactica. Tengo un par de ideas acerca de cómo traerla de regreso, pero no es algo definitivo por el minuto.

A pesar de que el debate está bastante pesado, me siento orgulloso de que sea eso, un debate en serio, y no el troleo de Internet. Creo que el propio nivel de la Guillermocracia supone una barrera a la entrada para todos los troles que no van a tomarse la molestia de leer un posteo entero sobre la materia, simplemente porque se aburren. Aunque ahora viene la película de los emojis, así es que ya podemos ponernos a temblar...

Saludos igualmente, y un Feliz 2.017.

CESAR_55 dijo...

Feliz año nuevo. Quiero hacerte una modesta petición: Rescata los posteos de ZOOCINE. Son lo más, no se por qué no los segusite. Yo los visito asiduamente y los recomiendo.

Cidroq dijo...

Saludos a todos y espero tengan un gran 2017.

@Murinus2009 yo también recuerdo, aunque vagamente al anime de ruy el pequeño cid, aunque no es anime 100 % le encargaron la animación a un estudio nipon pero la producción es española.

Gaby Fonseca dijo...

Una consultita: alguna vez han tenido o tendran cabida en la Guillermocria los videojuegos? D=

Saluditos Sr. Guillermo y a todos los demas feliz inicio de año <3

Seanna dijo...

Que el 2017 sea otro año lleno de calidad para la Guillermocracia.

Erika Dellafrancesca dijo...

Parece que tienes una página muy activa.

Guillermo Ríos dijo...

Retomando la labor de contestar comentarios atrasadísimos...

@CESAR_55, no seguí adelante con Zoocine porque al releerlos, sentí que eran algo demasiado contingente, hablando de películas que vinieron y se fueron rápido de la conciencia pública. Yo prefiero los temas y escritos que puedan tener una vigencia mayor en el tiempo. Aunque podría ser, si lo reformulara. No sé, la opción sigue abierta. Y Feliz... lo que queda de 2.017, supongo.

@Cidroq, saludos igualmente, y me pica la curiosidad por echarle el vistazo a ese anime... español... lo que sea.

@Gaby_Fonseca, saludos igualmente. En cuanto a videojuegos, es poco probable que hable sobre el tema, simplemente porque el único videojuego al que hoy por hoy estoy adscrito, es un sitio de Internet para jugar ajedrez en línea, lo que está un poco lejos de Assassin's Creed o Call of Duty, creo yo...

@Seanna, gracias mil, y ojalá que ahora, a mediados de 2.017, hayamos cumplido con la primera mitad. Ahora, en el segundo semestre, vamos a por la segunda.

@Erica Dellafrancesca, parece ser que sí... Me alegro, por supuesto. Saludos.

¡Vota por lo mejor de los primeros siete años de la Guillermocracia!

Related Posts with Thumbnails