¡Vota por lo mejor de los primeros siete años de la Guillermocracia!

¡La Guillermocracia te llama a las filas! ¡Vota, expresa tu opinión, cuáles son los mejores artículos que se han publicado en estos (casi) siete años de vida en línea! La encuesta se encuentra en la parte inferior de esta columna. ¿Más detalles? Pincha aquí. ¡Haz oir tu voz!

domingo, 10 de abril de 2016

El horóscopo misántropo: Tu parte negra que tu astrólogo no quiere revelarte.


¿Sabe usted cuál es su grupo sanguíneo? ¿Su factor Rhesus? ¿Cómo anda el sístole y diástole de su corazón, o cuántas dioptrías de corrección necesitan sus ojos? Quizás no. Pero, ¿sabe usted cuál es su signo zodiacal? Seguro que ese dato sí que lo conoce. Esa es la influencia del horóscopo en nuestras vidas: es más probable que sepa usted cómo clasifica en un método de conocimiento que viene literalmente de la ciencia medieval y antes, que de cómo está funcionando su biología de acuerdo a los conocimientos de los últimos dos siglos. Porque el grueso de las persona sabe qué signo del horóscopo occidental es el suyo, el cual tiene una genealogía que arranca más o menos desde Mesopotamia. Los más osados conocen incluso a qué signo del horóscopo chino pertenecen. Y los realmente rayados con el asunto, llegan incluso a saber su signo del horóscopo azteca, navajo, coatí, o el que haga falta.

Por supuesto, parte importante del encanto del horóscopo y de las predicciones basadas en éste, es la hábil tendencia de los astrólogos para reforzar a su clientela. Es decir, los astrólogos le dicen a la gente que su signo es lo más de lo más porque tienen un chorreón de cualidades positivas, a continuación de lo cual le dicen que tienes que tener cuidado con tales o cuales características negativas, pero que de todas maneras no importa, que lo positivo supera a lo negativo, que si usted trabaja un poquito se superará, etcétera. Ningún astrólogo va a mirar su signo y decir: "Eres una mugre de ser humano, condenado más allá de toda remisión, tu signo apesta y tu ascendente te hunde más, y que lástima haber tenido la desgracia de conocerte". Por pura estadística, si la Astrología fuera una ciencia honesta, alguna vez debería suceder que a alguien le saliera el horóscopo fallado, de la misma manera como de tarde en tarde nacen personas que, por pura fatalidad, vienen con un cromosoma de menos o de más en la dotación genética. Pero si los astrólogos hicieran tal cosa, tendrían que cerrar el negocio. La gente quiere oir cosas bonitas, y un astrólogo honesto pronto se vería sin clientes deseosos de recibir de parte de las estrellas, esos halagos que no reciben en la vida real. Pura y dura selección darwiniana: la evolución favorece a los capaces de adaptarse, y eso incluye a los astrólogos obligados a adaptarse a la clientela. Pero no los culpemos demasiado por ello: existe otra especie de astrólogos que también mienten como bellacos para congraciarse con su clientela, y tampoco saben del futuro mucho más que el fulano promedio, y éstos se llaman economistas.

Pero como acá en la Guillermocracia consideramos la ecuanimidad como un valor supremo, pensamos que sería interesante trazar un retrato negativo de las personas, partiendo de las cualidades que se atribuyen de cada signo y que en conjunto conforman algo así como el lado oscuro de cada uno de esos mentados signos. Algo así como un horóscopo misántropo. Lo que viene a continuación no es invento. Es simplemente exagerar un poco más las cualidades negativas que los astrólogos suelen mencionar respecto de cada signo zodiacal. Algo así como si usted abriera el horóscopo del periódico, y se encontrara con el pronóstico habitual ("hoy día te levantarás con ánimo, tendrás buenas noticias en tu trabajo, cuidado en el romance, tus números de suerte son 5 y 42"), pero en versión negativa. ¿Por qué en versión negativa en vez de algo más, digamos, equilibrado entre lo positivo y lo negativo? Simplemente porque el lado positivo de cada signo zodiacal, usted lo encuentra en cualquier parte, mientras que el negativo es el que tiende a ser barrido bajo la alfombra, por las razones que reseñábamos. De manera que no lo lea usted como un retrato íntegro y cabal de cada signo zodiacal, sino más bien como un complemento gris o incluso negro, de los tonos rosados o pastelosos propios de otros horóscopos que andan circulando por ahí.

Luego de esta frondosa introducción, ¿tiene usted las agallas para enfrentar la cara negativa de su horóscopo? Entonces siga leyendo y diviértase buscando su signo y el de su pareja y amigos. O deprímase. No sé. Lo que resulte procedente. En cualquier caso, recuerde una cosa: acá en la Guillermocracia creemos en la ciencia y en la razón. Los horóscopos y la Astrología no son ni una cosa ni otra. Esto es sólo para diversión, y el presente posteo es para hacer un poco de comedia negra. Después de todo, si cada persona fuera definida en la base por su signo zodiacal, eso quiere decir que... ¡usted sería igual a la doceava parte del resto de la Humanidad! Somos en la actualidad unos 7.400 millones de personas, de manera que usted comparte promiscuamente signo con cerca de 600 otros millones de seres humanos. Si ustedes creían que Divergente era original porque en la novela y película se divide a la Humanidad en cinco facciones, ya ven que los babilonios hacían lo mismo pero con doce facciones, cuéntenlas bien, doce, hace la friolera de cuatro mil años atrás... Pero sin mayores preámbulos, vamos con el horóscopo misántropo, la parte negra de tu signo zodiacal que tu astrólogo favorito no quiere revelarte, aquí en la Guillermocracia.

ARIES (signo cardinal de fuego).-

Tu carácter prepotente y arrollador una vez más hará de las suyas, pasando a llevar los tiernos sentimientos de las demás personas y generando así una cuota más de rencor y resentimiento alrededor tuyo. Hoy te darán un buen consejo, que harías bien en escuchar, aunque entre la pared y nosotros, sabemos perfectamente que lo vas a ignorar porque eres Aries. Cuidado con la actividad física, hay riesgo de esguince en tu futuro. Tus números de suerte son los que son, y no los que se te antojan.

TAURO (signo fijo de tierra).-

Una vez más te veremos apoltronado en tu sillón favorito, haciendo nada por nadie, y harás tus comentarios lúcidos y prácticos de siempre, con tu especial sentido del humor algo paleto y seco de costumbre, y conseguirás que los demás sonrían por cortesía a tu alrededor. Hoy te ofrecerán un excelente proyecto, aunque como es un tanto revolucionario, lo más seguro es que pasarás de él, tradicionalista como eres. Cuidado con ignorar los exhabruptos sentimentales de tu pareja, podría ser que tu pareja tuviera razón en ese asunto. Tus números de suerte son los que son, y no los que te empecinas en que sean.

GÉMINIS (signo mutable de aire).-

Tu eterno jugar al vendedor de automóviles usados, cuchufleta y mentiroso, te estallará en la cara cuando se descubra la maraña de frágil mitomanía que has construido alrededor de tus proyectos. Hoy te embarcarás en una nueva empresa sin los papeles necesarios, y a la vuelta de algunos días, te encontrarás con que todo se te va a derrumbar como un castillo de naipes. Cuidado con mentirle a tu pareja, la mentira tiene las patas cortas, y si no es largo, debe ser el doble de eficiente. Tus números de suerte son los que son, y por más que lo intentes, no podrás conseguir que sean los que quieres únicamente palabreándolos.

CÁNCER (signo cardinal de agua).-

Tu actitud de eterno quejica tratando de inspirar ternura y lástima no te va a llevar a ninguna parte, con las gentes que han aprendido a ver tu juego y ya no están dispuestos a llevarte un pañuelito para las lágrimas. Hoy aparecerá en el horizonte un buen prospecto sentimental, que corres el riesgo de ignorar porque, después de todo, si fueras feliz tendrías que botar la máscara de payaso triste que tanto te gusta. Cuidado con la sopa de mamá, puede que te la sirvan demasiado caliente, y te quemarás la lengua tratando de no desairar. Tus números de suerte son los que son, acéptalo, y deja de llorar abrazando tu cobija y lamentándote de que no sean otros.

LEO (signo fijo de fuego).-

Ese orgullo arrogante y ese carisma son una combinación fatal, el día en que se te ocurra dirigir a todo el mundo más allá del borde de un barranco, al estilo lemming, y se terminen estrellando los que se terminen estrellando. Hoy te encontrarás con una persona que no te va a comprar el discurso de león rugiente, y te humillará enfrente de muchas personas. Cuidado con la gente de vocación anarquista, ellos no respetan ninguna majestad por delante, incluyendo la tuya. Tus números de suerte son los que son, por más que grites, chilles, berrees y patalees.

VIRGO (signo mutable de tierra).-

Ahora que, después de analizar la situación con el debido detenimiento, has llegado a la conclusión de que es prudente leer estas líneas, podemos decirte que tu propensión a pensar y darle vuelta mentalmente a las diversas facetas de la vida te impedirá disfrutar de las cosas buenas que tienes por delante. Hoy te caerán una oportunidad inmensa y una oportunidad pequeña, y por pensarlo tanto, terminarás quedándote con la pequeña y buscando pretextos para mentirte a ti mismo y decidir que la grande no era tan buena. Cuidado con tu relación, la falta de pasión no puede suplirse fingiendo. Tus números de suerte son los que son, deja de analizarlos tanto y aprovéchalos.

LIBRA (signo cardinal de aire).-

No te escribiremos a ti, querido Libra, porque sabemos que aún no te decides a leer o no leer este posteo. Así es que le escribiremos a tus amigos para que ellos te digan. Así es que: querido amigo de Libra. La eterna indecisión y ese punto manipulador de tener a toda la gente en vilo alrededor suyo, propio de tu amigo Libra terminará por impedirle juntarse contigo. Hoy, tu amigo Libra perderá otro amigo cuando éste se de cuenta de que hay gente más sincera y menos manipuladora, y sobre todo con carácter más amable, en otras partes. Díganle que tenga cuidado con bufetes, tenedores libres, menús de restoranes, y otras instancias de elegir su propio almuerzo. Sus números de suerte son los que son, no hay más opciones.

ESCORPIÓN (signo fijo de agua).-

Te crees seductor y atractivo con tus poses de calculado misterio, hasta que te das cuenta, y eso te revienta el hígado, de que todos sólo están siendo amables contigo; en realidad están mirando al Leo o al Libra de la habitación, porque no pasas de ser un pretencioso y un plomo. Hoy, el amigo al que no habías visto después de unos cuatro añitos, se reirá en tu cara diciéndote que te vio en la época en que había que cambiarte pañales, cuando intentes ensayar otra vez tu número de calculado misterio. Cuidado con tener demasiado cuidado: a veces, ser demasiado prudente significa dejar pasar las mejores oportunidades de tu vida. Tus números de suerte son los que son, deja de tratar de descubrir nuevos con ecuaciones tramposas.

SAGITARIO (signo mutable de fuego).-

Oscilando entre la neurastenia y la tentación eterna de una nueva fiesta, ocurrirá lo inevitable: toda esa gente que te encuentra divertido y asequible, terminará por fastidiarse de ti, y te encontrarás con un cornetín de cumpleaños, absolutamente solo. Hoy encontrarán que eso que estás haciendo es taaaan del año pasado, y te ignorarán. Cuidado con los baldoquines sueltos en la calle, volarse los dientes con uno de ésos es algo de lo que ni tú serías capaz de sacar una fiesta. Tus números de suerte son los que son, tómatelos en serio.

CAPRICORNIO (signo cardinal de tierra).-

Serio y circunspecto hasta en un concurso de quién ríe más fuerte, eres el ídolo de los fotógrafos de cédula de identidad, entre otras gentes aburridas hasta lo mortífero. Hoy, todos tus intentos por congraciarte con los demás fingiendo sonrisas, fracasarán de una manera estruendosa, y te encontrarás como un cacique sin indios a los cuales mandar. Cuidado con los redactores de horóscopos como el que está escribiendo ahora y al que estás leyendo: podrías encontrarte con un par de verdades que romperían a martillazos la bella autoimagen que te has forjado. Tus números de suerte son los que son, deja de soñar con que son otros.

ACUARIO (signo fijo de aire).-

Tus desquiciantes excentricidades seducen a mucha gente que te encuentran interesante, hasta que descubren que muy en el fondo eres un porfiado, dogmático y testarudo sabelotodo con quien es imposible llegar a lograr un buen equipo de trabajo. Hoy, cuando estés investigando algo, toda la gente aburrida con tus bruscos cambios de humor te darán la espalda, y te quedarás con la curiosidad insatisfecha. Cuidado con el helado de aceite de cochayuyo hervido, siendo el único atrevido capaz de probar un menjunje semejante, serás también el único que habitarás los próximos cuatro o cinco días en el baño, muy cerca de la taza del mismo. Tus números de suerte son los que son, no pierdas el tiempo metiendo la mano al sombrero para sacar otro papelito a ver si te sale otro número más a tu gusto.

PISCIS (signo mutable de agua).-

Tu carácter de pez frío y resbaladizo terminará por alejar a toda la gente alrededor, que tratará contigo con una mezcla de condescendencia, diplomacia y desdén. Hoy, tu pareja se aburrirá de tus eternas indecisiones, y se buscará a alguien más hot con quien estar. Cuidado con los horóscopos misántropos como éste, podrías sugestionarte y de verdad terminar perdiendo a tu pareja o a otras personas alrededor. Tus números de suerte son los que son, deja de esperar que los demás te traigan otros números distintos.

OFIUCO (signo de no sé de qué se yo).-

Lo tuyo ni siquiera es un signo, se lo inventaron los astrónomos para tratar de cargarse a los astrólogos, y no les funcionó. Hoy, no existirás porque tu signo no existe. Cuidado con no existir. Tus números de suerte no existen.

Y para rematar...

No sé si están al corriente, pero si no es el caso, aquí lo comento. Los signos del zodíaco están sometidos a un movimiento de la Tierra llamado la precesión de los equinoccios. Este es un movimiento del eje terrestre, que gira como una peonza a razón de un giro completo cada 26.000 años, de manera que el Polo Norte que ahora apunta a la Estrella Polar, o Polaris de manera más técnica, en 13.000 años apuntará a la Estrella Vega. Como cada signo zodiacal cubre la duodécima parte del cielo, entonces la posición de los signos en el cielo se mueve un casillero en la duodécima parte de esos 26.000 años, o sea, cada algo más de dos mil años. Siendo que la Astrología se inventó en la antigua Babilonia y por lo tanto hace unos cuatro mil años atrás ya estaban circulando los actuales signos zodiacales... entonces cabe la posibilidad de que tu signo zodiacal ni siquiera sea tu verdadero signo zodiacal, sino uno que esté emplazado a una o dos posiciones de la rueda del zodíaco, dependiendo de las tablas astrológicas que se usen para calcular tu carta astral. O sea, puede que las características negativas de su signo listadas arriba ni siquiera sean sus características negativas, sino que usted tenga que retroceder uno o dos casilleros para leer esas otras características negativas... Si usted todavía cree en el horóscopo, ahí tiene algo para ir pensando por el camino.

3 comentarios:

Gaby Fonseca dijo...

Ya habia leido el post pero no lo habia comentado xD solo siento que es relevante decir que cuando lei mi horoscopo hasta se me puso la piel de gallina por que era "cierto" lo que lei ahi xD pero obvio no creo en eso, en un documental de James Randi hablan sobre eso en una parte y es muy simple

Guillermo Ríos dijo...

Se trata de usar los conceptos más amplios, generales y simples posibles. En Hollywood saben bastante de eso: por lo general el héroe es un fulano cualquiera sin mucho sabor, para que cualquier perejil se identifique con él. Al final, todo se trata de prometer que los sueños se cumplen, etcétera, para hacer caer redonda a la gente.

Erika Dellafrancesca dijo...

¿Cuál es tu signo, Guillermo?

Sí, ya sé que hago una pregunta que requiere valor para responderla, pero...me gustaría saberlo, je je. Me has hecho reír.

¡Vota por lo mejor de los primeros siete años de la Guillermocracia!

Related Posts with Thumbnails