¡¡¡Blogoserie a la carta en la Guillermocracia!!!

No lo olvides. Durante Abril y Mayo está abierta la votación para que ayudes a decidir sobre el argumento y características de la blogoserie a la carta que estamos planeando publicar acá en la Guillermocracia. Vota en la parte inferior de esta página, o bien, pincha el enlace para mayores detalles.
- POR ORDEN DEL DIRECTOR SUPREMO DE LA GUILLERMOCRACIA.

domingo, 6 de marzo de 2016

La Guillermocracia a partir de Marzo de 2.016.

JOIN THE GUILLERMOCRACY FORCES ARMY (when available on your neighbourhood).

ESTE ES UN MENSAJE DE LA OFICINA NACIONAL DE VOCERÍA DEL GOBIERNO DE LA GUILLERMOCRACIA, SUBDIVISIÓN DE LA REPARTICIÓN DE COMUNICACIONES DE LA GUILLERMOCRACIA, SUBSECRETARÍA DEL MINISTERIO DEL INTERIOR DE LA GUILLERMOCRACIA.

Ya estamos entrando en el tercer mes de 2.016, en lo que el antiguo calendario romano hubiera sido el primero o inicios del año. Porque como sabemos, el calendario romano partía en Marzo, y por eso los meses séptimo, octavo, noveno y décimo del mes se llamaban Septiembre, Octubre, Noviembre y Diciembre, además de haber un Quintilis y un Sextilis. Luego, a Julio César se le ocurrió que el año debía partir en Enero, y rebautizó a Quintilis como Julio. La reforma enojó tanto al Senado, que le clavaron 23 puñaladas. Por eso, y también por querer derribar la República. Porque el sentido del humor nunca ha sido una característica de los políticos. Luego llegó Octavio Augusto y rebautizó a Sextilis como Agosto. Y luego llegó Tiberio que no dejó a los senadores que rebautizaran a Septiembre porque les preguntó: ¿y qué haréis cuando lleguéis al César número decimotercero...? Bonito hubiera quedado el año si hubieran seguido: Julio, Agosto, Tiberio, Calígulo, Claudiano, Neroneo, Galbano, Otoniano, Viteliano, Vespasiano, Titonio y Domiciano. Y Trajano se hubiera quedado sin mes.

Esta anécdota histórica es para empezar de una manera amable, un posteo de noticias cuyo contenido no lo es tanto, para tristeza de los lectores de la Guillermocracia.

Los lectores de la Guillermocracia quizás habrán notado una cierta baja en la actividad del blog. Sacando cuentas, la última vez que contesté comentarios fue por allá por Enero, así es que tendré que ponerme al día con eso. No he olvidado a los lectores, pero el Padre Tiempo es el Padre Tiempo, después de todo.


El caso es que a partir de Marzo, la Guillermocracia tendrá que bajar un poco el ritmo de actividad. Mientras no descubramos el secreto para fabricar un duplicado de nuestra propia cabeza e insertarlo en la red, al estilo Cyberpunk, hay que seguir viviendo en esta obsoleta tecnología evolutiva de sacos de carne, sangre, vísceras y huesos llamados la vida real, y eso quita un poco de tiempo para hacer cosas tales como ser el Presidente Vitalicio de la Guillermocracia. Después de todo, hasta tipos como Napoleón Bonaparte, Simón Bolívar, la Reina Victoria u Osamu Tezuka, todos ellos necesitaban en algún minuto hacer pausa para comer.

Eso significa que los planes para continuar con los nuevos episodios de Bastión Esperanza, quedan postergados de manera indefinida. Léase bien: postergados significa postergados, no cancelados. Hay un puñado de nuevos episodios escritos, pero quiero llevar la historia hasta un cierto punto predeterminado antes de dejarlos programados, para corregirlos todos ellos en conjunto, como un solo bloque, y que así el resultado sea más armónico. Es el problema de escribir un universo narrativo con un acabado nivel de detalle: que todos los detalles deben estar bien ajustados y en su lugar para que no hayan contradicciones internas en la narrativa, y además de eso, la misma debe tener un cierto ritmo y no decaer en ningún minuto. Y eso lleva tiempo y trabajo. Si los lectores han privilegiado a Bastión Esperanza por encima de otras posibles actividades que podrían desempeñar con los ratos perdidos en leer la blogoserie, lo mínimo que les debo es que la misma tenga un estándar mínimo de calidad, en mi opinión. Pero eso significa postergar la publicación de nuevos episodios, en lo que espero sean uno a dos meses a lo sumo.

Lo mismo ocurre con otras series de posteos que hemos estado preparando. Hay un par de ellas que están en la recámara, pero quiero desarrollar dichas series con calma y tranquilidad. Ya se sabe que redactarlas ocupa tiempo. Buscar las imágenes para ilustrarlas ocupa otra cantidad de tiempo, a veces bastante hercúlea porque una cosa es buscar imágenes, y otra muy distinta buscar imágenes que tengan una calidad mínima de tamaño y resolución, que además sean adecuadas para ilustrar el posteo, y además el contenido mismo de la imagen sea significativo... Créanme que no tendría ningún problema en ilustrar todos los posteos con imágenes de Alexandra Daddario y Carla Gugino en la película de terremotos ésa que se estrenó en 2.015, pero me da la idea de que no pegarían mucho con un posteo de Arte o de Historia, por mucho que las dimensiones anatómicas de ambas sean dignas de una escultura grecorromana, lo que sí las emparenta con el Arte y la Historia.

Aunque, pensándolo bien... Por cierto, ¿ya le vieron la cara de gozo supremo a Dwayne Johnson...?
¿Y entonces, qué va a quedar de la Guillermocracia? A partir de Marzo, únicamente los posteos individuales de los días domingos. Por Marzo y Abril, por lo menos, y eso, hasta nuevo aviso.

Pero quiero hacer un llamado general a la ciudadanía, para que no desesperen. Esto es una situación temporal, producto de la situación geopolítica internacional, más allá de las fronteras de la Guillermocracia. No es cansancio con las labores del poder, no es falta de ideas o de creatividad, nada de eso. Es apenas un bache en el camino, y esperamos que, a la vuelta de dos o tres meses, podamos volver con un mayor ritmo de posteos a la Guillermocracia.

Y no voy a gritar que "¡Aún hay Patria, ciudadanos!", porque el último que gritó eso, lo dejaron tirado después de meterle bala por la espalda, camino a Tiltil. Y yo, el Director Supremo y Presidente Vitalicio de la Guillermocracia, quiero morirme de viejo en mi cama, gracias.

Y bien, ése es el informe de situación. No es el que me hubiera gustado escribir para los visitantes que hacen turismo por la Guillermocracia, pero es la situación actual, tal y como está. Esperando que no hayan resentimientos, ni reclamaciones territoriales, ni demandas en La Haya, ni pepinazos nucleares, se despide cordialmente el

PADRE FUNDADOR DE LA GUILLERMOCRACIA.


ESTE HA SIDO UN MENSAJE DE LA OFICINA NACIONAL DE VOCERÍA DEL GOBIERNO DE LA GUILLERMOCRACIA, SUBDIVISIÓN DE LA REPARTICIÓN DE COMUNICACIONES DE LA GUILLERMOCRACIA, SUBSECRETARÍA DEL MINISTERIO DEL INTERIOR DE LA GUILLERMOCRACIA. ¡GLORIA ETERNA AL PADRE FUNDADOR DE LA GUILLERMOCRACIA!

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

¡Blogoserie a la carta!: ¿De qué género quieres que sea el o la protagonista?

¡Blogoserie a la carta!: ¿Cuántos protagonistas quieres que sean?

¡Blogoserie a la carta!: ¿Cuál será la ambientación?

¡Blogoserie a la carta!: ¿Contra quién se enfrentan el o los héroes?

¡Blogoserie a la carta!: ¿Cuál es la motivación del protagonista?