jueves, 3 de septiembre de 2015

"Capitán Futuro": Un repaso de las trece sagas (1 de 2).


Un anime fundamental de la Ciencia Ficción es Capitán Futuro. Esta es bastante antigua, de 1.979, o sea, de la época en que no se llamaba anime sino monitos japoneses; pero la mayor parte de la gente ignora que el personaje mismo es todavía más antiguo, ya que es un héroe de la época de los pulps. Las aventuras del Capitán Futuro fueron publicadas entre 1.940 y 1.951; en sus buenos tiempos llegó a tener incluso su propia revista. Usualmente se adjudica su creación a Edmond Hamilton, uno de los más importantes escritores pulp de Ciencia Ficción, activo ya en la era precampbelliana, y que siguió a lo largo de la Edad de Oro; esto es un error, ya que si bien Edmond Hamilton escribió el grueso de las historias, el verdadero creador fue Mort Weisinger, mejor conocido por su importantísima labor como editor durante la Edad de Plata de los superhéroes, y muy en particular en torno a Superman. En cuanto al anime, éste fue estrenado en 1.978, y fue emitido en 52 episodios, entre septiembre de 1.978 y diciembre de 1.979. El mismo es bastante fiel al material pulp original, aunque con algunas modernizaciones e influencias un tanto obvias, más evidentes por parte de 2001: Odisea del espacio (el diseño de la nave Cometa) y Star Wars (la dinámica entre los robots).

Una interesante peculiaridad de la serie es que se repartió de manera matemática en trece sagas de cuatro capítulos cada una. En la mayor parte de los casos, aunque con algunas excepciones, en eralidad el primer capítulo servía más que nada como introducción, y la verdadera premisa y acción de la saga era presentada en el capítulo segundo. Las cosas se aceleraban en el tercer capítulo, para llegar a un gran final en el cuarto. La mayor parte de los guiones estaban inspirados en el material pulp original, lo que por un lado es respetuoso con el personaje, pero por el otro ha contribuido a que la serie envejezca de manera aún más acelerada. Porque es difícil tomarse en serio por ejemplo que Ull Korvek (así me suena el nombre en el doblaje español, aunque en inglés es Ull Quorn, y si alguien conoce la grafía exacta en castellano, se agradece el dato), siendo el temible genio del mal que es, se esconda bajo la fachada de dueño de un circo con payasos y forzudos y domadores de fieras. O que el Capitán Futuro repita siempre su discurso de que la justicia y el bien siempre triunfan, con una seriedad y convicción dignas del Batman de Adam West. De todas maneras, lo compensa de sobra con historias bien construidas, escenarios imaginativos, y una explotación inteligente de los tópicos de la Space Opera, todos elementos que la hacen todavía muy atractiva al día de hoy.

Pero la mejor manera de hablar sobre la serie, es quizás hacer un repaso a las trece sagas. Que es lo que haremos a continuación en la Guillermocracia. Dichas sagas, debemos decirlo, en general son autónomas y se pueden ver de manera independiente entre sí. Existen ciertos elementos de continuidad, pero en general son más bien guiños o referencias cruzadas que verdaderos arcos argumentales. Así por ejemplo, el planeta Megara y los megarianos aparecen por aquí y por allá en varias sagas, pero es sólo dentro de la primera saga que ocupan un lugar central dentro de la trama. Y por su extensión, lo haremos como hemos hecho en otras ocasiones acá en la Guillermocracia: con un megaposteo en dos partes. Y para empezar...



1.- El Emperador del Universo.

El planeta Megara se encuentra en pie de guerra porque sus nativos quieren sublevarse contra la dominación humana, y el Capitán Futuro es enviado a detener al misterioso Emperador del Universo, que parece estar orquestando la rebelión como parte de un plan para conquistar, adivinen qué... el universo, por supuesto. Parte importante de todo el guisado es una misteriosa epidemia que aqueja a los humanos de Megara, y que los hace regresar a una condición prehomínida. En el camino, el Capitán Futuro conoce tanto a Joan, una joven policía con la cual de inmediato saltan tantas chispas como podía permitirse un producto para niños de la época, y a Ken, un revoltoso chico que idoliza al Capitán Futuro y quiere ser como él. A manera de flashback, se nos presenta el origen del Capitán Futuro, como hijo de un matrimonio de científicos afincados en la Luna que son atacados por piratas espaciales. Ambos padres mueren y el niño queda huérfano, pero el cerebro de su padre es transplantado a una carcasa metálica flotante, transformándose en el Profesor Simon, mientras que dos robots, Grog y Otto, se encargarán de educarlo primero, y transformarse en sus compañeros de aventuras después.

Esta saga es una magnífica introducción para la serie. Vemos el origen del Capitán Futuro muy bien retratado y fiel a la historia original, aunque haciendo caso omiso de la fecha, que no se menciona, mientras que la historia original se ambientaba cerca del entonces inminente y hoy en día pasado año 2.000. Y vemos también la introducción de Joan, personaje clave que hoy en día puede ser algo insoportable por la tendencia habitual de las heroínas de la época a ser secuestradas y rescatadas, pero que en la época era el no va más en materia de chicas de armas tomar; ella era una policía galáctica, a fin de cuentas, y su relativa competencia mostraba por qué. Además, el Emperador del Universo es uno de los mejores villanos de la serie, y un excelente villano a secas. Hay algunas desafortunadas implicancias en presentar a los megarianos como malvados por querer su independencia, o como tontos útiles según se quiera, lo que aplicado a la vida real sería como considerar a la Primavera Arabe como un movimiento eminentemente malvado. Sin embargo, el argumento deja bien en claro que el trato de los humanos a los megarianos no es cordial ni amable; de hecho, aunque son los villanos, los insurgentes megarianos tienen buena razón en querer sublevarse contra la xenofobia de lo que en estricto rigor son invasores humanos. Por cierto, en el curso de la aventura el Capitán Futuro se hace con una valiosísima pieza de tecnología megariana que podría ayudarle en muchas misiones posteriores, pero de dicho aparato no vuelve a hacerse referencia en la serie; no será la primera vez que esto ocurra.

2.- Viaje hacia el pasado.

Una de las sagas en donde es más importante el componente aventurero que la lucha contra un villano, aunque en estricto rigor hay un par, si bien relativamente menores. El Capitán Futuro y su tripulación descubren un mensaje enviado desde el pasado del Sistema Solar, de lo que parece ser un planeta que en la actualidad no existe. Intrigados, se aplican a convertir la nave Cometa en una máquina del tiempo que les permite volver hasta una época en la cual el Cinturón de Asteroides no se había formado, y el planeta que le dio origen no había estallado todavía. El Capitán Futuro descubre que el Sistema Solar de la época está bastante poblado, porque hay humanos en la Tierra, en Marte y en Katain, este último el mundo condenado a estallar para formar el mencionado Cinturón de Asteroides. El Capitán Futuro y los buenos son partidarios de evacuar a los habitantes de Katain a otro Sistema Solar, mientras que el villano pretende invadir Marte y desatar el genocidio sobre los marcianos para la supervivencia de los katainianos; naturalmente que los marcianos se toman esto último muy a mal, y por ende, además de resolver el tema de la evacuación, al Capitán Futuro le toca su parte en solucionar la guerra fraticida entre ambos planetas.

Quizás es una de las sagas más perjudicadas por los errores y patadas a la ciencia, algunas disculpables porque en la ciencia de la época todavía era factible creer que el Cinturón de Asteroides son los restos de un planeta que estalló, algo que hoy en día ha sido descartado, y otros menos aceptables como por ejemplo el describir a humanos y dinosaurios mano a mano. Pero exceptuando este componente, tenemos un punto alto dentro de la serie aquí. El dilema moral de salvar a los habitantes de Katain evacuándolos o bien invadiendo otro planeta está bien planteado, y el villano a lo menos tiene su punto de razón en considerar el plan de evacuación como difícil de lograr; en los hechos, esto se logra gracias a un movimiento desesperado y heroico del Capitán Futuro y su tripulación, una jugada que bien podría haber acabado con el héroe y su tripulación entera liquidados en el pasado. La batalla final entre Marte y Katain por el contrario es algo deslucida. Pero el gran final, con Katain finalmente explotando mientras sus habitantes contemplan la destrucción de su hogar planetario, es uno de los instantes más conmovedores de la serie. Y esto no es un spoiler. Después de todo, allí donde en el pasado estuvo Katain, ahora está el Cinturón de Asteroides, y así partía esta saga, además de que eso figura en todos los libros de Astronomía escritos antes de Cosmos de Carl Sagan...

3.- La batalla del gravium.

La única manera de que los humanos, y en general cualquier raza del cosmos, pueda moverse entre varios planetas con gravedades diferentes, es recurrir a unos generadores de gravedad portátiles, y éstos a su vez dependen de un elemento químico, ficticio por supuesto, llamado gravium, que sólo se extrae de unas poquitas minas en el universo. En este panorama, un villano llamado Riker, al mando de lo que hoy en día llamaríamos una organización terrorista, empieza a volar todas las minas de manera implacable, aunque con ello el propio Riker parezca que se va a quedar sin gravium para sí mismo. Para mayor peligro, Riker tiene la inteligencia de lanzar un ataque preventivo contra el Capitán Futuro, y lo secuestra. Este consigue escapar, pero no logra impedir que Riker vuele prácticamente todas las minas, salvo las que se encuentran en un planeta acuático de cuyos habitantes se sabe más bien poco o nada. El Capitán Futuro emprende entonces una misión contra el tiempo para detener y averiguar la verdadera identidad de Riker, antes de que éste aniquile toda la producción de gravedad artificial en el universo, y con ella, le aseste un golpe definitivo a la sociedad galáctica en su conjunto.

Aunque tiene algunos aspectos bastante discutibles, incluyendo un improbable transplantador de almas, lo cierto es que esta saga es una de las mejores. Aunque no el más famoso, Riker es quizás el villano más sanguinario y despiadado contra el cual lucha el Capitán Futuro. Su arma favorita, sin ir demasiado lejos, son unas algas vampiro que, lanzadas contra una persona, le chupan toda la sangre del cuerpo en cuestión de segundos, algo bastante crudo para los dibujos animados de la época. También la historia integra de manera muy interesante, todo lo referido a los monopolios, los carteles corporativos, etcétera. El gravium puede ser visto como un sucedáneo del petróleo: sin petróleo se paraliza nuestro mundo moderno, y un hipotético supervillano empeñado en acabar con todos los pozos petroleros prácticamente se cargaría toda la civilización contemporánea. El plan mismo de Riker tiene cierto parecido con Dune, novela y película en la cual Paul Atreides, para destruir al Emperador que gobierna al universo, sabotea de manera sistemática la producción de la especia que sólo se produce en el planeta Dune; en muchos sentidos esta saga es como el final de Dune, sólo que el campo de los héroes y villanos están invertidos, ya que quien lucha por destruir el gravium es el villano, y quien lucha por conservarlo es el héroe. El momento en el cual el Capitán Futuro por fin consigue derrotar a Riker, debido a lo odioso que es el villano, no es otra cosa sino pura y merecida satisfacción para el espectador.

4.- La fuente de los materiales.

Una saga no tan interesante, quizás de las débiles. Un planeta se está quedando sin oxígeno, y aunque algunos de sus habitantes podrán ser evacuados, es imposible relocalizarlos a todos antes de que mueran por asfixia. El Capitán Futuro decide entonces viajar con su tripulación al centro de la galaxia, territorios de los cuales nadie ha regresado con vida para referir qué hay allí, y buscar la mítica fuente de los materiales, con la cual podría fabricarse oxígeno suficiente para salvar a ese planeta. En el camino se topa con algunos extraterrestres procedentes de otras partes no exploradas del universo, que también están embarcadas en la búsqueda. Al llegar al centro de la galaxia se encuentran con dos mundos, uno de los cuales guarda la fuente de los materiales y el otro que pretende invadirlo para apoderarse de dicha fuente. A todo esto, dicha fuente es en realidad una especie de máquina gigantesca que fabrica el elemento o compuesto que se le pida, y que ha sido fabricada por una civilización ancestral ya desaparecida por un motivo u otro.

La saga tiene algunas ideas interesantes, e incluso alcanza un momento de verdadero horror cuando el Capitán Futuro descubre el origen de ciertos seres metaloides y el funesto destino de una civilización desaparecida. Pero en general, la historia tiene algunos problemas lógicos que no consigue resolver. Se deja en claro que el planeta de los villanos quiere invadir al planeta de los buenos para apoderarse de la fábrica de los materiales y conquistar el universo, pero ¿por qué el planeta de los buenos no ha sentido hace tiempo la tentación de hacer lo mismo, aunque sea limitándose a barrer al planeta de los villanos? No lo hacen porque, se argumenta, hay una especie de prohibición religiosa dejada atrás por los fabricantes de la fuente de los materiales, pero ¿desde cuándo una prohibición religiosa ha detenido a alguien para hacer alguna cosa que le convenga? Además, como al final está el problema de qué hacer con la fábrica de los materiales, demasiado grande para moverla, el Profesor Simon copia los planos. Parece que ningún guionista pensó que con esa solución, a cuenta de lo establecido en la saga anterior, el primer uso que le darían a la fábrica sería ponerse a fabricar gravium a mansalva, y como dicho material permite crear gravedad artificial, se podrían fabricar armas gravitacionales en una escala suficiente como para convertir a toda la Vía Láctea en un gigantesco agujero negro. De manera muy conveniente, la fábrica de los materiales no vuelve a ser mencionada siquiera en todo el resto de la serie.

5.- El Mago de la Galaxia.

Primera aparición de Ull Korvek (o como se escriba), el único supervillano del Capitán Futuro que aparece en dos sagas distintas, y que es al mismo tiempo un genio científico diabólico y un decidido hombre de acción; o sea, es todo lo que es el Capitán Futuro, pero con el dial girado hacia la supervillanía. Este consigue escaparse de la prisión galáctica en donde el Capitán Futuro lo ha encerrado, y el héroe se lanza entonces a su persecusión. Para el Capitán Futuro, hay también un elemento personal en todo esto, porque Ull Korvek es hijo del hombre que mató a los padres del Capitán; de todas maneras este elemento, aunque mencionado (y procedente de manera rigurosa del material pulp original), no llega a tener relevancia en la trama. El Capitán Futuro descubre que Ull Korvek está empeñado en fabricar una nave espacial capaz de viajar hacia la quinta dimensión, lo que por supuesto lo convertiría en un hombre imposible de atrapar. A mitad de trama, Korvek consigue en efecto su empeño, y se lanza a la conquista de un valiosísimo tesoro en un universo paralelo.

Aunque en estricto sentido Ull Korvek no es realmente el villano más peligroso de la serie, honor que probablemente recaiga en Riker, sí es el más carismático, lo que lo ha convertido en el más famoso de la galería de enemigos del Capitán Futuro. Korvek se las arregla siempre para ir un paso delante del Capitán Futuro, y logra a plenitud su primer objetivo (fabricarse su nave quintadimensional) para terminar fallando en el segundo, aunque por poco. El último capítulo de la saga es con toda probabilidad uno de los más imaginativos de la serie. Eso sí, como de costumbre la tecnología para fabricar naves espaciales con las cuales viajar a la quinta dimensión es convenientemente olvidada más adelante en la serie.

6.- Las siete piedras misteriosas.

De manera enigmática, después de haber sido en apariencia despachado al final de la saga anterior, Ull Korvek reaparece como dueño de un circo. El Capitán Futuro lo investiga porque la ruta del circo pareciera coincidir de manera milimétrica con una serie de crímenes asociados a la desaparición de varias de siete piedras misteriosas legadas por una antigua civilización, y que reunidas, son capaces de desatar un gran poder capaz de cargarse al mismísimo universo por delante. Por supuesto, se inicia el duelo entre el Capitán Futuro y Ull Korvek por apoderarse de la totalidad de las piedras, y descubrir cuál es el secreto más grande de todos.

Es una pena que a Ull Korkek, quizás el más atosigador de los villanos del Capitán Futuro y el único que repite plato, se le asigne esta aventura tan débil. Todo el sabor de la Space Opera del Capitán Futuro se pierde durante los capítulos en que el Capitán está infiltrado dentro del circo. Además, el continuará del penúltimo capítulo, con el Capitán Futuro y Ull Korvek enfrentándose mutuamente en una mesa de casino en una apuesta por las piedras, es probablemente uno de los menos emocionantes de la saga, por no hablar de la falla lógica de la mera existencia de un casino en que el monto de las apuestas sea ilimitado. De todas maneras, tenemos algunos momentos realmente grandes dentro de esta saga, como por ejemplo la supuesta muerte del Capitán Futuro, y muy en particular el genuino momento de emoción con Ezra reencontrándose con un antiguo pirata rival, ahora recluido en un hogar de ancianos y con un sincero deseo de hacer enmienda por sus errores del pasado. Mi teoría personal es que las dos historias de Korvek se intentaron producir al revés, con ésta primera y no segunda, y que por alguna razón acabaron al revés. O considerar a ésta como la precuela de la anterior. La idea de que en la otra Korvek acaba presuntamente muerto y en ésta sólo es apresado (con la anterior abriéndose con la fuga desde la cárcel), así como la mayor escala épica de la otra aventura, dan para pensar en ello.

Y en la próxima entrega de esta serie de dos posteos, repasaremos el resto de las sagas que compusieron el anime del Capitán Futuro de 1.979. Y con esto, mientras tanto esperamos que hayan traído entrañables recuerdos, y si no están familiarizados con la serie, que les haya abierto el apetito...

9 comentarios:

Cidroq dijo...

Habrá que verla entonces, espero se encuentre disponible por allí, gracias por el resumen Guillermo

Elwin Álvarez Fuentes dijo...

De veras que nuestro amigo Cidroq no ha tenido el gusto de verla...¡Qué horror! Por mi parte, cuento orgulloso que he visto esta serie varias veces desde niño y hace unos cuatros años no más volví a repetir esta experiencia (ahora con la mirada del adulto), pues me la pude comprar completa y original a muy bajo precio (lindas las carátulas y que al ponerlas una al lado de otras de forma ordenada, sus lomos forman un dibujo con sus protagonistas). Debo decir además que esta fue una de las series que me creó el apetito por la ciencia ficción, disfrutando mucho en ella de sus explicaciones científicas y/o pseudocientíficas. A todo esto, su banda sonora incidental es muy buena ¿Alguien la tiene por ahí?

Guillermo Ríos dijo...

@Cidroq, salió editada por estos lares en DVD, la serie completa. Estuvo también un tiempo en YouTube, aunque parece que después la bajaron. Pero como de costumbre, con paciencia terminan por aparecer de nuevo.

@Elwin_Alvarez_Fuentes, tengo entendido que la banda sonora que vimos acá en castellano está sin lanzar. Circulan por ahí algunos bootlegs, pero son de una calidad tan infame que no vale ni la pena molestarse. Lo que es un mal común para todo el anime que importó ZIV International en esos años, que distribuyó Capitán Futuro, Fábulas del verde bosque, Candy Candy, La pequeña Lulú y un largo etcétera, que a todas les cambiaron la banda sonora que venía desde Japón porque uno de los jefazos de ZIV era también el compositor, de manera que haciéndolo aprovechaba él de lucirse un poquito. Pero hasta donde sé, nada de ese material ha sido editado después, como no sean el par de discos que lanzó hace unos diez años atrás el mítico Capitán Memo.

Lo que sí circula por ahí, es un disco con la banda sonora que compuso Christian Bruhn para el doblaje al alemán del Capitán Futuro. Al principio cuesta acostumbrarse porque el estilo es diferente, más eurodisco con toques de Krautrock inclusive si se quiere, pero es un trabajo bastante bueno. Claro que no me pregunten en dónde se lo puede conseguir.

ANTONIO DËNGUN dijo...

Buen análisis amigo.también quisiera agregar que existe un episodio especial u OVA que se ubica cronológicamente despues del segundo episodio el cual se titula "Star trial to Glory-Super solar system race " pero solo existe subtitulado.En total serian 13 episodios (con 4 capítulos cada uno) mas el OVA.Con respecto al sountrack existe el original japones por Yuji Ohno,el de USA por Mark Mercury,el Hispano que es una mescla del USA con composiciones de Shuki Levy con Juan Guillermo Aguirre (aka Capitan Memo) y el Asombro hecho en Alemania por Christian Brunh que mescla la musica Ambient,SythFunk y Rock Progresivo al cual me rendi hace 20 años cuando me llego a mis manos.Tengo que decir que la musica de la serie fue uno de mis First contact con la musica Electrónica cuando era niño en los '80s y mi capitulo preferido es el de "La Cueva de la Vida" el de los humanos mutados.Hace poco en Japon aparecio editada en Blue Ray.Yo tengo la serie completa y la subire a YouTube pronto para Sharing con los fans de la serie no esta en HD pero aceptable.

Guillermo Ríos dijo...

Gracias por la información adicional, se agradece porque no siempre es posible enterarse de estas cosas. El OVA lo vi hace años atrás, y como no lo tenía fresco en la memoria, no lo incluí en el repaso.

Henry Cortes dijo...

Que tal Guillermo es muy interesante su resumen acerca de la serie. Muy buen trabajo gracias por tomarse el tiempo en escribir acerca de la serie sin duda es mi serie favorita no sé si tendrás información donde puedo comprar la serie completa en dvd Si tiene alguna información puede escribirme a esta firreccion electrónica; chayrock@yahoo.com

Guillermo Ríos dijo...

Desafortunadamente no tengo noticias al respecto. Yo mismo la vi de nuevo porque alguien subió los capítulos a YouTube. ¿Algún lector que pueda cuadrarse con la información...?

ANTONIO DËNGUN dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Guillermo Ríos dijo...

Gracias por la oferta.

Related Posts with Thumbnails