domingo, 23 de agosto de 2015

Robotech: 10 problemas de continuidad que no habías notado antes.


La historia es conocida a decir basta. Robotech, el dibujo animado que definió a la década de 1.980, es en realidad el juntar y pegar de tres series japonesas distintas, las cuales fueron adaptadas como si fuesen tres generaciones de una enorme saga que abarcaba cerca de medio siglo de narración. Así, Super Dimension Fortress Macross pasó a ser la Primera Generación, Super Dimension Cavalry Southern Cross pasó a ser la Segunda Generación, y Genesis Climber MOSPEADA pasó a ser la Tercera Generación. Sobre el resultado, ha ardido Troya, Roma y las Torres Gemelas: algunos lo consideran una genialidad sin límites, mientras que otros deploran lo que han llamado una Macekre, en un idiota juego de palabras sobre el apellido del productor Carl Macek, responsable de todo el asunto.

Por acá en la Guillermocracia consideramos que Robotech es un gran hito en la historia del animé, y una excelente narración a secas, pero debemos admitir que no deja de presentar algunos problemas; el más obvio por supuesto es preguntarse en dónde se metieron los personajes de una generación cuando viene la siguiente, cuestión que no se producía en las series originales, siendo éstas historias separadas. Siendo más sutiles, hay también problemas incluso con el dibujo de los personajes y máquinas. Pero hay algunos problemas de lógica y continuidad que son mucho más sutiles. De hecho, ni yo mismo los había visto, a pesar de haberme visto Robotech varias veces de principio a fin, hasta que hace pocos meses atrás, un canal de televisión la repuso en pantalla. Con la experiencia de ser más adulto y manejar la historia más o menos al dedillo, y teniendo una noción acerca de qué se tratan las historias originales (que no he visto, pero para eso está San Google, para documentarse), empecé a pillar varios de esos problemas. De manera que si alguna vez viste Robotech, prepárate para preguntarte por qué no habías reparado en estos detalles, los diez que vamos a reseñar a continuación...

Por supuesto, habrán spoilers a discreción, incluyendo uno gordo sobre el final de la serie. De manera que si eres uno de los pocos que han estado en el espacio exterior durante las últimas tres décadas y no has visto Robotech, sigue leyendo bajo tu propia responsabilidad.

Por cierto, sólo vamos a referirnos a los problemas de continuidad provocados por mezclar tres series distintas en una única continuidad. Es decir, dejaremos fuera los problemas que están encajonados dentro de una misma serie. Por ejemplo, no comentaremos nada sobre la estupidez de Roy Fokker, de no ir al hospital luego de ser herido en batalla, sino dirigirse de una a visitar a su novia. Porque nada dice "te amo" con tanta fuerza como negarse a recibir atención médica para morir en brazos de tu amada y en el sofá de ella, dejándola traumatizada y sometida a tratamiento psicológico de por vida, podemos suponer, además de dejar el mencionado sofá manchado de sangre como recuerdo de amor eterno e imperecedero. Todos quienes vimos Robotech nos quedamos de una pieza con la muerte de Roy Fokker, pero admitámoslo, el guionista no andaba fino ese día; aún así, eso no es un error de continuidad entre series o generaciones, así es que lo dejaremos fuera.

1.- El diseño del SDF-1.

Uno de los problemas más gloriosos de continuidad, es el tema de la maquinaria. ¿Por qué en la Segunda Generación, los aviones varitech tan eficientes en repeler al Zentraedi habían sido descartados, a pesar de que se esperaba la pronta llegada de los Maestros de la Robotecnia? Y si fueron descartados por obsoletos, ¿por qué en la Tercera Generación siguen en uso modelos de diseño similar a la Primera Generación? ¿Y por qué ya no se fabrican los helicópteros transformables que vimos en la Segunda Generación? Vale que la tecnología pudo haberse bifurcado entre la Tierra y la Expedición Robotech del espacio profundo, pero, ¿no hubo comunicaciones e intercambio de información entre ambas ramas de la Humanidad en todos esos años? En un capítulo de la Segunda Generación se refiere explícitamente la llegada de una nave de la Expedición Robotech a la Tierra, de manera que esos contactos sí existían. Y sin embargo, esto palidece frente a otro problema: el diseño del SDF-1 en sí. Porque dentro de la serie, se deja caer más o menos de pasada que el SDF-1 es una nave fabricada por el Zor original, el tipo que aprendió a controlar la protocultura; de ahí que sea tan importante para todos el tratar de capturar dicha nave, y por qué ésta resulta ser mucho más poderosa que el crucero zentraedi promedio. Pero luego, el SDF-1 no se parece ni de lejos, ni a las naves Zentraedi, ni a la de los Maestros de la Robotecnia. Su diseño es completamente diferente, y recuerda a un crucero o un acorazado terrestres, muy distinto de los pepinos voladores de los Zentraedi, o de los bloques de ladrillo de los Maestros de la Robotecnia, quienes ni se tomaron la molestia de imitar o al menos investigar semejante diseño. En la serie Macross original, se explica que el SDF-1 fue construido por una civilización ajena a los Zentraedi, que por supuesto no eran los Maestros de la Robotecnia, de manera que esto no queda incongruente; fue cuando le adjudicaron el SDF-1 al original Zor, en un intento por ligar a la Primera y Segunda Generaciones, y por tanto al dejar caer que los Maestros de la Robotecnia deberían haber sabido del SDF-1, que se produjo el problema de continuidad.

2.- La supervivencia de Lisa Hayes.

Al final de la Primera Generación, cuando el SDF-1 es destruido, vemos en la última secuencia que Lisa Hayes sobrevive. ¿Y el resto? Según lo explica el Comandante Leonard al inicio de la Segunda Generación, murieron todos ellos en combate. Lo que genera un enigma porque, ¿cómo es que Lisa sobrevivió y el resto no? Lisa menciona a la pasada que el capitán Gloval la ha salvado, pero eso deja en la incógnita acerca de por qué ese salvamento no sirvió para Claudia Grant, o el resto de las chicas del puente. Es decir, los medios de salvamento de la tripulación del SDF-1 eran incluso más ineficientes que los del Titanic, lo que ya es decir. Por supuesto, en Macross no se genera este problema; en Macross, de hecho, la suerte de estos personajes queda indeterminada, pero no se menciona de manera explícita que hayan muerto, salvo error u omisión de mi parte. Como las series secuela de Macross transcurre en el espacio, simplemente se puede mencionar que se quedaron en la Tierra, y asunto arreglado; en la Segunda Generación de Robotech podrían haber enviado al resto del puente con el ahora Almirante Hunter, lo que hubiera sido una solución elegante, pero por alguna razón, decidieron dispararse en el propio pie y darlas por muerta, generando este brinco de continuidad.

3.- El cambio de color del pelo de Dana Sterling.

Este es uno casi humorístico. En la Primera Generación vemos que Max Sterling y Miriya Parina contraen matrimonio (después de que ella ha tratado de matarlo a él... larga historia), y han consumado su amor con una bebita, Dana. Sólo que Dana aparece acá con un pelo azul de un tono diferente al del padre, pero lo suficientemente azul como para que Max pueda sentirse seguro de su paternidad, porque incluso en un anime japonés como éste, la gente peliazul no abunda demasiado. Paso a la Segunda Generación, con Dana ya crecida y sus dos padres fuera de escena, y la vemos... de pelo rubio. Por supuesto que en la continuidad original, siendo Macross y Cavalry Southern Cross dos series distintas, la Dana Sterling de la Segunda Generación (o mejor dicho Jeanne Fránçaix, que ése era su nombre original) no es la misma chica que aparece como la bebé hija de Max y Miriya, en la Primera Generación. ¿Error de continuidad producido por poner a dos series separadas en conjunto, y reescribir el guión para que sean un mismo personaje? Yo prefiero una explicación alternativa, aunque ésta por supuesto no es canónica, y es un intento desesperado por explicar lo que, bien mirado, tampoco merece mucha explicación. En mi opinión, a la pobre Dana le hacían tanto bullying en el colegio por tener el pelo de color azul, que en un ataque de rebeldía, ella decidió teñírselo de rubio. Lo malo es que después se enamoró de un amnésico maltratador que tenía el pelo púrpura, color que se parece al azul de su padre, lo que origina algunas interesantes lecturas freudianas que... dejémoslo así, mejor, y pasemos al siguiente problema de continuidad.

4.- La estupidez de enviar al clon de Zor como infiltrado entre los humanos.

A medida que la Segunda Guerra Robotech se torna más dura, los Maestros de la Robotecnia toman la opción de enviar a su clon de Zor, como infiltrado entre los humanos, preparando un escenario para que lo capturen. La idea es que Zor espíe lo que conocen los humanos acerca de la flor de la vida, y la protocultura en general. Sin embargo, esto es una terrible idea. Se ha mostrado en capítulos previos, que crear a los clones de Zor ha sido una labor muy dificultosa, y muchos de ellos han sido destruidos en el proceso debido a lo delicado del mismo, de manera que cada uno de ellos es absolutamente imprescindible; enviar a uno de ellos recto hacia los humanos, con la esperanza de que recobre la memoria y le entregue los secretos de sus investigaciones sobre la protocultura a los Maestros de la Robotecnia, podría llevar a lo que en efecto termina pasando, es decir, que Zor se alíe con los humanos en contra de los Maestros. Ahora bien, en la historia original, este problema no se produce, porque el clon de Zor nunca ha sido tal. En el original, Zor Prime en realidad se llama Seifriet Weiße, y no es un clon alienígena sino un humano capturado por los Maestros de la Robotecnia en su asalto inicial contra la base lunar (que no se muestra en serie, pero se menciona en varios capítulos). Por lo tanto, tiene algo más de sentido enviar como espía a un humano amnésico que, a diferencia de el Zor de Robotech, no tiene recuerdos especiales o valiosos que recobrar, y por lo tanto, si se pierde para los Maestros de la Robotecnia, no es la gran pérdida de todos modos.

5.- El impacto de descubrir que los Maestros de la Robotecnia son humanoides micronizados.

Un punto importante dentro de la Segunda Guerra Robotech, es descubrir que los mechas enemigos no son pilotados por androides como se pensaba, sino por humanos micronizados. Esto genera problemas de conciencia en los héroes, porque sienten escrúpulos en matar a alguien de su misma especie. Esto es una estupidez, por supuesto. Los humanos se han matado entre sí alegremente desde la época de Tiglatpileser y antes, y no parece que vayan a detenerse en el futuro cercano; los soldados de hecho son entrenados mentalmente para no mirar a los enemigos como seres humanos, y así poder despacharlos sin cargo de conciencia, mientras los soldados enemigos hacen lo propio, claro está. En realidad, en la historia original, el conflicto era ligeramente distinto, y algo más justificado. En la historia original, los pilotos de los mechas enemigos no son clones de alienígenas humanoides, sino humanos capturados que han sufrido lavado de cerebro. Es decir, los cargos de conciencia que tienen los protagonistas no derivan de estar combatiendo contra seres humanos per se, sino por estar haciéndolo contra antiguos camaradas de armas que no son responsables en lo absoluto de lo que están haciendo, puesto que en estricto rigor, mentalmente no son ellos mismos.

6.- Zor el recluta.

Los humanos capturan a Zor Prime, y quieren a toda costa que recobre su memoria para así sonsacarle información. Y al alto mando no se le ocurre nada mejor que integrarlo al ejército, a ver si la guerra le provoca una apertura de esfínteres de mente. Porque la mejor manera de librar la guerra contra el enemigo, es hacer que un enemigo capturado pelee lado a lado con los nuestros. Sucede lo inevitable: que Zor en realidad termina siendo un espía (involuntario) del enemigo. Ahora bien, en la serie original, esta decisión se ve un poco menos idiota. Recordemos que en la serie original, Zor no era un clon de un científico de la protocultura, sino Seifriet Weiße, un humano con el cerebro lavado, y del que podemos asumir probablemente que era soldado. Es decir, la idea era reintegrar al soldado a sus funciones, para que la rutina lo hiciera recobrar la memoria. Eso sí hace algo más de sentido. Algo.

7.- El fusilamiento del general Leonard.

Había que explicar por qué el General Leonard, que encabezó las fuerzas terrestres en la Segunda Guerra Robotech, no aparece en la Tercera. Y la explicación que se buscaron, es que después de la guerra, el General Leonard fue derrocado y fusilado. El problema, por supuesto, es que al final de la Segunda Guerra Robotech vemos un fotograma en donde claramente la torre desde la cual el General Leonard comanda, recibe un impacto en pleno de un disparo por parte de los Maestros de la Robotecnia, que la volatiliza entero. En este caso, el error es producto del exceso de celo: si en vez de dar al General Leonard por fusilado, se hubieran limitado a decir que falleció en el asalto final de los Maestros de la Robotecnia contra la Tierra, no hubiera sucedido nada.

8.- La invasión invid es presentada como una en contra de la Tierra actual.

Este es un error de pestañear y perdérselo, pero está ahí. En la secuencia de introducción a la Tercera Guerra Robotech, vemos la invasión invid contra la Tierra. La narración en off nos informa que la Caballería de la Cruz del Sur, agotada después de su guerra contra los Maestros de la Robotecnia, es barrida del mapa. Pero lo que vemos en imágenes congeladas es otra cosa. No vemos a los invid aplastando robots de la Segunda Guerra Robotech, sino tanques convencionales de toda la vida. Los mismos que, según se mostraba en la Primera Generación, ya en la Primera Guerra Robotech eran obsoletos, gracias a la adopción de la robotecnología; si recuerdan, en la Primera Generación la gran unidad de combate terrestre no era el tanque sino una especie de mechas robustos que operaban como cañones de artillería de tierra a aire, y que siempre aparecían en segundo plano porque no había forma de que sus tripulantes fueran tan cool como los pilotos de los varitech tipo Rick Hunter o Maximilian Sterling. En una imagen de la invasión invid, llega incluso a verse un transbordador espacial no demasiado distinto a lo que fueron el Columbia o el Discovery en sus días, vehículos que ya en la época de la Primera Generación estaban superados por naves de enlace entre la Tierra y el SDF-1 bastante más sofisticados, como la que lleva a Lisa Hayes de la nave al planeta en un episodio. Por supuesto, en la serie original Mospeada no se produce este problema porque la invasión invid es presentada como el primer (desastroso) contacto de los humanos con alienígenas, de manera que los humanos poseen tecnología sólo levemente futurista (la historia se ambienta a mediados del siglo XXI). Es al integrar las tres series, y descubrir que ya estamos a la altura de la tercera invasión alienígena, y después de haber visto toneladas de vehículos muy avanzados combatiendo en dos guerras y construidos por robotecnología, que se produce este problema.

9.- Nueva York sigue intacta en la Tercera Guerra Robotech.

En uno de los últimos capítulos de Robotech, el escuadrón de guerrilleros liderados por Scott Bernard llega a Nueva York. La ciudad todavía existe, más o menos intacta a pesar de que sus habitantes viven como en la época de la Gran Depresión, e incluso peor. En Mospeada, esto tiene sentido porque la invasión invid fue la primera, y fue de una violencia relativa; los invid parecían más interesados en estudiar, reprimir o esclavizar a los humanos que en masacrarlos, y por ello es que no llevaron su invasión hasta las últimas consecuencias. En Robotech esto sigue siendo así, pero la invasión invid viene algunos años después de dos guerras devastadoras, contra los zentraedi y contra los Maestros de la Robotecnia, que obviamente no suceden en la continuidad original de Mospeada. Y esto incluye que la Tierra fuera reducida casi a cenizas por el bombardeo de 4.800.000 naves zentraedi, "con la fuerza de destrucción de una pequeña nova", según Exedore. Vemos ciudades arrasadas, e incluso, en los capítulos posteriores, vemos lo horriblemente trabajosa que ha sido la reconstrucción. Y aún así, en la Tercera Generación descubrimos que el Carnegie Hall e incluso la Estatua de la Libertad, han sobrevivido a un bombardeo que convirtió a la Tierra en una especie de desierto de roca. Espero que a algún zentraedi lo hayan despedido por esto, porque una de las primeras preocupaciones de los artilleros zentraedi debería haber sido barrer cuanto centro urbano se hubiera podido, y Nueva York hubiera estado muy alto en la lista, al menos porque se ve grande desde el espacio...

10.- La decisión idiota de aplicar la táctica de tierra quemada contra los invid.

En los dos últimos capítulos de Robotech (y de Mospeada, por supuesto) vemos el asalto final contra el Punto Reflex, la fortaleza central de los invid. Y el capitán de la nave invasora comenta que le han dado órdenes de que, si los invid no son eliminados, la Tierra debe ser bombardeada y arrasada hasta las cenizas, para que los invid perezcan para siempre. Sólo que esto no suena demasiado razonable. ¿Para exterminar a los invid, es necesario transformar la Tierra en un desierto tipo Tatooine? ¿Y qué pasa con los humanos todavía viviendo allí? La Fuerza Expedicionaria Robotech, al abandonar la Tierra, la dejó con humanos vivos, y luego de un cuarto de siglo en el espacio, sin lugar a dudas que éstos siguen existiendo. ¿Es entonces el genocidio total la solución? ¿Y esto para qué? Porque esta estrategia queda muy bien en términos dramáticos, ayudando a levantar la cantidad de lo que está en juego durante la batalla final, pero en términos militares es descabellada: ¿qué objetivo militar pretendían conseguir? Después de todo, para la Fuerza Expedicionaria Robotech, la Tierra tenía cada vez menos valor, en particular para las nuevas generaciones nacidas en el espacio profundo, y por ende, dejarle el planeta nativo humano a los invid, que pueden haber sido una fuerza de ocupación opresiva pero no genocida, y no mostraban intenciones de crearse un imperio galáctico, por lo que no había objetivo táctico alguno en arrasar la Tierra. En Mospeada, por el contrario, esta drástica solución final tiene mucho más sentido. En la serie original no existe ninguna Fuerza Expedicionaria Robotech, por motivos obvios; la guerra entonces es llevada contra los invid no desde el espacio profundo, desde los mundos originales de los zentraedi y los Maestros de la Robotecnia, sino desde bases en Marte y los satélites de Júpiter, los últimos y frágiles remanentes de la Humanidad independiente, lo que explica por qué hay varias naves con un MARS bien visible en el costado (algo que, en Robotech, se explica por la existencia de una División Marte como unidad de combate, a la que pertenece Scott Bernard). Es decir, la decisión de aplicar tierra quemada a la Tierra es bastante lógica, si se considera el temor de que los invid pudieran llegar a expandirse a Marte y a Júpiter, eliminando lo poco que queda de una Humanidad que no ha conseguido salir del Sistema Solar. En Robotech, en cambio, reiterando lo ya dicho, la Fuerza Expedicionaria está claramente fuera del Sistema Solar, y los invid no han manifestado ni media voluntad de ir a perseguirlos, por lo que bombardear la Tierra se antoja una decisión demasiado extrema. Rick Hunter, el hombre que partió destrozando el corazón de dos féminas, y que devenido en Almirante, se dispone a culminarla destrozando lo que queda de la Humanidad en la Tierra, en tiempos mejores bien podría ser llevado ante la Corte Internacional de Justicia bajo cargos de crímenes de guerra y genocidio por esta decisión.

En lo personal, considero que Robotech bien se merece un remake, como serie de dibujos animados. De hacerse ya no como un pegote de tres series, sino como una única gran serie con un guión unificado, todos estos ripios podrían pulirse perfectamente. Por desgracia, al momento de escribir estas líneas, esto parece una esperanza vana. El tema de los derechos sobre la serie, las secuelas y el mercadishing de Macross es una pesadilla, desparramados como están entre un par de firmas japonesas, el estudio de Estados Unidos que hizo la suma de las series, y los titulares de los derechos para los muñequitos, y no parece que vaya a resolverse en el futuro próximo. Pero soñar es gratis.

O mejor aún, me voy a escribir mi propio fanfic de Robotech, solucionando todos estos líos de continuidad. Después de todo, si alguien por ahí se escribió un fanfic de Crepúsculo, lo demandaron, cambió el nombre de los personajes, lo rebautizó 50 sombras de Grey, lo publicó, sacó dos secuelas, vendió los derechos al cine, y en general tiene albañiles en su casa que están tapizando sus paredes en oro chapado, pues cómo a mí me va a ir mal, ¿verdad...?


12 comentarios:

Martín dijo...

Bueno, no sé si será error de continuidad, pero también están "las ruinas del SDF-1" que aparecen en la segunda generación, pero que asemejan cualquier cosa, menos el SDF-1. Me hice famoso en mi liceo al comentarlo por el '87 (la primera vez que la dieron en acá en Chile), pero el mérito no era mío, sino que eso me lo hizo notar mi madre (que veía lo mismo que nosotros, supongo que para controlar el contenido), y también me hizo notar los helicópteros de combate de esa segunda generación, que aparecen en la primera batalla contra los maestros de la robotecnia, pero que después se los presenta como si nunca hubieran existido antes...

Cidroq dijo...

Buenos puntos, y si, varios de estos pasan desapercibidos hasta que se les hace notar.

Elwin Álvarez Fuentes dijo...

Como siempre, muy bueno, documentado, entretenido (y hasta "educativo") post. Esta serie es muy significativa para mí, como ya te he contado, razón por la cual le perdono sus faltas, pues creo que hasta el propio Leonardo da Vinci se equivocó en algunas de sus obras maestras.

Guillermo Ríos dijo...

@Martín, lo de las ruinas del SDF-1 no lo incluí porque no creo que sea error sino que lo hicieron con toda aviesa intención. Ya de niño, a mí me rechistaba lo mismo: ¿cómo rayos, dos naves destruidas (el SDF-1 y el SDF-2 que nunca vimos porque en la versión japonesa no existía, se convierte de pronto en tres montículos simétricos sin rastro de fierros doblados u oxidados en su interior? Pero lo reescribieron así de manera intencionada, y les quedó peor.

Lo de los helicópteros, (los AJAX, aparecen en el capítulo La historia de Dana, el primero de la Segunda Generación, que es un copiar-y-pegar de varios otros episodios porque se lo inventaron para Robotech (la serie japonesa partía con el episodio siguiente, lo que es bastante obvio si uno mira con detención). Y en efecto, los AJAX los introducen después.

@Cidroq, cuando se publicó lo de Roy Fokker en El Cuchitril de Cidroq, este posteo ya estaba programado. Lo que me reí acordándome de eso que grandes mentes piensan parecido...

@Elwin_Alvarez_Fuentes, yo creo que fue significativa para todos los que crecimos en esa generación. Y muy en el fondo, creo que todos les perdonamos las faltas. Pero, admitámoslo, y el morbo humano es así... no mucha gente iba a interesarse por un posteo acerca de Robotech: Diez genialidades de guión que no habías notado antes, ¿verdad?

Cidroq dijo...

Ahora que leo tu comentario, pasó en sentido inverso también cuando tu hablaste acerca de lensman, en tu entrada de ciencia ficción yo estaba trabajando en las primeras lineas del post acerca de la película ánime de lensman

Guillermo Ríos dijo...

Y se pone mejor. Ya están programados dos posteos acerca de Capitán Futuro para septiembre, que estaban en el refrigerador desde el año pasado, ya que los comentábamos a propósito de Lensman...

danicruceno dijo...

que ganas de hacerme perder el tiempo leyendo tanta estupidez, preguntas por que no siguieron utilizando los varitech en la segunda generación si eran tan eficientes contra los zentraedi ? , cuando al empezar la nota tu mismo aclara que robotech esta formada por tres historias diferentes jaaaaa
todo tu palabrerio se resume a algo muy simple , son tres historias diferentes , no hay nada mas que agregar . por eso no vas a encontrar ningún rastro visual o histórico similar entre las tres generaciones . por mas que digan que esta es hija de aquel ... o que este otro es padre de este...y focker es un soldado sabia que estaba herido de muerte y quiso morir con dignidad junto a su ser querido no en un frió hospital !!!

Guillermo Ríos dijo...

Aquí es donde me voy a reir un rato, como que uno de mis deportes favoritos ha sido, es y será aplanar la petulancia de este mundo. Veamos.

"ganas de hacerme perder el tiempo"... Si, por supuesto, cada vez que escribo un posteo, lo edito y lo publico, tengo una sola pregunta en mente: "¿cómo voy a conseguir esta vez que danicrucero pierda preciosos minutos de su vida?". Y lo remato con una carcajada satánica porque así soy yo, satánico, cuando se trata de hacer perder el tiempo a danicrucero, un ser tan importante que escribo mis posteos únicamente para fastidiarlo a él.

"Todo tu palabrerío se reduce a"... Si lo quieres resumir así, claro. Poniéndose un poco más sofisticados, y a riesgo de poner en evidencia tu falta de comprensión de lectura, el posteo entero gira en torno a demostrar ese punto, de cómo hacer calzar tres historias de manera forzada, produjo algunos errores de continuidad. Es más o menos el mismo análisis que hace cualquier estudioso sobre una obra narrativa, mencionando los aspectos externos referentes a la creación de la obra, como una manera de explicar hechos, detalles o interpretaciones relativos a los aspectos internos de la misma; eso no sólo es juego válido, sino que es defendido como método de estudio por prácticamente cualquier estudioso de la cultura.

"focker es un soldado sabia que estaba herido de muerte y quiso morir con dignidad junto a su ser querido no en un frió hospital"... No se puede saber si la herida es mortal o no sin un diagnóstico médico adecuado, en particular si pudo salir caminando de su avión y nadie notó nada (¿o el uniforme no tenía sangre, acaso?). Hacer eso es una irresponsabilidad suprema no sólo consigo mismo, sino también con el ejército del cual forma parte, y para el cual tiene el deber mínimo de mantenerse vivo para luchar otra batalla. Su novia también pertenecía a la milicia, y por ende, también hubiera entendido esto. ¿Humano? Posiblemente sí. ¿Profesional? Desde luego que no. ¿Melodramático? Por supuesto, o por qué otra razón iban a escribirlo de esa forma.

Por cierto, ¿te costaría mucho escribir correctamente? En el idioma castellano se suelen usar las mayúsculas al comienzo de cada párrafo y después de cada punto, así como con los nombres de la gente, las oraciones de interrogación se abren con un signo de interrogación, y lo mismo vale para las exclamaciones. Usar de manera adecuada el idioma es una muestra de educación para con el interlocutor, un signo de querer ajustarse a convenciones sociales de antemano y aceptar reglas del juego para construir una sociedad común, o sea, de ser una persona seria, madura y responsable.

Roxana Tavlarides dijo...

muy bueno

Guillermo Ríos dijo...

Gracias.

lollipop kandy dijo...

Pues te cuento que yo soy una de esas que pasó tres décadas sin haber visto esta serie. Apenas voy comenzando con la "segunda parte" y me fruncí toda al ver a "Dana Sterling" rubia. Luego nada parecía tener sentido. Digo, Macross siempre se me hizo medio mal contada, pero ya lo demás era el colmo del ridículo. Ahora ya no sé si quiero seguirla viendo en Netflix. Probablemente me convenga buscar en otra parte, no?

Guillermo Ríos dijo...

Bueno, después nos cuentas si seguiste adelante o no, y qué tal salió eso.

Yo tengo la sana filosofía de que uno ve las series que quiere, y ve las series que quiere porque le gustan. Si a todo el mundo le gusta una serie y a uno no, pues a no verla y punto. La vida es demasiado corta para perder el tiempo viendo series que todo el mundo recomienda pero que a uno terminan por no convencerlo.

Related Posts with Thumbnails