jueves, 23 de julio de 2015

Ver la Segunda Guerra Mundial (10 de 12): La caída del Tercer Reich.


La Operación Overlord es la más vasta operación de desembarco anfibio de todos los tiempos; de haber fracasado, hubiera terminado en el listado de Diez desastres navales que determinaron el curso de la Historia, que publicamos años atrás acá en la Guillermocracia. Pero tuvo éxito, y con éste, vino la apertura del segundo frente contra Alemania. A partir de entonces, la suerte del Tercer Reich estaba echada. Las reacciones al interior del alto mando alemán fueron variadas. Hitler llamó a resistir hasta el fin. Las reacciones de sus subordinados variaron. Algunos decidieron que era necesario derrocar a Hitler para pactar la paz, mientras aún quedara una Alemania que pudiera pactarla. Otros comenzaron los preparativos para refugiarse en el extranjero. Y otros, en fin, siguieron a su Führer hasta las últimas consecuencias. Abandonado por casi todos, con la maquinaria militar alemana aniquilada hasta sus cimientos, pero aún dirigiendo con mano de hierro los escasos metros cuadrados del búnker en donde estaba cobijado, Hitler resolvió quitarse la vida, antes que caer vivo en manos de sus enemigos, y se suicidó el 30 de Abril de 1.945. Pocos días después, el nuevo alto mando alemán firmó la capitulación de su país sin condiciones.

XXVI.- El crepúsculo de los dioses.

Aunque después de la liberación de Francia parecía que la guerra estaba ganada para los Aliados, la misma tardó todavía más de medio año adicional en Europa. Los alemanes habían conseguido retener los puentes sobre el Río Escalda, y gracias a ello, habían ganado un tiempo precioso para reorganizarse. Los Aliados mismos estaban divididos. El General estadounidense Patton había resultado ser el mejor alumno de la doctrina alemana de la Blitzkrieg, y ahora proponía la misma táctica contra Berlín, mientras que Montgomery confiaba en un avance más calmado y seguro; Einsenhower terminó inclinándose por este enfoque, para privilegiar un avance en todos los frentes. En el lado alemán, por su parte, la propia camarilla nazi estaba inquieta. Varios de ellos conspiraron para deshacerse de Hitler, lo que cristalizó en el atentado del 20 de Julio de 1.944. Perpetrado por Claus von Stauffenberg, Hitler sobrevivió de milagro, y se vengó con una purga sangrienta y generalizada a todos los niveles, que incluyó el suicidio de Erwin Rommel, el más competente de sus generales. Es una ironía que, a partir de entonces, el poder de Hitler sobre el Tercer Reich nunca fue tan absoluto, mientras dicho Tercer Reich estaba agonizando. Los alemanes extendieron el reclutamiento de hombres al máximo, y con ellos no sólo resistieron, sino que se dieron el lujo de un par de ofensivas a gran escala, incluyendo la Batalla de las Ardenas; pero al final estos esfuerzos bélicos fracasaron. Hitler se encontraba cada vez más paranoico y desconectado de la realidad, y contaba con divisiones inexistentes, o confiaba en el poder de nuevas armas tecnológicas cuyo desarrollo estaba muy por detrás de las expectativas sobre las mismas; al final, decidió que Alemania era indigna de vivir, y dio orden general de utilizar la táctica de tierra quemada para que ningún recurso alemán cayera en manos aliadas, aunque eso significara el exterminio total de la población alemana. A estas alturas, sus subordinados dejaron de obedecerle, sea para hacer lo mejor que podían para defender a Alemania con lo poco que tenían, o simplemente para preparar su fuga a la primera oportunidad. Sin embargo, todos sabían que no habría rendición mientras Hitler siguiera vivo en su búnker, y por el minuto, no había nadie que pudiera alcanzarle, ni entre los aliados ni entre sus propios colaboradores. La guerra iba a seguir hasta el muy amargo final que le esperaba a los alemanes.

181.- Lanzamiento de un misil V-2, desde la base alemana de Peenemünde, en el verano de 1.943. A medida que la guerra se tornaba en contra de Alemania, se le dio curso al programa de cohetería con la esperanza de que las nuevas armas les darían una ventaja decisiva. A la larga, las V-2 resultarían insuficientes para este objetivo.
182.- La habitación de la Guarida del Lobo en donde explotó la bomba detonada el 20 de Julio de 1.944, como parte de la llamada Operación Valkiria para derrocar a Hitler. El Führer se salvó de milagro; parece ser que la maleta con la bomba, dejada bajo una mesa cerca suyo, fue desplazada con el pie por alguna otra persona, de manera que al detonar, Hitler quedó cubierto por la pata de la mesa de conferencias.
183.- Un soldado sostiene los pantalones utilizados por Hitler el 20 de Julio de 1.944, y destrozados por el atentado. A pesar de que los pantalones se dañaron por la detonación, el propio Hitler escapó milagrosamente sin otras lesiones que una sordera que duró unas 24 horas antes de empezar a remitir.
184.- Hitler visita al contraalmirante Karl-Jesko von Puttkamer en el hospital. Von Puttkamer fue adjunto naval de Hitler, y uno de los heridos por la bomba del 20 de Julio de 1.944; por lo mismo, fue uno de los poquísimos que recibió la Medalla de Herido conmemorativa del 20 de Julio. Von Puttmaker sobrevivió a la guerra, y falleció en 1.981, faltándole pocos días de cumplir 81 años de edad.
185.- El Puente Viejo (Ponte Vecchio) de Florencia, el 14 de Agosto de 1.944, después de la retirada de los alemanes y la captura de la ciudad por los Aliados. Antes de retirarse, los alemanes causaron estropicios en el puente, para inutilizarlo frente al avance Aliado.
186.- Unidades aerotransportadas aliadas descienden sobre Holanda, en Septiembre de 1.944, como parte de la Operación Market Garden. La misma tenía por objetivo apoderarse de puentes sobre el Río Rin, pero fracasó por la enconada resistencia alemana. Los Aliados conseguirían forzar el cruce del río recién en Marzo de 1.945. Los eventos de Market Garden fueron dramatizados en la película Un puente demasiado lejos.
187.- La Masacre de Malmedy, el 17 de Diciembre de 1.944, durante la Batalla de las Ardenas. En ella, soldados alemanes ejecutaron a 84 soldados estadounidenses prisioneros de guerra. Joachim Peiper, el principal responsable, fue condenado a muerte en 1.946, pero su pena fue conmutada por prisión, por faltas al debido proceso. Asaltantes desconocidos incendiaron su casa en 1.976; entre los restos encontraron el cadáver carbonizado de Peiper.
188.- Tropas rusas entrando en la ciudad polaca de Lodz. La ciudad fue liberada del dominio alemán el 18 de Enero de 1.945. Durante la guerra, más de la mitad de la población de Lodz fue masacrada, incluyendo el grueso de su población judía.
189.- Vista de la ciudad alemana de Dresden a finales de 1.945, desde el edificio municipal de la ciudad. Dresden fue bombardeada con más de 3.600 toneladas de explosivos, durante tres días consecutivos en Febrero de 1.945. Investigaciones posteriores a la guerra han mostrado el poquísimo valor industrial y militar de la ciudad, además de la pérdida de precioso patrimonio histórico, en una de las acciones más innobles e inútiles del conflicto.
190.- Soldados británicos avanzan por las ruinas de la ciudad italiana de Argenta, el 18 de Abril de 1.945. A pesar de la mayor debilidad militar de Italia respecto de Alemania, al final resultó que los Aliados no llegaron a ocupar la totalidad del país para el término de la guerra.
191.- Tanques del Ejército de los Estados Unidos transitan por las calles de Coburgo, limpiando los últimos focos de resistencia militar alemana en la ciudad, el 25 de Abril de 1.945.
192.- Soldados del Ejército de los Estados Unidos fusilando a guardias de la SS en el campo de concentración de Dachau, el 29 de Abril de 1.945. Fotografía por Arland B. Musser (fuente).


XXVII.- La rendición incondicional de Alemania.

A inicios de 1.945, la caída final de Alemania era inevitable. El aliado italiano ya no tenía peso alguno; Mussolini fue capturado cuando trataba de fugarse a Suiza, y acabó siendo muerto a tiros, el 28 de Abril de 1.945, luego de lo cual, su cadáver fue exhibido en público y vejado por la multitud. Por su parte, el avance ruso y su incontable legión de reservas, seguía imparable. Además, el Mediterráneo ya era territorio aliado, y por tanto, los rusos podían ser abastecidos sin problemas vía el Mar Negro. Uno a uno, los países de los Balcanes cayeron en manos soviéticas, que se apresuraron a instalar regímenes comunistas, salvo por Yugoslavia, en donde los partisanos de Tito hicieron lo mismo pero por su cuenta, con lo que Yugoslavia ganó mucha más independencia dentro del bloque soviético en la Postguerra. Se planteaba la cuestión de si los aliados occidentales iban a seguir la guerra contra Moscú después de contra Berlín, pero Roosevelt falleció inesperadamente el 12 de Abril de 1.945, y siendo su reemplazante Harry Truman un hombre mucho menos energético, los soviéticos casi no tuvieron barreras diplomáticas para su acción. De esta manera, según el convenio de los Aliados, los soviéticos fueron quienes terminaron por ocupar Berlín. Los defensores de Berlín se rindieron el 2 de Mayo; sin embargo, los soviéticos no llegaron a prender vivo a Hitler, quien se había suicidado el anterior 30 de Abril. En el testamento de Hitler se había designado como sucesores a Almirante Karl Dönitz y a Joseph Goebbels, a tenor del sistema político dispuesto en la Constitución de Weimar de 1.919, pero el suicidio de este último el 1 de Mayo dejó a Dönitz como única máxima autoridad del Poder Ejecutivo en Alemania. Dönitz se fugó a Flensburgo, en donde instauró el nuevo gobierno, aunque dadas las circunstancias, esto era más bien un gesto de retórica vacía; los Aliados de hecho nunca reconocieron al Gobierno de Flensburgo como legítimo, y no había fuerza militar que pudiera forzarlos a tal reconocimiento. Dönitz trató de negociar una rendición, pero para Eisenhower, hablando en nombre de los Aliados, la rendición o era incondicional, o no sería. Perdida toda esperanza, Dönitz se rindió de manera incondicional el día 8 de Mayo; al día siguiente, dio la orden a todas las tropas alemanas de cesar las hostilidades, poniendo así término de manera efectiva a la Segunda Guerra Mundial en Europa. Eso sí, quedaba todavía otro enemigo a batir por los Aliados: Japón seguía en guerra, y estaba dispuesto a resistir hasta el último.

193.- La procesión funeraria del Presidente Franklin Delano Roosevelt, el 14 de Abril de 1.945. Roosevelt sufrió un intenso dolor de cabeza en la mañana del día 12, y cayó inconsciente, falleciendo a las 15:35 horas; el doctor Howard Bruenn diagnosticó una hemorragia cerebral masiva. Con tres períodos presidenciales consecutivos y algo más de un año del cuarto, la de Roosevelt es la Presidencia más larga en la historia de Estados Unidos.
194.- Los cadáveres de Benito Mussolini (segundo de izquierda a derecha) y su amante Claretta Petacci al medio, colgados para exhibición pública en la Piazzale Loreto en Milán, el 29 de Abril de 1.945. El lugar elegido no es casual; en dicho sitio, un año antes, los fascistas habían colgado a quince miembros de la Resistencia. Colgados los restos del Duce, la multitud arrojó vegetales, tiroteó, pateó y apaleó los cadáveres, a manera de venganza póstuma.
195.- Los cadáveres de Benito Mussolini y Clara Petacci, puestos en posición de abrazo, en una foto de Morris Berman, del Cuerpo de Señales del Ejército de los Estados Unidos, el 29 de Abril de 1.945. Los soldados estadounidenses rescataron los cadáveres, los llevaron a la morgue, y le practicaron una autopsia a Mussolini. Los restos mismos sufrieron después varios entierros y exhumaciones por parte de neofascistas, hasta ser enterrados en definitiva el 1 de Septiembre de 1.957.
196.- Tanques soviéticos apostados en las afueras de Berlín el 30 de Abril de 1.945. Por los arreglos entre los Aliados, la captura de Berlín quedó encargada a las tropas soviéticas (fuente).
197.- Ejemplar del periódico Stars & Stripes, dependiente del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, correspondiente al 2 de Mayo de 1.945, anunciando la muerte de Adolf Hitler. Nótese como en la segunda línea del subtítulo dice: "Dönitz a cargo, jura que la guerra continuará".
198.- El soldado Mijaíl Alexevich Yegorov, del Regimiento 756 de Rifleros de la Unión Soviética, erigiendo la bandera soviética sobre el Reichstag en Berlín, el 2 de Mayo de 1.945. Existen varias imágenes del evento, las cuales se transformarían en icónicas de la caída del Tercer Reich (fuente).
199.- Delegación de soldados alemanes en vía a negociar la rendición de Breslau ante los soviéticos, el 6 de Mayo de 1.945. La ciudad fue proclamada Festung Breslau (Fuerte Breslau) por Hitler en Agosto de 1.944, y se le ordenó resistir hasta el final; de hecho, fue la última gran ciudad alemana en rendirse. Karl Hanke, encargado de su defensa, había huído a Praga, pero acabó capturado por partisanos checos; luego de un fallido intento de fuga, fue recapturado y muerto a golpes.
200.- El mariscal de campo Wilhelm Keitel, autorizado por Karl Dönitz, firma la rendición incondicional de Alemania, el 8 de Mayo de 1.945, poniendo así término efectivo a la Segunda Guera Mundial en Europa. En los Juicios de Nüremberg, Keitel fue juzgado y condenado como criminal de guerra, y acabó colgado el 16 de Octubre de 1.946 (fuente).

Próxima entrega: La sombra nuclear.

2 comentarios:

Cidroq dijo...

Vaya,otro posible momento para "efecto mariposa" lo que comentas de que se barajaba seguir contra Moscú, como observación, se te fue mal la fecha en el pie de página de la foto del funeral de rooselvelt, la fecha marca 14 de abril de 1912.

La serie ha resultado muy buena, lástima que ya esté por terminar jeje.

Guillermo Ríos dijo...

La verdad es que no sé hasta qué punto, la idea de seguir la guerra ahora contra Moscú fue tomada en serio por lo altos mandos. Hubiera sido matar dos pájaros de un tiro si ganaban, pero por otra parte, hubiera significado una cantidad todavía más horrorosa de bajas, lo que no creo hubiera sido muy popular en Estados Unidos; Stalin por su parte hubiera tenido menos remilgos, claro, pero ya había ganado lo suyo con la guerra (todo el Bloque Oriental de Europa, que no era un botín menor). Pero eso sí, al final para la mitad de Europa les evitaron caer en el Nazismo, pero los dejaron abandonados bajo el Comunismo.

Gracias por la corrección, se me había pasado ese gazapo. Y por las felicitaciones también.

Related Posts with Thumbnails