¡Vota por lo mejor de los primeros siete años de la Guillermocracia!

¡La Guillermocracia te llama a las filas! ¡Vota, expresa tu opinión, cuáles son los mejores artículos que se han publicado en estos (casi) siete años de vida en línea! La encuesta se encuentra en la parte inferior de esta columna. ¿Más detalles? Pincha aquí. ¡Haz oir tu voz!

jueves, 30 de julio de 2015

Quinto aniversario: Media década de la Guillermocracia.


"Está surgiendo la Guillermocracia, / está surgiendo y convocando a sus huestes, / una nueva y más perfecta democracia, / forjada como hierro sobre el suelo agreste" - ¡¡¡GUILLERMOCRACIA AHORA!!!
 Estimadas lectoras, estimados lectores... ¡Guillermócratas todos! He aquí que me dirijo a ustedes en una ocasión que debe llenar nuestras almas de dicha, y nuestros corazones de regocijo. Porque hoy día, exactamente hoy día 30 de Julio, la Guillermocracia cumple cinco años de existencia. Fue también un 30 de Julio, el de 2.010, que la Guillermocracia empezó su andadura. Era en cierta medida un mundo diferente. Y la Guillermocracia, en esos años, siendo un blog joven, también lo era.

He referido varias veces la historia de cómo nació la Guillermocracia, pero la ocasión es propicia para recordarlo una vez más. Todo partió con el blog llamado Tribu de Plutón, nombre que de pronto se ha vuelto muy apropiado en 2.015, gracias a las nuevas que ha enviado en los últimos días la sonda espacial New Horizons. Tribu de Plutón era, se supone, un blog colaborativo, pero la colaboración al final quedó en un proyecto casi en solitario. De manera que decidí que lo mejor era ponerlo en hiato, y crear derechamente desde cero una casa nueva. Y he aquí que, acaecidos tales hechos, nació la Guillermocracia.

Es de suponer que hay una tendencia geopolítica en todo esto. Tribu de Plutón evocaba la idea de población, de demografía, de gente. La Guillermocracia evoca por su parte la idea de Estado, de Imperio, de Nación, de Freie Reichsstadt. Y esto no es casual. Después de todo, la Guillermocracia es una democracia, y con esto queremos enfatizar que es eso, una democracia, y no una demagogia. Hay varias diferencias fundamentales entre ambas, que se escapan para la gente ignorante que confunde ambas, o que, peor aún, se beneficia de esa confusión. Una de ellas tiene que ver con el principio de autoridad. El demagogo llama a rebelarse contra las autoridades, siempre y en todo lugar; pero él no sólo sabe más que la autoridad, sino que también sabe más que tú, porque sí, porque él es él, y por ende, derrocará a la autoridad por opresiva sólo para darle lugar a su propia opresión. El demagogo nunca está a favor de algo, sino en contra de algo, y ese algo es todo lo que se le opone en su marcha triunfal hacia el trono pontificio desde el cual tratará de vender libertad urbi et orbi, concediéndola eso sí para él y su camarilla. En ese sentido, la Guillermocracia te invita a pensar y ser libre, no a seguirnos de manera acrítica.

La Guillermocracia ha ido también creciendo en el tiempo. Y no sólo por la cantidad de posteos, que hoy por hoy se empina en una cifra cercana a los 520; aunque varios de ellos se corresponden con blogoseries, o con series de posteos. Un vistazo a las estadísticas es revelador. Las Crónicas Antrópicas y las Crónicas CienciaFiccionísticas, publicadas en los albores de la Guillermocracia, fueron ciclos de 52 posteos cada uno, lo que hoy en día significa alrededor del diez por ciento de todos los posteos publicados, cada uno. Una serie de entre cinco y seis posteos, como por ejemplo Superman 75 años o Batman 75 años, cubre más o menos un uno por ciento del total de posteos publicados. Los episodios publicados de Bastión Esperanza cumplen cerca de un dos por ciento.

Pero también la Guillermocracia ha ido creciendo poco a poco en estatura frente a la razón y frente a los hombres. El primer gran tirón hacia adelante fue la publicación de las Crónicas CienciaFiccionísticas. La Guillermocracia tenía apenas meses de vida, y dedicarle 52 semanas a una serie de posteos, es decir un año completo, podía hacer correr el riesgo de congestionar el blog, máxime si se piensa que en la época se publicaban dos posteos por semana. Pero la serie tuvo éxito. Fue alabada en su día, e incluso fue republicada de manera íntegra (con los correspondientes permisos, por supuesto) por El Sitio de Ciencia Ficción, así como en otros lugares (sin los correspondientes permisos, en esos casos... qué feo, ¿no?).

Un segundo tirón hacia adelante fueron las Crónicas Antrópicas. A diferencia de la serie anterior, ésta fue recibida con una frialdad enorme. Imagino que por lo esotérico del tema. Después de todo, es difícil escribir una historia sobre algo tan abstracto como lo es la manera que tenemos de entender el universo. Fue una historia de la ciencia y de la religión, pero también fue más que eso: fue una historia de las bibliotecas y de las enciclopedias, fue una historia del flujo de información, y en definitiva fue una historia acerca de cómo la Humanidad va haciéndose más madura y abandonando la infancia a medida que desentraña nuevos y más portentosos misterios del universo, incluyendo su propio lugar en él. Ha ido quedando en el tintero el proyecto de escribir unas terceras crónicas, pero no está descartado por completo. De manera que no se sorprendan si en algún minuto viene el anuncio de unas nuevas crónicas, lo que no va a ser hoy ni mañana, pero sí algún día.

El final de las Crónicas Antrópicas, en Diciembre de 2.012, marcó un nuevo punto de inflexión para la Guillermocracia. Por un lado, el número de posteos dedicados a otras cosas que no fueran las mentadas crónicas, creció bruscamente al doble. Y por el otro... el casi nulo éxito de la Academia Literaria de la Guillermocracia significó su cierre. Esto significa que, a partir de 2.013, la Guillermocracia pasó a centrarse casi exclusivamente en artículos y posteos más o menos individuales, de no ficción. Al mismo tiempo, secciones que teníamos de antemano, en particular Zoocine, Civimperios e Interminablelogías, empezaron a languidecer y morir. Zoocine nunca encontró apoyo de ninguna clase, de manera que su cancelación era casi crónica de una muerte anunciada. Interminablelogías por su parte quedó en un extenso hiato, del que quizás salga más adelante, en un ritmo de publicación todavía por definir. Y Civimperios terminó desapareciendo en buena medida por lo muy básico de su propuesta, lo que llevó a dicha sección al eclipse a manos de posteos históricos más focalizados, pero también más completos, como por ejemplo Los privilegiados de 1.789, De cómo los ricos y poderosos se cargaron a la República Romana, o Así se hundió el Imperio Otomano.

Eso sí, no dejamos las series de posteos de lado. Es más, puede decirse que florecieron. En 2.013 tuvimos Superman 75 años. En 2.014 tuvimos varios de ellos, incluyendo las míticas series Synth80s y Batman 75 años. Y para 2.015 hemos estado publicando Ver la Segunda Guerra Mundial, con un gran éxito entre los lectores; y en algún minuto del segundo semestre del año le daremos lugar a la tantas veces postergada serie Marvel 75 años.

También en 2.013 apareció otra sección diferente. Como tantas cosas de la vida, surgió sin programación previa; simplemente el primero tuvo un éxito inusitado, lo que llevó a la publicación de un segundo, y de un tercero... Me refiero a los ahora infaltables posteos de antídoto contra el exceso de melaza de los días de San Valentín. Hasta la fecha se han publicado tres: 10 historias románticas que terminan muy mal, 12 horripilantes mitos románticos y sexuales griegos, y Las cinco etapas del duelo sentimental: La verdadera tragedia es enamorarse. La tercera de estas entregas no tuvo demasiado éxito, pero las otras dos se han mantenido de manera persistente dentro del Top Ten de lo más leído de la Guillermocracia. Ya para el venidero 14 de Febrero de 2.016 hay una cuarta entrega en preparación.

Y hablando de los posteos más leídos. Otros eternos dentro del Top Ten son los posteos sobre Los Simpsons. El ya lejano Tributo a Frank Grimes tuvo éxito en su día y de tarde en tarde todavía levanta cabeza, pero hoy por hoy se debe buscar en los archivos para encontrárselo. Pero se mantienen de manera consistente en el Top Ten, los posteos 10 razones por las que Los Simpsons ya no tienen gracia, y las dos entregas de 10 chistes de "Los Simpsons" que perdieron la gracia. En realidad, este último posteo, o mejor dicho sus dos entregas, fueron escritos para recoger el éxito del posteo anterior. Lo que quizás no fue una buena idea, considerando que desde entonces siguen manteniéndose tanto en la lista de los más leídos, que no dejan a otros posteos subir a ocupar su lugar y obtener un poquito de promoción. De hecho, no hay previstos más posteos sobre Los Simpsons por esta razón, y también por esta misma razón, es que terminé dejando en hiato un proyecto de escribir la historia de la serie animada.

Resulta instructivo también ver cómo ha ido la Guillermocracia ministerio a ministerio. Los más atareados han sido el Ministerio de Televisión y el Ministerio de Sociedad, con algo más de 50 posteos cada uno, lo que representa cerca del diez por ciento de todo lo publicado, también cada uno. El Ministerio de Cine y el Ministerio de Ciencia Ficción han rondado la treintena de posteos, lo que representa cerca del seis por ciento de todo lo publicado en la Guillermocracia, cada uno. El resto suma cifras más bajas. Sin embargo, las series de posteos que son más largas que apenas dos, no son etiquetadas de esta manera, por lo que las cifras no son exactas. A los algo más de veinte posteos del Ministerio de Música, por ejemplo, hay que sumarle a lo menos las doce entradas de Synth80s; el Ministerio de Ciencia Ficción por su parte no incluye las Crónicas CienciaFiccionísticas; y el Ministerio de Historia no contabiliza las series Generación GM o Ver la Segunda Guerra Mundial, que entre ambas suman 17 entradas adicionales.

Quizás el más interesante aporte de la Guillermocracia, sea la Historia Universal Guillermocrática. Como de costumbre, el concepto nació un poco de la nada. Enfrentado a la idea de almacenar, archivar y clasificar de alguna manera todo el material posteado en la Guillermocracia, surgió la pregunta clave: ¿y por qué no crear una lista de posteos, agrupándolos por época histórica? Desde luego que las cosas no fueron tan simples. En algunos casos hay posteos que pueden dejarse registrar en una época o en otra, e incluso en algún año determinado. Pero con otros, simplemente no se puede. De todas maneras, mejor así. La Historia Universal Guillermocrática aparece como más caótica e incompleta, pero también como menos monolítica o farragosa, y más dinámica, por lo que constituye una manera quizás algo curiosa de aproximarse a la Historia, tanto la universal como la propia de la Guillermocracia, pero no por ello menos interesante.

Y otro punto interesante de la Guillermocracia en estos días, son las blogoseries. O mejor dicho la blogoserie, así en singular. Me refiero a Bastión Esperanza, por supuesto. Tradicionalmente, las blogoseries no eran los carros que tiraban del blog, en lo que a cantidad de lectores se refiere. La publicación de los capítulos de Marbod el Bárbaro fueron ignorados, y su interrupción antes de llegar al final pasó igual de inadvertido. Peor aún le fue a Corona de Amenofis en su día. Y éstas al menos venían de ser publicadas en sus respectivos blogs, pero High Fantasy Manga fue escrita en exclusiva para la Guillermocracia, y quedó cortada en seco por lo mismo: la falta de interés de los lectores. Después de todo, una blogoserie requiere tiempo y esfuerzo, y por lo tanto, si no da rédito...

Pero lo volví a intentar. 2.015 fue el año de Bastión Esperanza. No fue un estreno a lo grande: de hecho su anuncio fue hecho apurado, entre gallos y medianoche, simplemente porque no vi el punto en darle semanas o meses de promoción. Pero por algún milagro, la blogoserie prendió. Según el contador de visitas de Blogger, tiene una cantidad de lectores que anda más o menos en el promedio de los posteos de no ficción de la Guillermocracia, lo que por supuesto es un triunfo. Y mejor aún, esa cantidad de lectores se ha mantenido. Otro baremo es por supuesto la cantidad de +1 que se lleve, y en esto hubo más de los primeros capítulos que después; pero esto era lo esperable porque tiende a suceder que la gente prueba un poco y después, los menos interesados se marchan.

Pero no puedo menos que sentir orgullo por Bastión Esperanza, en lo principal porque es la clase de historias que me gustaría ver en el cine o la televisión de estos días. Ayuda, por supuesto, que ha sido escrita como homenaje al anime de Space Opera de las décadas de 1.970 y 1.980. La diferencia fundamental entre Bastión Esperanza y los blockbusters actuales, tiene que ver con eso que algunos llaman nolanización, por la imitación a la oscuridad y el trascendentalismo de la Trilogía del Caballero Oscuro de Christopher Nolan. En respuesta, en el grueso de las historias heroicas actuales nos encontramos con héroes miserables, doloridos, sufrientes y un tanto desesperanzados. No es que el mundo externo esté para otra cosa, bien mirado, pero no era la clase de historia que quería escribir en el minuto. De este modo, si bien el escenario de Bastión Esperanza es bastante oscuro, con colonias humanas en otro planeta enfrentadas a un poder alienígena capaz de barrerlos de un soplo, aún así he dejado espacio para los sentimientos nobles y positivos. Bastión Esperanza tiene su cuota de tragedia, dolor y miseria, porque es una historia de guerra, después de todo, pero también he tratado de insuflarle un espíritu algo más positivo. Y creo que, modestia aparte, he logrado resultados con eso.

Y por supuesto, aunque la ocasión es para mirar nuestro pasado monumental, debemos cerrar con un anuncio para el futuro. Lo haremos de manera humilde, hablando apenas de Agosto de 2.015, el primero del segundo lustro de existencia de la Guillermocracia. Durante los jueves de Agosto terminaremos la ciclópea serie de posteos que hemos llamado Ver la Segunda Guerra Mundial, con los dos episodios que restan, que son La sombra nuclear, el 6 de Agosto, coincidiendo con los 70 años de la bomba atómica sobre Hiroshima, y El día de la victoria, el 13 de Agosto; en Septiembre iniciaremos una nueva serie de posteos. Los martes de Agosto, por su parte, seguirán dedicados a nuevos episodios de Bastión Esperanza. Y hemos reservado para los domingos de Agosto nuestra sorpresa especial: iniciaremos el año número seis y el segundo lustro de la Guillermocracia con una maratón de cinco posteos relacionados con el tema que tantas alegrías nos ha dado acá, cual es la Ciencia Ficción. Esa es nuestra manera de abrir los anaqueles a los lectores para que sigan leyéndonos, porque como de costumbre, quedan cordialmente invitados a seguir visitando este nuestro gran país, la Guillermocracia.



7 comentarios:

Sayabros dijo...

Bastión Esperanza es un relato interesante, el cual siempre espero cada semana.

¡Felicidades y muchos éxitos!

Cidroq dijo...

Muchas felicidades Guillermo, muchas gracias por tu trabajo y dedicación, y espero que la guillermocracia siga por muchos años más.

Saludos y a descorchar las botellas.

Guillermo Ríos dijo...

@Sayabros, me alegra que Bastión Esperanza esté cumpliendo con su objetivo de proporcionar solaz y diversión. Gracias por las felicitaciones, y seguimos adelante.

@Cidroq, de nada, y gracias por los buenos deseos. Y, bueno... sí, la verdad es que en la noche de la efemérida sí rompí la rutina y abrí una botella. Y es que cinco años no son todos los días. Ni todos los años. Saludos igualmente.

Seanna dijo...

Perdón por la tardanza, pero felicidades. Que vengan otros cinco y más años,porque Guillermocracia sólo hay una.

Luis Lauro Moncada Guajardo dijo...

Muchas felicidades, yo apenas te sigo desde principios del año pasado, pero me he leído la mayor parte de tu contenido y felizmente puedo decir es el único blog que sigo semanalmente casi de forma religiosa.

Es una pena que algunas secciones que me gustaron como zoocine o el tiempo pasa ya no las realices, pero puedo entender el porque. Lo que si no entenderé es como a la mayoría no le intereso las crónicas antropicas, creo que es la mejor serie de escritos largos que has hecho y como me encanta ese final con esa ultima reflexión que das. Muchas gracias por seguir con este interesante proyecto.

Elwin Álvarez Fuentes dijo...

¡Mis mayores congratulaciones por esta media década de Guillermocracia! Como me hice vecino hace cerca de tres años, no conocía sus orígenes y ahora he aprendido bastante gracias a este post de aniversario. Disfruto mucho leyendo tu blog, así como descubro hartas cosas que me son valiosas (y muchas me hacen reír). Espero con ansias tu serie de textos dedicados a Marvel.

Guillermo Ríos dijo...

@Seanna, perdonada, y gracias por las felicitaciones. Y ya estamos trabajando en la primera patita de los cinco años venideros.

@Luis_Lauro_Moncada_Guajardo, gracias por las felicitaciones, y por el elogio que significa ser seguido de manera regular.

En lo referente a Zoocine, el concepto de base me gusta, y he intentado darle nueva vida, aunque cambiando el formato. Lamentablemente, todo han sido partidas en falso hasta ahora. Y a falta de El Tiempo Pasa, estoy trabajando en una serie de posteos sobre la década de 1.990; la mala noticia es que con el ritmo de trabajo y la lista de pendientes, lo más probable es que la publicación empiece recién el primer semestre de 2.016. Así es que trataremos de que la serie quede bien, para compensar por la espera.

Y ésta debe ser la primera alabanza que recibo por las Crónicas Antrópicas, lo que por supuesto me llena de orgullo, porque aunque no quedé ciento por ciento conforme con el resultado final, sí que la escribí con ese sentido de urgencia que deriva de nuestra muy especial posición en el mundo, con tantos recursos a disposición y a la vez tantos peligros a los cuales podríamos sucumbir. Si las Crónicas Antrópicas ayudan aunque sea un poquito a que la Humanidad vaya para mejor, entonces me sentiré más que satisfecho.

@Elwin_Alvarez_Fuentes, Gracias un millón por las felicitaciones, y me alegra que este posteo haya servido para perfilar mejor la historia de la Guillermocracia. En realidad, quizás el que más ha aprendido con la Guillermocracia soy yo mismo, por aquello de que todos los temas para los posteos deben ser investigados, uno parte con una idea, pero por el camino llega información adicional, etcétera. Me alegra poder compartir eso con otras personas.

La serie de posteos sobre la Marvel, muy probablemente para septiembre. Y va a venir contundente.

¡Vota por lo mejor de los primeros siete años de la Guillermocracia!

Related Posts with Thumbnails