¡¡¡Blogoserie a la carta en la Guillermocracia!!!

No lo olvides. Durante Abril y Mayo está abierta la votación para que ayudes a decidir sobre el argumento y características de la blogoserie a la carta que estamos planeando publicar acá en la Guillermocracia. Vota en la parte inferior de esta página, o bien, pincha el enlace para mayores detalles.
- POR ORDEN DEL DIRECTOR SUPREMO DE LA GUILLERMOCRACIA.

jueves, 18 de junio de 2015

Ver la Segunda Guerra Mundial (5 de 12): Guerra en mares y desiertos.


A finales de 1.940, Adolf Hitler podría haber terminado la Segunda Guerra Mundial con un triunfo resonante. Francia había colapsado, mientras que Inglaterra seguía en pie, pero sin capacidad real para intervenir militarmente en el continente. Estados Unidos no había entrado a la guerra, y la Unión Soviética sólo había combatido en frentes secundarios. Alemania se había anexado Escandinavia, el norte de Francia, y varios dominios antiguamente austrohúngaros, y tenía el poder militar necesario para conservarlos. Pero la guerra siguió. Y esto significaba controlar los nuevos frentes de batalla que se habían abierto con la expansión alemana. Por un lado, debería batallar por el control del Océano Atlántico, para cortar las comunicaciones entre Inglaterra y Estados Unidos. Por el otro estaba el frente mediterráneo y el africano, más o menos secundarios para los objetivos estratégicos hitlerianos, pero que infligirían un severo daño a la geopolítica mundial de los británicos, con intereses en el Canal de Suez. A eso se sumaría el frente balcánico, necesario para crear una ruta directa entre Alemania y el Mediterráneo. Entre 1.940 y 1.941, la multiplicación de los frentes de batalla iban a sobrecargar la maquinaria militar alemana. La decisión de seguir la guerra más allá de la caída de Francia fue el huevo de la serpiente: en la hora de triunfo y cúspide del Tercer Reich, empezaba a gestarse la cadena de acontecimientos que iba a rematar en su caída.

XI.- Guerra en el Océano Atlántico.

Aunque seguía en conflicto, Inglaterra no tenía manera alguna de intervenir en el continente, como lo había probado la desastrosa expedición militar que había culminado en la apresurada evacuación de Dunkerque. Pero su escuadra le permitía mantener una línea de suministros desde Estados Unidos. El grueso del país americano era aislacionista y reacio a intervenir en la guerra, pero su Presidente, Franklin Delano Roosevelt, estaba decidido a aprovechar el primer pretexto posible para intervenir defendiendo a sus aliados británicos y asegurando su propia hegemonía a nivel mundial. Por esto, si el Tercer Reich iba a seguir la guerra contra Inglaterra, ganar la Batalla del Atlántico iba a resultar clave. Para su desgracia, los británicos atacaron a los buques franceses anclados en Mazalquivir, Argelia, e inutilizaron su flota; años después, cuando el Tercer Reich intentó que el Gobierno de Vichy se la entregara, ellos decidieron mantener algún simulacro de independencia y hundieron los buques. Confiando sólo en sus propias naves, los alemanes estaban librando una lucha cuesta arriba por el control de un océano en donde los ingleses habían sido la fuerza militar suprema desde hacía dos siglos. La entrada de Estados Unidos a la guerra después de Pearl Harbor, en Diciembre de 1.941, terminó de sellar la suerte de Alemania en los mares: la posibilidad de convertir al Atlántico en un Mare Germanicum, nunca demasiado estimable de todos modos, acabó por desaparecer para siempre.

81.- El crucero de batalla francés Strasbourg, bajo bombardeo británico en el Combate Naval de Mers-el-Kébir (Mazalquivir, Argelia Francesa), el 3 de Julio de 1.940. Regida Francia por el Gobierno de Vichy, los británicos se resolvieron a hundir la escuadra francesa para evitar que fuera utilizada en su contra. La misma sufrió un severo golpe, y fue una señal para el mundo de que los británicos iban a seguir en la guerra (fuente).
82.- El acorazado alemán Bismarck en 1.940, el año en que fue botado al mar. Enviado a la misión de romper comunicaciones marítimas entre Estados Unidos e Inglaterra, se transformó en la pesadilla de la escuadra británica, hasta que finalmente los británicos consiguieron hundirlo en Mayo de 1.941.
83.- La última foto del crucero de batalla británico Hood. El mismo fue hundido por el Bismarck el 24 de Mayo de 1.941, en uno de los más resonantes triunfos navales alemanes, durante la Batalla del Estrecho de Dinamarca, al este de Groenlandia.
84.- El acorazado alemán Bismarck disparando su artillería durante la Batalla del Estrecho de Dinamarca, el 24 de Mayo de 1.941. Aunque el hundimiento del Hood significó una ventaja decisiva para los alemanes, los británicos redoblaron sus esfuerzos por cazar y hundir al Birmarck. Lograron su objetivo tres días después, el 27 de Mayo.
85.- El General francés Charles de Gaulle, mando supremo de la Francia Libre, con el general inglés Edward Spears, comisionado por Churchill ante la Francia Libre, ambos a bordo de la nave holandesa Westernland en ruta hacia Dakar, Africa, en Septiembre de 1.940. Las colonias francesas en el occidente de Africa fueron otro escenario bélico adicional, con la Francia Libre y el Gobierno colaboracionista de Vichy disputándoselas.

XII.- Nuevo frente de batalla en los Balcanes.

En estricto rigor, no había razón por la cual la guerra debiera haber alcanzado de manera directa al Mediterráneo, los Balcanes o el norte de Africa, pero una desgraciada concatenación de circunstancias hizo el milagro. Espoleado por las triunfales anexiones territoriales hitlerianas, Benito Mussolini se lanzó a la empresa de crearse un imperio italiano en los Balcanes. Su aspiración era reconstruir los imperios mercantiles italianos de la Edad Media, y más lejanamente, el Imperio Romano del cual el régimen del Fascismo se proclamaba sucesor y resucitador. Pero las mal preparadas tropas italianas se encontraron con dificultades frente a los partisanos albanos primero y griegos después, hasta el punto que Mussolini pidió ayuda directa a Hitler; en respuesta, éste invadió Yugoslavia y otros países balcánicos para abrirse paso hasta Grecia. Churchill por su parte, en parte afligido por su incapacidad de asestarle golpes directos a Alemania, optó por enviar ayuda militar a Grecia. Lo que era un conflicto localizado entre invasores italianos y defensores balcánicos se transformó así en otro escenario bélico de la gran guerra mundial, escenario que permanecería abierto hasta el mismísimo 1.945 en que terminó la guerra general.

86.- Tropas italianas desembarcando en Albania, en Abril de 1.939. Las aspiraciones mussolinianas de construirse un imperio colonial en el este del Mediterráneo y en Africa, chocaron de frente tanto con el accidentado terreno de combate, como con la voluntad nacionalista de los invadidos por defenderse, y la más o menos crasa incompetencia de los mandos superiores italianos, más preocupados de halagar al Duce que de hacer las cosas bien.
87.- Invasión contra Yugoslavia, tal y como fue presentada en la serie de documentales de propaganda Por qué luchamos, en 1.943. En realidad, los Balcanes fueron siempre un frente de batalla secundario para el Tercer Reich, y se embrollaron en el mismo únicamente por ayudar y salvar la cara ante su aliado Mussolini.
88.- Un tanque yugoslavo Renault M26, destrozado después de la invasión alemana contra Yugoslavia, en Abril de 1.941. La invasión del Tercer Reich contra Yugoslavia tuvo por objeto abrir un paso para las tropas nazis en Grecia, para acudir en ayuda de Benito Mussolini, atascado en una guerra con pocas probabilidades de victoria.
89.- Artillería alemana fabricada en Checoslovaquia, disparando durante la campaña de Grecia, en Abril de 1.941. Esta situación refleja el hecho común durante la guerra de que naciones ocupadas contribuían por la fuerza al esfuerzo militar alemán, en contra de otras naciones a las que se proyectaba ocupar.
90.- Tropas alemanas izan la bandera del Tercer Reich en la Acrópolis de Atenas, luego de ocupar la capital de Grecia, el 27 de Abril de 1.941. La ocasión es muy simbólica, debido a la admiración de los nazis hacia la antigua cultura grecorromana.
91.- Dos naves griegas fuera de combate: el Kilkis semihundido, y el Lemnos varado en la playa, en la isla de Salamina en Grecia, en Abril de 1.941 (fuente).
92.- Tropas alemanas aerotransportadas invaden Creta, en 1.941. La invasión alemana contra la isla griega de Creta es la primera operación de desembarco aéreo, o sea, paracaidistas enviados a tomar un objetivo militar enemigo, a gran escala en la Historia Universal. Terminó con la victoria alemana después de una semana de combates, aunque a un gran costo debido a la resistencia tanto a los Aliados como de los civiles.

XIII.- Guerra en el desierto.

En Septiembre de 1.940, los italianos invadieron Egipto, nación independiente sobre el papel, aunque en los hechos dentro de la esfera de influencia británica. La contundente respuesta de los ingleses prácticamente barrió a los italianos del mapa, por lo que Mussolini pidió ayuda a Hitler. Este, en respuesta, envió el Afrika Korps, bajo el comando de Erwin Rommel; muy pronto, su genio estratégico le ganaría el sobrenombre de Zorro del Desierto. La campaña del norte de Africa se libró con varios lances, que remataron tres veces con la conquista alemana casi total de Egipto, aunque ayudados en buena medida por la insistencia de Churchill en distraer hombres y recursos desde Africa para combatir en Grecia, para irritación de Bernard Montgomery, el comandante de las fuerzas británicas en Africa. Sin embargo, a pesar de todo, los británicos consiguieron finalmente mantener a raya a los alemanes. Después de su contundente victoria en la Segunda Batalla de El Alamein, librada a lo largo de casi tres semanas entre Octubre y Noviembre de 1.942, para los británicos fue sólo cuestión de empujar a los alemanes de asentamiento en asentamiento, hasta que en el primer semestre de 1.943, las últimas tropas del Eje se rindieron ante los Aliados, y el frente de batalla fue cancelado.

93.- Llegada de Erwin Rommel a Libia, el 12 de Febrero de 1.941. En el lugar fue recibido por las tropas italianas a las cuales Rommel y el Afrika Korps venían a apoyar (fuente).
94.- Emblema del Afrika Korps. El nombre completo de la fuerza expedicionaria era Deutsches Afrikakorps (DAK), y su lema era "Caballeroso en la guerra, vigilante para la paz" ("Ritterlich im Kriege, wachsam für der Frieden").
95.- El mariscal alemán Erwin Rommel conferenciando con los altos mandos italianos en El Agheila, Libia, el 12 de Enero de 1.942.
96.- Unidad alemana antitanques armada con una ametralladora de 37mm, en el norte de Africa. Debido a las características geográficas del terreno, en su mayor parte desértico salvo por la franja costera mediterránea, la guerra de Africa fue una de profundos movimientos, con avances y retrocesos.
97.- Un infante del Afrika Korps, con una máscara que le protege de las tormentas de arena propias del Desierto del Sahara. Fotografía de Abril de 1.941.
98.- Soldados australianos combatiendo bajo órdenes británicas en la Segunda Batalla de El Alamein, el 24 de Octubre de 1.942. A pesar de ser una nación independiente dentro de la Commonwealth, los australianos sentían un profundo nexo con Inglaterra como su Madre Patria, lo que los motivó a enviar contingentes militares a ambas guerras mundiales.
99.- El mariscal de campo británico Bernard Montgomery, comandante en jefe y máxima autoridad militar de las fuerzas británicas en Africa, contemplando el campo de batalla en Egipto, en Noviembre de 1.942. (fuente).
100.- Soldados británicos ejercitándose con un PIAT (Projector, Infantry, Anti Tank, arma antitanques que entró en servicio en 1.943), en Tunicia, el 19 de Febrero de 1.943. En Mayo, las últimas fuerzas del Eje activas en Africa se rindieron, y la Campaña de Africa fue dada por terminada de manera oficial (fuente).

Próxima entrega: La guerra en la estepa.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

¡Blogoserie a la carta!: ¿De qué género quieres que sea el o la protagonista?

¡Blogoserie a la carta!: ¿Cuántos protagonistas quieres que sean?

¡Blogoserie a la carta!: ¿Cuál será la ambientación?

¡Blogoserie a la carta!: ¿Contra quién se enfrentan el o los héroes?

¡Blogoserie a la carta!: ¿Cuál es la motivación del protagonista?