domingo, 30 de marzo de 2014

Grunge: Auge y caída (2 de 4).


La media década posterior a 1.986 vio la consolidación del Grunge como sonido y movimiento independiente; esto fue representado por el paso de la primera generación de bandas, varias de las cuales se disolvieron o disminuyeron su actividad, y su reemplazo por una segunda generación formada al alero de las anteriores. En este período también se formaron los Tres Grandes; si Melvins y Green River fueron los dos grandes creadores del Grunge, entonces Nirvana, Pearl Jam y Alice In Chains fueron las bandas que lo formatearon y lo transformaron en un sonido reconocible más allá de la reducida escena de Seattle. Generalizando un largo, podemos afirmar que cada banda encarnó una cierta versión, herencia o aspecto del Grunge. Nirvana fue la banda que incorporó más elementos alternativos y punkies en su sonido, tomando un poco el legado de Sonic Youth y Pixies; Pearl Jam fue la banda que recogió los aspectos más relacionados con el sonido del Sludge Metal y más lejanamente con la herencia blusera del rock de la década de 1.970; y Alice In Chains fue la banda que puso toda la pesadez del Heavy Metal sobre la mesa. A la larga, Nirvana fue la banda más influyente entre el coto de los imitadores directamente grungies, mientras que Pearl Jam fue más influyente sobre la escena rockera en general, y Alice In Chains sobre la escena metalera también en general.

Pearl Jam nació sobre las cenizas de una banda anterior llamada Mother Love Bone. En ella confluyeron Andrew Wood, antiguo Malfunkshun, con Jeff Ament, Bruce Fairweather y Stone Gossard, todos ellos de Green River, más Greg Gilmore, que venía de una banda Punk y protoalternativa llamada 10 Minutes Warning. Mother Love Bone se disolvió de manera trágica, cuando Andrew Wood falleció de una sobredosis de heroína en 1.990. Chris Cornell, el vocalista de Soundgarden, sintió profundamente la pérdida de Wood, y reunió a otros miembros de Mother Love Bone para rendirle tributo; el resultado fue el proyecto Temple Of The Dog, que lanzó un álbum también llamado Temple Of The Dog en 1.991. Cornell después regresó a Soundgarden, pero en el intertanto, Gossard y Ament se habían familiarizado con otro invitado a Temple Of The Dog, Eddie Vedder, y entre los tres (más el guitarrista Mike McCready formaron ¡finalmente! Pearl Jam. Es lo que tienen las escenas musicales pequeñas, que son más que un poco endogámicas.




Nirvana por su parte se formó en 1.987, cuando un cantante y guitarrista llamado Kurt Cobain unió fuerzas con un bajista llamado Krist Novoselic; en cuanto a tiro al aire, Nirvana ni siquiera eran de Seattle, sino de Aberdeen (en puridad, otra ciudad cercana, de todos modos). El elemento que no terminó de encajar en esos años fue el baterista; su primer disco, Bleach (1.989), ni siquiera tiene la formación definitiva. En 1.990 será cuando Dave Grohl llegue a la batería, y todo termine encajando en su lugar. En parte porque la búsqueda sónica de Nirvana los llevó derechamente a Pixies, en parte debido porque encontraban asfixiantes los intentos del sello Sub Pop, por entonces a la cabeza del Grunge, para tratar de encajonarlos dentro de un determinado sonido. Por esas fechas nadie tenía mucha confianza en Nirvana como banda, debido a que sonaba muy poco como se supone debía sonar el Grunge, lo que por supuesto, considerando el devenir de los acontecimientos, resulta hilarante en retrospectiva.

El historial de Alice In Chains es quizás el más excéntrico de todos. ¿Recuerdan que mencionamos que el Grunge fue en buena medida una reacción contra el Glam Metal? Pues bien, Alice In Chains partió como una banda de Glam Metal... de Seattle... llamada Sleze. Al menos, el vocalista Layne Staley partió allí. De ahí que Alice In Chains sea la más metalizada de las bandas de la segunda oleada del Grunge. Sleze tuvo corta vida (1.984-1.986) y ningún álbum, y cuando se cambió de nombre a Alice In Chains, siguieron los cambios de integrantes. El asunto adquirió algo de estabilidad cuando se unió Jerry Cantrell. La dupleta creativa de Staley y Cantrell fue la fuerza motriz detrás de la etapa clásica de Alice In Chains, además de responsable de crear, o al menos popularizar, un estilo de canto que se transformaría después en cliché dentro de las bandas imitadoras del Grunge: los dos cantantes que cantan un estribillo en armónico uno con el otro.

Antes de seguir adelante, momento de hablar de otra banda que no llegó a ser tan influyente como las Tres Grandes, pero que emblematiza bien el paso de la primera a la segunda ola del Grunge. Ya ha salido al ruedo varias veces por aquí y por allá: Soundgarden. A pesar de ser años más veterana que Nirvana, Pearl Jam o Alice In Chains, hasta el punto de salir en ese lejano compilado que fue Deep Six, Soundgarden no llegó a popularizarse sino a mediados de década de 1.990, con el disco Superunknown de 1.994, cuando ya el Grunge estaba en su apogeo y no quedaban más mundos por descubrir. Es posible que esto se deba al hecho de que por estar en activo desde tan antiguo, las influencias en ellos eran más evidentes, casi como una reliquia de los primeros tiempos del Grunge; en este caso, las influencias se llaman Led Zeppelin y Black Sabbath, claramente. Eso no es algo negativo necesariamente: su sonido que podríamos definir como Grunge a medias, y retro casi por entero, le dio un sello particular frente a los Tres Grandes. Su vocalista Chris Cornell después se transformó en una estrella rockera por derecho propio; ya volveremos sobre ello.

Parte importante de todo este proceso de consolidación de la escena Grunge, fue el surgimiento de sellos musicales destinados en exclusiva al nuevo sonido. C/Z Records, el responsable de lanzar el histórico compilado Deep Six, acabó por no tener demasiada vida, parece ser que en parte por el desinterés de la gente que lo manejaba, y que lo veía más como un hobby que como un negocio. El relevo en lo que a importancia dentro de la escena se refiere, fue tomado por Sub Pop, fundado en 1.986. A la larga, Sub Pop se transformó en el sello discográfico del Grunge, consiguiendo las firmas de bandas como Mudhoney y Soundgarden. Y además, de manera algo reluctante, un trío de jóvenes de los cuales quizás podía llegar a esperarse algo: Nirvana. Aunque Nirvana después se desplazó a Geffen Records, el trato subsiguiente prácticamente aseguró la caja registradora de Sub Pop. Sucedió lo que suele suceder en estos casos: ambos sellos fueron víctimas de su propio éxito, y terminaron absorbidos por grandes conglomerados musicales a mediados de la década de 1.990, los mismos que ayudaron a bastardizar el sonido Grunge creando clónicos de los grandes.

Mientras tanto, afuera en el mundo, se producía el cambio de década, los excesos de la electrónica estaban siendo controlados con cortafuegos, y el Glam Metal parecía que iba a durar para siempre... y no. Una banda de la última hornada del Glam Metal como Guns N' Roses (cuyo aspecto no era del género pero su música indiscutiblemente que sí, en buena medida) todavía llenaba estadios e incluso componía un tema musical para la banda sonora de Terminator 2: El juicio final en 1.992, pero en el intertanto...

Fue como una serie de explosiones controladas para detonar un edificio. Primero fue Facelift, el disco debut de Alice In Chains, lanzado en 1.990. El mismo no fue un éxito inmediato, ni de lejos. El primer videoclip, We Die Young, todavía tiene un aspecto de querer no ser Glam Rock y aún así éste insiste en pegotearse a la pierna y no salirse; el segundo single, Man in the Box, empezó a rotar en MTV en 1.991 y los catapultó de un golpe a la fama. Ayudó por supuesto que Alice In Chains con su (ahora algo vergonzoso) pasado de Glam Metal conectaba un poco más con una sensibilidad general todavía no acostumbrada a ese sonido novedoso que venía desde vaya uno a saber qué regiones ignotas de Estados Unidos.



Y al año siguiente de 1.991 vino Nevermind, el segundo disco de Nirvana. Nadie esperaba demasiado de una banda de un subgénero como el Grunge, que además ni siquiera era ciento por ciento Grunge y estaba más interesada en la escena Punk que en la herencia del Sludge Metal. Pero su primer single fue Smells Like Teen Spirit. Fue como un rayo. Sus letras sarcásticas acerca de la banalidad de la cultura de fiestas, alcohol y sexo de la adolescencia embrutecida por la cultura de masas y el hedonismo, su oscuro videoclip con cheerleaders dando saltitos tontos en medio de un gimnasio iluminado como para una ceremonia fúnebre, y la música que sonaba como rock alternativo universitario enloquecido y pasado de roscas a la enésima potencia, fue lo que se necesitaba para poner definitivamente al Grunge arriba del mapa. A inicios de 1.992, Nevermind había vendido tanto que logró lo que apenas un año antes hubiera parecido un absurdo o un imposible: desbancar a Michael Jackson, la superestrella por excelencia de la década anterior, del número 1 en el ranking de Billboard (en concreto, Dangerous fue el disco jacksoniano defenestrado de manera tan poco ceremoniosa). Smell Like Teen Spirit fue definitivamente el tema que marcó el cambio de década, en la música popular.



En paralelo a Nevermind de Nirvana, también en 1.991, debutó Pearl Jam con su disco Ten. Si Nevermind gracias a Smells Like Teen Spirit había ganado casi por K.O., Ten fue más bien un ganador por los puntos. Costó trabajo que el disco entrara, pero cuando lo hizo, fue a lo grande: temas como Even Flow, Alive o Jeremy se transformaron en parte del repertorio inevitable de cualquier fanático del rock de la época.



En la ola subsiguiente que se estaba formando, se subieron varias otras bandas. Los veteranos de Soundgarden consiguieron probar algo de éxito con Badmotorfinger de 1.991, que no resultó tan exitoso como los Tres Grandes, pero que consiguió venderse bastante bien; ya hemos mencionado que el gran momento de Soundgarden llegaría con Superunknown, y en particular con el tema Black Hole Sun, en 1.994.



Entretanto,  una banda surgida en 1.986 llamada Stone Temple Pilots lanzó su disco debut, llamado Core, en 1.992. Dicho disco resultó clave dentro de la escena Grunge, aunque no por las razones que podríamos considerar como correctas. Stone Temple Pilots fue conocido en algunos círculos con el poco ceremonioso sobrenombre de karaoke de Pearl Jam, y razones no faltaban, aunque temas como Sex Type Thing o Plush resultaron bastante exitosos; esta tendencia musical continuó e incluso se intensificó con su siguiente disco, Purple, que presentó Interstate Love Song o Empty, mucho más melancólicos, pero sobre todo de estructuras musicales más simples y rockeras... incluso simplonas para el estándar del Grunge más clásico, aunque conservando el trabajo de armonías. Melvins y Green River eran los creadores del Grunge y los Tres Grandes sus codificadores; Stone Temple Pilots fueron sus vulgarizadores, dicho esto en el sentido que se prefiera (el de hacer algo popular o el de simplificarlo en exceso... por supuesto están los que opinan que ambas cosas son lo mismo).



También dio algo de que hablar una banda llamada Babes in Toyland. Más que nada, por ser la más icónica banda Grunge de chicas. Habían nacido en 1.987, y en realidad el Grunge las tocaba un tanto de rebote por su sonido más bien punk. También dio algo de que hablar porque Courtney Love fue bajista de la banda durante un tiempito. El justo para que sus compañeras se cansaran de ella y la echaran a patadas. Ella se vengó fundando Hole; admitámoslo, Hole podrá no ser una banda tan interesante o buena como Babes In Toyland, pero tuvo más éxito. Ayudado en parte porque Courtney Love consiguió pasar a Kurt Cobain por el aro nupcial.



El Grunge saltó también desde su escena nativa en Seattle. Considerando que el movimiento se había incubado en ese lugar debido a su aislamiento y relativa poca relevancia, que les permitía hacer lo que querían porque nadie en realidad estaba mirando, resulta irónico que en 1.992 se formó la gran banda Grunge... de Londres. Bush lanzó Sixteen Stone, su disco debut, en 1.994, y fue considerado en su tiempo como otra banda derivativa sin demasiada creatividad, una que en retrospectiva ya empezaba a encajarse a sí misma dentro del salto desde el Grunge hasta el Post Grunge. Y haciendo memoria, sin llegar a encasillarse dentro del género, también recibió una fuerte dosis de Grunge una banda inglesa que en 1.993 lanzó su disco debut, Pablo Honey, y que fue famosa por su tema Creep; sin embargo, Radiohead después se movió hacia otras aguas. Para bien o para mal.



Otro disco que cabe mencionar en estos años, es Gish, de 1.991. Hay que aplaudirle a este disco su esfuerzo por no dejarse engullir dentro de la marea Grunge, y tomar lo justito para darle sabor a un trabajo que en realidad iba más por la línea del Rock Alternativo. Por desgracia esto hace que Gish, no siendo tan alternativo para gustarle a los alternativos ni tan Grunge para gustarle a los grungies, sea un disco frecuentemente subvalorado. Tampoco ayuda que la banda en cuestión, Smashing Pumpkins, aunque conservara algo de influencia grungie en su sonido, se moviera hacia un registro mucho más alternativo en su siguiente álbum, el brillante Siamese Dream de 1.994.



¿Cómo iba a sobrevivir un sonido que por definición buscaba ser anticomercial, en un mundo que los estaba comercializando a toda furia? Fácil: haciéndose más ligero y simple. Al igual que la Guillermocracia, lanzado a escribir posteos sobre el Grunge en un desesperado intento por volverse más comercial. La respuesta a todas estas cuestiones, en la tercera parte de Grunge: Auge y caída.

miércoles, 26 de marzo de 2014

Grunge: Auge y caída (1 de 4).


Muchos movimientos musicales caracterizaron la década de 1.990: el brit pop y la segunda invasión británica, las boy bands y las Spice Girls, el rave y el trance, la Macarena y El tractor amarillo. Pero de todos ellos, el más icónico es probablemente el Grunge. También el que ha durado más en el tiempo. Mientras que todos los otros prácticamente desaparecieron en la década de 2.000, el Grunge se las arregló para más o menos sobrevivir dentro del Post Grunge y el Rock Alternativo. Más mal que bien, pero se las arregló. Por eso, en la Guillermocracia le dedicaremos otra elefantiásica serie, ésta de cuatro posteos, a este movimiento musical que hizo historia. Con videos de canciones, por supuesto. Con algo de afectuosa ironía, por supuesto. Y más afectuosa para los precursores que para los hijastros que salieron después, claro está.

Para mucha gente cuyo contacto con el Grunge es a través de los Tres Grandes (Nirvana, Pearl Jam, Alice In Chains) más algunas otras más (Soundgarden, Stone Temple Pilots...), el Grunge aparece como un sonido único y distintivo, una explosión de creatividad en medio del Glam Metal por un lado y del Synth Pop por el otro, ambos géneros predominantes en la década de 1.980. Desde luego que las cosas no son tan sencillas. Como Roma, el Grunge no se construyó en un solo día. De las bandas mencionadas, la única que realmente estuvo en los verdaderos inicios fue Soundgarden, y ellos tenían un sonido un tanto distinto al que desarrollarían en su etapa más famosa, y aunque los grungies odien la palabra, comercial. En realidad, el sonido de inicios de la década de 1.990 tuvo sus orígenes en el sonido de inicios de la década de 1.980. Bien puede afirmarse que los Tres Grandes no pertenecen a la primera oleada del Grunge, sino a la segunda. Porque en la década de 1.980 hubo una primera oleada con bandas que, salvo Soundgarden, nunca salieron verdaderamente del underground. Y los Tres Grandes arribaron cuando ya la escena Grunge existía; su aporte más bien fue hacerla estallar y, aunque los alternativos odien esto, hacerla comercial.

A veces el Grunge es llamado el sonido de Seattle debido a que su primer núcleo estuvo en dicha ciudad. Después surgieron bandas hasta en Australia, como Silverchair. Pero no nos adelantemos. A inicios de la década de 1.980, Seattle en Oregon era el patio trasero de Estados Unidos, en términos musicales a lo menos. Existían dos grandes escenas musicales en esa época. Por un lado estaba Nueva York, en donde operaban bandas como Blondie o la primera escena Punk de Estados Unidos. Por la otra estaba la escena de la costa oeste, principalmente Los Angeles y en menor medida San Francisco, en donde estaba surgiendo el Thrash, y sobre todo el Glam Metal. Y luego estaba Seattle, también en la costa oeste, pero demasiado al norte y cerca a esa versión civilizada de Estados Unidos que es Canadá, como para importar en lo absoluto.

La escena musical de Seattle surgió un poco en rebelión hacia los excesos de la triunfal escena del Glam Metal. Si el Glam Metal se trataba de rockeros sobremaquillados, pantalones apretados, virtuosos solos de guitarra, y sobre todo muchas cervezas y zorras pintarrajeadas, las bandas de Seattle prefirieron un sonido más crudo, menos refinado, y sobre todo, de profundo asco contra lo que percibían como superficialidad y banalidad. La clase de música que adoptaron para rebelarse contra el Glam Metal fue en esencia todo lo que no fuera Glam Metal, y que pudiera ser metido en la juguera.

Lo que tomaron por la base fue un subgénero por ese entonces en plena génesis, el Sludge Metal. Dicho subgénero es netamente estadounidense, y es una curiosa mezcla entre dos estilos musicales distintos. Por un lado el sonido oscuro del Black Sabbath de la década de 1.970, pero llevando dicha oscuridad hasta su extremo lógico (prefigurando lo que, por otra rama, irá a ser el Doom Metal y después, irónicamente, el Metal Gótico). Por el otro lado, el Hardcore Punk, un subgénero del Punk que dejó de lado los aspectos más rockabillies del Punk británico para acelerarse todavía más. Ambos sonidos parecen los dos polos opuestos de una pila, pero las bandas de Sludge Metal consiguieron el imposible de combinarlos, de una manera bastante simple: tomar la energía y agresividad del Hardcore Punk por un lado, y los acordes oscuros y melancólicos de Black Sabbath por el otro. Por si lo preguntan, el Sludge Metal después evolucionó en Stoner Metal, otro género típicamente estadounidense que en el fondo es Heavy Metal de la década de 1.970 con Blues y Rock Psicodélico incluso anteriores a dicho período, en otra muestra de que a veces la manera de ir hacia adelante es ir todavía más atrás.

No en balde, se afirmó que las dos bandas más influyentes dentro de la génesis del Grunge fueron Black Sabbath por un lado, y Black Flag por el otro. Particularmente influyente fue el disco My War, lanzado por Black Flag en 1.984, y que es un temprano y exitoso intento de fusionar Heavy Metal con Hardcore Punk. Pero no son los únicos. En su búsqueda del Noise y de generar tanto ruido, hasta el punto de acoplar las guitarras a propósito, Sonic Youth fue también otro referente. Y como toque alternativo de la escena del rock universitario más sofisticado a lo REM, Pixies también entró en el circuito. Kurt Cobain en alguna ocasión mencionó que sentía que Nirvana era en realidad una banda de covers de Pixies. Y como dato de trivia, útil para entender el cacao mental de estas bandas todavía manoteando su ruta hacia un sonido original, mencionemos que tanto Skin Yard como Green River, en sus sendos álbumes debut (y en el caso de Green River, también despedida), coincidieron en grabar cada uno un cover de... David Bowie; en el caso de Green River, disponible sólo en la versión para cassette de Rehab Doll, eso sí.


La más temprana banda de todas, en materia de Grunge, probablemente sea Malfunkshun. Su sonido es reconocible como Grunge a medias, en parte porque se formaron en una época de experimentación en donde todavía nadie tenía demasiada idea de qué engendro iba a salir de la probeta de laboratorio en donde estaban ensayando. Malfunkshun nació en 1.980, o sea antes que otras bandas seminales tales como U-Men (1.981), Melvins (1.983), Green River (1.984) y Soundgarden (también 1.984). Ni siquiera ellos mismos se consideraban Grunge. Eran tan independientes y alternativos, que su primer disco salió recién en... 1.995, cuando ya el Grunge había nacido, crecido, ganado popularidad, saltado el tiburón y mutando en Post Grunge, y por lo tanto la música de Malfunkshun ya no podía ser una influencia para nadie más alrededor. Return to Olympus sigue siendo el único disco de la banda hasta la fecha.

)

La primera banda que metamorfoseó la base de Sludge Metal con otras influencias en verdadero Grunge, es probablemente Melvins (o The Melvins, las fuentes varían en esto). Si no, es la más exitosa en haber hecho dicho tránsito. Para toda la influencia que han tenido (no sólo en el Grunge, sino también en Tool, Mastodon, Eyehategod...), Melvins apenas es popular más allá de los conocedores, pero es probablemente la banda que creó el Grunge tal y como lo conocemos. Su primer disco es Gluey Porch Treatments, y fue lanzado en 1.987.

)

La otra banda que prácticamente creó el Grunge es Green River; sin embargo, a diferencia de Melvins, no sobrevivieron en el tiempo. Nacieron en 1.984 y se disolvieron en 1.988, o sea, tres años antes de que el Grunge se hiciera popular gracias a Nirvana. Tienen un único disco: Rehab Doll, de 1.988. Pero Mark Arm su vocalista después tocó con Alice In Chains, el guitarrista Steve Turner después fue a dar a Mudhoney (banda ya no de transición sino ya plenamente Grunge), y Jeff Ament el bajista y los guitarristas Stone Gossard y Bruce Fairweather formaron Mother Love Bone (la banda de la que salió Pearl Jam), lo que muestra a las claras lo influyente que llegaron a ser sino la banda, por lo menos sus miembros individuales.

)

Mencionemos también a U-Men, o The U-Men según la fuente. Surgidos en 1.981, a ellos los motivaba más el Garage Rock, mezclando con algo de Punk y Post Punk. Como legado dejaron un disco: Step on a Bug, de 1.988. Se disolvieron al año siguiente, parece ser que por aburrimiento con el proyecto musical; al igual que Green River, U-Men no llegaron a ser contemporáneos de la etapa más mainstream del Grunge.

)

Aparte del disco Gluey Porch Treatments, 1.986 es también un año clave para el Grunge debido a Deep Six, el primer compilado dentro del género, y por lo tanto el primer reconocimiento de que dichas bandas ya no tocaban Sludge Metal, Hardcore Punk o derivaciones del sonido rockero alternativo universitario de alguna otra parte, sino un nuevo género musical por derecho propio. Dentro de la primera oleada del Grunge, aquella que sentó las bases del género, Deep Six es prácticamente un compilado de superestrellas: dos temas de Green River, cuatro de Melvins, ¡dos de Malfunkshun!, dos de Skin Yard, tres de Soundgarden, y uno de The U-Men. El sonido es algo tosco, y decididamente no comercial, pero para tratarse de una antología de mitad de la década anterior a la explosión del Grunge, representa lo que en esa época era el futuro de la música.

)

El mismo en el cual ahondaremos en la segunda entrega de esta maratónica serie que hemos llamado Grunge: Auge y caída, acá en la Guillermocracia.

domingo, 23 de marzo de 2014

Sea mala persona: Piense positivo.


No sé si les ha sucedido. En mi caso particular he tenido que soportarlos más de una vez. El guión estándar es más o menos el siguiente. Ustedes están atravesando un período difícil en la vida. No me refiero a sólo un mal día, a un incidente menor, o a un bache que requiera algo de trabajo para solucionarse. Me refiero más bien a esas malas rachas con las que nos regala a veces la vida y en las que las cosas salen mal dentro de otras cosas que también salen mal. O esos pozos en los que caemos y de los que cuesta bastante trabajo y ayuda salir. Puede ser una crisis profesional, un problema médico de los graves, la muerte de un ser querido, etcétera. O la combinación de varios de ellos. En resumen, la clase de día que los anglosajones expresan de manera tan elegante como esa expresión "llover perros y gatos". Y entonces aparece esa persona detestable que les dice: "Piensa positivo, y verás como todo se arregla".

Existen variantes de esa frase. Algunas de ellas: "Todo pasa por algo", "Lo mejor está por venir", "Dios nos envía estas pruebas para que crezcamos como personas", "Deséalo con todas tus fuerzas, y verás como el universo entero conspirará a tu favor". Seguro que ustedes recuerdan más.

En la mayor parte de los casos, da un poco de pena decirle a la otra persona que uno ya está trabajando en el tema, y sacando fuerzas de flaqueza para seguir adelante. La otra persona parece tan querible, lo dice de manera tan encantadora, que seríamos muy mala gente si les respondiéramos de mala manera. O eso creemos, a lo menos. Pero hay probabilidades de que sea exacto al revés: son ellos las malas personas por mandarnos mensajes de piensa positivo en primer lugar.

Para explicar mi punto de vista, permítanme ahondar en la naturaleza del pensamiento positivo. En realidad todos tenemos un poco de pensamiento positivo en nuestro interior; exceptuadas las personas que padecen de depresión crónica, enfermedad que por definición implica la supresión de todo pensamiento positivo por un desajuste de la química cerebral. A pesar de lo que puedan decir gentes como Immanuel Kant, casi nadie hace las cosas por puro apego al deber, aún con la convicción del fracaso. Los hay, y tenemos nombres especiales para esas personas: santos, mártires, próceres, prohombres, etcétera. Pero ésos son los menos, o de lo contrario no tendríamos tantas palabras especiales para identificarlos.

En cuanto al resto, si las personas hacemos cosas, es porque tenemos el convencimiento de que existe una posibilidad razonable de que esas cosas saldrán bien. Si usted va al supermercado a comprar las provisiones para el mes, es porque usted tiene la convicción de que en el supermercado encontrará dichas provisiones; es poco probable que usted se vea paralizado hasta el punto de no querer ir al supermercado, por la posibilidad remota pero siempre real de despertarse, levantarse e ir al supermercado para encontrarse al país en crisis económica y el supermercado cerrado, o peor aún, con las calles tomadas por rebeldes revolucionarios tratando de derribar el sistema. Yo mismo escribo esto porque hago algunas asunciones positivas: que escribiré palabras coherentes que expresan ideas claras, que Blogger no me fallará a la hora de publicar, que alguien lo leerá, y con un poco de suerte, que le cambiaré a alguien la vida para bien. Lo mismo pasa con usted: si usted ha aguantado toda mi verborrea, es porque espera al final tener una pequeña recompensa, un tema nuevo o al menos un ángulo nuevo que al final del día le aprovechará a usted como individuo. Aunque bien podría ser que usted se encontrara, para su fastidio, que yo dejé abandonado el artículo a la mitad y lo publiqué, únicamente por espíritu de troll. No suele pasar, pero algún día puede ser el primero. Si usted sigue leyendo esto, es porque tiene la convicción de que este día en particular no será ese día primero.

Podemos dividir el pensamiento positivo en dos vertientes, una débil y una fuerte. La vertiente débil es justo la que acabo de explicar: la idea de que hacemos las cosas porque tenemos una expectativa razonable de que éstas resulten. Esta forma de pensamiento positivo no me parece criticable, sino todo lo contrario: es el antídoto que tenemos para superar las contrariedades de la vida, para no derrumbarnos al primer contratiempo. Pero existe también una vertiente fuerte, una que va más allá. La idea del pensamiento positivo fuerte es que si usted piensa positivo, el universo entero se moverá a su favor, de manera indefectible, ineludible. Y ésta idea sí que es una aberración.

Pensemos por ejemplo en la historia de Peter Pan. Uno de los pasajes más famosos de la obra es cuando Campanita está a punto de morir. Pero hay un remedio para ello: ¡aplaude con todas tus fuerzas si crees! Consideremos que Peter Pan partió como una obra de teatro antes de ser reducida a novela, y podemos entender que este es el momento en donde los actores se dirigen al público, en particular a los niños del público, y les piden que aplaudan para que Campanita viva; si el público es un montón de desgraciados sin corazón, entonces la orquesta (porque se estrenó con orquesta) empieza a aplaudir, y asunto arreglado. Estamos frente a una versión fuerte del pensamiento positivo: creo con todas mis fuerzas que si aplaudo, el hada vivirá.

Si les suena de algo, es porque se trata del mismo mecanismo predicado por El secreto. La famosa ley de la atracción predicada por ese libro es en esencia aplaudir para que el hada viva. Reemplacen el hada con otras cosas buenas en la vida, y reemplacen el aplaudir por el poder del pensamiento positivo, y usted tendrá exactamente el mismo resultado. Quiero atraer cosas buenas o positivas a mi vida, así es que tengo pensamientos buenos o positivos para que la atracción funcione. Es posible que si además de tener pensamientos buenos o positivos me pongo a aplaudir, sea más efectivo y además las hadas vivan. Por lo menos ningún científico ha probado todavía que las hadas se caigan muertas cuando alguien dice que no cree en ellas.

Y ahora es donde ustedes me van a entender cuando digo que las personas predicadoras del pensamiento positivo fuerte son mala gente. Porque hay una consecuencia siniestra de esta vertiente del pensamiento positivo: si a usted le va mal en la vida, es por su propia culpa, porque usted no ha creído lo suficiente. Es usted quien, al albergar pensamientos negativos, se ha encargado de arruinar su propia vida. La ley de la atracción significa que si usted perdió su trabajo, o sufrió una enfermedad, o se le murió alguien, o reprobó un examen, usted es el único y verdadero culpable.

Por supuesto que existen casos de ésos. Hay gente que es feliz autosaboteándose por una serie de razones. Algunas personas son enfermas crónicas para llamar la atención de los demás. Algunas personas deciden que las expectativas de los demás son demasiado altas, e inconscientemente dan todos los pasos necesarios para fracasar. Algunas personas deciden que sus parejas en realidad fingen que los quieren a saber por cuáles motivos y que todo va a saltar por los aires más tarde o más temprano, y cuando la relación se viene abajo, se transforma en profecía autocumplida. Pero hay una diferencia grande entre decir que algunas personas se sabotean a sí mismas, y afirmar que por la ley de la atracción, todas las personas que fracasan en algo es porque no han pensado positivo lo suficiente. A veces sí la culpa es de lo demás, o a veces la culpa es de las circunstancias. A veces uno cruza la calle por el paso de peatones y con la luz verde, y aún así es atropellado por un conductor ebrio o imprudente; según el sentido común ésas son cosas que pasan, pero según la ley de la atracción, el peatón atropellado se atrajo su propia desgracia, por no haber creído lo suficiente en que iba a llegar a la otra vereda con bien.

Aquí es donde aparece en todo su esplendor la mala clase de los predicadores del pensamiento positivo. Porque esta escuela de la ley de la atracción permite algo muy conveniente: culpar a la víctima. Si una persona cruza la calle con cuidado y siguiendo las leyes del tránsito, y aún así es atropellada por un conductor imprudente, la culpa es por supuesto del conductor imprudente; pero la ley del pensamiento positivo permite afirmar que la culpa es del atropellado por no desear lo suficiente llegar a salvo a su casa. Si el conductor es un secuaz del pensamiento positivo, entonces puede ir manejando sin esforzarse, con la conciencia bien tranquila de que si un peatón se le mete bajo las ruedas, es la culpa del peatón desde el minuto uno. Y esto no es para tomárselo a broma: la ley de la atracción significa que los muertos en los campos de concentración nazi no desearon su liberación lo suficiente, que las víctimas de violación no atrajeron suficientes buenas vibras el día antes de la violación, o etcétera.

En última instancia, la dinámica del pensamiento positivo es la versión agnóstica o atea de lo que en religión se llama la fuerza de la fe. Una de las más claras muestras de pensamiento positivo es la famosa frase bíblica según la cual si tu fe es tan pequeña como un grano de mostaza, y le dices a una montaña que se mueva, entonces esa montaña se moverá. Que las montañas tengan una tendencia a emperrarse en un sitio, y que su velocidad de movimiento deba medirse a escalas de tiempo geológico, pareciera ser una muestra de que no hay fe ni siquiera para hacerle la competencia en tamaño a los granos de mostaza. Por eso los cultores del pensamiento positivo no suelen ser personas adscritas a una religión, o si lo son, es de manera laxa, como los cristianos a su manera; evitan llamar fe a lo suyo, y reemplazan el discurso del poder de Dios y la fe en Dios por las energías cósmicas y el pensamiento positivo, le dan un aura pseudocientífica, y a rodar. Por lo que, irónicamente, el mantra de decirle a otra persona que piense positivo es lo mismo que hacían los antiguos creyentes al recomendar la oración. Hoy en día la religión está desprestigiada y de capa caída por una serie de motivos, pero no la religiosidad, y a través de la superchería del pensamiento positivo, la religión ha encontrado una nueva manera de expresarse.

El cultor del pensamiento positivo entonces puede permitirse varios lujos. En primer lugar, al ser portador de una verdad religiosa superior, adquiere una patente de superioridad moral sobre los demás. En segundo término, apoya con fuerza el individualismo, valor hoy en día muy en alza, porque en definitiva la gente obtiene lo que se merece de acuerdo a su propio esfuerzo individual en pensar positivo. En tercer término, exime a la persona que profesa el pensamiento positivo de preocuparse por los demás, porque si en efecto, si usted piensa que la persona fracasada lo es porque no pensó en positivo lo suficiente y no practica la religión de la ley de la atracción, entonces usted no tiene por qué solidarizar con él ni compadecerse del pobre gil, ya que él mismo se lo buscó. En ese sentido, la persona que predica el pensamiento positivo es así también una mala persona, una persona egoísta que sustituye la ayuda efectiva e incluso la simpatía por un ayúdate a ti mismo que nadie más te va a salvar.

Por supuesto que el cultor del pensamiento positivo no reconocerá nunca que es una mala persona incapaz de empatía o solidaridad con sus semejantes. De manera que se defenderá. El argumento más recurrente de defensa sigue más o menos el siguiente tenor: "Igual hay que pensar un poquito positivo para que las cosas resulten". A veces con añadido: "Yo estaba igual que tú, empecé a pensar positivo, y empezó a irme bien". Este argumento presenta una trampa, y además una condescendencia. La trampa es confundir el pensamiento positivo débil con el fuerte; como decíamos más arriba, el pensamiento positivo débil es beneficioso porque es el motor que nos hace movernos, pero también admite una cierta probabilidad de fracaso. El cultor del pensamiento positivo fuerte entonces lo que hace es caracterizar al crítico del pensamiento positivo como un pesimista negativo, en una maniobra que en política se llama capturar el centro. Pero el cultor del pensamiento positivo fuerte es él mismo un extremista; somos los críticos del pensamiento positivo fuerte pero admitimos que el pensamiento positivo en sí, en dosis moderadas, es un refuerzo positivo, los que en verdad estamos al centro. Además, al usar estos argumentos, el del pensamiento positivo fuerte está implícitamente proponiéndose como modelo; el mensaje subliminal es "para que te vaya bien tienes que pensar y ser un poco menos como tú, y un poco más como yo". Lo que se corresponde de manera casi exacta a la discriminación que mucha gente religiosa hace entre los creyentes, que son buenos, y los paganos, que son malos.

Así es que la próxima vez que usted se tope con un adepto del pensamiento positivo en su versión fuerte, tenga cuidado. No cuente usted con esa persona. Converse con ella, pero tenga conciencia de que no vale la pena esperar nada de ella. Mejor vuélvase hacia las personas que consideran que las cosas buenas y malas de la vida son consecuencia de una mezcla de actitud personal, disposición de los terceros, y circunstancias favorables y desfavorables; es bastante probable que esas personas sean un poquito más solidarias y le aporten a su vida un granito de arena que no le va a resolver el mundo, pero al menos se lo hará más soportable y llevadero.

miércoles, 19 de marzo de 2014

El Tiempo Pasa: Versión 2.014 (2 de 4).


¿La entrega anterior de El Tiempo Pasa: Versión 2.014 no los dejó lo suficientemente deprimidos por ver cómo avanza el tiempo? Bien, déjenme darles un empujoncito hacia el diván del psiquiatra. Empezamos con el último "hace 15 años" que será en los 900s. Porque si hacemos una versión 2.015 de El Tiempo Pasa... El "hace 15 años" caerá ya de plano en el año 2.000. Que es el último del siglo XX, pero eso a quien le importa. Porque ustedes recuerdan los lejanos tiempos en que para decir algo acerca de un futuro que nunca iba a llegar, se decía "para el año 2.000"... Y el año 2.000 no sólo llegó... ¡sino que caerá en el "hace 15 años", en el próximo año! ¿Ahora sí estamos con el humor necesario para seguir adelante? O mejor dicho, ¿ahora sí estamos con la falta de humor necesario para seguir adelante? Entonces seguimos.

Hace 15 años (en 1.999):

  • La Presidencia de Bill Clinton se balancea bajo un impeachment que podría llevar a su destitución, no por hacer cositas con una becaria sino por mentir bajo juramento acerca de ello. Terminará librándose por los pelos.
  • El Canal de Panamá pasa de manos estadounidenses a las de Panamá.
  • Boris Yeltsin renuncia como Presidente de Rusia. El poder pasa a manos de Vladimir Putin.
  • Masacre de Columbine. La misma dará material a Michael Moore para su Bowling for Columbine. También a los idiotas de siempre que culparán a la música, en este caso a KMFDM, Rammstein y Marilyn Manson, en vez de a ellos mismos, la falta de control de armas, o la sicótica cultura del capitalismo sin barreras.
  • Macao pasa de manos portuguesas a chinas.
  • Las diez películas más taquilleras del año: La amenaza fantasma, Sexto sentido, Toy Story 2, Matrix, Tarzán, La momia, Un lugar llamado Notting Hill, El mundo no basta, Belleza americana y Austin Powers: El espía seductor.
  • En materia de cine para esnobs, Stanley Kubrick estrena Ojos bien cerrados, su última película. Pedro Almodóvar estrena Todo sobre mi madre, que le hace acreedor a su primer Premio Oscar. M. Night Shyalaman se consolida como promesa del cine con Sexto sentido, algo penoso de recordar quince años después. Star Wars vuelve al cine después de década y media con La amenaza fantasma. El Cyberpunk se hace respetable en el cine con Matrix. Y la sensación indie del año es El proyecto de la bruja de Blair, que pone de moda el terror de falso documental.
  • Woodstock 99.
  • Britney Spears lanza ...Baby One More Time, su primer disco, que la catapulta al estrellato de inmediato, iniciando así la era de las cantantes clones de Britney. Bruce Dickinson regresa a Iron Maiden.
  • Discos de 1.999: A song for xx el debut de Ayumi Hamasaki, ...Baby One More Time el debut de Britney Spears, How to Measure a Planet? de The Gathering, No Exit de Blondie, The Slim Shady EP de Eminem, Spiritual Black Dimensions de Dimmu Borgir, First Love el debut de Hikaru Utada, 13 de Blur, Adios de KMFDM el último disco antes de su disolución temporal, Six de Mansun, Miami de Babasónicos, Hatebreeder de Children of Bodom, Implode de Front Line Assembly, Ricky Martin de (adivinen quién) Ricky Martin, 60 Seconds Wipe Out de Atari Teenage Riot, Millennium de Backstreet Boys, Enema of the State de Blink-182, No Angel de Dido, On the 6 de Jennifer Lopez, Play de Moby, Crowning of Atlantis de Therion, Californication de Red Hot Chili Peppers, Dark Side of the Spoon de Ministry, In a Reverie de Lacuna Coil, Significant Other de Limp Bizkit, Surrender de Chemical Brothers, Slipknot el debut de (adivinaron) Skipknot, Christina Aguilera el debut de (adivinaron otra vez) Christina Aguilera, Live aus Berlin de Rammstein, Ecliptica de Sonata Arctica, Euphoria Morning de Chris Cornell, The Fragile de Nine Inch Nails, World Coming Down de Type O Negative, Sweet Kisses el debut de Jessica Simpson, So Real el debut de Mandy Moore, e Hybrid Theory de Linkin Park. Y usted, ¿cuánto gastó en CDs ese año?
  • En televisión debutan Los Sopranos, Batman Beyond, Padre de Familia, Farscape, Futurama, Bob Esponja, Digimon, Quién quiere ser millonario, Sabrina: La serie animada, The West Wing, Third Watch y Freaks and Geeks. Y se despiden Beast Wars, La niñera, Homicidio, Millennium, Mad About You, Melrose Place y Abismo Espacial 9.
  • Primer número de 100 balas, en la línea Vértigo.
  • Primera versión de MSN Messenger.
  • Ataque de Melissa, que no es la novia sicótica de nadie sino un malware.
  • Aparición del primer blackberry.
  • Videojuegos: Super Smash Bros., Marvel Super Heroes vs. Street Fighter, Silent Hill, Sim City 3000, Final Fantasy VIII, Sid Meier's Alpha Centauri, Star Wars: X-Wing Alliance, Need for Speed: High Stakes, EverQuest, Counter-Strike, Command & Conquer: Tiberian Sun, Tony Hawk's Pro Skater, Sonic Adventure, Resident Evil 3: Nemesis, Age of Empire II: The Age of Kings, Grand Theft Auto 2, Medal of Honor, Donkey Kong 64, Unreal Tournament y Quake III Arena.
  • Game Boy de Nintendo es discontinuado.
  • Y en 2.014 cumple quince años Joey King, que a su corta edad ha tenido roles de importancia en The Dark Knight Rises, Oz el Poderoso y El ataque. Ojalá que como actriz juvenil se desarrolle como una nueva Anne Hathaway y no como una nueva Lindsay Lohan... por su bien.

Hace 20 años (en 1.994):

  • Se establece el NAFTA, nombre de terror para un bloque comercial... ampliamente divisivo, mejor dejarlo así.
  • Estalla la rebelión zapatista en Chiapas. El Subcomandante Marcos ingresa al imaginario antiglobalización. Es de suponer que la venta de camisetas de rebelión contra el capitalismo consumista se incrementa durante algunos meses.
  • Primeras elecciones en Sudáfrica en donde votan todas las razas. Nelson Mandela es elegido Presidente.
  • El Genocidio de Ruanda, ¿hace falta decir algo más al respecto?
  • Se abre el Eurotúnel, a tiempo para que un par de años después sea escenario de la película Misión Imposible con Tom Cruise.
  • Asesinato político de José Francisco Ruiz Massieu en México. El mismo año, Ernesto Zedillo asume como Presidente de México. Y, lanzado como prima donna, Méxido hace noticia una tercera vez, ahora por el Tequilazo. ¡Ah! Y además Thalía ataca con MariMar, sólo porque no hay tercera sin cuarta.
  • En Chile, Eduardo Frei Ruiz-Tagle asume la Presidencia de Chile, por un período de seis años. Durante el siguiente sexenio, abundarán los chistes de moais.
  • El cometa Shoemaker-Levy 9 se estrella contra Júpiter.
  • Kurt Cobain es encontrado muerto de un escopetazo, aparentemente por suicidio. Las ventas de discos de música Grunge también se disparan, pero en sentido metafórico.
  • Ataque con gas sarín por parte de una secta apocalíptica, en el metro de Tokio.
  • Comienza el caso O.J. Simpson, cuando Nicole Brown Simpson y Ronald Lyle Goldman aparecen muertos en la residencia Simpson (no los Simpsons de Springfield, por supuesto).
  • Lorena Bobbitt es declarada mentalmente insana a consecuencias de un impulso carnicero irresistible, y por ende sobreseída del cargo de mutilarle el amigo viril a su esposo John Bobbitt.
  • Ronald Reagan revela padecer de Alzheimer. Lo que dará pie a un muy poco gracioso chiste en Padre de Familia.
  • En la ceremonia de los Premios Oscar para las películas de 1.993, La lista de Schindler se lleva 7 calvos dorados para la casa, iniciando la era de la respetabilidad para Steven Spielberg.
  • Se estrena la película El Rey León, destinada a transformarse en la cinta animada a mano (es decir, no por computadora) más taquillera de todos los tiempos.
  • Los veinte filmes más taquilleros de 1.994 son: El Rey León, Forrest Gump, Mentiras verdaderas, La máscara, Máxima velocidad, Los Picapiedras, Tonto y retonto, Cuatro bodas y un funeral, Entrevista con el vampiro, Peligro inminente, Acoso sexual, Pulp Fiction, Stargate, Santa Cláusula, Maverick, El especialista, Leyendas de pasión, Lobo, Beverly Hills III y Viaje a las Estrellas: Generaciones.
  • Green Day es la banda del día con su disco Dookie, haciendo popular el Punk, o el Pop Punk, o como quieran llamarlo. Otros discos importantes del año: Jar of Flies de Alice in Chains, Amor prohibido el último disco de la malograda cantante Selena, Parklife de Blur, Weezer (conocido también como el Blue Album) el debut de Weezer, Definitely Maybe de Oasis, Segundo romance de Luis Miguel, Korn de Korn (disparando el Nu Metal a pesar de que el disco mismo no es tan Nu Metal como el Nu Metal que vino después... escúchenlo y entenderán).
  • Los Simpsons alcanza su episodio número 100.
  • En televisión debutan Babylon 5, The Critic, Duckman, Ellen, El Fantasma del Espacio Costa a Costa, Models Inc., My So Called Life, Aladino: La serie, Party of Five, Chicago Hope, E.R., El toque de un ángel, Friends, y Spider-Man. Y se despiden Rugrats, Viaje a las Estrellas: La nueva generación, Dinosaurios, y Garfield y sus amigos.
  • Estalla una burbuja económica en el sitio más impensado de todos: el mundo de los cómics. Un montón de sellos editoriales pequeños silencian sus imprentas.
  • Muere Jack "el Rey" Kirby.
  • Comienza la Saga del Clon. Si saben de qué estoy hablando, perdonen por abrir una vieja herida; si lo ignoran, bendita sea su ignorancia.
  • Queda probado el condenado Ultimo Teorema de Fermat, de manera definitiva y final.
  • Sony lanza PlayStation; las palabras sobran aquí.
  • Microsoft deja de ofrecer ventas y servicios técnicos para MS-DOS, centrándose en adelante en Microsoft Windows.
  • Lanzamiento de un navegador de Internet que prometía ser el futuro: Netscape Navigator. Aunque no sobrevivió, encontró una reencarnación indostánica en el actual Mozilla Firefox.
  • America Online inicia una fuerte ofensiva para llevar Internet a la gente promedio, haciendo efectiva la idea de una autopista de la información. Una de las consecuencias más importantes es haber sentado las bases para que, dieciséis años después, la Guillermocracia haya llegado a existir.
  • Y en 2.014 cumplen veinte años... Dakota Fanning, Justin Bieber, Dakota Blue Richards, Saoirse Ronan, e Ivana Baquero.
Hace 25 años (en 1.989):

  • El 9 de Noviembre comienza la demolición del Muro de Berlín.
  • China experimenta las protestas en la plaza de Tiananmen, lo que lleva a la célebre foto del chino parado delante de una hilera de tanques de industria china, que no tienen bocina para tocar y decirle que se quite.
  • Ruhollah Jomeini, Ayatola de Irán, decreta una fatwa en la que sentencia a muerte a Salman Rushdie, por haber escrito los Versos satánicos. A la fecha, Rushdie sigue vivo, mientras que Jomeini morirá menos de tres meses después.
  • Akihito asume como Emperador de Japón, luego del fallecimiento de Hirohito. En 2.014 celebra su primer cuarto de siglo de un reinado en que su país ha sido azotado por la Crisis Asiática, sonados casos de corrupción, y Naruto.
  • El Sindicato Solidaridad en Polonia es legalizado. Sucede lo inevitable: Solidaridad gana las elecciones para una Polonia democrática.
  • Erich Honecker, líder comunista de Alemania Oriental, abdica. Es decir, renuncia.
  • En Rumania, Nicolae Ceauşescu es derrocado. El 25 de Diciembre, el Ejército de Rumania le desea a Ceauşescu una Feliz Ultima Navidad a plomo y fuego.
  • Revolución de Terciopelo en Checoeslovaquia.
  • Alfredo Stroessner el dictador de Paraguay es derrocado. Pocos meses después, Andrés Rodríguez es elegido Presidente del país.
  • Elecciones democráticas en Chile, las primeras desde 1.970. Gana el candidato demócrata cristiano Patricio Aylwin; cuando éste asuma en 1.990, principiarán veinte años de gobierno de la Concertación.
  • Carlos Menem, Presidente de Argentina. Bajo su gobierno el país entrará en un ciclo económico que acabará en una horrorosa indigestión de pizza y champaña.
  • Estados Unidos ataca Panamá, para derrocar a Manuel Noriega.
  • Carlos Andrés Pérez asume como Presidente de Venezuela. Menos de un mes después, el Caracazo.
  • Comienza la construcción del primer McDonald's en Rusia, que será inaugurado al año siguiente: ¿para eso querían capitalismo...?
  • Jaime Paz Zamora asume como Presidente de Bolivia.
  • Primera elección presidencial libre en Brasil desde 1.960.
  • Premio Nobel de la Paz para el Dalai Lama.
  • Tim Berners-Lee propone la moderna World Wide Web.
  • La sonda Voyager 2 alcanza su periposeidinion, que no es una enfermedad venérea masculina sino el término técnico para el máximo acercamiento al planeta Neptuno.
  • El inolvidable fiasco de la fusión fría.
  • Rain Man gana el Premio Oscar a la Mejor Película de 1.988.
  • Las veinte películas más taquilleras de 1.989: Indiana Jones y la última cruzada (que debió ser la última de Indy, según algunos), Batman, Volver al futuro II, Mira quién habla, La sociedad de los poetas muertos, Arma mortal II, Querida encogí a los niños, Cazafantasmas II (y luego dicen que fue un fiasco), La sirenita, Nacido el 4 de Julio, La guerra de las rosas, Licencia para matar (no habría otra Bond hasta GoldenEye, seis años después), Conduciendo a la señora Daisy, Lluvia negra, Todo en la familia, Prohibida obsesión, Magnolias de acero, Abismo, El campo de los sueños, y Tío Buck al rescate.
  • Divorcio de Madonna y Sean Penn (¿se acordaban de eso? ¿No? Es que ustedes no vivieron la década de 1.980). Al mismo tiempo, Madonna se las arregla para sacar de sus casillas a los religiosos con su disco y canción (¡y videoclip hot!) Like a Prayer.
  • Michael Jackson recibe por primera vez el sobrenombre de Rey del Pop.
  • Después de 26 años de transmisión ininterrumpida, termina la primera época de Doctor Who en Inglaterra.
  • Se exhibe el último corto de Los Simpsons en El show de Tracey Ullman. Poco después se exhibe el primer episodio de media hora de duración de lo que el cliché llamará la familia amarilla de Springfield.
  • En televisión se estrenan Un bello romance (que tristemente durará una sola temporada y nadie la recordará después), Aventuras en el planeta Tierra (otro simpático una temporada y olvídate), Chip y Dale: Los rescatadores, COPS, Quantum Leap, Rescate 911, Cuentos de la cripta, Seinfeld, Salvados por la campana, Karate Kid, Doogie Howser médico, Baywatch... y ya lo mencionábamos más arriba, Los Simpsons por supuesto. Y se despiden de la pantalla Webster (¡la camiseta favorita de los Flanders en la década de 1.980!), Dinastía (con un cliffhanger épico para cabrear a los cuatro patanes que todavía la seguían), Lazos familiares, Luz de Luna, Miami Vice, Camino al Cielo, Denver el Dinosaurio... y Karate Kid, la mencionábamos como estreno del año también.
  • Publicación de Gotham: Luz de gas (Gotham by Gaslight), con un Batman decimonónico luchando contra Jack el Destripador en Ciudad Gótica; aunque en su tiempo no recibió trato de tal, en retrospectiva ha sido catalogado como el primer Elseworlds.
  • Y en 2.014 cumplen veinticinco años... Edita Vilkeviciute, Nina Dobrev, Daisy Lowe, Erin Heatherton, Jake Lloyd (el mismo, el pequeño Anakin de La amenaza fantasma), Anton Yelchin, Lily Collins, Alyson Michalka, Phoebe Tonkin, Daniel Radcliffe (Harry Potter ya está viejo), Juno Temple, Belinda, Hayden Panettiere (save the cheerleader, save the world!), Dakota Johnson (la chica elegida para la película de 50 sombras de gris), Mia Wasikowska y Taylor Swift.
No se olviden de seguir a bordo de esta serie hecha para deprimir a los que todavía no se sienten tan viejos, porque ahora sí que la pista se pone pesada. En la tercera entrega iremos 30, 40 y 50 años atrás: 1.984, 1.974 y 1.964. Sí, ha pasado medio siglo desde The Beatles, entre otras cosas.

domingo, 16 de marzo de 2014

Qué te pasó TCM tú antes eras chévere.

Hola. Me llamo Marilyn Monroe, y yo era importante para TCM cuando el canal era chévere.
Incluso en su fase de decadencia, Los Simpsons nos han dejado grandes frases. El capítulo Bart al futuro de 2.000, que alguna vez fue considerado el peor de la serie y ahora es casi uno normalito en vista de cómo ha salido el resto hacia adelante, nos entregó el irónico "qué te pasó, tú antes eras chévere"; en inglés es "you used to be cool", y creo que al español de España lo tradujeron como "tú antes molabas". Hoy en día, una de las maneras más sarcásticas de reirse de algo en decadencia es espetarle a la cara un "tú antes eras chévere". Como TCM.

El canal Turner Classic Movies es propiedad de Turner Broadcasting System; en Latinoamérica forma parte de un conglomerado integrado entre otras frecuencias por Boomerang, Cartoon Network, CNN, I-Sat, Warner Channel, Infinito, Space y TNT. Cuando surgió en 2.004, su concepto era exhibir cine y series de televisión entre los inicios del cine sonoro en la década de 1.930, hasta la década de 1.970. Es decir, sólo cine clásico. Aunque su época de verdadera gloria partió más o menos en 2.007 o 2.008, cuando adoptaron la política de exhibir sus películas sin cortes comerciales, y en idioma original con subtítulos. Ambas políticas que han ido en zigzag, por supuesto.

Durante tres o cuatro años, el canal tuvo una programación extraordinaria. Cine negro. Blaxplotation. Ciencia Ficción clásica. Terror clásico. Cine épico. Fueron tres o cuatro años en donde TCM lanzó a la parrilla un montón de películas consideradas con justicia entre lo mejor que ha salido de Hollywood en cualquier tiempo. Y también otras películas menores, no tan interesantes, pero que vale la pena ahora y siempre repasar. Actores como Cary Grant y John Wayne, actrices como Katherine Hepburn y Marilyn Monroe, directores como Alfred Hitchcock o Roger Corman, todos tuvieron espacio destacado, e incluso algunos especiales, dentro de la programación. Frente a un Cinecanal y un HBO que mostraban cada vez más dependencia de los blockbusters hollywoodenses de turno, TCM se transformó casi en la tabla de salvación del cable, al menos para todos los que piensan que el cine tiene cosas mejores que la Saga Crepúsculo. La guinda de la torta fueron las épicas maratones de diciembre en que, cada día del mes, exhibían dos películas absolutamente clásicas, dentro de los ciclos llamados 50 películas que tienes que ver antes de morir.

Pero como todo lo bueno, no iba a durar. La primera señal fue que empezaron a introducir publicidad. Tímidamente, cada media hora, pero publicidad. Al principio eran dos o tres avisos promocionando otras películas a exhibir; ahora ya van por los ocho o diez en cada tanda, incluyendo reclamos de productos comerciales. Hace poco ahora a inicios de 2.014 incluso, exhibieron todos los avisos publicitarios del mismo TCM y cuando volvieron al programa, entonces cortaron el programa para exhibir anuncios insertados de publicidad nacional. Esto probablemente no es culpa de TCM sino de los operadores de cable locales, pero no es menos cierto que el propio TCM abrió los fuegos al empezar ellos mismos a insertar publicidad motu propio.

Y después empezó la invasión de películas de la década de 1.980. Al principio con cierta cortedad de genio, intercalándolas un poco aquí y un poco allá. Hasta ahí nada negativo: incluso servía para darle un poco de variedad a la parrilla. Pero la invasión siguió hasta que el cine anterior quedó acorralado. Fue una purga estalinista en donde toda la programación clásica fue sacada del horario prime. Todas esas películas clásicas que exhibían en horario privilegiado, ahora quedaban desterradas a las seis de la mañana o a las tres de la tarde. En versión doblada al español y con propaganda. Y además, seleccionadas sin ton ni son, sin ningún criterio en particular, tanto que a veces podían despacharse El halcón maltés a las tres de la tarde, y un Western infame a las tres de la tarde del día siguiente. E incluso esos espacios para el cine clásico están desapareciendo, devoradas por series televisivas no siempre particularmente memorables.

El horario prime terminó invadido por películas de la década de 1.980 primero. Y luego, por películas de la década de 1.990. E incluso, llegaron a exhibirse películas ya del siglo XXI, como las dos secuelas de Matrix o Ray; para este mes de Marzo de 2.014 en horario prime se programaron Jinetes del espacio (Clint Eastwood, al menos) y Match Point (Clint Eastwood y Woody Allen, a lo menos), y de ninguna de ambas películas puede decirse que haya sido una olvidada dentro de la programación del cable en los últimos años. En cuanto a la década de 1.990, en algunos casos son buenas películas, pero en otros son esperpentos como Spawn o Armagedón, cuyos únicos méritos para estar en un canal que presume de exhibir cine clásico, es el tener década y media sobre sus hombros y ser buenas como lo es el común de los oficiales de un ejército: por pura y crasa antigüedad. Aunque en beneficio de TCM, digamos que este mismo Marzo al menos programaron algunas buenas películas de la década de 1.970, quizás para compensar (Maratón de la muerte, Fiebre de sábado por la noche).

Con esta política de programación, terminaron cargándose el elemento de exclusividad que tenía TCM. Porque al exhibir películas más recientes, su parrilla cinematográfica no se diferencia en nada de otros canales del conglomerado del que forma parte. En consecuencia, no es raro ver que la película exhibida con bombos y platillos como un clásico del cine en TCM, de manera justificada o no, dentro del mismo mes es exhibida dentro de Warner Channel o TNT, o incluso Infinito y Space. Un gancho importante de TCM, la sensación de exclusividad que tenía el espectador, el pertenecer a una liga diferente que aprecia un tipo de cine también diferente al exhibido en otros canales, se evaporó.

Las series televisivas son otro apartado. Inicialmente eran pocas y de corte más bien clásico. Hasta que empezaron a exhibir Los expedientes secretos X. Empezaron en la segunda mitad de 2.010, exhibieron tres o cuatro temporadas, luego repitieron capítulos, y luego a inicios de 2.011 prometieron exhibirlas todas de corrido del primer al último capítulo. Siendo una serie de 200 episodios, se pasaron la mayor parte del año en eso. Luego rellenaron el último mes con un especial de los mejores episodios elegidos por los espectadores, y luego... vuelta a empezar desde el episodio 1, pero ahora anunciándolo de lunes a viernes cuando en realidad la programación había pasado a sábado y domingo. Nadie duda de que Los expedientes secretos X es un clásico de la televisión, pero hay una diferencia entre traer de regreso un clásico, y hacerlo exprimiendo al máximo a sus sufridos fanáticos. Además, Los expedientes secretos X ya había sido exhibida a mitad de década por el canal Space, de manera que no era una serie que hubiera estado fuera del aire desde su último capítulo en 2.002 precisamente.

Afortunadamente, TCM se mantiene todavía con series clásicas. En 2.010 exhibieron la miniserie Los pilares de la Tierra, y luego exhibieron Atila el Huno, pero eso sería todo en lo referente a siglo XXI. Aunque uno puede preguntarse cuánto aguanta una serie como McGyver, que fue exhibida de principio a fin a lo menos tres veces si no más, hasta que la terminaron reemplazando por Miami Vice. O Bonanza, otra serie sobreexplotada hasta el punto que la publicidad del canal anuncia con bombos y platillos cada nueva temporada para que el espectador se entere de que los siguientes episodios no serán repeticiones. Considerando que Bonanza suma catorce temporadas...

Volviendo a las películas. El último gesto de agonía del TCM clásico fue la supresión definitiva del especial 50 películas que ver antes de morir. En 2.011, abandonaron la política de exhibir dos clásicos absolutos por noche durante diciembre, y pasaron el especial a sendas maratones en las tardes de los sábados y domingos. Y como cuatro fines de semana no dan para exhibir cincuenta películas, porque serían doce horas de programación cada sábado y otras doce cada domingo, lo acordaron a Películas que ver antes de morir, sin el número 50 añadido. En 2.012 el reemplazo fue una selección de grandes éxitos de la década de 1.980, que al menos cumplió con tener un cierto nivel a la hora de elegir películas de esa época, bien sea por la calidad de las mismas, bien sea por el valor icónico o generacional de éstas. Y en 2.013 el especial desapareció por completo, cambiado por un especial con el insulso título Grandes éxitos, dedicado a películas de las décadas de 1.980 y 1.990 que no se diferencian en nada de lo que exhiben el resto del año, ni son tan grandes tampoco, y muchas de ellas exitosas tampoco lo fueron. Porque ninguna maratón de películas puede llamarse grande si incluye cosas como Batman Forever, Spawn o Armagedón en vez de cine de calidad.

Así es que ahora del TCM que aprendimos a amar en la segunda mitad de la década anterior, ya queda solamente la carcasa o fachada. Hay un TCM de la tarde dedicado a series antiguas, y que parecen ver sólo la gente de la tercera edad. Hay otro TCM que es el del horario prime, y del cual ya no quedan rastros de aquello que hizo grande al canal TCM alguna vez. Para que luego se pregunten por qué la gente sigue prefiriendo descargar películas al computador en vez de sentarse a ver cable.

miércoles, 12 de marzo de 2014

Cinco trucos para pagar menos impuestos en Chile (3 de 5).


En entregas anteriores de esta serie, aquí en la Guillermocracia, ya hemos visto dos trucos que le permiten hacerse descuentos en los impuestos. Todos ellos perfectamente legales. Ahora vamos a ver un tercero, que resulta en un interesante factor de inequidad, disfrazado por supuesto dentro del discurso neoliberal como un favorecimiento a la competitividad, etcétera.

3.- Si usted es empresario, puede hacer valer pérdidas de arrastre.

El impuesto de primera categoría, el que pagan supuestamente las empresas, se calcula más o menos de la siguiente manera. Primero se toman todos los ingresos brutos. A eso se le descuentan los costos directos, que es lo que cuesta producir ese ingreso. Luego se le descuentan los costos indirectos, que son otros costos no relacionados con ese ingreso, pero que aún así son pérdidas habituales para la empresa (por ejemplo: publicidad, créditos que no consigue cobrarse, algunos beneficios tributarios asimilados a costos indirectos como por ejemplo donaciones a universidades, etcétera). Y al último se introducen algunos ajustes por aquí y por allá.

Una vez obtenido el resultado, puede ser que éste sea positivo o negativo. Será positivo si después de descontarse todos los costos, aún queda algo en caja. Será negativo si los costos han sido tan altos, que los ingresos no alcanzan a cubrirlos; es decir, si usted ha funcionado con pérdidas en el año tributario.

La ley tributaria chilena a este respecto ha introducido un pequeño beneficio para los empresarios. Supongamos que usted obtiene beneficios negativos, o sea, pérdidas. En este caso lo que ha ocurrido es que su empresa se ha descapitalizado, ya que de seguro ha tenido que vender activos o sacrificar parte de su cuenta bancaria para sobrevivir. Suponiendo que consiga pasar al siguiente año tributario sin que la declaren en quiebra por el camino, esa pérdida puede contabilizarla como costo indirecto al año siguiente. A esto se lo llama pérdida de arrastre, porque consiste efectivamente en que usted arrastra la pérdida como costo al año siguiente, y se lo descuenta a dichos ingresos. Es una maniobra contable, por supuesto, ya que las pérdidas no se miden en dinero, sino en la contracción del activo de la empresa. Maniobra contable permitida y amparada por la ley, eso sí.

Volvamos al ejemplo de la fábrica de galletas que usted ha poseído ficticiamente a lo largo de los dos posteos anteriores de esta serie. Supongamos que hay crisis económica, y los padres están comprando menos galletas porque le dijeron a sus niños que "¡No hay dinero suficiente, así es que elige, quieres galletas o quieres interné!". A usted le cuesta 50 millones producir sus galletas, pero sólo ha conseguido vender un monto equivalente a 40 millones. En resumen, usted tiene un beneficio negativo o pérdida de 10 millones de pesos. Naturalmente, usted pagará cero pesos de impuesto a la renta de primera categoría.

Y aquí viene lo bueno. Usted no solamente no paga impuesto a la renta porque lógicamente usted no tuvo renta durante el año, sino que además puede trasladar esos 10 millones de pesos de pérdidas como pérdida de arrastre al ejercicio siguiente. Supongamos que al año siguiente usted, o mejor dicho su empresa, ingresa los 110 millones que decíamos en los ejemplos de los posteos anteriores, y sigue manteniendo sus 50 millones de costos. Le quedan 60 millones de utilidades... pero a esos 60 millones, usted le descuenta los 10 millones de pérdidas del año anterior, y se queda en 50. En pos de simplificar el ejemplo, vamos a hacer caso omiso del tema de la renta retirada, y para el caso vamos a suponer que usted se ha acogido al beneficio del art. 14 bis, pero que ha retirado la totalidad de las utilidades, por lo que no le hace a usted diferencia haberse acogido o no al beneficio este año.

La idea global detrás de esta figura, es conseguir que las empresas paguen impuestos en atención a sus utilidades a lo largo de varios ejercicios contables. Supongamos que en diez años su empresa ha tenido cuatro años con ganancias de 20 millones, tres con ganancias inusualmente buenas de 50 millones, y otros tres con pérdidas abrumadoras de 30 millones. Si no existieran las pérdidas de arrastre, usted debería pagar impuestos sobre (20+20+20+20+50+50+50) 230 millones de pesos a lo largo de diez años. Introduciendo las pérdidas de arrastre, la masa total de ingresos sobre la que calcular los impuestos quedaría en (20+20+20+20+50+50+50-30-30-30) 140 millones de pesos, lo que refleja mejor en particular su desempeño como empresario, así como se mantiene más en consonancia con el ciclo de la economía, evitando perjudicar a las empresas cobrándoles más impuestos de los que podrían pagar de acuerdo a su nivel de rentabilidad. Suena sensato.

¿En dónde está el problema? Una vez más, en que las personas físicas no tienen ese beneficio. Peatones como usted o yo, no pueden hacer valer pérdidas de arrastre. Porque dicho beneficio vale para el impuesto de primera categoría, que lo pagan las empresas (en realidad esto no es exacto, como ya hemos visto, pero digámoslo así por simplicidad), no para el global complementario. Si usted no es empresario, entonces no tendrá rentas de primera categoría, y por lo tanto quedará sólo afecto al global complementario, quedándose así sin este beneficio.

El impuesto global complementario se paga sobre todos los ingresos más o menos habituales de las personas: salarios y remuneraciones, arriendo de inmuebles o de vehículos, etcétera (supuesto de que usted tenga acciones, inmuebles aparte de su residencia o vehículos para arrendar, claro). Todo eso se suma, y paga usted su global complementario. Pero, ¿y si usted queda cesante y no recibe un salario durante varios meses, y no tiene otra fuente de ingresos? Entonces usted técnicamente está funcionando (usted se mantiene vivo, dicho de manera más directa) con pérdidas. Usted sigue gastando en alimentos, en medicinas si se enferma, en educación si se está formando o capacitando, etcétera. Y si usted no tiene ingresos y vive de allegado en la casa de alguien más, entonces ese alguien está gastando por usted, y por lo tanto usted es una pérdida para ese alguien. Y ese alguien, a su vez, también paga impuesto global complementario, y no puede descontarlo a usted como una pérdida de arrastre.

Pero de todas maneras, usted es una persona y no una empresa. Por ese motivo, parece razonable que ese beneficio que tienen las empresas, no exista para usted. Salvo porque...

...aplicarle ese mismo beneficio a las personas entraría de lleno en la lógica neoliberal de cómo funciona el mercado laboral. En la teoría económica neoliberal moderna, las protecciones laborales y la previsión social son distorsiones legales que perjudican la correcta asignación de recursos, y por lo tanto son una carga para la sociedad como un todo. Por eso se ha puesto de moda conceptos tales como ser emprendedor, usted es su propia empresa, en el mercado laboral si usted es un trabajador entonces usted es un productor o empresario porque produce trabajo, usted es su propia marca, etcétera. Entonces, si usted según dicha óptica neoliberal es tan empresario como el dueño de una empresa porque vende o alquila sus servicios por una remuneración, ¿por qué a usted le niegan el derecho a hacer valer sus propias pérdidas de arrastre? ¿Por qué ese beneficio existe sólo para las rentas que justo son aquellas que obtiene el empresario organizado y constituido como tal, y no para el empresario cuya utilidad deriva de la prestación de servicios laborales...?

En definitiva, las pérdidas de arrastre como institución no son negativas en sí. Lo negativo es que las razones lógicas por las cuales se le permite ese beneficio a las empresas, se les niega a las personas. O sea, el peatón como usted o como yo se queda con lo peor de ambos mundos: es un empresario sin un importante beneficio de ser empresario, dentro de una lógica economicista que predica el mantra de que todo dentro del mundo empresarial, nada fuera del mundo empresarial.

domingo, 9 de marzo de 2014

Synth80s - 1981.


A lo largo de este ciclo que hemos titulado de manera muy cool como Synth80s, ¡por fin! toca entrar en la década misma, luego de haber dedicado un posteo a la precursora década de 1.970, y otro al último año de esa década que fue 1.980 (y no 1.979, dicho por enésima vez). Ahora vamos con un año decisivo, 1.981, en donde por fin el Synth-Pop estalló con la gloria y majestad de un volcán. Plástico y sintético muchas veces, vale, pero volcán. Y sin más preámbulo, ahora vamos con la tercera parte de este fastuoso recorrido por la década de los teclados y sintetizadores:

25.- Vangelis - Chariots of Fire.



Hoy en día, las bandas sonoras electrónicas prácticamente han desaparecido del mapa. Empezaron a explorarse con timidez con Planeta prohibido en 1.956, hubo algunos insignes intentos que aquí en la Guillermocracia y en Synth80s dejamos fuera por motivos de espacio, y no sin lamentarlo (el tema de El exorcista de Mike Oldfield, el tema de Halloween por John Carpenter)... Pero varios golpes sucesivos propinados contra la electrónica hicieron que lo sinfónico se volviera el estándar para las bandas sonoras. Entre ellos John Williams para La guerra de las galaxias o Howard Shore para El Señor de los Anillos; bandas sonoras grandiosas, por supuesto, pero no hablamos de grandeza sino de electrónica aquí. Por eso vale la pena rescatar el trabajo de Vangelis para el cine, que incluye este tema conocido en Chile por la publicidad para la ahora desaparecida AFP Summa (sólidas raíces para cultivar su futuro). Porque de la película nadie se acuerda, a pesar de haber ganado cuatro Premios Oscar, incluyendo Mejor Película de 1.981. Y mejor banda sonora, para Vangelis. Terminemos con una precisión quizás molesta pero necesaria. En el álbum aparece un tema llamado Chariots of Fire (o Carros de fuego en rampante castellano), pero es una suite de veinte minutos compendiando los principales temas de la película; el tema que es el de créditos propiamente tal, y conocido a nivel popular como Carros de fuego en realidad lleva el título genérico de... Titles. Ni siquiera Titles of Chariots of Fire, sólo Titles a secas. Ténganlo presente si de repente se confunden buscándolo en YouTube, o en algunos otros sitios de ésos con proxys en varias partes del mundo para esquivar la persecusión de los mastines de las discográficas multinacionales.

26.- Kraftwerk - Computerliebe.



El casi adios a toda una era y una manera de entender los sintetizadores. Con el disco Computerwelt, cuya versión en inglés se llama Computer World y es en esencia lo mismo, sólo que cantado en inglés, Kraftwerk cerró una trilogía esencial para cualquier fanático de la electrónica (Trans Europa Express, Die Mensch-Maschine y el mencionado Computerwelt). Una serie de sucesos provocaron que Kraftwerk, la vanguardia de la electrónica aplicada con sensibilidad pop en la década de 1.970, demoraron el sucesor de Computerwelt hasta 1.986. Sólo que Electric Cafe no resultó ni de lejos tan memorable. No es un mal disco, pero es inferior a la gran trilogía que estamos cerrando, y además no se siente que aporte demasiado frente a otras bandas electrónicas que ya estaban superando a Kraftwerk mientras, digámoslo con todas sus letras, parasitaban mucho de su legado. Incluimos la canción Computerliebe por una razón pragmática: su línea principal fue saqueada por Coldplay para la canción Talk, y es seguro lo más cercano a Kraftwerk que muchos menores de 25 han escuchado en su vida. En beneficio de Coldplay, digámoslo que lo hicieron al menos pidiendo permiso, y obteniéndolo, por parte de los originales Kraftwerk. Es más de lo que se puede decir de un montón de músicos mediocres dando vueltas por ahí.

27.- Bolland & Bolland - In the Army Now.



Si les gusta la música ochentera de manera genérica, pero no han profundizado más allá, esto les sorprenderá. ¿No se suponía que este tema es más o menos de mediados de la década? Sí... el cover de Status Quo, que es la versión más conocida de la canción, y que data de 1.986. La original es ésta, y es de 1.981. Bolland & Bolland, nombre artístico de los hermanos holandeses nacidos en Sudáfrica llamados Rob Bolland y Ferdi Bolland, no tuvieron tanta resonancia como otras bandas inclinadas hacia la electrónica en parte porque dedicaron menos esfuerzos a su propia trayectoria artística, que a producir para otros, trabajando para gente tan diversa como Falco (incluyendo su fundamental Falco 3 y la canción Rock Me Amadeus), Suzy Quatro, Samantha Fox, y más modernamente Dana International. Es decir, son gente que merecen mucho más reconocimiento del que tienen. ¿Y qué decir de In the Army Now? Que es un tema obviamente de transición. Ya es Synth-Pop ochentero, pero tiene todavía algunos toques y arreglos que lo hacen reminiscente de la música disco de la década ya pasada. Como de costumbre, la transición entre décadas no se hizo de manera abrupta, y ciertos elementos de la música disco quedaban todavía pegadas como chicle a la suela de los zapatos. Que ya no eran taco plataforma, por suerte. Por cierto, me voy a dar el gusto de mencionar que Laibach hizo un cover de este tema en su habitual estilo tecnowagneriano, que puede les guste o no, pero que vale la pena de escucharlo; está en el disco NATO de 1.994 por más señas.

28.- Duran Duran - Planet Earth.



Si había gente todavía reminiscente de la década de 1.970, habían otros entusiasmados con quemarla, y cuanto antes. Como reacción a la displiscencia cochambrosa de la estética Punk, entre 1.979 y 1.981 se puso de moda otra vez en las discotecas el vestirse muy fashion. El llamado New Romanticism surgió y murió rápido como trend en el mundo de la moda, pero algo quedó: el uso agresivo de sintetizadores para marcar un sonido diferente, para la nueva generación, podríamos decir. En este ambiente una nueva banda llamada Duran Duran sacó su disco debut, también llamado Duran Duran, cuyo primer single fue Planet Earth. Con un videoclip dirigido por Russell Mulcahy, que venía de dirigir Vienna de Ultravox (ya incluido en la entrega 1.980 de Synth80s), y que además de transformarse en un one hit wonder del cine con Highlander, iba a trabajar con Duran Duran video sí y video también. Lo que no es menor si se considera que para la época, videoclips como los de Duran Duran resultaron revolucionarios, ya contaban con cosas entonces novedosas como una historia, y lo más importante, presupuesto. A la larga, Duran Duran se transformó en una de las más icónicas e influyentes bandas dentro de la New Wave, sinónimo de la imagen más sofisticada que intentaban proyectar los músicos de este género... y también sinónimo del almíbar que hizo tan resistido al género más allá de cierto tipo de público.

29.- Soft Cell - Tainted Love.



Hablando de rebelarse contra la música anterior e imponer de la manera más agresiva posible el sello propio... Tainted Love de Soft Cell. Porque nada dice tanto "acabemos con lo viejo, la nueva generación al poder", que hacer un cover Synth-Pop de un tema soul de 1.965. Con los sintetizadores usados de la manera más agresiva y plástica posible, para enfatizar el punto. Hay algo de triste en pensar que Soft Cell es una banda, o un dúo en realidad, que es un one hit wonder, y que ese one hit wonder no es un tema de ellos sino un cover. Y hay más tristeza todavía al pensar que las nuevas generaciones, aquellas que crecieron libres de la sombra de la década de 1.980, tienden a identificar más este tema por otro cover más, el de Marilyn Manson. Y en épocas más tempranas, cuando todavía no existía Internet para documentarse, mucha gente que gustaba de la música más para compañía y para la discoteca que para análisis sesudos como este que estamos llevando a cabo en Synth80s, muchas veces atribuía la canción a Depeche Mode. El propio Marc Almond, uno de los dos cerebros y una de las dos decenas de dedos tras Soft Cell, no suele tenerle demasiado amor a la canción. Quizás el tema ha envejecido un poco mal, por un uso de sintetizadores más pionero y provocador (para la época) que inspirado; si tienen curiosidad, dénle una oportunidad a la versión original de 1.965 por Gloria Jones, menos sofisticada en lo instrumental, pero mucho más evocadora. Y hablando de Depeche Mode...

30.- Depeche Mode - Just Can't Get Enough.



Entra en escena la que probablemente es la más importante banda con sintetizadores de todos los tiempos. Aunque irónicamente, esta descripción calza mejor con sus inicios que con desarrollos posteriores, en donde han incorporado una ración generosa de guitarras, y una interesante sensibilidad hacia géneros tan poco inclinados a la electrónica como el Rock Alternativo o el Grunge. Por eso es que Speak & Spell, el primer disco de Depeche Mode, pareciera no sonar demasiado como Depeche Mode. En algún minuto suena muy de su época, en particular un tema tan hilarantemente épico como Nodisco. No es casualidad que el único tema conocido de dicho disco sea Just Can't Get Enough, que sea el único interpretado en vivo de dicho disco por la banda, y que traten todo lo posible de pasar de él. Metiéndose en la trastienda, uno encuentra explicaciones. El disco entero fue compuesto por Vince Clarke. Este hombre después abandonó Depeche Mode y fue a formar una banda llamada Yazoo! (que también aparecerá aquí)... y acabará en Erasure. En efecto, Speak & Spell (título del disco traducible, de manera también hilarante tratándose de su álbum debut, como Habla y deletrea) suena y se escucha menos como un disco de Depeche Mode, que como una especie de Erasure prehistórico y cavernario. Después de la partida de Clarke, además de un segundo disco no especialmente memorable (A Broken Frame, que ni los propios Depeche Mode cotizan ni incluyen en conciertos o antologías más que en calidad de rareza), la banda encontró por fin su senda con Construction Time Again. Ya llegaremos hasta allá, en algunas entregas de Synth80s más.

31.- Kim Wilde - Kids in America.



En lo general, Kim Wilde se ha vinculado más con la escena New Wave, y durante la década de 1.980 creó música electrónica con cierto gusto y clase, alejándose de la estridencia de otros compañeros de generación y género (género musical, entiéndase). Por eso, sorprende en cierta medida que su mayor éxito, casi a nivel de one hit wonder, sea una canción tan gritona como Kids in America. Era la época, suponemos. El Synth-Pop era un juguete nuevo, y bandas y cantantes no siempre tenían muy claro cómo explotar sus posibilidades o qué hacer con él. La propia Kim Wilde ha regrabado el tema en más de una ocasión, siempre con miras a un comeback que, diciendo esto con pena, nunca termina de llegar. Porque Kim Wilde ha sacado con el tiempo canciones mucho mejores, incluyendo la bastante cruel Cambodia, ésta sobre un soldado que ha luchado en ese país y que regresa a casa con traumas de la guerra. Como artista, Kim Wilde se merecía tener mayor proyección que el discreto éxito que obtuvo en la década de 1.980.

32.- Kim Carnes - Bette Davis Eyes.



Al igual que Tainted Love de Soft Cell, Bette Davis Eyes ostenta la triste marca de ser el one hit wonder de Kim Carnes, que además es un cover. Porque el original es una versión country con algo de vodevil casi irreconocible, interpretada por Jackie DeShannon en el disco New Arrangement de 1.974. Otra marca común para Tainted Love y Bette Davis Eyes, es que las audiencias modernas están más familiarizadas con el cover que con la versión original, hasta el punto que consideran la canción como original de Kim Carnes. El videoclip, por cierto, fue dirigido por el que después de Vienna de Ultravox y Planet Earth de Duran Duran es casi el santo patrono del temprano Synth-Pop: Russell Mulcahy. Según chismorrea la nunca demasiado fiable Wikipedia, la propia Bette Davis estaba feliz con la versión de Kim Carnes, lo que no deja de ser tierno si se piensa que entre las actrices, Bette Davis fue realmente grande, pero ya para la década de 1.980, habiendo pasado la setentena, su presencia mediática ya no era mínima sino casi nula, y por lo tanto era una virtual desconocida para las nuevas generaciones. Y quizás volverá a ser una virtual desconocida, salvo para cinéfilos contumaces, ahora que la década de 1.980 está pasando al olvido, la de 1.990 está revitalizándose a pasos agigantados en la memoria popular, y por tanto Bette Davis Eyes pasará a ser otra canción de las que escuchaban nuestros viejos.

33.- Falco - Der Kommissar.



Poco a poco en esta sobredosis de sintetizadores que es Synth80s, comienzan a aparecer los grandes de la década. Lo hizo Depeche Mode, y ahora es el turno de Falco. Que es lo suficientemente grande como para haber merecido un posteo completo (Falco: Desde Austria con amor) aquí en la Guillermocracia. Pero para el público masivo deberíamos considerarlo un one hit wonder por Rock me Amadeus, pero en realidad sería un two hit wonder si sumamos Der Kommisar. Aunque quizás la versión más conocida del tema fuera de su Austria nativa no sea el original de Falco sino el cover en inglés que grabó After the Fire en 1.982, una banda de rock que estaba tratando de reinventarse en dirección al Synth-Pop... y que gracias a este cover se convirtió en un one hit wonder, justo antes de disolverse. Falco mismo había tenido una trayectoria que no es de extrañar para quien haya seguido esta serie Synth80s: había pasado por el Post Punk, en una banda llamada Drahdiwaberl, y luego había sido bajista en Ganymed, una banda Space Disco que ya presentamos en la primera entrega de Synth80s. El single salió a la venta en Austria, naturalmente, y también en Estados Unidos, Francia... y España, lo que ayudó a darle algo de popularidad en el mundo hispanohablante. Der Kommissar fue un anticipo de Einzelhaft, su primer disco como solista. En cuanto a la canción misma... habla de una noche de juerga que termina saliendo muy mal cuando la policía hace su aparición, y el cantante debe dar una serie de apuradas e hilarantes explicaciones. Alles klar, Herr Kommissar? (¿Todo claro, señor comisario?).

34.- D.A.F. - Der Mussolini.



Mientras los sintetizadores se tomaban al asalto la música pop, otra clase de fenómenos se cocinaban en el underground. Los primeros que utilizaron los sintetizadores a gran escala fueron las bandas Post Punk, que transitaron hacia el Synth-Pop y la New Wave... sólo para después rechazar el legado que ellas mismas germinaron, por comercial. De combinar la aspereza del Post Punk con sintetizadores con un filo más bailable, pero a la vez más agresivo que el Synth-Pop, empezaron a pavimentar el camino para la Electronic Body Music, o abreviado, EBM. Uno de los discos claves en la naciente escena EBM fue Alles ist Gut (Todo está bien), el irónico título del tercer álbum de Deutsch-Amerikanische Freundschaft, banda cuyo nombre puede traducirse como Amistad Germano-Americana, aunque mejor conocidos por la abreviatura D.A.F., para alivio del sufrido lector con alergia a las palabras ferroviarias del alemán. La intención prioritaria de Alles ist Gut es hacer música Punk, pero partiendo desde los sintetizadores en vez de la guitarra eléctrica. Y el resultado lo denota. Un elemento característico son las letras simplificadas y repetidas ad infinitum. Otro, una sátira bastante corrosiva y nihilista, incluyendo este llamado a bailar a lo Mussolini (...und tanz der Mussolini!). No puede decirse que este disco haya sido exitoso en el sentido comercial del término, pero a cambio resultó muy influyente: tanto Der Mussolini como Alle gegen Alle (Todos contra todos, una parodia del entusiasmo por los movimientos neonazis) se transformaron en sendos hits dentro de la minúscula escena EBM.

35.- Liaisons Dangereuses - Los niños del parque.



Liaisons Dangereuses es el epítome de one hit wonder influyente dentro del underground. Estuvieron activos apenas un añito, entre 1.981 y 1.982, y sacaron un solo disco, también llamado Liaisons Dangereuses, además de un solo single, Los niños del parque. Pero este fue el tema que impactó de lleno en los lugares más impensados. La idea era crear una banda que más o menos siguiera la línea del Electropunk a lo D.A.F., algo nada de raro si se piensa que uno de sus miembros, Chrislo Haas, tocaba ahí. La otra era Beate Bartel, que acabaría en la seminal banda Einstürzende Neubauten. No es raro que, cerca de un cuarto de siglo después, KMFDM haya sacado un cover de este tema. O que haya impactado de lleno e influido en el surgimiento tanto de la escena House de Chicago, como la escena Techno de Detroit. Nada de mal para un tema compuesto y cantado por un alemán, haciendo su mejor esfuerzo por entender la sintaxis del castellano y pronunciarlo de una manera correcta.

36.- Rush - Tom Sawyer.



1.981 fue un año decisivo para la escena musical porque todos los desarrollos que se habían estado larvando hasta entonces, estallaron bruscamente en la cara de la gente. El Synth-Pop básicamente se tomó la escena. Pero hasta el minuto, todavía había algo de desconcierto en el ambiente. ¿Qué podía dar un sintetizador de sí? ¿Era posible fusionar el sintetizador con el rock? Bandas como Rolling Stones o Queen ya miraban hacia la posibilidad. Y en medio de esa marejada, sucedió que una banda de Rock Progresivo de la década anterior, se subió al carro. La pieza maestra de Rush en esa década, el disco 2112 de 1.976, era ante todo Rock Progresivo a la vena, y uno podía preguntarse qué podía salir de una banda como ésa, simplificando su sonido, haciendo canciones más amistosas con la oreja radial, y sobretodo metiendo sintetizadores a mansalva. Es decir, dicho en bestia, vendiéndose. El resultado fue Moving Pictures, que si no es el mejor disco de la carrera de la banda, está muy cerca de serlo. Y Tom Sawyer se transformó en el caballito de batalla de Rush, además de uno de los temas más reconocibles para los rockeros y metaleros de la vieja guardia, aunque sea sólo de oído.

Correo electrónico oficial de la Guillermocracia

Correo electrónico oficial de la Guillermocracia

Twitter oficial de la Guillermocracia

Twitter oficial de la Guillermocracia
Related Posts with Thumbnails

@Guillermocracia en Twitter

¡De pie! ¡El Himno de la Guillermocracia! (letra en trámite):