domingo, 21 de diciembre de 2014

Las diez metidas de pata de la Trilogía Precuela de Star Wars (2 de 2).


En la entrega anterior de este posteo, comentábamos acerca de cinco metidas de pata que George Lucas cometió con la Trilogía Precuela, y de cómo podrían haberse evitado, o al menos manejado mejor. A continuación, las cinco que faltan para completar la decena, porque como es obvio, este posteo se llama Las diez metidas de pata de la Trilogía Precuela de Star Wars, y no las catorce, cuarenta y dos, o veinte mil metidas de pata.

6.- El romance de Anakin y Padmé.

En la Trilogía Original se nos reveló que Anakin Skywalker era el padre de Luke Skywalker, por lo que en la Trilogía Precuela íbamos a tener que ver cómo llegar hasta ahí. Bien por eso. Pero luego, el romance en sí fue manejado con la sutileza del vulcanizador que le repara las llantas al automóvil de Ricardo Arjona. De partida, Padmé ya es una adolescente en vías de convertirse en adulta durante La amenaza fantasma, mientras que Anakim es un niño, haciendo que la fijación de éste por ella en El ataque de los clones se sienta bastante edípica, y por qué no decirlo, algo enfermiza. En El ataque de los clones mismo, Padmé es claramente una chica madura mientras que Anakin es el adolescente rebelde y malote. Se suponía que su historia romántica iba a ser diabética, pero en vez de eso aparece casi como el ataque de un predador sexual sobre una pobre e indefensa chica, que además es tonta porque los años de ventaja no le dan la madurez para escaparse de la trampa. De esta manera, la muerte de Padmé a manos de Anakin casi no tiene impacto emocional: no parece un momento trágico de debilidad por parte de Anakin, sino el triste final de una relación abusiva medio consentida por una chica demasiado tonta u obnubilada como para darse cuenta del pimpollo que tenía por delante. Esta era una historia menos propia de una tarde romántica de cine, que de un par de audiencias por violencia intrafamiliar en un Tribunal de Familia. De hecho, ya oigo a los medios de prensa de esa galaxia muy, muy lejana, reportando la noticia: "Buenas noches. Hoy en la tarde hubo un nuevo femicidio, cuando el caballero jedi Anakin Skywalker fue acusado de matar a su esposa Padmé Amidala usando sus poderes jedi. La víctima era una connotada figura política en su planeta de origen. El SERNAM ha anunciado que emprenderá todas las acciones legales que correspondan para perseguir la responsabilidad del sospechoso"...

¿Cómo hubiera quedado mejor? En realidad, La amenaza fantasma nunca debería haberse rodado. Pero supongamos que George Lucas quiere meter su bendita carrera de automóviles estilo Ben Hur, de manera que rueda un plomo de dos horas para envolver una secuencia de quince a veinte minutos. En ese caso hay dos posibles soluciones. Una es que el rol de Padmé como reina de Naboo hubiera sido entregado en realidad a su madre (que no aparece en la película), equiparando así las edades de Padmé y Anakin; eso hubiera conseguido que las interacciones de ambos hubieran sido más fluidas y naturales, como dos niños compañeros de juegos que después se pierden y reencuentran para verse más sexies de adultos. La otra alternativa era que Padmé y Anakin no se hubieran conocido en lo absoluto durante La amenaza fantasma, y se hubieran venido a encontrar recién en El ataque de los clones, lo que hubiera hecho más natural su relación de conocerse y encontrarse. Y sobre todo... no arrojar tan rápido a Padmé en brazos de Anakin. Porque hay que tener un poco de orgullo y amor propio, chica.

7.- Reemplazar a Darth Maul por el Conde Dooku.

En La amenaza fantasma, el discípulo del Sith en las sombras es Darth Maul, un formidable guerrero que consigue plantarse a dos experimentados Jedi cara a cara y conseguir cargarse a uno antes de sucumbir ante el otro. Luego nos informan algo que ya se sabía del Universo Expandido: que siempre hay dos, un maestro y un discípulo, y que por lo tanto el Maestro anda por libre. En El ataque de los clones vemos a su reemplazo: El Conde Dooku. Interpretado por Christopher Lee, el Conde Dooku es sin lugar a dudas un personaje imponente, pero aún así no puede compararse a un vejete octogenario con un humanoide macizo y con pintura de guerra y muy mala actitud. Es casi el equivalente de anunciar un concierto de Black Metal, y cuando por un motivo u otro la banda Black North Misery Forests decide bajarse, lo reemplazan por Tom Jones. En El ataque de los clones, el conde Dooku tiene su momento de gloria luchando contra Yoda, en una escena que sería épica de no ser por los saltos de Superratón que se pega el mosco verde. Y luego, en La venganza del Sith, el Conde Dooku es eliminado sin ninguna ceremonia, al comienzo de la película. Lo único que salva al Conde Dookula de la ignominia, es lo que ya dijimos, que es interpretado por Christopher Lee.

¿Cómo hubiera quedado mejor? En realidad, la regla de que sólo puede haber un maestro y un discípulo Sith es una estupidez. ¿Cómo se supone que la secta Sith va a crecer y prosperar, si sólo pueden haber dos de ellos y nada más que dos de ellos a la vez? ¿Y si el maestro se muere por cualquier causa, antes de transmitir todos sus conocimientos? A fuerza de pura lógica, la secta Sith no debería haber existido, barrida como una curiosidad a nota a pie de página dentro de las enciclopedias de historia galáctica. Pero digamos que queremos mantener la regla bajo cualquier (estúpida) justificación, y la secta increíblemente sobrevive. En ese caso, si George Lucas decidió que Darth Vader iba a sobrevivir al ataque contra la Estrella de la Muerte en La guerra de las galaxias, podría haber hecho lo mismo por Darth Maul, transformándolo en el discípulo Sith hasta su muerte y reemplazo por Anakin Skywalker. ¿Y el Conde Dooku? Hubiera quedado mucho mejor como un agente externo de Palpatine, operando en las sombras y en paralelo a Darth Maul, pero no un Sith por derecho propio. De esta manera hubiera traído a colación un poco una dinámica similar a la existente entre Darth Vader y Moff Tarkin, en La guerra de las galaxias, lo que por supuesto hubiera hecho saltar el corazoncito de todos los fanáticos.

8.- Esconder al Emperador.

Al final de La amenaza fantasma, aparece el Emperador. A lo largo de las tres películas vemos como el Emperador maneja todos los hilos desde las sombras, y bajo las narices de todo el mundo. Sólo al último, en La venganza del Sith, las películas revelan la verdad: el Emperador ha sido todo el tiempo nada más y nada menos que... ¡Palpatine! El problema es que se trata del secreto peor guardado de la Historia. Los fanáticos sabían desde hacía mucho que el Emperador y Palpatine eran la misma persona, no en balde el tema fue introducido en el Universo Expandido justamente. Y para el espectador casual, en realidad tampoco costaba demasiado figurárselo, sea descartando a todos los otros personajes hasta quedarse con el único candidato posible, sea adivinándolo a través de sus constantes maquinaciones para arribar al poder supremo. Al momento de la gran revelación, sólo los más palurdos o los niños que nunca han visto esta clase de cine antes, podían haberse sentido sorprendidos de que el Emperador, todo el tiempo, ¡era él!

¿Cómo hubiera quedado mejor? No jugar la carta del misterio en lo absoluto. La identidad del hombre bajo la capucha es un misterio para los personajes, pero el espectador sabe desde el minuto uno de quién se trata. Reemplazar el suspenso de quién es el hombre bajo la capucha, por el suspenso de cuándo los Jedi van a darse cuenta de que Palpatine es más de lo que piensan. De hecho, en las películas mandan a Anakin a espiar a Palpatine, pero lo hacen demasiado tarde, cuando ya tiene poderes extraordinarios. Anakin es el candidato obvio por el interés de Palpatine en Anakin, pero ese mismo interés debería haber puesto a los Jedi a sospechar, y mantener bajo vigilancia más estrecha también a Anakin, y no solamente por parte de Obi Wan, quien ha probado en el pasado ser una bala perdida más o menos igual que Anakin.

9.- Haber rodado La amenaza fantasma.

La Trilogía Precuela se hizo con un esquema creado de manera más o menos involuntaria con El Imperio contraataca, explorado por la trilogía de Volver al futuro, y codificado finalmente por las dos secuelas de Matrix. Esto es, se rueda una película que, si funciona, tendrá secuelas. Luego se planifican y ruedan dos secuelas a veces una en conjunto con la otra, y se deja en la segunda parte un enorme continuará que enlace a ambas. Esto es llevado a casi un extremo con la Trilogía Precuela, ya que La amenaza fantasma transcurre varios años antes de las otras dos, lo suficiente como para que Anakin en una sea niño y en las otras sea ya un hombre capaz de preñar a Padmé con gemelos. Además, La amenaza fantasma no añade nada que no haya sido explotado con mayor profundidad en las otras dos películas, incluyendo el importante tema del conflicto interior de Anakin Skywalker. La amenaza fantasma está tan desconectada de las otras, que un espectador que jamás haya visto ninguna película de Star Wars podría partir por el Episodio II y seguir hasta el VI sin perderse nada substancialmente importante. Si a eso le sumamos un argumento infantiloide a decir basta, ya estamos liados.

¿Cómo hubiera quedado mejor? En realidad, las tres películas deberían haber presentado a un Anakin ya adolescente o adulto. Esto hubiera tenido muchas ventajas. Hubiera eliminado de cuajo el problema de presentar el inicio del romance de Anakin y Padmé como una ilusión infantil devenida en acoso sicopático. Nos hubiera ahorrado mucho de política que en realidad distrae más que ayuda, y que de todas maneras podría haber sido inyectado en episodios subsiguientes. Y nos habría ahorrado casi todo lo relativo a la política y guerra de Naboo, que no añade demasiado al resto, centrándose así en lo realmente bueno: las Guerras Clones. Una posible estructura alternativa hubiera sido la siguiente. Episodio I, El ataque de los clones, con un título menos vergonzoso, pero aparte de eso más o menos igual a cómo la conocemos, parchando algunos obvios problemas argumentales, como por ejemplo el asesino tan idiota que en vez de utilizar polonio, utiliza el veneno más fácil de rastrear en toda la galaxia. Episodio II, con vaya uno a saber qué título, y con un argumento similar a La venganza del Sith, terminando con Anakin Skywalker convirtiéndose al Lado Oscuro de la Fuerza y dejando como gran continuará, el ascenso de Palpatine, el inicio del exterminio de los Jedi, y la cara de estupefacción de éstos al decir: "¡oh, demonios, ahora Anakin es uno de ellos!". Y finalmente un Episodio III que se hubiera extendido en el exterminio de los Jedi, y en un tema que quedó dolorosamente casi por completo fuera de la Trilogía Precuela: cómo fue que los Jedi y los restos de la República se organizaron para montar el núcleo de la Rebelión, con las Guerras Clones desatadas a tope. Y que hubiera terminado con Anakin Skywalker convertido en Darth Vader, por supuesto. Díganme si los decepcionados por el Episodio II, que no fueron pocos, no hubieran pagado oro en barras por ver el Episodio III, de haber seguido el esquema que proponemos aquí.

10.- La ética Jedi.

Un tema doloroso de la Trilogía Precuela, es el poquísimo favor que le hace a los Jedi. Ya en la Trilogía Original, los Jedi aparecían como un poquito manipuladores, gentes que sueltan las verdades a medias a un pobre campesino de Tatooine para al final decirles que el entrenamiento Jedi no termina con un diploma, sino con el exterminio de un enemigo político. Pero esas características son llevadas al paroxismo en la Trilogía Precuela. Los Jedi son presentados como los buenos, pero en realidad aparecen como una casta de iluminados religiosos que abusan de su posición social, son miopes ante la putrefacción política de la República, y so pretexto de la defensa de la democracia llevan a cabo algunas acciones bastante discutibles, como lo prueba el más bien nulo respeto por las vidas y propiedades ajenas durante la persecución por los cielos de Coruscant en El ataque de los clones. Por ejemplo, si Obi Wan es un Jedi que respeta la vida, ¿por qué no intentó redimir a Anakin Skywalker llevándoselo del planeta volcánico Mustafar y salvándole la vida? ¿O al menos dándole una muerte misericordiosa en vez de dejarlo botado a su suerte, entero quemado después de haber sido asado en lava? Es doloroso que Obi Wan es un héroe y Palpatine un villano, y aún así es Palpatine quien acude al rescate de Anakin. Es doloroso también que Obi Wan no note que su frase: "Sólo los Sith piensan en términos absolutos" es en sí misma un pensamiento formulado en términos absolutos, lo que lo hace aparecer como un fascista quejándose de que los otros fascistas de signo contario no lo dejan ser fascista a gusto.

¿Cómo hubiera quedado mejor? Siendo una Trilogía Precuela, era obvio que los Jedi no iban a ganar: el gran final no podía ser otro sino el hundimiento de la República, el surgimiento del Imperio, y el exterminio de los Jedi. Hubiera quedado todo mucho más redondo si es que el guión hubiera explorado un poco más la dinámica entre los Jedi y los Sith. La película hubiera debido explorar el hecho de que la República estaba viniéndose abajo y los Jedi eran el espinazo de la misma, por lo que alguna responsabilidad debía caberles. La película hubiera debido mostrar a uno o varios Jedi haciendo sus respectivos mea culpa respecto de esto. Reconocer un error es de hombres, o de mujeres según sea el caso, pero los Jedi, a pesar de ser los buenos, no son mostrados de esta manera. Hacerlos más humildes les hubiera permitido salvar la cara mucho mejor. Se dice que George Lucas se inspiró en la caída de la República romana, y los Jedi hubieran quedado mejor si hubieran sido más autocríticos, en vez de comportarse como republicanos estilo Cicerón para quienes la República no tenía ningún problema. Este tópico, Isaac Asimov lo trató mucho mejor a través de su personaje Hari Seldon, pero en la Saga de las Fundaciones no existía una Orden Jedi que fueran los buenos del cuento. Se ha acusado muchas veces que George Lucas copió varias ideas de Isaac Asimov; por una vez que hubiera sido beneficioso que Lucas se hubiera nutrido del Buen Doctor, y prefirió no hacerlo en un punto ideológico crucial.

La Trilogía Precuela según la Guillermocracia.

Todo lo anterior es muy bonito, pero todavía podemos preguntarnos cómo hubiera podido funcionar todo esto en su conjunto. Después de todo, hemos introducido tantos cambios, que bien podría argumentarse que no queda nada de la Trilogía Precuela, ¿verdad? De manera sorprendente, no es para tanto. Los guiones tendrían que ser reescritos por entero, pero la historia de fondo hubiera podido salvarse, con modificaciones. Entonces, podemos preguntarnos cómo hubiera quedado la Trilogía Precuela, si se hubiera escrito siguiendo las diez modificaciones que comentamos. Entonces, he aquí, la Trilogía Precuela, edición de Guillermo Ríos:

Episodio I: La batalla de los droides. En principio, una revisión de El ataque de los clones. Anakin Skywalker es un joven Jedi (joven, no niño) del planeta Tatooine, entrenándose bajo un Jedi llamado Obi Wan Kenobi. Su misión asignada es proteger a Padmé, la princesa de un planeta ubicado en quítame allá esas pajas. Padme sufre un atentado, y en medio de la confusión, sospechando traición de por medio, Anakin Skywalker corta con los Jedi y decide proteger a la chica de la única manera que se le ocurre: llevándosela al planeta que conoce mejor, su propio mundo hogar. Los Jedi discuten la posibilidad de que haya traidores dentro de sus filas colaborando con la Federación de Comercio, los separatistas, etcétera. Sin noticias de Anakin, Obi Wan es enviado a investigar un nuevo ejército de droides (no clones) que podría estar relacionado con el asunto. A su vez, Obi Wan es seguido por Mace Windu, que sospecha de él porque es el mentor del Jedi que ha desaparecido con Padmé, después de todo. Obi Wan y Mace Windu al final forjan una alianza cuando luchan contra un misterioso sujeto llamado Bobba Fett, al que consiguen despachar, o ésa es la apariencia del desenlace. Al final, todas las pistas llevan a un planeta en donde estaría la base de operaciones de la Federación. Gran batalla final, lucha contra Darth Maul, Padmé y Anakin viven su romance, etcétera. Gran continuará: La conspiración sigue adelante, y Palpatine es quien ha orquestado todo en las sombras con la ayuda del Conde Dooku.

Episodio II: La venganza del Sith. En esencia, una versión de la primera mitad de La venganza del Sith. Los Jedi sospechan ahora crudamente de Palpatine, y se movilizan para investigarlo, soltándole como carnada a Anakin, ya que Palpatine tiene interés en él por alguna razón. Por su parte, la galaxia arde en guerras por todas partes, con un alienígena cyborg llamado el General Grievous sembrando el caos a nivel masivo. Palpatine convence a Anakin de que ellos son los buenos que le darán orden a la República, mientras que Padmé por su parte sigue fiel al ideal democrático. Separación entre los amantes, muchas lágrimas, etcétera. Frustrado porque ha perdido al amor de su vida, Anakin se resuelve a demostrarle a ella que una nueva galaxia es posible, y colabora activamente con el golpe de estado de Palpatine. Ahora, Anakin se ha pasado al lado oscuro y se ha transformado en la mano derecha de Palpatine, aunque todavía no es Darth Vader.

Episodio III: La caída de la República. En lo principal, una versión extendida de la segunda mitad de La venganza del Sith. Las tropas de Palpatine, que ahora se ha coronado Emperador, libran una dura batalla contra la República. Y entonces Palpatine saca su carta final: ha descubierto que los genes de Bobba Fett, que ha sobrevivido, aunque no pueden ser clonados al ciento por ciento por alguna razón, sí que pueden ser utilizados para fabricar clones de combate. Entonces suelta un pulso electromagnético sobre la mayoría de los planetas de la galaxia y desactiva a los droides. Sin sus tropas droides, la República está condenada, aunque algunos políticos deciden prepararse para la resistencia, pasan a la clandestinidad, y crean la Rebelión. En medio del caos generalizado, los Jedis consiguen liquidar a Grievous y a Darth Maul, y también a Bobba Fett, en apariencia otra vez, aunque todo lo anterior, al precio de la muerte de Mace Windu. Mientras tanto, Anakin libra una última batalla para capturar a Padmé y obligarla a que lo ame, momento en el cual se libra el duelo en el planeta volcánico Mustafar en donde Anakin quedará convertido en asado a la parrilla. El gran final es, por un lado, la fundación oficial de la Rebelión, y por el otro, Darth Vader se viste su armadura.

Como pueden apreciar, es esencialmente la misma historia, aunque los detalles cambian. Y díganme ustedes si la Trilogía Precuela no hubiera quedado mejor con el argumento que acabo de resumir.



22 comentarios:

Walter Gonzalez dijo...

La verdad, este guión es mucho mejor que el original. La estupidez del anfibio ese es molesta y la carrera de pods es muy larga, parece sacada de alguna trama postapocalíptica ochentera estilo Mad Max.

Si George Lucas quería mostrar la infancia de Anakin, lo hubiera hecho como una retrospección fugaz, talvez en el momento que Any está a punto de morir, solo y rostizado.

La Trilogía muestra a Padmé como una adolescente pedófila, algo que la puritana censura gringa pasó por alto.

Cidroq dijo...

Pues bastante bien la adaptación, a mi gusto personal algo que también tocaría sería un poco de la historia de han solo, según mis cuentas al final del episodio 3 han solo deberia tener entre 10 y 15 años de edad, por lo que tal vez en una batalla entre la república y el ejército de palpatine su familia se ve envuelta en el fuego cruzado y sufre la pérdida de algunos o todos sus miembros, por eso decide mandar al diablo a los dos bandos y estar siempre por su cuenta (y convertirse en el contrabandistas bad ass que se robó la trilogía original).

Y otro detalle es que explicaran claramente de donde salió el tío Owen ( ¿o sí lo explicaron?)

Guillermo Ríos dijo...

@Walter Gonzalez, en realidad mostrar la infancia de Anakin vía flashbacks era la mejor opción narrativa de todas. Pero no, George Lucas tenía que castigarnos con una película completa. Por cierto, especulando un poco, si suponemos que Anakin en el fondo es un avatar o proyección del propio George Lucas... ¿habrá tenido alguna clase de fantasía con Natalie Portman, para haber creado una historia que, citando, "la puritana censura gringa pasó por alto"...?

@Cidroq, no estoy tan seguro de que incluir a Han Solo hubiera sido una buena idea, porque parte del encanto del personaje es justo imaginarse de dónde vino o qué le sucedió, para transformarse en el duro y cínico que conocimos por primera vez. Después de todo, también R2D2 y C3PO perdieron mucha mística por haber sido incluidos con calzador en la Trilogía Precuela, por similares razones.

Me imagino que el tío Owen nació mientras Anakin estaba fuera de Tatooine, entre el Episodio I y el Episodio II. Pero tampoco es algo que me apure en saber. Muchas veces, la mejor manera de explicar las cosas es no explicar nada en lo absoluto, y dejar que la magia de la Historia haga todo el trabajo por uno. Star Wars fue siempre una historia fantástica disfrazada de Ciencia Ficción, y racionalizarlo todo hasta el último detalle ayuda mucho a matar la magia que, se supone, toda historia fantástica debería tener, para funcionar como tal. Como debería saberlo cualquiera que haya tenido que sufrir la Trilogía del Hobbit de Peter Jackson al cine, ahora último.

Elwin Álvarez Fuentes dijo...

Creí que ibas a hablar de los MIDICLORIANOS ¿los recuerdas? Qué tontera, luego de referirse a ellos en el Episodio I, los desecharon por completo como bien sucedió con Ja Jar Binks. Una humilde recomendación te dejo: Ve la película de culto "Fanboys", que te va a ha hacer reír harto.

Guillermo Ríos dijo...

Hay dos cosas que dejé fuera, porque el posteo iba a ser sobre 12 metidas de pata y no 10: los midiclorianos, y que tanto R2D2 como C3PO hubieran conocido de antes a Anakin. Pero dejé ambos puntos fuera porque no encontré manera de corregir o mejorar ambos puntos, y como parte importante del posteo era no sólo criticar, sino también sugerir posibles mejoras...

¿Fanboys no es la película en donde Kristen Bell aparece disfrazada de princesa Leia...?

Elwin Álvarez Fuentes dijo...

Sí, la misma, aunque como no conozco a esa mina ni en disputa de canes, tuve que buscar referencias en la red para responderte.

Guillermo Ríos dijo...

Venía siendo famosa de Veronica Mars, si la memoria no me traiciona, aunque yo vine a conocerla cuando apareció de secundaria en Heroes.

Navi dijo...

Tienes buenos puntos, pero en ambas entradas escribes de una manera arrogante, como sea, lo rescatable es bueno.

Solo como dato Padme tiene entre 13 y 14 años en la amenaza fantasma, y Anakin tiene 9 años. La actriz si estaba mayor para aparentar la edad, pero en cuanto lo que es historia, no veo nada de malo llevarse 4 o 5 años, especialmente cuando ambos ya son adultos en la segunda película.

Guillermo Ríos dijo...

¿Y alguien me podría decir en dónde está lo arrogante? No sólo hago diagnóstico de problemas, sino que también propongo soluciones, lo que lejos de arrogancia, es tener un espíritu proactivo y colaborador. ¡Si prácticamente le estoy dando la pauta a algún fanautor para escribir su propio clon de Star Wars, mejorado, y gratis!

Sobre la edad de Padme, la verdad es que me baso en la información de las películas (el Universo Expandido es otra cosa), y no recuerdo que en ninguna se señale que tienen una diferencia de edad de cuatro o cinco años, aunque es posible que la memoria me traicione en ese punto, porque la última vez que vi las películas fue hace bastantes años, después de todo. Si ese fuera el caso, entonces sí estoy de acuerdo en que el componente edípico del asunto se vería bastante rebajado; de hecho, he conocido parejas de la vida real, en donde la chica es mayor por esa diferencia, y no dan la impresión de un Edipo buscando a su Yocasta ni mucho menos.

Martín dijo...

Este que... Muy buenos puntos, la verdad, pero también habría que añadir el ojo clínico de los jedis para escoger sus aprendices: los más poderosos se vuelven sith. Otro rasgo de imcompetencia rayana en la estupidez para los jedis.

Unknown dijo...

Me gusta tu manera de pensar como deberian haber sido las peliculas, pero con darth maul la unica alternativa para lucas era la muerte en la primera pelicula , no queria un rival a darth vader por eso pienso que lo eliminaron, aun asi ese personaje es de los pocos que ha tenido una gran aceptacion y que la gente hubiese querido ver mas

Guillermo Ríos dijo...

@Martin, punto confirmado en el Episodio VII, y con alevosía y ensañamiento. Tres generaciones después, todavía no aprenden. Si hasta me hacen acordar de cuando Dark Helmet se burlaba del jovencito en Spaceballs, de que los buenos son tontos, etcétera.

@Unknown, lo mejor que le hubiera podido pasar a la Trilogía Precuela es haber tenido un villano a la altura de Darth Vader. Considerando que son generaciones distintas, no se hubieran pisado los callos. Además, la Trilogía Original es más significativa para los que crecieron con ella, léase los nacidos entre 1.965-1.985, mientras que la Trilogía Precuela es quizás más significativa para los que nacieron entre 1.985-2.005, porque cuando se estrenaron las películas, eran todavía los que estaban en la edad impresionable. Es muy probable que a los espectadores menores de 30 años, Darth Vader les diga significativamente menos que para los espectadores mayores de esa edad.

ixchel sak taak’in dijo...

Me gusto mucho la reescrita historia solo yo le modificaría unos pocos detalles

-Episodio I: La batalla de los droides

- Por medio de flashbacks sabemos que los aprendices de Jedi son separados de sus familias muy chicos para que sus únicos lazos sean únicamente con la orden.
Pero al demostrar su potencial Anakin son sus propios padres que no son mas que los esclavos de los esclavos ven en los Jedi la salvación para su hijo y lo entregan,
Y que para mitigar su tristeza su maestro (que podría ser Qui-Gon) le hace creer que a cambio de el pequeño sea un buen discípulo su familia tendrá algunos beneficios,Anakin es un gran discípulo convencido que con su partida la situación de su familia mejoraría , pero una seria de pesadillas lo insta a saber de su familia ,al tener prohibido volver a verles investiga y descubre que su familia fue hace varios meses atrás brutalmente asesinada. En secreto le hecha la culpa a los Jedi de sus muertes ya que le hicieron creer que mientras el fuera leal su familia estaría a salvo pero nada de eso paso.Ese rencor es la semilla del odio que lo llevara al lado oscuro.

- Anakin es enviado a proteger a Padme Amidala la futura reina la cual es el primer blanco el por protección la esconde en Tatooinee al principio mantienen los dos sus roles pero poco a poco los dos demuestran tener a sus espaldas una gran responsabilidad y la soledad los empieza unir.Amidala es victima de un atentado y si se salva es por la intervención de Anakin.

-El atentado de Amidala levanta sospechas ya que nadie sabia en donde se encontraba,lo que levanta sospechas sobre posibles espías entre los Jedi Anakin para tener éxito en su misión decide cortar por el momento toda comunicación con los Jedi .El único que sabe donde se encuentra es Obi Wan,el deciden investigar un sospechoso ejercito de Droides ,pero los Jedi esta al borde de la paranoia por lo que el alto mando sospechan de la lealtad de Obi wan y le piden a Mace Windu que lo espié. Obi Wan y Mace tienen una épica batalla Mace se da cuenta de la gran lealtad de Obi Wan y decide ayudarlo.

-Se arreglan un poco las cosas y al final Padme puede llevar su vida de antes,pero por seguridad Anakin como guardaespaldas esta con ella. Los supuestos espías son encontrados y condenados,se vuelve a respirar paz. Pero es una paz Falsa ya que Palpatine y Doku han orquestado todo. Palpatine no solo a encontrado a un gran guerrero en Anakin sino su verdadero interés es la gota de oscuridad que esta en el. Todo lo demás es igual excepto a pesar de que Anakin siente algo por Padme ,el quiere ver este sentimiento como algo contra lo que debe de luchar ya que va en contra de lo que le enseñaron

ixchel sak taak’in dijo...

Episodio II: La venganza del Sith.

- La galaxia arde en guerras por todas partes, con un alienígena cyborg llamado el General Grievous sembrando el caos a nivel masivo

-Los Jedi se van contra Palpatine ,pero no cuentan con el Conde Doku quien a fingido su propio secuestro,el no es sensible a la fuerza pero si muy sensible a los sentimientos de los demás lo que permite tener un gran talento en la manipulación.Para dar gracias por "salvarlo" se acerca mucho a Anakin aprovechando sus influencias sobre el acrecienta esa gota de oscuridad.

-Anakin por Doku empieza a dudar mas y mas.La guerra se a cobrado muchas victimas y se encuentra pensando en el que se necesitan varios Jedi para matar a un intento de Sith ,ya que para matar a un simple aprendiz de Sith hubo que sacrificar mucho.Ademas de que se descubre que el mito de los dos Sith es una mentira,ya que nadie sabe cuantos Sith realmente hay,y eso desespera mas a Anakin que no puede creer lo ignorantes que son los propios Jedi.

- DOOKU le convence en probar canalizando sus oscuros sentimientos,al principio el se niega y decide alegarse de Dooku pero en una ocasión contándose entre los pocos sobrevivientes en una nefasta guerra se da cuenta que el camino de luz le da demasiadas pocas esperanzas Y en la única persona a la que puede pedir consejo esta lejos ya que Obi wan por "casualidad" en esos momentos esta realizando una misión. Al principio tiene miedo pero prueba una noche canalizar parte de su odio para mover un objeto y sorprendido se da cuenta de lo fácil que es. Primero se había prometido que solo usaría su recién descubierto poder si se encontraba en apuros, pero no había tardado en darse cuenta de lo sencillo que resultaba aprovecharlo. Sus reflejos, su agilidad, sus habilidades se agudizaban al más mínimo deseo. Pero seguía dudando. Estaba haciendo algo incorrecto, algo prohibido. Si alguien se enteraba, sería expulsado de la Orden Jedi. Pero no podía dejar de hacerlo. Era incapaz de percibir los cambios que en él se operaban, el modo en que su humor comenzaba a volverse más sombrío, el tono oscuro que poco a poco iban alcanzando sus ojos. Pero, en su mente, todo seguía normal. Simplemente, veía a los demás Jedi como a unos tontos, incapaces de aprovechar su potencial

- Solo una vez Anakin y Padme dan rienda a sus deseos,para saben que no llegara a mas. El es un guerreo y ella una alta senadora,pero no importa ya que aun que solo fue una vez fue suficiente para quedar embarazada.

-La República empieza a caer en pedazos azotada por guerras y rebeliones. El deseo por acabar con semejante tragedia lleva a muchos
a apoyar ya sea a escondidas o abiertamente a Palpatine.

-Anakin cada vez esta mas cansado de las estupideces de los Jedi ,llegando a la conclusión de que si los Jedi no pensaban ayudarle, sería él mismo quien pusiera fin a esa inútil guerra. A su modo. Y en donde encuentra ese modo es en Palpatine. Al principio juega al doble espía pero poco a poco declara su lealtad completamente al futuro emperador

Episodio III: La caída de la República.

-Padme no sabe nada,pero su interior le dice que Anakin no esta bien,de mutuo acurdo habían decidido no seguir con su relación,pero se pregunta si es correcto ocultarle su embarazo.Pero decide seguir si instinto prefiere alegarse.

-Anakin casi completamente corrompido no soporta que Padme se vaya por lo que decide buscarla ,y aunque tarda la encuentra pero para su sorpresa descubre que esta embarazada y sabiendo por la fuerza que el niño de cargaba en su vientre era de el y ella se lo oculto,termina por enloquecerlo y la secuestra.

-Y palpatine en lugar de usar un impulso eléctrico,usa un virus informático para destruir los androides.

Y todo lo demás igual

Guillermo Ríos dijo...

En general bastante bien. Lo único, que el Episodio II estructurado de esa manera quedaría un poco largo para una película de dos horas a dos horas y media, creo yo. Pero el resto sí, mejoraría mucho lo que vimos en la Trilogía Precuela.

oswaldoRMA dijo...

Pienso que la serie animada de la guerra de los clones fue mucho mejor que las peliculas. Solo por la serie dejaria a los clones. Me gustaban mas las historias de los clones en solitario que con los Jedis. Mis capitulos favoritos son "el desetor" y los capitulos en que los clones estan bajo el mando de un jedi enloquecido que se pasa al lado oscuro

Guillermo Ríos dijo...

Sobre la serie de las guerras clones no opino demasiado porque vi más bien poquito, como para hacerme una idea y punto. Cosas de que nunca me haya motivado demasiado el universo expandido de Star Wars. Pero no es el primer comentario que escucho en esa línea, de que la serie de los clones era mejor que las películas.

Por cierto, hablando de universos expandidos, me daban mucha flojera los spin-off de Star Wars que van a estrenar en el cine, pero después de ver el trailer de Rogue One, pinta bastante mejor de lo que me esperaba. Aunque con tanto empeño por imitar la fórmula de la Marvel de ir multiplicando su universo narrativo en varios spin-offs, ya me estoy preguntando en cuánto tiempo va a estallar la burbuja, y cuál franquicia del cine va a ser la primera que va a morder el polvo.

Facundo Frias Vidal dijo...

Hubiera sido genial una trilogia asi
Pero yo dejaria los clones del lado de la republica y los droides de los separatistas
Y luego que palpatine ejecutara la orden 66 haciendo mas epica la caida de la republica de tu trilogia.

Guillermo Ríos dijo...

O sea, más o menos como en la Trilogía Original. En la cual, si la memoria me acompaña, en efecto los clones eran republicanos y los droides separatistas.

Ahora viene la prueba de fuego. Con una nueva Trilogía de la que ya vimos la primera entrega, y con algunos spin-offs en camino, y con acusaciones mediantes de que es lo mismo que la Trilogía Original, veremos si la Trilogía Precuela seguirá con la mala reputación que tiene, o será sometida a una reevaluación. No sería la primera vez que una película o un grupo de películas recibe palos desde todas partes, y después, andando el tiempo, la gente empieza a decir que al final, no eran tan malas...

Susan herondale dijo...

No sé dónde ves el ataque de un predador sexual, si Anakin no era más que un chiquillo falto de amor y con un gran peso sobre sus espaldas. Naciendo como esclavo, perdiendo a su única familia (su madre), los Jedi recordándole constantemente que es el elegido para equilibrar la fuerza pero dándole de lado y desconfiando de él a la vez (Obi lo quería, sí, pero no sabía manejarlo, y tampoco lo supo ayudar), Palpatine alagándole constantemente se convirtió en su único "apoyo", y Padme, la que se había convirtió en su nueva y única familia, apunto de morir... es decir, iba a quedarse solo de nuevo. Pues chico, lo dicho, no sé dónde cojones ves al predador sexual/maltratador. Siendo Anakin en ningún momento trata mal a Padme, al contrario, era súper tierno y amoroso con ella. Al pasar al lado oscuro su mente se nubla y ya no es él, es Darth Vader así que eso no cuenta. E incluso eso, su paso al lado oscuro, fue por amor, para salvar el único amor que tenía en su vida.

Susan herondale dijo...

Y bueno, Padme no muere a manos de Anakin, al menos no directamente. Ella muere, básicamente, de depresión, de tristeza. Queda raruno pero así es. ¿Es culpa de él? Sí, obviamente, pero él no la mata directamente. Es más, ella decide que pueda más su amor perdido (ya que Anakin está "muerto") que el querer estar con sus hijos.

En mi opinión el niño Anakin y el adolescente Anakin deberían haber compartido la 1º película. En la 2º película haber visto al adulto Anakin, aquel buen hombre y gran jedi del que hablaba Obi Wan. Y en la 3º película ya su caída al lado oscuro. Obviamente ver "retazos" de la oscuridad que tenía Anakin (yo creo que el ser tan poderoso en la fuerza hacía que fuese más sensible a caer al lado oscuro, ya que la fuerza no es solo luz, sino también oscuridad), ya en las 2 primeras películas, pero solo retazos.
Su relación con Padme también habría sido algo más gradual, empezaría con toques en la 1º película y se consolidaría en la 2º.
De esta forma en que lo ha hecho no hemos podido disfrutar del adulto Anakin más que al principio de la 3º película, porque después ya empieza su caída... Sinceramente, puestos a elegir, no sé por qué cojones prefirió dedicarle toda una película a su infancia y toda otra a su adolescencia en vez de condensarlas para poder darnos al "verdadero" Anakin adulto.

Me encanta Hayden como Anakin, a pesar de que no me gusta cómo lo obligó George Lucas a actuar ( a él y a todo el cast), me parece un actor con un toque fascinante y misterioso que le vino de perlas al personaje. Pero George no supo o no quiso aprovechar todo su potencial.

Guillermo Ríos dijo...

El hecho de que Anakin haya tenido un trasfondo, digamos... complicado... no quiere decir que su actitud no sea como mínimo algo prepotente. La mirada que le manda a Padmé a sus espaldas, diciendo algo similar a "como usted quiera, Alteza", ya de por sí me puso los pelos de punta. Por su parte, si bien es cierto que Anakin viene de un trasfondo familiar bastante destrozado, no lo es menos que se comporta con arrogancia cuando los Jedi deciden mantenerlo en la reserva, lo que es bastante atendible si se considera que, muy en el fondo, la Orden Jedi es presentada como un ejército, y en los ejércitos hay jerarquías, grados, antigüedades... Si no le gustaba ser un Jedi, pues hubiera renunciado y punto, no creo que haya sido obligatorio quedarse dentro de la Orden. No debemos olvidar que las personas abusivas que se salen con la suya, lo hacen no porque sean tan terroríficas que el abusado o abusada tenga miedo a abandonarlos, sino porque también tienen un lado bueno que a los abusados les da la esperanza de que muy en el fondo es bueno, algún día mejorará, yo puedo cambiarlo... Que es más o menos la actitud que Padmé tiene hacia Anakin, particularmente en el Episodio III.

La idea de estructurar un Episodio I con Anakin niño y adolescente, un Episodio II con Anakin bueno, y un Episodio III con Anakin cayendo en el Lado Oscuro, es otra posibilidad de haber escrito la saga, un poco complicada quizás, pero que hubiera podido dar resultados muy interesantes. Sigo considerando que a Hayden Christensen le quedó corta la actuación para mostrarnos lo que en el futuro iba a ser Darth Vader, pero como no he visto más películas de él, no tengo con qué comparar, así es que no sé si es falta de talento por su parte, y quiero pensar que no, o si por el contrario, fue George Lucas quien no supo cómo dirigirlo.

Related Posts with Thumbnails