miércoles, 30 de julio de 2014

Otra columna en el edificio: La Guillermocracia cumple cuatro años.

El Neva a través de las columnas de la Bolsa. Pintura de 1.908 por Anna Ostroumova-Lebedeva.
Y así como nada, hace un poquito más que anteayer estábamos celebrando el tercer aniversario de la Guillermocracia, y ya estamos en el cuarto. Nos ufanábamos de nuestros cerca de 300 posteos, y ahora ya vamos cerca de los 400. Sacando cuentas, es lo que se obtiene de publicar aproximadamente dos posteos a la semana, durante el algo más de medio centenar de semanas que tiene un año. Iniciar un blog es fácil, mantenerlo con dificultad ya es más complicado, y hacerlo vivir durante cuatro años sin que desfallezca, sin que decaiga el nivel, y manteniéndolo siempre fresco, es un desafío completo. Pero, desde el 30 de Julio de 2.010, la Guillermocracia... lo ha logrado.

No es pecar de falta de modestia argumentar que la Guillermocracia está más consolidada que nunca, como un blog con una personalidad propia, marcada y distintiva. Podemos predicar con orgullo que ser lector de la Guillermocracia no es sólo simplemente ser un lector de blogs; es también la experiencia de participar como ciudadano de un país virtual con valores y principios superiores al resto de la sociedad, basados en la dignidad, el respeto al valor de las personas, y el amor y el aprecio por la cultura no como algo encerrado en una torre de marfil para estudio de intelectuales pedantes, sino como algo que integra de lleno nuestra vida cotidiana, a veces de las maneras más insospechadas posibles.

Quizás es por eso que para mí, el Padre de la Guillermocracia, el Día Nacional de la Guillermocracia se sienta un cumpleaños más propio incluso que el cumpleaños que me corresponde en términos biológicos, el que aparece en el carnet de identidad. (Y que no revelaré por este medio, no pierdan el tiempo preguntando). Después de todo, la estructura biológica en la que vivo son sólo los cimientos de la mente que construye la Guillermocracia, y no es difícil determinar cuál de las dos, si el cuerpo o la mente, influye más en sus lectores. Dicho esto sin ponerse tan catastrofistas como esas visiones medievales de que el cuerpo es la cárcel del alma y otras monsergas, pero al cuerpo lo que es del cuerpo, y a la mente lo que es de la mente. Hoy en día, son las mentes de Albert Einstein, de Maquiavelo o de Homero, los que nos vienen hablando a través de las décadas, siglos e incluso milenios, mientras sus cuerpos hace rato que yacen en el polvo, y en no pocos casos, son tan desconocidos que ni siquiera sabemos cómo eran sus rostros.

Volviendo a las falsas modestias, probablemente no sea exageración comentar que algunos de los mejores posteos de la Guillermocracia, han sido publicados durante la primera mitad de 2.014. En materia de Ciencia Ficción está el Tributo al doctor McCoy, todavía otro posteo más sobre Star Trek de los varios que hemos publicado; los fanáticos de Star Wars, que no desfallezcan, ya que para la segunda mitad de 2.014 viene algo para ellos. También está Macross: Una parodia en el espacio, que parece haber abierto toda una nueva manera de ver Robotech para los fanáticos de la franquicia. Relacionado con el cine, está Cinco películas que se meten la ley en el bolsillo, acerca de las patadas y brutalidades varias que Hollywood perpetra en contra de los códigos y principios legales que rigen a una sociedad democrática y civilizada. Por su parte, en lo que parece que va a ser una tradición de la Guillermocracia, el Día de los Enamorados fue festejado con otro posteo antirromántico más, en concreto 12 horripilantes mitos románticos y sexuales griegos, que después de unos comienzos bastante discretos, se fue consolidando como otro permanente en el ranking de los posteos más leídos de la Guillermocracia. Y cómo dejar en el olvido el festijo y sarcástico Cinco razones para NO tener un blog. Está también uno de mis favoritos de toda la Guillermocracia, el cáustico Sea mala persona: Piense positivo, escrito de manera directa contra toda la mentalidad de tipo si quieres algo con todas tus fuerzas, el universo entero conspirará contigo para lograrlo. Y en lo político, en fin, siento un orgullo especial por Democracia y mala clase, material de lectura obligatorio para cualquiera que quiera opinar sobre sistemas electorales, la democracia, la clase política, etcétera.

Y mención aparte y especial merece La Guillermocracia: Ningún país es una isla. Este posteo, escrito un poco a partir del casi apocalipsis que experimentó por motivos personales El Cuchitril de Cidroq, y que por suerte para nosotros los lectores no llegó a ser, acabó transformándose en una especie de reflexión acerca de lo que significa bloguear. ¿Blogueamos para nosotros mismos, o blogueamos para los demás? ¿Qué nos lleva en última instancia a ser blogueros? Y que, según el nunca bien ponderado Elwin Alvarez Fuentes, es casi una declaración de intenciones o un manifiesto de la Guillermocracia. Es muy posible. Como otras cosas en la vida, a veces lo mejor de lo mejor sale desde lo espontáneo o impensado, en vez de aquello que se planifica de manera prolija y laboriosa.

Una tendencia que parece haber llegado en 2.014 a la Guillermocracia para quedarse, es la de los posteos serializados. Estos no eran nuevos, pero en este año es cuando se han convertido en cerca de la mitad de todo lo que se publica en la Guillermocracia. En buena medida, debido a que este año hemos abordado varios temas con una profundidad que exigía compartimentarlos en varias entregas; en otros casos, simplemente porque lo que estaba destinado a ser un posteo individual resultó demasiado largo. Puede resultar fastidioso para un lector el quedarse interrumpido a mitad de camino de un posteo interesante, pero admitámoslo, vivimos en la era de la notita de Facebook, del tumbleo de Tumblr o de los 140 de Twitter, de manera que el grueso de la gente no se va a leer un tostón tan largo. Supuesto de que lean en lo absoluto. Que por algo la educación está cada vez peor, la gente cada vez más descerebrada, y los que pagan por colegiales y universitarios parecen pensar que la calificación de aprobado va incorporado entre las contraprestaciones de la matrícula, sin que importe si el chico tiene muñones para el teclado.

Pero volviendo a los posteos serializados. Entre las series de los mismos están Cinco trucos para pagar menos impuestos en Chile, que según las estadísticas de Google parecen ser bastante consultados, ahora que Chile está debatiendo si va a tener una reforma tributaria en forma, o apenas una reformilla tributarita así de nada. O las cuatro partes de Grunge: Auge y caída, seguramente la mejor serie de posteos sobre la música Grunge que vas a encontrar en cualquier blog en castellano. Y aprovechando el regreso de Jack Bauer a la televisión, tenemos todavía otra serie de varios posteos sobre 24. Sumando además el tradicional El Tiempo Pasa, ahora en su versión 2.014. Y al momento de cumplir cuatro años, la Guillermocracia se encuentra enfrascada en la publicación de todavía otras dos series más: la épica Synth80s, sobre la música electrónica de la década que acaba de pasar de moda, y que durará hasta Diciembre, y Generación GM, que salvo novedades, acaba ahora en Agosto.

Y hablando de esos posteos que acabaron siendo demasiado largos y los dividimos en dos partes, podemos enorgullecernos de Enrique II de Inglaterra: El hombre que gobernó desde Escocia hasta los Pirineos (y su parte 2), Fredegunda versus Brunequilda: Un juego de tronos franco (y su parte 2), 10 chistes de "Los Simpsons" que perdieron la gracia (y su parte 2) y "Reportera del crimen": Señora gafe investigando (y su parte 2).

También introdujimos una importante modificación a la Guillermocracia, racionalizando un poco el índice de artículos seriados, y enviando el índice completo, tanto de las Crónicas Antrópicas como de las Crónicas CienciaFiccionísticas, a un índice particular, debido a su extensión.

Y queremos terminar el año 2.014 realmente a lo grande. Para eso, vamos a cumplir la promesa hasta el minuto tantas veces postergada, que hiciéramos ya desde el año pasado. Aprovechando que este 2.014 el más icónico de los superhéroes de la oscuridad cumplió 75 años, vamos a publicar la serie de artículos que, igual que nuestro clásico Superman 75 años, titularemos Batman 75 años. Lo haremos a partir de Septiembre, cuando termine la actual serie Generación GM, y lo haremos más o menos a la misma velocidad, o sea, un posteo nuevo cada dos semanas, el primer y el tercer domingo de cada mes; el segundo queda, como lo hemos hecho a lo largo de este 2.014, para Synth80s. De manera que, salvo imponderables, el calendario queda así:

  • 7 de Septiembre - Batman 75 años (entrega 1).
  • 14 de Septiembre - Synth80s - 1.987.
  • 21 de Septiembre - Batman 75 años (entrega 2).
  • 5 de Octubre - Batman 75 años (entrega 3).
  • 12 de Octubre - Synth80s - 1.988.
  • 19 de Octubre - Batman 75 años (entrega 4).
  • 2 de Noviembre - Batman 75 años (entrega 5).
  • 9 de Noviembre - Synth80s - 1.989.
  • 16 de Noviembre - Batman 75 años (entrega 6).
  • 14 de Diciembre - Synth80s - 1.990.

Esperamos que con esta noticia, los lectores de la Guillermocracia estén contentos y animosos para comenzar a despedir el año 2.014. Quedan cordialmente invitados a seguir leyéndonos, como es la costumbre, y nos vemos a lo largo de la segunda mitad del año.

Haciendo columnas para la Torre de Babel. Pintura de 1.933 por Stanley Spencer.

2 comentarios:

Cidroq dijo...

Muchas felicidades, has hecho un gran trabajo, espero sean muchos mas, a tomarse una chelas para celebrarlo jeje.

Guillermo Ríos dijo...

Gracias mil, y yo también espero que sean muchos más. Para los cinco años habrá que organizar algo; media década no se cumplen todos los años, después de todo.

Related Posts with Thumbnails