¡Vota por lo mejor de los primeros siete años de la Guillermocracia!

¡La Guillermocracia te llama a las filas! ¡Vota, expresa tu opinión, cuáles son los mejores artículos que se han publicado en estos (casi) siete años de vida en línea! La encuesta se encuentra en la parte inferior de esta columna. ¿Más detalles? Pincha aquí. ¡Haz oir tu voz!

domingo, 9 de marzo de 2014

Synth80s - 1981.


A lo largo de este ciclo que hemos titulado de manera muy cool como Synth80s, ¡por fin! toca entrar en la década misma, luego de haber dedicado un posteo a la precursora década de 1.970, y otro al último año de esa década que fue 1.980 (y no 1.979, dicho por enésima vez). Ahora vamos con un año decisivo, 1.981, en donde por fin el Synth-Pop estalló con la gloria y majestad de un volcán. Plástico y sintético muchas veces, vale, pero volcán. Y sin más preámbulo, ahora vamos con la tercera parte de este fastuoso recorrido por la década de los teclados y sintetizadores:

25.- Vangelis - Chariots of Fire.



Hoy en día, las bandas sonoras electrónicas prácticamente han desaparecido del mapa. Empezaron a explorarse con timidez con Planeta prohibido en 1.956, hubo algunos insignes intentos que aquí en la Guillermocracia y en Synth80s dejamos fuera por motivos de espacio, y no sin lamentarlo (el tema de El exorcista de Mike Oldfield, el tema de Halloween por John Carpenter)... Pero varios golpes sucesivos propinados contra la electrónica hicieron que lo sinfónico se volviera el estándar para las bandas sonoras. Entre ellos John Williams para La guerra de las galaxias o Howard Shore para El Señor de los Anillos; bandas sonoras grandiosas, por supuesto, pero no hablamos de grandeza sino de electrónica aquí. Por eso vale la pena rescatar el trabajo de Vangelis para el cine, que incluye este tema conocido en Chile por la publicidad para la ahora desaparecida AFP Summa (sólidas raíces para cultivar su futuro). Porque de la película nadie se acuerda, a pesar de haber ganado cuatro Premios Oscar, incluyendo Mejor Película de 1.981. Y mejor banda sonora, para Vangelis. Terminemos con una precisión quizás molesta pero necesaria. En el álbum aparece un tema llamado Chariots of Fire (o Carros de fuego en rampante castellano), pero es una suite de veinte minutos compendiando los principales temas de la película; el tema que es el de créditos propiamente tal, y conocido a nivel popular como Carros de fuego en realidad lleva el título genérico de... Titles. Ni siquiera Titles of Chariots of Fire, sólo Titles a secas. Ténganlo presente si de repente se confunden buscándolo en YouTube, o en algunos otros sitios de ésos con proxys en varias partes del mundo para esquivar la persecusión de los mastines de las discográficas multinacionales.

26.- Kraftwerk - Computerliebe.



El casi adios a toda una era y una manera de entender los sintetizadores. Con el disco Computerwelt, cuya versión en inglés se llama Computer World y es en esencia lo mismo, sólo que cantado en inglés, Kraftwerk cerró una trilogía esencial para cualquier fanático de la electrónica (Trans Europa Express, Die Mensch-Maschine y el mencionado Computerwelt). Una serie de sucesos provocaron que Kraftwerk, la vanguardia de la electrónica aplicada con sensibilidad pop en la década de 1.970, demoraron el sucesor de Computerwelt hasta 1.986. Sólo que Electric Cafe no resultó ni de lejos tan memorable. No es un mal disco, pero es inferior a la gran trilogía que estamos cerrando, y además no se siente que aporte demasiado frente a otras bandas electrónicas que ya estaban superando a Kraftwerk mientras, digámoslo con todas sus letras, parasitaban mucho de su legado. Incluimos la canción Computerliebe por una razón pragmática: su línea principal fue saqueada por Coldplay para la canción Talk, y es seguro lo más cercano a Kraftwerk que muchos menores de 25 han escuchado en su vida. En beneficio de Coldplay, digámoslo que lo hicieron al menos pidiendo permiso, y obteniéndolo, por parte de los originales Kraftwerk. Es más de lo que se puede decir de un montón de músicos mediocres dando vueltas por ahí.

27.- Bolland & Bolland - In the Army Now.



Si les gusta la música ochentera de manera genérica, pero no han profundizado más allá, esto les sorprenderá. ¿No se suponía que este tema es más o menos de mediados de la década? Sí... el cover de Status Quo, que es la versión más conocida de la canción, y que data de 1.986. La original es ésta, y es de 1.981. Bolland & Bolland, nombre artístico de los hermanos holandeses nacidos en Sudáfrica llamados Rob Bolland y Ferdi Bolland, no tuvieron tanta resonancia como otras bandas inclinadas hacia la electrónica en parte porque dedicaron menos esfuerzos a su propia trayectoria artística, que a producir para otros, trabajando para gente tan diversa como Falco (incluyendo su fundamental Falco 3 y la canción Rock Me Amadeus), Suzy Quatro, Samantha Fox, y más modernamente Dana International. Es decir, son gente que merecen mucho más reconocimiento del que tienen. ¿Y qué decir de In the Army Now? Que es un tema obviamente de transición. Ya es Synth-Pop ochentero, pero tiene todavía algunos toques y arreglos que lo hacen reminiscente de la música disco de la década ya pasada. Como de costumbre, la transición entre décadas no se hizo de manera abrupta, y ciertos elementos de la música disco quedaban todavía pegadas como chicle a la suela de los zapatos. Que ya no eran taco plataforma, por suerte. Por cierto, me voy a dar el gusto de mencionar que Laibach hizo un cover de este tema en su habitual estilo tecnowagneriano, que puede les guste o no, pero que vale la pena de escucharlo; está en el disco NATO de 1.994 por más señas.

28.- Duran Duran - Planet Earth.



Si había gente todavía reminiscente de la década de 1.970, habían otros entusiasmados con quemarla, y cuanto antes. Como reacción a la displiscencia cochambrosa de la estética Punk, entre 1.979 y 1.981 se puso de moda otra vez en las discotecas el vestirse muy fashion. El llamado New Romanticism surgió y murió rápido como trend en el mundo de la moda, pero algo quedó: el uso agresivo de sintetizadores para marcar un sonido diferente, para la nueva generación, podríamos decir. En este ambiente una nueva banda llamada Duran Duran sacó su disco debut, también llamado Duran Duran, cuyo primer single fue Planet Earth. Con un videoclip dirigido por Russell Mulcahy, que venía de dirigir Vienna de Ultravox (ya incluido en la entrega 1.980 de Synth80s), y que además de transformarse en un one hit wonder del cine con Highlander, iba a trabajar con Duran Duran video sí y video también. Lo que no es menor si se considera que para la época, videoclips como los de Duran Duran resultaron revolucionarios, ya contaban con cosas entonces novedosas como una historia, y lo más importante, presupuesto. A la larga, Duran Duran se transformó en una de las más icónicas e influyentes bandas dentro de la New Wave, sinónimo de la imagen más sofisticada que intentaban proyectar los músicos de este género... y también sinónimo del almíbar que hizo tan resistido al género más allá de cierto tipo de público.

29.- Soft Cell - Tainted Love.



Hablando de rebelarse contra la música anterior e imponer de la manera más agresiva posible el sello propio... Tainted Love de Soft Cell. Porque nada dice tanto "acabemos con lo viejo, la nueva generación al poder", que hacer un cover Synth-Pop de un tema soul de 1.965. Con los sintetizadores usados de la manera más agresiva y plástica posible, para enfatizar el punto. Hay algo de triste en pensar que Soft Cell es una banda, o un dúo en realidad, que es un one hit wonder, y que ese one hit wonder no es un tema de ellos sino un cover. Y hay más tristeza todavía al pensar que las nuevas generaciones, aquellas que crecieron libres de la sombra de la década de 1.980, tienden a identificar más este tema por otro cover más, el de Marilyn Manson. Y en épocas más tempranas, cuando todavía no existía Internet para documentarse, mucha gente que gustaba de la música más para compañía y para la discoteca que para análisis sesudos como este que estamos llevando a cabo en Synth80s, muchas veces atribuía la canción a Depeche Mode. El propio Marc Almond, uno de los dos cerebros y una de las dos decenas de dedos tras Soft Cell, no suele tenerle demasiado amor a la canción. Quizás el tema ha envejecido un poco mal, por un uso de sintetizadores más pionero y provocador (para la época) que inspirado; si tienen curiosidad, dénle una oportunidad a la versión original de 1.965 por Gloria Jones, menos sofisticada en lo instrumental, pero mucho más evocadora. Y hablando de Depeche Mode...

30.- Depeche Mode - Just Can't Get Enough.



Entra en escena la que probablemente es la más importante banda con sintetizadores de todos los tiempos. Aunque irónicamente, esta descripción calza mejor con sus inicios que con desarrollos posteriores, en donde han incorporado una ración generosa de guitarras, y una interesante sensibilidad hacia géneros tan poco inclinados a la electrónica como el Rock Alternativo o el Grunge. Por eso es que Speak & Spell, el primer disco de Depeche Mode, pareciera no sonar demasiado como Depeche Mode. En algún minuto suena muy de su época, en particular un tema tan hilarantemente épico como Nodisco. No es casualidad que el único tema conocido de dicho disco sea Just Can't Get Enough, que sea el único interpretado en vivo de dicho disco por la banda, y que traten todo lo posible de pasar de él. Metiéndose en la trastienda, uno encuentra explicaciones. El disco entero fue compuesto por Vince Clarke. Este hombre después abandonó Depeche Mode y fue a formar una banda llamada Yazoo! (que también aparecerá aquí)... y acabará en Erasure. En efecto, Speak & Spell (título del disco traducible, de manera también hilarante tratándose de su álbum debut, como Habla y deletrea) suena y se escucha menos como un disco de Depeche Mode, que como una especie de Erasure prehistórico y cavernario. Después de la partida de Clarke, además de un segundo disco no especialmente memorable (A Broken Frame, que ni los propios Depeche Mode cotizan ni incluyen en conciertos o antologías más que en calidad de rareza), la banda encontró por fin su senda con Construction Time Again. Ya llegaremos hasta allá, en algunas entregas de Synth80s más.

31.- Kim Wilde - Kids in America.



En lo general, Kim Wilde se ha vinculado más con la escena New Wave, y durante la década de 1.980 creó música electrónica con cierto gusto y clase, alejándose de la estridencia de otros compañeros de generación y género (género musical, entiéndase). Por eso, sorprende en cierta medida que su mayor éxito, casi a nivel de one hit wonder, sea una canción tan gritona como Kids in America. Era la época, suponemos. El Synth-Pop era un juguete nuevo, y bandas y cantantes no siempre tenían muy claro cómo explotar sus posibilidades o qué hacer con él. La propia Kim Wilde ha regrabado el tema en más de una ocasión, siempre con miras a un comeback que, diciendo esto con pena, nunca termina de llegar. Porque Kim Wilde ha sacado con el tiempo canciones mucho mejores, incluyendo la bastante cruel Cambodia, ésta sobre un soldado que ha luchado en ese país y que regresa a casa con traumas de la guerra. Como artista, Kim Wilde se merecía tener mayor proyección que el discreto éxito que obtuvo en la década de 1.980.

32.- Kim Carnes - Bette Davis Eyes.



Al igual que Tainted Love de Soft Cell, Bette Davis Eyes ostenta la triste marca de ser el one hit wonder de Kim Carnes, que además es un cover. Porque el original es una versión country con algo de vodevil casi irreconocible, interpretada por Jackie DeShannon en el disco New Arrangement de 1.974. Otra marca común para Tainted Love y Bette Davis Eyes, es que las audiencias modernas están más familiarizadas con el cover que con la versión original, hasta el punto que consideran la canción como original de Kim Carnes. El videoclip, por cierto, fue dirigido por el que después de Vienna de Ultravox y Planet Earth de Duran Duran es casi el santo patrono del temprano Synth-Pop: Russell Mulcahy. Según chismorrea la nunca demasiado fiable Wikipedia, la propia Bette Davis estaba feliz con la versión de Kim Carnes, lo que no deja de ser tierno si se piensa que entre las actrices, Bette Davis fue realmente grande, pero ya para la década de 1.980, habiendo pasado la setentena, su presencia mediática ya no era mínima sino casi nula, y por lo tanto era una virtual desconocida para las nuevas generaciones. Y quizás volverá a ser una virtual desconocida, salvo para cinéfilos contumaces, ahora que la década de 1.980 está pasando al olvido, la de 1.990 está revitalizándose a pasos agigantados en la memoria popular, y por tanto Bette Davis Eyes pasará a ser otra canción de las que escuchaban nuestros viejos.

33.- Falco - Der Kommissar.



Poco a poco en esta sobredosis de sintetizadores que es Synth80s, comienzan a aparecer los grandes de la década. Lo hizo Depeche Mode, y ahora es el turno de Falco. Que es lo suficientemente grande como para haber merecido un posteo completo (Falco: Desde Austria con amor) aquí en la Guillermocracia. Pero para el público masivo deberíamos considerarlo un one hit wonder por Rock me Amadeus, pero en realidad sería un two hit wonder si sumamos Der Kommisar. Aunque quizás la versión más conocida del tema fuera de su Austria nativa no sea el original de Falco sino el cover en inglés que grabó After the Fire en 1.982, una banda de rock que estaba tratando de reinventarse en dirección al Synth-Pop... y que gracias a este cover se convirtió en un one hit wonder, justo antes de disolverse. Falco mismo había tenido una trayectoria que no es de extrañar para quien haya seguido esta serie Synth80s: había pasado por el Post Punk, en una banda llamada Drahdiwaberl, y luego había sido bajista en Ganymed, una banda Space Disco que ya presentamos en la primera entrega de Synth80s. El single salió a la venta en Austria, naturalmente, y también en Estados Unidos, Francia... y España, lo que ayudó a darle algo de popularidad en el mundo hispanohablante. Der Kommissar fue un anticipo de Einzelhaft, su primer disco como solista. En cuanto a la canción misma... habla de una noche de juerga que termina saliendo muy mal cuando la policía hace su aparición, y el cantante debe dar una serie de apuradas e hilarantes explicaciones. Alles klar, Herr Kommissar? (¿Todo claro, señor comisario?).

34.- D.A.F. - Der Mussolini.



Mientras los sintetizadores se tomaban al asalto la música pop, otra clase de fenómenos se cocinaban en el underground. Los primeros que utilizaron los sintetizadores a gran escala fueron las bandas Post Punk, que transitaron hacia el Synth-Pop y la New Wave... sólo para después rechazar el legado que ellas mismas germinaron, por comercial. De combinar la aspereza del Post Punk con sintetizadores con un filo más bailable, pero a la vez más agresivo que el Synth-Pop, empezaron a pavimentar el camino para la Electronic Body Music, o abreviado, EBM. Uno de los discos claves en la naciente escena EBM fue Alles ist Gut (Todo está bien), el irónico título del tercer álbum de Deutsch-Amerikanische Freundschaft, banda cuyo nombre puede traducirse como Amistad Germano-Americana, aunque mejor conocidos por la abreviatura D.A.F., para alivio del sufrido lector con alergia a las palabras ferroviarias del alemán. La intención prioritaria de Alles ist Gut es hacer música Punk, pero partiendo desde los sintetizadores en vez de la guitarra eléctrica. Y el resultado lo denota. Un elemento característico son las letras simplificadas y repetidas ad infinitum. Otro, una sátira bastante corrosiva y nihilista, incluyendo este llamado a bailar a lo Mussolini (...und tanz der Mussolini!). No puede decirse que este disco haya sido exitoso en el sentido comercial del término, pero a cambio resultó muy influyente: tanto Der Mussolini como Alle gegen Alle (Todos contra todos, una parodia del entusiasmo por los movimientos neonazis) se transformaron en sendos hits dentro de la minúscula escena EBM.

35.- Liaisons Dangereuses - Los niños del parque.



Liaisons Dangereuses es el epítome de one hit wonder influyente dentro del underground. Estuvieron activos apenas un añito, entre 1.981 y 1.982, y sacaron un solo disco, también llamado Liaisons Dangereuses, además de un solo single, Los niños del parque. Pero este fue el tema que impactó de lleno en los lugares más impensados. La idea era crear una banda que más o menos siguiera la línea del Electropunk a lo D.A.F., algo nada de raro si se piensa que uno de sus miembros, Chrislo Haas, tocaba ahí. La otra era Beate Bartel, que acabaría en la seminal banda Einstürzende Neubauten. No es raro que, cerca de un cuarto de siglo después, KMFDM haya sacado un cover de este tema. O que haya impactado de lleno e influido en el surgimiento tanto de la escena House de Chicago, como la escena Techno de Detroit. Nada de mal para un tema compuesto y cantado por un alemán, haciendo su mejor esfuerzo por entender la sintaxis del castellano y pronunciarlo de una manera correcta.

36.- Rush - Tom Sawyer.



1.981 fue un año decisivo para la escena musical porque todos los desarrollos que se habían estado larvando hasta entonces, estallaron bruscamente en la cara de la gente. El Synth-Pop básicamente se tomó la escena. Pero hasta el minuto, todavía había algo de desconcierto en el ambiente. ¿Qué podía dar un sintetizador de sí? ¿Era posible fusionar el sintetizador con el rock? Bandas como Rolling Stones o Queen ya miraban hacia la posibilidad. Y en medio de esa marejada, sucedió que una banda de Rock Progresivo de la década anterior, se subió al carro. La pieza maestra de Rush en esa década, el disco 2112 de 1.976, era ante todo Rock Progresivo a la vena, y uno podía preguntarse qué podía salir de una banda como ésa, simplificando su sonido, haciendo canciones más amistosas con la oreja radial, y sobretodo metiendo sintetizadores a mansalva. Es decir, dicho en bestia, vendiéndose. El resultado fue Moving Pictures, que si no es el mejor disco de la carrera de la banda, está muy cerca de serlo. Y Tom Sawyer se transformó en el caballito de batalla de Rush, además de uno de los temas más reconocibles para los rockeros y metaleros de la vieja guardia, aunque sea sólo de oído.

No hay comentarios:

¡Vota por lo mejor de los primeros siete años de la Guillermocracia!

Related Posts with Thumbnails