¡¡¡Blogoserie a la carta en la Guillermocracia!!!

No lo olvides. Durante Abril y Mayo está abierta la votación para que ayudes a decidir sobre el argumento y características de la blogoserie a la carta que estamos planeando publicar acá en la Guillermocracia. Vota en la parte inferior de esta página, o bien, pincha el enlace para mayores detalles.
- POR ORDEN DEL DIRECTOR SUPREMO DE LA GUILLERMOCRACIA.

domingo, 30 de marzo de 2014

Grunge: Auge y caída (2 de 4).


La media década posterior a 1.986 vio la consolidación del Grunge como sonido y movimiento independiente; esto fue representado por el paso de la primera generación de bandas, varias de las cuales se disolvieron o disminuyeron su actividad, y su reemplazo por una segunda generación formada al alero de las anteriores. En este período también se formaron los Tres Grandes; si Melvins y Green River fueron los dos grandes creadores del Grunge, entonces Nirvana, Pearl Jam y Alice In Chains fueron las bandas que lo formatearon y lo transformaron en un sonido reconocible más allá de la reducida escena de Seattle. Generalizando un largo, podemos afirmar que cada banda encarnó una cierta versión, herencia o aspecto del Grunge. Nirvana fue la banda que incorporó más elementos alternativos y punkies en su sonido, tomando un poco el legado de Sonic Youth y Pixies; Pearl Jam fue la banda que recogió los aspectos más relacionados con el sonido del Sludge Metal y más lejanamente con la herencia blusera del rock de la década de 1.970; y Alice In Chains fue la banda que puso toda la pesadez del Heavy Metal sobre la mesa. A la larga, Nirvana fue la banda más influyente entre el coto de los imitadores directamente grungies, mientras que Pearl Jam fue más influyente sobre la escena rockera en general, y Alice In Chains sobre la escena metalera también en general.

Pearl Jam nació sobre las cenizas de una banda anterior llamada Mother Love Bone. En ella confluyeron Andrew Wood, antiguo Malfunkshun, con Jeff Ament, Bruce Fairweather y Stone Gossard, todos ellos de Green River, más Greg Gilmore, que venía de una banda Punk y protoalternativa llamada 10 Minutes Warning. Mother Love Bone se disolvió de manera trágica, cuando Andrew Wood falleció de una sobredosis de heroína en 1.990. Chris Cornell, el vocalista de Soundgarden, sintió profundamente la pérdida de Wood, y reunió a otros miembros de Mother Love Bone para rendirle tributo; el resultado fue el proyecto Temple Of The Dog, que lanzó un álbum también llamado Temple Of The Dog en 1.991. Cornell después regresó a Soundgarden, pero en el intertanto, Gossard y Ament se habían familiarizado con otro invitado a Temple Of The Dog, Eddie Vedder, y entre los tres (más el guitarrista Mike McCready formaron ¡finalmente! Pearl Jam. Es lo que tienen las escenas musicales pequeñas, que son más que un poco endogámicas.




Nirvana por su parte se formó en 1.987, cuando un cantante y guitarrista llamado Kurt Cobain unió fuerzas con un bajista llamado Krist Novoselic; en cuanto a tiro al aire, Nirvana ni siquiera eran de Seattle, sino de Aberdeen (en puridad, otra ciudad cercana, de todos modos). El elemento que no terminó de encajar en esos años fue el baterista; su primer disco, Bleach (1.989), ni siquiera tiene la formación definitiva. En 1.990 será cuando Dave Grohl llegue a la batería, y todo termine encajando en su lugar. En parte porque la búsqueda sónica de Nirvana los llevó derechamente a Pixies, en parte debido porque encontraban asfixiantes los intentos del sello Sub Pop, por entonces a la cabeza del Grunge, para tratar de encajonarlos dentro de un determinado sonido. Por esas fechas nadie tenía mucha confianza en Nirvana como banda, debido a que sonaba muy poco como se supone debía sonar el Grunge, lo que por supuesto, considerando el devenir de los acontecimientos, resulta hilarante en retrospectiva.

El historial de Alice In Chains es quizás el más excéntrico de todos. ¿Recuerdan que mencionamos que el Grunge fue en buena medida una reacción contra el Glam Metal? Pues bien, Alice In Chains partió como una banda de Glam Metal... de Seattle... llamada Sleze. Al menos, el vocalista Layne Staley partió allí. De ahí que Alice In Chains sea la más metalizada de las bandas de la segunda oleada del Grunge. Sleze tuvo corta vida (1.984-1.986) y ningún álbum, y cuando se cambió de nombre a Alice In Chains, siguieron los cambios de integrantes. El asunto adquirió algo de estabilidad cuando se unió Jerry Cantrell. La dupleta creativa de Staley y Cantrell fue la fuerza motriz detrás de la etapa clásica de Alice In Chains, además de responsable de crear, o al menos popularizar, un estilo de canto que se transformaría después en cliché dentro de las bandas imitadoras del Grunge: los dos cantantes que cantan un estribillo en armónico uno con el otro.

Antes de seguir adelante, momento de hablar de otra banda que no llegó a ser tan influyente como las Tres Grandes, pero que emblematiza bien el paso de la primera a la segunda ola del Grunge. Ya ha salido al ruedo varias veces por aquí y por allá: Soundgarden. A pesar de ser años más veterana que Nirvana, Pearl Jam o Alice In Chains, hasta el punto de salir en ese lejano compilado que fue Deep Six, Soundgarden no llegó a popularizarse sino a mediados de década de 1.990, con el disco Superunknown de 1.994, cuando ya el Grunge estaba en su apogeo y no quedaban más mundos por descubrir. Es posible que esto se deba al hecho de que por estar en activo desde tan antiguo, las influencias en ellos eran más evidentes, casi como una reliquia de los primeros tiempos del Grunge; en este caso, las influencias se llaman Led Zeppelin y Black Sabbath, claramente. Eso no es algo negativo necesariamente: su sonido que podríamos definir como Grunge a medias, y retro casi por entero, le dio un sello particular frente a los Tres Grandes. Su vocalista Chris Cornell después se transformó en una estrella rockera por derecho propio; ya volveremos sobre ello.

Parte importante de todo este proceso de consolidación de la escena Grunge, fue el surgimiento de sellos musicales destinados en exclusiva al nuevo sonido. C/Z Records, el responsable de lanzar el histórico compilado Deep Six, acabó por no tener demasiada vida, parece ser que en parte por el desinterés de la gente que lo manejaba, y que lo veía más como un hobby que como un negocio. El relevo en lo que a importancia dentro de la escena se refiere, fue tomado por Sub Pop, fundado en 1.986. A la larga, Sub Pop se transformó en el sello discográfico del Grunge, consiguiendo las firmas de bandas como Mudhoney y Soundgarden. Y además, de manera algo reluctante, un trío de jóvenes de los cuales quizás podía llegar a esperarse algo: Nirvana. Aunque Nirvana después se desplazó a Geffen Records, el trato subsiguiente prácticamente aseguró la caja registradora de Sub Pop. Sucedió lo que suele suceder en estos casos: ambos sellos fueron víctimas de su propio éxito, y terminaron absorbidos por grandes conglomerados musicales a mediados de la década de 1.990, los mismos que ayudaron a bastardizar el sonido Grunge creando clónicos de los grandes.

Mientras tanto, afuera en el mundo, se producía el cambio de década, los excesos de la electrónica estaban siendo controlados con cortafuegos, y el Glam Metal parecía que iba a durar para siempre... y no. Una banda de la última hornada del Glam Metal como Guns N' Roses (cuyo aspecto no era del género pero su música indiscutiblemente que sí, en buena medida) todavía llenaba estadios e incluso componía un tema musical para la banda sonora de Terminator 2: El juicio final en 1.992, pero en el intertanto...

Fue como una serie de explosiones controladas para detonar un edificio. Primero fue Facelift, el disco debut de Alice In Chains, lanzado en 1.990. El mismo no fue un éxito inmediato, ni de lejos. El primer videoclip, We Die Young, todavía tiene un aspecto de querer no ser Glam Rock y aún así éste insiste en pegotearse a la pierna y no salirse; el segundo single, Man in the Box, empezó a rotar en MTV en 1.991 y los catapultó de un golpe a la fama. Ayudó por supuesto que Alice In Chains con su (ahora algo vergonzoso) pasado de Glam Metal conectaba un poco más con una sensibilidad general todavía no acostumbrada a ese sonido novedoso que venía desde vaya uno a saber qué regiones ignotas de Estados Unidos.



Y al año siguiente de 1.991 vino Nevermind, el segundo disco de Nirvana. Nadie esperaba demasiado de una banda de un subgénero como el Grunge, que además ni siquiera era ciento por ciento Grunge y estaba más interesada en la escena Punk que en la herencia del Sludge Metal. Pero su primer single fue Smells Like Teen Spirit. Fue como un rayo. Sus letras sarcásticas acerca de la banalidad de la cultura de fiestas, alcohol y sexo de la adolescencia embrutecida por la cultura de masas y el hedonismo, su oscuro videoclip con cheerleaders dando saltitos tontos en medio de un gimnasio iluminado como para una ceremonia fúnebre, y la música que sonaba como rock alternativo universitario enloquecido y pasado de roscas a la enésima potencia, fue lo que se necesitaba para poner definitivamente al Grunge arriba del mapa. A inicios de 1.992, Nevermind había vendido tanto que logró lo que apenas un año antes hubiera parecido un absurdo o un imposible: desbancar a Michael Jackson, la superestrella por excelencia de la década anterior, del número 1 en el ranking de Billboard (en concreto, Dangerous fue el disco jacksoniano defenestrado de manera tan poco ceremoniosa). Smell Like Teen Spirit fue definitivamente el tema que marcó el cambio de década, en la música popular.



En paralelo a Nevermind de Nirvana, también en 1.991, debutó Pearl Jam con su disco Ten. Si Nevermind gracias a Smells Like Teen Spirit había ganado casi por K.O., Ten fue más bien un ganador por los puntos. Costó trabajo que el disco entrara, pero cuando lo hizo, fue a lo grande: temas como Even Flow, Alive o Jeremy se transformaron en parte del repertorio inevitable de cualquier fanático del rock de la época.



En la ola subsiguiente que se estaba formando, se subieron varias otras bandas. Los veteranos de Soundgarden consiguieron probar algo de éxito con Badmotorfinger de 1.991, que no resultó tan exitoso como los Tres Grandes, pero que consiguió venderse bastante bien; ya hemos mencionado que el gran momento de Soundgarden llegaría con Superunknown, y en particular con el tema Black Hole Sun, en 1.994.



Entretanto,  una banda surgida en 1.986 llamada Stone Temple Pilots lanzó su disco debut, llamado Core, en 1.992. Dicho disco resultó clave dentro de la escena Grunge, aunque no por las razones que podríamos considerar como correctas. Stone Temple Pilots fue conocido en algunos círculos con el poco ceremonioso sobrenombre de karaoke de Pearl Jam, y razones no faltaban, aunque temas como Sex Type Thing o Plush resultaron bastante exitosos; esta tendencia musical continuó e incluso se intensificó con su siguiente disco, Purple, que presentó Interstate Love Song o Empty, mucho más melancólicos, pero sobre todo de estructuras musicales más simples y rockeras... incluso simplonas para el estándar del Grunge más clásico, aunque conservando el trabajo de armonías. Melvins y Green River eran los creadores del Grunge y los Tres Grandes sus codificadores; Stone Temple Pilots fueron sus vulgarizadores, dicho esto en el sentido que se prefiera (el de hacer algo popular o el de simplificarlo en exceso... por supuesto están los que opinan que ambas cosas son lo mismo).



También dio algo de que hablar una banda llamada Babes in Toyland. Más que nada, por ser la más icónica banda Grunge de chicas. Habían nacido en 1.987, y en realidad el Grunge las tocaba un tanto de rebote por su sonido más bien punk. También dio algo de que hablar porque Courtney Love fue bajista de la banda durante un tiempito. El justo para que sus compañeras se cansaran de ella y la echaran a patadas. Ella se vengó fundando Hole; admitámoslo, Hole podrá no ser una banda tan interesante o buena como Babes In Toyland, pero tuvo más éxito. Ayudado en parte porque Courtney Love consiguió pasar a Kurt Cobain por el aro nupcial.



El Grunge saltó también desde su escena nativa en Seattle. Considerando que el movimiento se había incubado en ese lugar debido a su aislamiento y relativa poca relevancia, que les permitía hacer lo que querían porque nadie en realidad estaba mirando, resulta irónico que en 1.992 se formó la gran banda Grunge... de Londres. Bush lanzó Sixteen Stone, su disco debut, en 1.994, y fue considerado en su tiempo como otra banda derivativa sin demasiada creatividad, una que en retrospectiva ya empezaba a encajarse a sí misma dentro del salto desde el Grunge hasta el Post Grunge. Y haciendo memoria, sin llegar a encasillarse dentro del género, también recibió una fuerte dosis de Grunge una banda inglesa que en 1.993 lanzó su disco debut, Pablo Honey, y que fue famosa por su tema Creep; sin embargo, Radiohead después se movió hacia otras aguas. Para bien o para mal.



Otro disco que cabe mencionar en estos años, es Gish, de 1.991. Hay que aplaudirle a este disco su esfuerzo por no dejarse engullir dentro de la marea Grunge, y tomar lo justito para darle sabor a un trabajo que en realidad iba más por la línea del Rock Alternativo. Por desgracia esto hace que Gish, no siendo tan alternativo para gustarle a los alternativos ni tan Grunge para gustarle a los grungies, sea un disco frecuentemente subvalorado. Tampoco ayuda que la banda en cuestión, Smashing Pumpkins, aunque conservara algo de influencia grungie en su sonido, se moviera hacia un registro mucho más alternativo en su siguiente álbum, el brillante Siamese Dream de 1.994.



¿Cómo iba a sobrevivir un sonido que por definición buscaba ser anticomercial, en un mundo que los estaba comercializando a toda furia? Fácil: haciéndose más ligero y simple. Al igual que la Guillermocracia, lanzado a escribir posteos sobre el Grunge en un desesperado intento por volverse más comercial. La respuesta a todas estas cuestiones, en la tercera parte de Grunge: Auge y caída.

2 comentarios:

aba dijo...

te acordas como se llama el tema de Pearl Jam que en el video la banda se choca con la policia y explota sangre atras de la banda?

Guillermo Ríos dijo...

No lo recuerdo.

Related Posts with Thumbnails

¡Blogoserie a la carta!: ¿De qué género quieres que sea el o la protagonista?

¡Blogoserie a la carta!: ¿Cuántos protagonistas quieres que sean?

¡Blogoserie a la carta!: ¿Cuál será la ambientación?

¡Blogoserie a la carta!: ¿Contra quién se enfrentan el o los héroes?

¡Blogoserie a la carta!: ¿Cuál es la motivación del protagonista?