¡Vota por lo mejor de los primeros siete años de la Guillermocracia!

¡La Guillermocracia te llama a las filas! ¡Vota, expresa tu opinión, cuáles son los mejores artículos que se han publicado en estos (casi) siete años de vida en línea! La encuesta se encuentra en la parte inferior de esta columna. ¿Más detalles? Pincha aquí. ¡Haz oir tu voz!

miércoles, 26 de marzo de 2014

Grunge: Auge y caída (1 de 4).


Muchos movimientos musicales caracterizaron la década de 1.990: el brit pop y la segunda invasión británica, las boy bands y las Spice Girls, el rave y el trance, la Macarena y El tractor amarillo. Pero de todos ellos, el más icónico es probablemente el Grunge. También el que ha durado más en el tiempo. Mientras que todos los otros prácticamente desaparecieron en la década de 2.000, el Grunge se las arregló para más o menos sobrevivir dentro del Post Grunge y el Rock Alternativo. Más mal que bien, pero se las arregló. Por eso, en la Guillermocracia le dedicaremos otra elefantiásica serie, ésta de cuatro posteos, a este movimiento musical que hizo historia. Con videos de canciones, por supuesto. Con algo de afectuosa ironía, por supuesto. Y más afectuosa para los precursores que para los hijastros que salieron después, claro está.

Para mucha gente cuyo contacto con el Grunge es a través de los Tres Grandes (Nirvana, Pearl Jam, Alice In Chains) más algunas otras más (Soundgarden, Stone Temple Pilots...), el Grunge aparece como un sonido único y distintivo, una explosión de creatividad en medio del Glam Metal por un lado y del Synth Pop por el otro, ambos géneros predominantes en la década de 1.980. Desde luego que las cosas no son tan sencillas. Como Roma, el Grunge no se construyó en un solo día. De las bandas mencionadas, la única que realmente estuvo en los verdaderos inicios fue Soundgarden, y ellos tenían un sonido un tanto distinto al que desarrollarían en su etapa más famosa, y aunque los grungies odien la palabra, comercial. En realidad, el sonido de inicios de la década de 1.990 tuvo sus orígenes en el sonido de inicios de la década de 1.980. Bien puede afirmarse que los Tres Grandes no pertenecen a la primera oleada del Grunge, sino a la segunda. Porque en la década de 1.980 hubo una primera oleada con bandas que, salvo Soundgarden, nunca salieron verdaderamente del underground. Y los Tres Grandes arribaron cuando ya la escena Grunge existía; su aporte más bien fue hacerla estallar y, aunque los alternativos odien esto, hacerla comercial.

A veces el Grunge es llamado el sonido de Seattle debido a que su primer núcleo estuvo en dicha ciudad. Después surgieron bandas hasta en Australia, como Silverchair. Pero no nos adelantemos. A inicios de la década de 1.980, Seattle en Oregon era el patio trasero de Estados Unidos, en términos musicales a lo menos. Existían dos grandes escenas musicales en esa época. Por un lado estaba Nueva York, en donde operaban bandas como Blondie o la primera escena Punk de Estados Unidos. Por la otra estaba la escena de la costa oeste, principalmente Los Angeles y en menor medida San Francisco, en donde estaba surgiendo el Thrash, y sobre todo el Glam Metal. Y luego estaba Seattle, también en la costa oeste, pero demasiado al norte y cerca a esa versión civilizada de Estados Unidos que es Canadá, como para importar en lo absoluto.

La escena musical de Seattle surgió un poco en rebelión hacia los excesos de la triunfal escena del Glam Metal. Si el Glam Metal se trataba de rockeros sobremaquillados, pantalones apretados, virtuosos solos de guitarra, y sobre todo muchas cervezas y zorras pintarrajeadas, las bandas de Seattle prefirieron un sonido más crudo, menos refinado, y sobre todo, de profundo asco contra lo que percibían como superficialidad y banalidad. La clase de música que adoptaron para rebelarse contra el Glam Metal fue en esencia todo lo que no fuera Glam Metal, y que pudiera ser metido en la juguera.

Lo que tomaron por la base fue un subgénero por ese entonces en plena génesis, el Sludge Metal. Dicho subgénero es netamente estadounidense, y es una curiosa mezcla entre dos estilos musicales distintos. Por un lado el sonido oscuro del Black Sabbath de la década de 1.970, pero llevando dicha oscuridad hasta su extremo lógico (prefigurando lo que, por otra rama, irá a ser el Doom Metal y después, irónicamente, el Metal Gótico). Por el otro lado, el Hardcore Punk, un subgénero del Punk que dejó de lado los aspectos más rockabillies del Punk británico para acelerarse todavía más. Ambos sonidos parecen los dos polos opuestos de una pila, pero las bandas de Sludge Metal consiguieron el imposible de combinarlos, de una manera bastante simple: tomar la energía y agresividad del Hardcore Punk por un lado, y los acordes oscuros y melancólicos de Black Sabbath por el otro. Por si lo preguntan, el Sludge Metal después evolucionó en Stoner Metal, otro género típicamente estadounidense que en el fondo es Heavy Metal de la década de 1.970 con Blues y Rock Psicodélico incluso anteriores a dicho período, en otra muestra de que a veces la manera de ir hacia adelante es ir todavía más atrás.

No en balde, se afirmó que las dos bandas más influyentes dentro de la génesis del Grunge fueron Black Sabbath por un lado, y Black Flag por el otro. Particularmente influyente fue el disco My War, lanzado por Black Flag en 1.984, y que es un temprano y exitoso intento de fusionar Heavy Metal con Hardcore Punk. Pero no son los únicos. En su búsqueda del Noise y de generar tanto ruido, hasta el punto de acoplar las guitarras a propósito, Sonic Youth fue también otro referente. Y como toque alternativo de la escena del rock universitario más sofisticado a lo REM, Pixies también entró en el circuito. Kurt Cobain en alguna ocasión mencionó que sentía que Nirvana era en realidad una banda de covers de Pixies. Y como dato de trivia, útil para entender el cacao mental de estas bandas todavía manoteando su ruta hacia un sonido original, mencionemos que tanto Skin Yard como Green River, en sus sendos álbumes debut (y en el caso de Green River, también despedida), coincidieron en grabar cada uno un cover de... David Bowie; en el caso de Green River, disponible sólo en la versión para cassette de Rehab Doll, eso sí.


La más temprana banda de todas, en materia de Grunge, probablemente sea Malfunkshun. Su sonido es reconocible como Grunge a medias, en parte porque se formaron en una época de experimentación en donde todavía nadie tenía demasiada idea de qué engendro iba a salir de la probeta de laboratorio en donde estaban ensayando. Malfunkshun nació en 1.980, o sea antes que otras bandas seminales tales como U-Men (1.981), Melvins (1.983), Green River (1.984) y Soundgarden (también 1.984). Ni siquiera ellos mismos se consideraban Grunge. Eran tan independientes y alternativos, que su primer disco salió recién en... 1.995, cuando ya el Grunge había nacido, crecido, ganado popularidad, saltado el tiburón y mutando en Post Grunge, y por lo tanto la música de Malfunkshun ya no podía ser una influencia para nadie más alrededor. Return to Olympus sigue siendo el único disco de la banda hasta la fecha.

)

La primera banda que metamorfoseó la base de Sludge Metal con otras influencias en verdadero Grunge, es probablemente Melvins (o The Melvins, las fuentes varían en esto). Si no, es la más exitosa en haber hecho dicho tránsito. Para toda la influencia que han tenido (no sólo en el Grunge, sino también en Tool, Mastodon, Eyehategod...), Melvins apenas es popular más allá de los conocedores, pero es probablemente la banda que creó el Grunge tal y como lo conocemos. Su primer disco es Gluey Porch Treatments, y fue lanzado en 1.987.

)

La otra banda que prácticamente creó el Grunge es Green River; sin embargo, a diferencia de Melvins, no sobrevivieron en el tiempo. Nacieron en 1.984 y se disolvieron en 1.988, o sea, tres años antes de que el Grunge se hiciera popular gracias a Nirvana. Tienen un único disco: Rehab Doll, de 1.988. Pero Mark Arm su vocalista después tocó con Alice In Chains, el guitarrista Steve Turner después fue a dar a Mudhoney (banda ya no de transición sino ya plenamente Grunge), y Jeff Ament el bajista y los guitarristas Stone Gossard y Bruce Fairweather formaron Mother Love Bone (la banda de la que salió Pearl Jam), lo que muestra a las claras lo influyente que llegaron a ser sino la banda, por lo menos sus miembros individuales.

)

Mencionemos también a U-Men, o The U-Men según la fuente. Surgidos en 1.981, a ellos los motivaba más el Garage Rock, mezclando con algo de Punk y Post Punk. Como legado dejaron un disco: Step on a Bug, de 1.988. Se disolvieron al año siguiente, parece ser que por aburrimiento con el proyecto musical; al igual que Green River, U-Men no llegaron a ser contemporáneos de la etapa más mainstream del Grunge.

)

Aparte del disco Gluey Porch Treatments, 1.986 es también un año clave para el Grunge debido a Deep Six, el primer compilado dentro del género, y por lo tanto el primer reconocimiento de que dichas bandas ya no tocaban Sludge Metal, Hardcore Punk o derivaciones del sonido rockero alternativo universitario de alguna otra parte, sino un nuevo género musical por derecho propio. Dentro de la primera oleada del Grunge, aquella que sentó las bases del género, Deep Six es prácticamente un compilado de superestrellas: dos temas de Green River, cuatro de Melvins, ¡dos de Malfunkshun!, dos de Skin Yard, tres de Soundgarden, y uno de The U-Men. El sonido es algo tosco, y decididamente no comercial, pero para tratarse de una antología de mitad de la década anterior a la explosión del Grunge, representa lo que en esa época era el futuro de la música.

)

El mismo en el cual ahondaremos en la segunda entrega de esta maratónica serie que hemos llamado Grunge: Auge y caída, acá en la Guillermocracia.

2 comentarios:

Unknown dijo...

wow muy buena la informacion. muy bien detallada

Guillermo Ríos dijo...

Gracias, me alegra que el posteo haya quedado ilustrativo. Saludos.

¡Vota por lo mejor de los primeros siete años de la Guillermocracia!

Related Posts with Thumbnails