¡Vota por lo mejor de los primeros siete años de la Guillermocracia!

¡La Guillermocracia te llama a las filas! ¡Vota, expresa tu opinión, cuáles son los mejores artículos que se han publicado en estos (casi) siete años de vida en línea! La encuesta se encuentra en la parte inferior de esta columna. ¿Más detalles? Pincha aquí. ¡Haz oir tu voz!

miércoles, 17 de octubre de 2012

CIVIMPERIOS - Esparta: La ciudad de la disciplina.


En el desordenado concierto de ciudades independientes de la antigua civilización griega, los espartanos destacan de manera singular. Frente a la caótica historia de desórdenes internos de las restantes ciudades, Esparta fue un modelo de orden y sobriedad, admirado y aborrecido por partes iguales. Su historia, acá en Civimperios.

Esparta se emplaza en el valle del Río Eurotas, en el Peloponeso. Esta península al sur de Grecia es una especie de gigantesca meseta montañosa muy difícil de invadir. Se sabe poco del origen de los espartanos, lo que parece indicar que su historia y sociedad no difirieron demasiado de otras ciudades griegas de la época. Los espartanos atribuían su constitución a un legislador llamado Licurgo, pero no sabemos nada de éste, ni siquiera si fue un personaje real o una invención mitológica. El cambio histórico que hizo de Esparta la sociedad militarista que llegó a ser, ocurrió hacia el siglo VII antes de Cristo, en medio de la explosión demográfica que sacudió a toda Grecia.

Frente a la sobrepoblación, el común de los griegos resolvió el problema enviando expediciones a fundar colonias en otros puntos del Mediterráneo. Pero Esparta estaba emplazada demasiado adentro en tierra firme. Por tanto, para expandirse, invadieron a sus vecinos en Mesenia. Los mesenios no eran bárbaros tecnológica o socialmente atrasados, sino hermanos griegos que una vez derrotados, fue difícil de mantener sometidos. Los espartanos sólo consiguieron mantener su dominio adaptándose de lleno a la vida militar. Surgió así la sociedad espartana militarista que hoy en día conocemos. El arte y la poesía dóricos que florecían en Esparta, por más señas, se vieron abortados de raíz.


Los espartanos libres vivían en una especie de servicio militar permanente en que eran separados de sus padres a los siete años, y permanecían en activo hasta los 65. Los espartanos libres sólo eran soldados: el ejercicio de otros oficios les estaba prohibido. Durante la noche convivían con sus esposas y engendraban hijos, pero durante el día, su vida transcurría en el cuartel. Los espartanos eran tan disciplinados, que eran el único lugar en toda Grecia en donde se permitía la competencia a las mujeres desnudas en los juegos deportivos, y nadie reaccionaba por ello. Se cuenta que un chico espartano hambriento se robó un zorro para alimentarse, y para evitar ser descubierto y castigado lo escondió bajo su manto: el robo se descubrió cuando el chico cayó muerto, luego de que el zorro, buscando fugarse, le devorara las vísceras. Para mantener sometidos a los esclavos, llamados ilotas, los espartanos organizaban matanzas secretas nocturnas llamadas criptias.

La cohesión de los espartanos era también legendaria: los espartanos tenían prohibido retirarse del campo de batalla. Una madre espartana le dijo a su hijo: vuelve con tu escudo o sobre él. O sea, vencedor o muerto, pero que no arrojara el escudo para fugarse del campo de batalla. Lo irónico es que, para preservar su ejército, los espartanos apenas entraban en guerra. Después de las Guerras Mesénicas se volvieron una sociedad reclusa. Incluso dudaron en pelear las Guerras Médicas, las invasiones del Imperio Persa, cuando ellos invadieron Grecia, aunque cuando lo hicieron, lucharon como leones.

Después de las mencionadas Guerras Médicas, espartanos y atenienses quedaron como las dos potencias hegemónicas de Grecia. En 431 antes de Cristo, después de medio siglo de tensiones, la guerra estalló. Los súbditos del Imperio Ateniense, con el correr de los años, se pasaron en masa al bando espartano para huir de lo que percibían como una tiranía. Pero Esparta, al ganar la guerra y ocupar Atenas en 404 antes de Cristo, se transformó en un azote peor que Atenas, con sus soldados descontrolados por la buena vida, y con su política policial de ocupación. Esto llevó a que la ciudad de Tebas se rebelara contra Esparta. Para compensar el poderío militar de la llamada falange espartana, los tebanos mejoraron sus propias tropas, implementándolas con lanzas más largas, e introduciendo estrategias disciplinarias espartanas. El enfrentamiento decisivo se produjo en la Batalla de Mantinea, en el año 362 antes de Cristo. El resultado fue indecisivo, ya que ni espartanos ni tebanos pudieron capitalizar su triunfo.



A esas alturas, los espartanos habían gastado más soldados en batalla de lo que podían reproducirse, y eran demasiado débiles para reconquistar Grecia. Urgía una reforma social en Esparta, pero sucesivos reformadores fracasaron en la causa. Los espartanos se vieron obligados a abandonar su neutralidad y participar en el juego político griego, sufriendo nuevas derrotas. En 146 antes de Cristo, los romanos invadieron Grecia y la convirtieron en provincia romana; Esparta parece haber conservado un cierto régimen de libertades, pero ahora bajo una sujección romana que ya no se sacudirían.

Con todo, los espartanos despertaron la admiración de la posteridad no por su arte o literatura, sino por su talento en formar hombres disciplinados. El partido aristocrático ateniense siempre había querido hacer a Atenas un poco más como Esparta. Platón por su parte parece haber modelado su sistema político ideal expresado en el libro “La república”, sobre el modelo ofrecido por Esparta. En la era de las revoluciones, Rousseau aspiraba a que Francia fuera una nueva Esparta, y lo mismo deseaban de Estados Unidos varios de sus Padres Fundadores. Y cosa irónica, los espartanos ayudaron a inspirar dos modelos políticos sociales completamente opuestos: el ideal militarista del Tercer Reich por un lado, y el ideal comunitario del kibbutz sionista por el otro.

No hay comentarios:

¡Vota por lo mejor de los primeros siete años de la Guillermocracia!

Related Posts with Thumbnails