¡¡¡Blogoserie a la carta en la Guillermocracia!!!

No lo olvides. Durante Abril y Mayo está abierta la votación para que ayudes a decidir sobre el argumento y características de la blogoserie a la carta que estamos planeando publicar acá en la Guillermocracia. Vota en la parte inferior de esta página, o bien, pincha el enlace para mayores detalles.
- POR ORDEN DEL DIRECTOR SUPREMO DE LA GUILLERMOCRACIA.

miércoles, 18 de julio de 2012

Homeland: La burocracia antiterrorista.

La nación ve un héroe. Ella ve una amenaza. La cadena ve una oportunidad de llevarse una tonelada de premios televisivos para la casa.
Uno de los grandes temas de la televisión en Estados Unidos durante la primera década del siglo XXI fue, para sorpresa de nadie, la lucha contra el terrorismo. La más grande serie de éstas fue sin lugar a dudas "24", que llevó la violencia y el realismo televisivos a niveles entonces todavía no vistos. Pero los crecientes escándalos de la administración Bush llevaron a un semirretiro de dichas políticas, o al menos a su desprestigio. Con ella se despidió "24", después de ocho temporadas con un telefilme intercalado por ahí. Y entonces llegó "Homeland".

No es difícil ver a "Homeland" como un intento de los creadores de "24" por seguir explotando el tema del antiterrorismo, pero desde una dimensión más acorde a los tiempos, sin tanto triunfalismo o heroísmo, y sí con un cable más a tierra. "Homeland" es la adaptación más o menos libre de una serie televisiva israelí llamada "Hatufim". Uno de los dos ejecutivos productores de la serie es Howard Gordon, quien ya había trabajado en "24". Las comparaciones están servidas, bien sea por los parecidos notables, o bien sea por los esfuerzos en distanciarse al máximo del modelo.

¿Esta cara de alucinado es sólo por no adaptarse al 2011, o se trae algo más entre las manos...?

La serie parte con un operativo no autorizado de una agente de la CIA en Irak. En dicho operativo, ella obtiene la noticia más o menos incierta de que un connotado terrorista de Al Qaeda quiere plantar un agente encubierto en Estados Unidos para un atentado de alto perfil. Al poco tiempo, en otra operación separada, los marines estadounidenses atacan una base escondida de Al Qaeda, y rescatan a un marine que ha estado prisionero ocho años, desde la invasión del 2003, y al que se daba por muerto. La agente de la CIA entonces empieza a pensar que el escenario del rescate ha sido preparado por Al Qaeda, y que el francotirador rescatado en realidad se ha pasado al bando enemigo, comenzando la vigilancia sobre sus actividades para determinar si en verdad es un terrorista infiltrado.

Al revés de "24", que podía verse como un festival de acción sin fin, "Homeland" es un drama puro y duro; de thriller tiene más bien poco. La acción está bastante recortada, y es casi inexistente para los estándares del género. La historia evoluciona de manera lenta a lo largo de los doce capítulos de la primera temporada, y de hecho no es hasta el cuarto o quinto capítulo que la verdadera trama comienza. Hay también pocas vueltas de tuerca que lleven la historia en una dirección diferente: todo transcurre de manera bastante lineal. La historia se detiene también en varios flashbacks que ahondan en las motivaciones de algunos personajes principales. El atentado mismo por su parte carece del componente espectacular de "24", lo que lleva a un final de temporada bastante reposado, y quizás alargado en demasía.

¿Está en lo cierto al sospechar del héroe, o está lentamente descendiendo en los abismos de la paranoia...?

El peso de la historia está a hombros de los personajes protagónicos. Damian Lewis interpreta al marine francotirador de una manera encomiable, logrando bien la ambigüedad de un personaje sobre el cual no sabemos nada: ¿se mueve como un alucinado porque no termina de encajar de regreso en su vida, o porque de verdad se ha pasado al enemigo...? Frente suyo tenemos a su familia con el drama de que su esposa, creyéndolo muerto, ha empezado una relación romántica con su mejor amigo, generando un nuevo conflicto; la esposa, dicho sea de paso, viene interpretada muy bien por Morena Baccarin, famosa por haberle dado vida a Anna, la líder de los visitantes en "V".

La perseguidora agente de la CIA viene interpretada por Claire Danes, en un rol que podría hacer por ella lo mismo que Jack Bauer por Kiefer Sutherland, o sea, resucitar una carrera actoral bastante estancada. Claire Danes está magnífica en su rol, una analista de la CIA que tiene algunos muy serios problemas mentales, incluyendo brotes sicóticos. A lo largo de la serie, será una constante la pregunta de si ella de verdad tiene razón en tratar de incriminar al francotirador, o si está viendo cosas que no están ahí víctima de su desequilibrio mental. Además, su química con Damian Lewis es inmejorable, lo que ayuda mucho a la serie como un todo. En ningún minuto corremos el riesgo de que la agente de la CIA sea una especie de Jack Bauer en versión mujer; a pesar de que comparten algunas características comunes, incluyendo ser la única isla de razón en medio del mapa, y la porfía en seguir adelante con sus presentimientos e intuiciones, ella no es un personaje de acción sino una espía, y su trasfondo sicológico es mucho más complicado, de manera que no tenemos un calco exacto aquí.

Morena Baccarin. Porque... uh... ella también actúa aquí, ¿no?

Un punto importante de la serie, es el desarrollo de las motivaciones de los personajes. Hacia el final de la primera temporada está claro por qué cada personaje está haciendo lo que hace, y nos enfrentamos a un escenario que no es estrictamente de héroes y villanos. Es cierto que existe una amenaza terrorista que va a golpear a los Estados Unidos, pero el terrorista tiene al menos un punto de razón, ya que altos funcionarios del Gobierno de Estados Unidos tienen sus propios asuntillos pendientes respecto de las operaciones en Irak. De esta manera, aunque a primera vista podría ser otra serie patriotera, hay una crítica soterrada a la invasión de Irak y al combate al terrorismo.

"Homeland" es una serie lenta, más apta para los amantes del drama que del thriller. Pero está muy bien llevada con personajes bien delineados, y buenos guiones. Con todo, la primera temporada se desarrolló de manera algo tambaleante, notándose demasiado que tratan de distanciarse de "24", pero a la vez aprovechando cosas de la serie televisiva. Habrá que esperar a la segunda temporada para ver si "Homeland" adquiere en definitiva una personalidad propia y se despega de su referente anterior, pero en general tiene buenos ingredientes y prospectos para ello. Además, el final de la primera temporada dejó la serie en muy buen pie para proseguirla. Habrá que esperar hasta finales del 2012 para tener la respuesta.

2 comentarios:

Cidroq dijo...

Como que a Damian Lewis le quedan los personajes oscuros y ambiguos, me acuerdo de Charlie Crews en Life, espero que esta serie corra con mejor suerte.

Guillermo Ríos dijo...

"Life" nunca la vi porque me pareció otro procedimental más. Aunque quienes la vieron dicen que estaba bastante buena, y si Damian Lewis lo hace tan bien ahí como en "Homeland", entonces habrá que darle una oportunidad.

Related Posts with Thumbnails

¡Blogoserie a la carta!: ¿De qué género quieres que sea el o la protagonista?

¡Blogoserie a la carta!: ¿Cuántos protagonistas quieres que sean?

¡Blogoserie a la carta!: ¿Cuál será la ambientación?

¡Blogoserie a la carta!: ¿Contra quién se enfrentan el o los héroes?

¡Blogoserie a la carta!: ¿Cuál es la motivación del protagonista?