sábado, 21 de julio de 2012

"Hasta que por la muerte sea llevado".


La vida es un eterno caerse a pedazos
hasta esa caída final que es la muerte:
a todo pincel le llega su último trazo,
a todo pato su perdigón de la suerte.
Una fuga del negro, eso son los colores,
y el arcoiris no es sino frágil ilusión,
las fragancias la negación de los hedores,
el adulto la hipertrofia del embrión.
Nada allá afuera tiene sentido,
nada nace, todo está repetido.
Dios es sordo sobre el llanto de los niños,
o la oración de mujeres faltas de cariño.
Nada hay tras la muerte,
sólo materia y decadencia,
sólo vivir y alzar la frente
sin gritos altos, sin estridencia.
Vivimos, y vivimos estando solos,
casi nadie tiene gemelo siamés,
nadie es ecuador, todos somos polos,
nadie está al derecho, todos al revés.
Y ahora que esto estoy hablando,
¿hay realmente alguien escuchando?
Yo seguiré tranquilamente sentado
hasta que por la muerte sea llevado.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails