¡¡¡Blogoserie a la carta en la Guillermocracia!!!

No lo olvides. Durante Abril y Mayo está abierta la votación para que ayudes a decidir sobre el argumento y características de la blogoserie a la carta que estamos planeando publicar acá en la Guillermocracia. Vota en la parte inferior de esta página, o bien, pincha el enlace para mayores detalles.
- POR ORDEN DEL DIRECTOR SUPREMO DE LA GUILLERMOCRACIA.

viernes, 2 de marzo de 2012

CIVIMPERIOS - Francia: El poder y la grandeza (Parte 1: La construcción).



Probablemente lo que diríamos el eje de la historia europea, discurra entre Francia y Alemania. En caricatura, se ha caracterizado a los franceses como racionales y contenidos, y a los alemanes como románticos y desatados; en épocas posteriores, a los franceses como humanistas y universalistas, y a los alemanes como totalitarios y nacionalistas. Pero sea esto verdad o caricatura, el polo alemán de la relación adquirió recién presencia escénica en el siglo XIX, mientras que el polo francés empezó a configurarse en la Edad Media, y por lo tanto, puede considerársele como la espina dorsal de la historia europea moderna, e incluso contemporánea. Su historia, acá en Civimperios.

Aunque los textos de historia francesa se remontan a la época de los galos, y algunos tratan de presentar la lucha de los galos contra los romanos como un episodio de la temprana historia francesa, la verdad es que no hubo Francia propiamente tal sino hasta la Edad Media. En la primera mitad de la misma, Francia fueron en realidad varios reinos francos peleándose o uniéndose entre sí por cuestiones dinásticas. El Imperio Carolingio unificó el territorio, pero sólo brevemente. Y así llegamos hasta el siglo XII, en que el actual territorio de Francia estaba dividido entre numerosos feudos. Uno de ellos, el Ducado de Normandía, que era vasallo de la corona francesa, era en los hechos incluso más poderoso que ésta, debido a que el duque Guillermo de Normandía se había instalado en el trono inglés como Guillermo el Conquistador, en 1066. El rey de Francia era reconocido como superior por los restantes señores, pero esto era sólo sobre el papel; en la práctica, todos ellos se comportaban de manera independiente, incluso irrespetuosa con su supuesto señor.



Las cosas comenzaron a cambiar bajo el reinado de Luis VI de Francia, quien asumió el trono en 1108 y lo conservó hasta su muerte en 1137. Luis VI llevó a cabo una enérgica política para asentar el poder real. Su mayor triunfo fue asegurarse una alianza con Aquitania, que le permitió arreglar el matrimonio de Leonor de Aquitania con su hijo Luis. Unificar Aquitania que abarcaba casi todo el sudoeste de la actual Francia, y el territorio del rey, que apenas abarcaba poco más que los alrededores de París, era un triunfo diplomático inmejorable. Además, Aquitania era una región boyante en lo económico. En ese tiempo empezaban a desarrollarse los burgos, y la vida de las ciudades impulsaba el comercio y la industria. Pero después de su muerte en 1137, las cosas salieron mal. Luis VII fue un monarca piadoso y preocupado de empresas medievales como las Cruzadas, mientras que Leonor era una mujer de mentalidad moderna y liberada. El matrimonio fue mal, el Papa autorizó el divorcio... Y Leonor acabó casada con Enrique II de Inglaterra, que era también señor de Normandía. Por lo tanto, Enrique II era rey de un imperio que iba por todo el sur de la isla de Gran Bretaña, y todo el oeste de la actual Francia. Con vecino tan poderoso, la mismísima corona francesa estaba en peligro.

Por suerte para Francia, el hijo de Luis VII era el enérgico Felipe Augusto. Este reinó entre 1180 y 1223, y fue implacable en asegurar el poder real. Felipe Augusto no era tan buen militar, pero sí un excelente diplomático, que hizo mucho por minar el poder de Inglaterra en Francia. Asimismo, batió al Sacro Imperio Romano Germánico en la Batalla de Bouvines en 1214, cesando la influencia diplomática imperial sobre Francia. Pero su más grande triunfo desde el punto de vista geopolítico fue ponerse de acuerdo con el Papado para encabezar la Cruzada Albigense. Las ciudades del sur, particularmente Albi, eran mucho más ricas que las del norte, pero expresaban su propia individualidad abrazando una herejía cristiana, el catarismo. Aprovechando esto como pretexto, Felipe Augusto lanzó la Cruzada, quemó a una enorme cantidad de herejes aprovechándose de la recién creada Inquisición, y lo más importante, se apoderó de todas las tierras, redes comerciales y riquezas del sur. Desde el punto de vista de Francia, dicha conquista transformó a Francia de un atrasado reino semifeudal, en una próspera tierra en camino hacia el Renacimiento.

Después del breve reinado de su hijo Luis VIII, su nieto Luis IX llegó al trono. Conocido como Luis el Santo por haber sido canonizado por la Iglesia Católica, hizo mucho por transformar a París en una capital moderna para los estándares de la época. También encabezó las últimas cruzadas, y pereció en la postrera de ellas, en 1270.


 Después del reinado más bien rutinario de Felipe el Atrevido (1270-1285) vino el de Felipe el Hermoso (1285-1314). Hasta la fecha, Francia había tenido que seguir el camino de otras potencias europeas, de mostrar cierta sumisión al Papado para que éste usara su influencia diplomática y espiritual a su favor. Pero en el intertanto Francia había crecido, y ahora podía desafiar al Papa. Cuando Bonifacio VIII lanzó una bula fulminante contra Felipe el Hermoso, éste ordenó el secuestro del Papa, en lo que se llamó el Atentado de Agnani. Pero su mayor golpe fue el arresto simultáneo de todos los templarios en Francia. Los templarios fueron juzgados por herejía y sodomía, delitos que conllevaban pena de hoguera, pero la verdadera razón es que los templarios habían montado una gran red financiera que movía mucho dinero por Europa, y Felipe el Hermoso quería apropiársela y hacérsela suya. Con Felipe el Hermoso, Francia adquiere colores de verdadero reino por fin. Pero le esperaba aún una larga y dura prueba: la Guerra de los Cien Años.

Sigue en la segunda parte.



No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

¡Blogoserie a la carta!: ¿De qué género quieres que sea el o la protagonista?

¡Blogoserie a la carta!: ¿Cuántos protagonistas quieres que sean?

¡Blogoserie a la carta!: ¿Cuál será la ambientación?

¡Blogoserie a la carta!: ¿Contra quién se enfrentan el o los héroes?

¡Blogoserie a la carta!: ¿Cuál es la motivación del protagonista?