¡Vota por lo mejor de los primeros siete años de la Guillermocracia!

¡La Guillermocracia te llama a las filas! ¡Vota, expresa tu opinión, cuáles son los mejores artículos que se han publicado en estos (casi) siete años de vida en línea! La encuesta se encuentra en la parte inferior de esta columna. ¿Más detalles? Pincha aquí. ¡Haz oir tu voz!

domingo, 4 de diciembre de 2011

"Los dragones custodios del buen monarca Epifanes".


Desde los oasis ubérrimos de Al-Zaurum
hasta las llanuras polares de Piindavarna,
desde las laderas pedregosas de Naalzabum
hasta los manantiales abundantes de Indonarma,
sobrevuelan las sombras aladas de los guardianes,
los dragones custodios del buen monarca Epifanes.
Su temperancia es nuestra seguridad.
Su benevolencia es nuestra prosperidad.
Las espadas se rinden ante los alados bastiones,
la fuerza y el esplendor de los guardianes dragones,
su protección y su amistad entre otros graves dones,
su fortaleza, columna vertebral de las civilizaciones.
Esbeltos dragones cazadores
y anchos dragones acorazados,
pequeños y ágiles zapadores
bajo inmensos voladores astados,
todos ellos siempre reunidos y congregados
para librar la guerra, todos uno, hermanados.
Extiende el buen monarca Epifanes su mano,
ante ella se inclinan dragones y humanos,
listos para la guerra, esperando el sacrificio,
sin darle tregua al enemigo, sin armisticio,
sintientes, unidos en la cadena de la civilización,
dragones y humanos en una alada bendición.
¡Señores del Cielo, escamas como robles,
tal es la canción de las bellas bestias nobles,
su vuelo ancho y su bravura rugiente,
alas extendidas entre Oriente y Poniente!
Canta conmigo mientras ensancha sus alas
el dragón del ancho cielo sobre la tierra rala.

No hay comentarios:

¡Vota por lo mejor de los primeros siete años de la Guillermocracia!

Related Posts with Thumbnails