viernes, 2 de septiembre de 2011

Nuevos capítulos de "Corona de Amenofis".


"Una de las compuertas superiores del submarino se abrió. Lentamente, uno de los misiles Trident II empezó a propulsarse, y salió del agua, portando una cabeza nuclear de 100 megatones para ser detonada en Viña del Mar, en cuestión de minutos"...

Con este continuará se despidió el capítulo "La matriz de Orlac", el octavo episodio del Quinto Ciclo de la blogoserie "Corona de Amenofis". Ultimo episodio publicado hasta la fecha, por motivos de fuerza mayor, que me han impedido sentarme y concentrarme adecuadamente en la redacción de nuevos capítulos. Porque no es sólo cuestión de escribirlos, sino además escribirlos bien, teniendo un ojo puesto sobre la redacción por un lado, y el otro sobre la trama del capítulo y su hilación con la continuidad general de la blogoserie. Si a eso se le suman algunos problemas externos, los resultados pueden ser frustrantes. He preferido bajar el ritmo de publicación incluso a un capítulo nuevo por mes, en vez de simplemente sacar lo primero que se me viene a la mente, sin ninguna clase de corrección ni pulido. Puede que no sea un consuelo, pero al menos sirve para mantener el nivel de la blogoserie tal y como ha sido siempre.

Pero acá vienen las buenas noticias. A partir del próximo lunes, "Corona de Amenofis" se reanuda con su ritmo de publicación normal. El próximo lunes 5 de septiembre se publica "Ataque nuclear", el noveno capítulo del Quinto Ciclo, y los siguientes capítulos vendrán de manera sucesiva, a razón de uno por semana como es habitual. Y como anticipo a la continuación del Quinto Ciclo, el lunes pasado publiqué en el blog de "Corona de Amenofis" un resumen de los ocho primeros episodios del Quinto Ciclo, para refrescar la memoria de los lectores que hayan perdido el rastro de los sucesos en torno al condominio más conflictivo del mundo.

Agradezco desde ya a los lectores por su paciencia, y como premio a la misma, un anticipo de lo que será el capítulo del próximo lunes:

"– Si sobrevivimos a la explosión nuclear, Klunn, ya no te necesito con vida. El pulso electromagnético subsiguiente borrará tu información interna, y sin tu información, no eres más que otra cucaracha terrorista más. Pase lo que pase, Klunn, tu destino está sellado, y es inevitable que termines por convertirte EN MÍ".

Nos vemos el próximo domingo con la última entrega de las Crónicas CienciaFiccionísticas acá en la Guillermocracia, y el próximo lunes con el capítulo "Ataque nuclear" en el blog de Corona de Amenofis. (http://coronadeamenofis.blogspot.com).

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails