¡¡¡Blogoserie a la carta en la Guillermocracia!!!

No lo olvides. Durante Abril y Mayo está abierta la votación para que ayudes a decidir sobre el argumento y características de la blogoserie a la carta que estamos planeando publicar acá en la Guillermocracia. Vota en la parte inferior de esta página, o bien, pincha el enlace para mayores detalles.
- POR ORDEN DEL DIRECTOR SUPREMO DE LA GUILLERMOCRACIA.

domingo, 7 de agosto de 2011

Crónicas CienciaFiccionísticas 48 - Imágenes del Cyberpunk.


Resulta curioso observar que la Ciencia Ficción de la Era Campbelliana tuvo un fuerte componente estético, debido a la existencia de las seriales dominicales por un lado (y el cine Atompunk después), y a las inefables portadas de las revistas pulp de la época, mientras que la Nueva Ola tendió a romper con todos los patrones estéticos, así como con todo lo demás. El Cyberpunk recuperó la vena esteticista de la Edad de Oro, a la que a su manera distópica suele rendir más de algún homenaje (en no pocas ocasiones, el Cyberpunk se plantea como el reflejo o espejo oscuro de la Edad de Oro, una especie de gemelo malvado de ésta). Por esto, no debe ser casualidad que los ejemplos más claros de Cyberpunk, más allá de la obra de William Gibson, Bruce Sterling y algún que otro autor más, estén no tanto en la literatura como en el cine.


Quizás la primera película netamente cyberpunk sea "Blade Runner", dirigida por Ridley Scott en 1982. Mucho se ha debatido si realmente debe considerársela dentro del género o como un pariente cercano, pero es innegable que codifica muchos elementos que después van a ser primarios del género. Cuenta la leyenda que William Gibson, mientras escribía "Neuromante", fue a ver "Blade Runner", y se salió del cine espantado de lo mucho que esa película se acercaba a su visión de lo que iba a ser su novela. La trama de "Blade Runner" es una adaptación muy libre de una novela de Philip K. Dick (autor en el cruce de la Edad de Oro a la Nueva Ola cuyos temas anticipan muchas preocupaciones del Cyberpunk), y sigue las peripecias de un cazador de androides (llamados "blade runner" precisamente) es comisionado para perseguir a algunos de éstos que, contra la ley, han venido del espacio exterior a la Tierra para buscar a su "creador". Aunque supuestamente el "cazador" es el "bueno", la película es lo suficientemente ambigua como para plantear que los androides y el cazador son todos en realidad víctimas de un sistema distópico que los aplasta por igual, y en el cual sólo pueden medrar para sobrevivir, sin esperanzas ya no digamos de cambiar el sistema, sino simplemente de mejorar su propia condición.


Vino entonces una seguidilla de películas del género, no siempre de calidad superlativa. Una de las mejores aproximaciones en la década es "Terminator" de James Cameron, de 1984, que describe cómo en el futuro cercano las máquinas han casi destruido a la Humanidad, y envían a un cyborg al presente (a 1984, se entiende) para matar a la madre de quien será el líder de la última rebelión humana. La película tiene un hálito ominoso, porque al presentar esta premisa, el espectador sabe y percibe que la ciudad es en realidad un cadáver ambulante, y que todo lo cotidiano que está viendo pronto será arrasado en un holocausto atómico que no dejará absolutamente nada de lo que tú y yo conocemos. James Cameron dirigió una secuela que riza el rizo sobre la premisa, que es "Terminator 2: El juicio final", antes de que la franquicia cayera en decadencia con un par de nuevas entregas muy inferiores a las originales. Mencionemos de paso también "Días extraños" de Kathryn Bigelow, en que sus protagonistas sobreviven en una sociedad en donde se comercia con imágenes que pueden ser implantadas en el cerebro: esta película fue producida por James Cameron.


El Cyberpunk golpeó como una fiebre a Japón, la nación hipertecnologizada cuyos mangas y animes estaban invadiendo Occidente, y que produjo algunos de los mejores ejemplos de Cyberpunk. "Akira", de 1988, refiere la historia de un Tokio aniquilado por una explosión de alguna clase... que después se revela estar conectada a Akira, el niño esperado durante veinte años como un mesías por una sociedad japonesa hundida en la miseria y la ultraviolencia. "Akira" pone sobre la mesa el tema del posthumanismo, la evolución ulterior de los seres humanos gracias a la ingeniería genética y la robótica hasta niveles evolutivos superiores. Aún más cerca de la diana llega "Ghost in the Shell", que ha generado una próspera franquicia de películas y series de animación. En la película de 1995 (la encarnación y continuidad más conocida de la franquicia), la Mayor Motoko Kusanagi debe perseguir a un misterioso asesino que, según se revela, es una inteligencia artificial que trata de incrustarse en un cuerpo humano para literalmente cobrar vida. "Ghost in the Shell" toma toda la literalidad del universo de "Blade Runner", pero la película discípula aplica un elemento ausente de la película maestra: la realidad virtual. Y a la vez, puede ser considerada un puente entre dicha película y otra que le copió tanto la estética como varias soluciones narrativas (incluyendo la secuencia inicial): "Matrix".


"Matrix" es la película quintaesencial de lo que se supone es el Cyberpunk en el cine. Irónicamente llegó en 1999, una fecha en que dentro de la literatura, el Cyberpunk estaba siendo visto ya como un movimiento superado y agotado. "Matrix" fue responsable de tomar lo que hasta el minuto era una subcultura para relativamente pocos enterados, y ponerla al alcance de todo el mundo. La película sigue las peripecias de Neo, un hacker que luego de ser perseguido por unos misteriosos hombres de negro, descubre que la realidad en la que vive (nuestro presente) es en realidad una alucinación de realidad virtual construida por una gigantesca supercomputadora mundial, que de esta manera mantiene quietos y sedados a los últimos seres humanos que sobreviven en un futuro postapocalíptico, para ser aprovechados como fuente de energía por parte de dicha supercomputadora. Con la ayuda de algunos renegados sobrevivientes del futuro (el verdadero presente, ya que el "presente" de Neo en realidad es el pasado), Neo descubre sus poderes y se transforma en el ser humano más poderoso dentro de la Matriz o la Matrix (el ciberespacio o la realidad virtual común para todos). De la película salieron un par de juegos, un par de secuelas, y un video de animación "Animatrix", que realmente no le suman nada a la película inicial. Con "Matrix" puede darse por acabada la evolución del Cyberpunk: habrán más obras tanto en el cine (muchas de ellas imitando elementos de "Mátrix", como "Piso 13" por ejemplo) como en la literatura, aunque en esta última cada vez menos, y que tendrán en común el no añadir nada fundamentalmente nuevo al género. Irónicamente, el resultado del agotamiento del Cyberpunk en la década de 1990 y su visión de "20 minutos en el futuro" le abrirá paso a una visión del género que bien podría ser parafraseada como "un siglo en el pasado": el Steampunk.

Próxima entrega: El regreso del vapor.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

¡Blogoserie a la carta!: ¿De qué género quieres que sea el o la protagonista?

¡Blogoserie a la carta!: ¿Cuántos protagonistas quieres que sean?

¡Blogoserie a la carta!: ¿Cuál será la ambientación?

¡Blogoserie a la carta!: ¿Contra quién se enfrentan el o los héroes?

¡Blogoserie a la carta!: ¿Cuál es la motivación del protagonista?