sábado, 30 de julio de 2011

Guillermocracia: Primer año.


Hoy día 30 de Julio de 2011, la Guillermocracia cumplió su primer año en línea. En su minuto (¡hace un año atrás!), cuando escribí el mensaje de bienvenida a la Guillermocracia, me pareció que era la culminación de una serie de proyectos anteriores. Y en cierto sentido, así fue. Pero a la vez se transformó en un punto de partida de cosas nuevas.

Y después de un año, ha llegado el tiempo de hacer evaluaciones. ¿Es la Guillermocracia un buen proyecto, o siquiera uno interesante? Siendo bien autocrítico, quizás la respuesta esté en un punto intermedio. No puedo decir que la Guillermocracia reciba un aluvión de visitantes, y los que llegan, lo hacen por lo general por algún punto específico, no por la generalidad del blog. Pero eso era algo que había previsto desde el comienzo: a la mayor parte de la gente ni le interesa ni debería interesarle TODO lo que me interesa a mí. Además, mi campo de preocupaciones y temáticas es bastante amplio y disidente respecto de muchas subculturas de la actualidad (frikis, otakus, comiqueros, etcétera) como para interesar de buenas a primeras a todo el mundo. Pero creo que, a la larga, la transversalidad de la Guillermocracia es uno de sus valores más fuertes. Guillermocracia no es un blog temático, a diferencia de lo propugnado por mi estimado General Gato, con quien colaboré en el fenecido proyecto Tribu de Plutón, quien piensa que los blogs temáticos son el futuro hecho presente. Con los debidos respetos, discrepo porque cada blog debería en cierto modo reflejar la personalidad de su autor: que él sea una máquina de serrar láminas de mortadela no quiere decir que yo deba serlo igualmente. Sin ofensas, porque cuando se lo dije por interno, hace unos días atrás, se partió de risa: mi General tiene más sentido del humor que yo.

Pero volviendo a la Guillermocracia y su transversalidad: creo que ése es su mejor valor. A riesgo de cercenarme a la mayoría de lectores. Pero yo no aspiro a llegar a la mayoría de los lectores, sino a esos pocos selectos que piensan, que les gusta explorar el mundo y descubrir cosas nuevas. Gente que no le tengan miedo a la inseguridad intelectual, a que alguien cuestione sus puntos de vistas o sus certezas acerca de cómo funciona el mundo, no por el afán de cuestionar o de dárselas de sabidillo, sino por el legítimo afán de poner a prueba las verdades establecidas para ver si se sostienen sobre bases sólidas o no. Creo que los blogs temáticos incurren en el pecado de encastillarse dentro de un medio ambiente y no permitirse respirar ni crecer. No digo que no debieran existir, sólo digo que quien se sienta bien escribiendo un blog temático que lo haga, y quien prefiera escribir un blog transversal, que lo haga. Y que gane el que lo haga mejor.


Gracias a su transversalidad, el lector de la Guillermocracia puede encontrar muchas cosas, diseccionadas de manera interesante y racionalizada, o tanto como me lo permite mi propia sapiencia. Con el único nexo en común de mi propia persona. Porque eso es lo otro que he tratado por todos los medios de defender en la Guillermocracia. A diferencia del aludido Tribu de Plutón, todo el material de la Guillermocracia, con la disculpable excepción de las imágenes y videos, es original. No inserto material de otros autores sino sólo el mío propio. Esto le da a la Guillermocracia un estatus superior a los blogs que coleccionan material ajeno, conocidos también a lo amigo como "esos blogueros que hacen como que tienen un blog". Tribu de Plutón era un híbrido de colección de materiales ajenos con producción propia, y creo que a la larga, eso le hizo un flaco favor a esta última, haciéndola pasar desapercibida en medio del resto. Nuevamente, nada en contra de la práctica de copiar material ajeno, pero ojalá pidiendo los permisos correspondientes y sin abusar del recurso. Aunque sea porque los lectores que se maravillan con la sucursal, después terminan descubriendo en forma fatal cuál es la oficina central, y a ella se terminarán dirigiendo.

La joya de la corona en este primer año ha sido por supuesto las Crónicas CienciaFiccionísticas. Eran un proyecto preparado para Tribu de Plutón, que venía larvándose nada menos que desde el 2009, y de hecho ahí alcanzaron a publicarse unos pocos capítulos. Pero trasladados a la Guillermocracia, se han convertido casi en seña de identidad de este blog en su primer año. A poco tiempo de culminar las Crónicas CienciaFiccionísticas, aún no he decidido cuál será el relevo. He tenido muchas vacilaciones porque quiero que sea algo bueno, no algo escrito simplemente para rellenar el vacío que van a dejar las Crónicas. Quizás pasen semanas o incluso meses antes de embarcarme en un proyecto semejante. Pero lo haré. Porque ideas no faltan. Lo que falta es el tiempo y las energías para enfocarse en ellas. También existe un mundo allá afuera, y no puedo ni debo desatenderlo por dedicarme ciento por ciento a la Guillermocracia.

Así, el primer año ha sido el de nacimiento de la Guillermocracia, y el de su viaje hasta encontrar su propio tono de voz, que por fuerza ha de ser el mío. El segundo tendrá que ser el del desarrollo y consolidación. Cuento con ustedes, mis estimados lectores, para ello. Quedan invitados para seguir adelante conmigo en esta campaña, haciendo comentarios, señalando puntualizaciones, expresando discrepancias si fuere el caso, compartiendo los posteos vía Facebook o Twitter, o simplemente leyéndolos y disfrutándolos.

Y dentro de esa consolidación ya hay algunas ideas, incluyendo nuevas entregas de Civimperios, y una o dos secciones nuevas que, espero, le añadan más variedad al blog y le den todavía mayores señales de identidad. Si les gustan, no olviden de comentarlo: es la única manera en la que sé si estoy llegando a mi público o no. Después de todo, siempre soy libre de descontinuar una sección si además de aburrirme, tengo la convicción de que no le está llegando a nadie, y creo que tampoco es la idea de Guillermocracia ni de ningún otro blog el hacerle eso a sus lectores fieles. Pero sin comentarios, ¿cómo va uno a saber...?


Y por último, quiero dar las gracias a quienes han enlazado la Guillermocracia. Les devolveré el favor listándolos aquí. Después de todo, si la Guillermocracia llega a tener éxito, ustedes han sido los primeros que han creído en este proyecto, y por lo tanto, primeros serán en mi devoción. Porque quienes me conocen, conocen mi filosofía: quienes me buscan con bien se encuentran con el bien, quienes me buscan con mal se encuentran con el mal, y quienes no me buscan tienen la desgracia de no encontrarme en lo absoluto. En cuanto a quienes me han buscado con el bien de enlazarme en sus respectivos listados de blogs, sin un orden determinado, pero con todo el afecto del mundo, ustedes son:
Saludos a todos, y nos vemos a través del segundo año de la Guillermocracia. El cual iniciaré ahora mismo con... un poco de fanservice, por qué no. Y con un poco de suerte, nos vemos en los próximos doce meses.


7 comentarios:

Lorenzo "el Retronauta" dijo...

Amigo guillermo, sepa usted que le leo de vez en cuando no crea.
Su serie sobre ciencia ficción es magnifica, con algunos capitulos memorables que da gusto leer.
Respecto a los nuevos seguidores, visitantes y comentarios...tema peliagudo. Hay que hacer publicidad en visitas a otros blogs y comentar. Y aun así no siempre funciona. Lo mejor es hacerlo (el blog) porque a uno le gusta y la gente ya vendra. Y si no, que les den a todos como me dijo un amigo.

Nos leemos (supongo) ;-)

laura dijo...

FELICITACIONES EN TU PRIMER ANIVERSARIO SE CUANTO TE ESFUERZAS EN SACAR ADELANTE TUS PROYECTOS , ADMIRO TU CONSTANCIA Y PROFESIONALISMO GRACIAS

esteban fuentes dijo...

Hola Guillermo, soy Gonzalo Videla, como estas....no te escribi antes, porque anote tus email en esas boletas, ¿te acuerdas?...y se me perdieron...je.....

Oye Guillermo quiero hablar unas cosas contigo, comunicate al email que sale aca...espero...je...oye y esta bueno el blog...

esteban fuentes dijo...

Hola Guillermo...soy yo de nuevo...je...gonzalo..me equivoque...te mande a un blog...na que ver....je....

Mejor te dejo un email, comunicate ahi mejor, y dejame un email para contactarnos, o tu face o tu msn o lo que sea...je.....

dodopo2009@gmail.com

Ahi dejame tu email...ah y de nuevo...esta bueno tu blog....

Guillermo Ríos dijo...

Lorenzo, el blog lo hago efectivamente porque me gusta, más allá de que quizás requiera algunos ajustes aquí y allá. Espero que no haya salido como una queja, porque en realidad pretendía ser un comentario desapasionado. Y gracias por seguir este blog. Incorporé el Retronauta al listado de blogs, supongo que no hay problema con eso. Muchas gracias por las felicitaciones, y ahora vamos a por el año 2.

Laura, muchas gracias por las felicitaciones. Habrá que estar a la altura entonces para el segundo año.

Gonzalo, OK, te escribiré por interno.

General Gato dijo...

¡Caray! Aún no he agradecido que me hayas mencionado nada menos que en el posteo de aniversario, ¡vaya un honor! Aunque podías haber sido un poco menos infidente con eso de serrar mortadela, ¿no?

En cualquier caso no importa. Felicitaciones por el primer año, y ojalá que en efecto el segundo sea el de la consolidación.

Por cierto, tenías razón. Ser wikipedista apesta. ¿Por qué no rescatas del olvido y republicas ese artículo tuyo...?

Guillermo Ríos dijo...

De nada. Y buena idea rescatar ese viejo artículo. Saludos.

Related Posts with Thumbnails