viernes, 30 de julio de 2010

Bienvenidos a la Guillermocracia.


Ya llevo algunos años blogueando, pero por alguna razón, nunca había tenido un blog personal. Me explico. Había utilizado los blogs para crear blogoseries ("Marbod el Bárbaro", "Infra Terra" y "Corona de Amenofis"), y también para crear un proyecto comunitario que nunca despegó bien ("Tribu de Plutón"). Pero ninguno de estos proyectos conseguía cubrir todos los tópicos que me interesaba cubrir, y no pocas veces me encontraba ante la situación de no poder hablar de tales o cuales cosas porque no encajaban dentro de los otros proyectos. Podía haber hecho algo al respecto, pero todas las cosas tienen su inercia, y de esta manera nunca me di el tiempo para montar un blog personal en forma.

Le volví a echar otro vistazo al proyecto, cuando descubrí que Blogger había implementado un nuevo sistema para gestionar los blogs, y con ello, se suponía, trabajar con los mismos sería un poco más fácil. Y entonces, ¿por qué no emprender el proyecto soñado de tener un blog para hablar de lo que me plazca?



En principio era reacio a la idea, porque siempre he pensado que a nadie le interesa TODO lo que le interesa a otra persona. Por ejemplo, si yo elaboro la lista de las diez actividades que más me gustan, y tú haces la propia, es posible que tengamos cuatro o cinco en común, pero patinemos en el resto. Entonces, la mitad de mi blog sería profundamente aburrida para tí. En cambio, un blog centrado en una sola pieza, un blog temático, debería llamarte la atención entero... o no hacerlo, pero no sería un suplicio estar buscando las entradas que te gustan, separándolas de la que no.

Pero luego me di cuenta de que esto no necesariamente debía ser así. Un buen sistema de etiquetado, sumado a los marcadores RSS, y ahora a las nuevas lengüetas de Blogger, podían hacer el milagro. No sólo era posible que un lector accediera al blog como un todo, sino que además puede segmentarse hacia lo que de verdad le interesa. De manera que se puede tener múltiples contenidos dentro de un mismo blog, y esto va sin detrimento del resto.



Así es que, bienvenidos a la Guillermocracia, el imperio mental de Guillermo Ríos el escritor. Este blog será un poco el cajón de sastre de todas mis manías y preocupaciones. No considero que sean los temas más importantes o el enfoque más correcto. Simplemente son los temas que me interesan y el enfoque en mi opinión adecuado. Si además de eso cumple con entrenerlos, gustarles y hacerles pensar, pues tanto mejor. Les saluda desde Chile cordialmente,

GUILLERMO RÍOS.-

Related Posts with Thumbnails